Tucumán: ¿ESTO ES POLITICA DEPORTIVA? – La hora de los políticos

Nov 18, 2014 | Opinión

Los siete equipos tucumanos que participan en el torneo Federal B cuentan con el apoyo de funcionarios, dirigentes políticos de su zona y sindicatos importantes de la provincia

 

 

BUSCANDO SOLUCIONES/ ¡BASTA DE VIOLENCIA!

 

Piden ayuda del Gobierno para frenar tanta locura.

DIP LULES

 

 

 

PROPAGANDA OFICIAL. Los siete equipos tucumanos que participan en el torneo Federal B cuentan con el apoyo de funcionarios, dirigentes políticos de su zona y sindicatos importantes de la provincia.

 

 

 

or Gustavo Rodríguez

 

Se han superado todos los límites y ya no alcanza con una sanción de la Liga. Acá debe intervenir el Gobierno con una decisión política para poner fin a la violencia. Tiene que ser urgente antes de que ocurra una tragedia”, advierte Carlos Salado, director del Colegio de Árbitros, que conoce muy bien el paño que está rodeado de tribunas. Él, aunque no lo diga, espera que la dirigencia abra los ojos -o simplemente deje de mirar a otro lado- y ayude de una vez por todas a poner punto final a tanta locura.
Y el grito de auxilio del ex juez no es casual.
Los hombres de la política tomaron al fútbol tucumano como una herramienta para tener contento a su electorado. Esta relación existe en todo el país. Por ejemplo, el senador ultra K Aníbal Fernández es dirigente de Quilmes y el líder sindical opositor Hugo Moyano preside Independiente. Hay más casos, pero todo se maneja en un segundo plano y, si se mantiene oculto, mucho mejor. Pero en nuestras tierras, existe una ostentación descarada de la intromisión de los dirigentes en este deporte. Gabriel Alperovich, hijo del gobernador, no sólo integra la comisión directiva, sino que su opinión pesa mucho en Atlético. Oscar Mirkin, secretario de Obras Públicas de la provincia, es el presidente de San Martín. Marcelo Sáez, titular de San Jorge, es el empresario que más colectivos moviliza en los actos políticos. Eso ocurre en los clubes que participan en los torneos más importantes. En las categorías menores, el panorama es más complicado.
El
Federal B es una buena vidriera. Germán Alfaro apoya a Amalia que también tiene el patrocinio de SEOC; los intendentes Luis Espeche, Osvaldo Morelli y César Dip ponen todas sus fichas en Bella Vista, Concepción FC y Almirante Brown, respectivamente. Los sindicalistas Martín Rodríguez (ATE) y René Ramírez (ATSA) están involucrados en la vida institucional de Lastenia.
Atlético Concepción, donde los violentos parecen mandar, cuenta con el apoyo del intendente Zacarías Khoder, el gobernador Alperovich y Osvaldo Jaldo. Y en Aguilares ocurre un caso especial: Agustín Fernández, titular del Ejecutivo municipal, apoya a Deportivo Aguilares y a Jorge Newbery. Este último es presidido por el concejal Nicolás Saracho y cuenta con el incondicional apoyo del senador Sergio Mansilla.
En la
Liga Tucumana de Fútbol sobran los dedos de las manos para contar los clubes que no son bancados por un intendente, un legislador, un concejal o un delegado comunal. ¿Está mal que lo hagan? No, pero hay otros intereses que están por detrás y que no tienen que ver con los réditos políticos, ya que se pueden cosechar mucho más votos por apoyar a un club de fútbol que a la promesa de ajedrez del pueblo. O como lo dijo hace no mucho tiempo el ex legislador socialista y abogado bonaerense Marcelo Parrilli: “Los barras son grupo de tareas de dirigentes sindicales y políticos”.
“La relación es inocultable. En Tucumán no existe una movilización sindical o política en la que no haya un bombo con el escudo de un club o se descubran la figura de algún barra”, dice el comisario Jorge Díaz, de Seguridad Deportiva.

 

Máxima alerta

 


Darío Zamoratte, presidente de la LTF, tiene una visión pesimista. “Estamos en un año electoral y las disputan pueden ser mucho más graves. Ellos deberán hacer un esfuerzo para que las diferencias que puedan existir no se trasladen a los estadios”, comenta. “No soy político, no me interesa la política, lo único que pretendo es salvar a este deporte”, agrega el hombre que nunca consiguió apoyo de esos dirigentes para gestionar, por ejemplo, que el Gobierno subsidie los operativos de seguridad para frenar a los violentos.
César Nieva, subsecretario de Seguridad Ciudadana y titular del Comité de Seguridad Deportiva, asegura que no todos los dirigentes son iguales y que hay muchos que pelean contra los violentos. Pone como ejemplo a Mario Leito, presidente de Atlético y al legislador Alberto Herrera, alma mater de San Fernando. “Hay muchos que están comprometidos en luchar con este flagelo”, explica.
Pero el funcionario también reniega de actitudes de
Saracho,que justificó los desmanes de la barra de Newbery en Villa Quinteros y de los directivos de San Martín que se agredieron con sus pares de Central Córdoba hace una semana en La Ciudadela.“En una sociedad como la nuestra, el mensaje debe ser claro. Los directivos deben conducir a sus clubes por buen camino. Dar el mejor ejemplo es importante, dar el mal ejemplo pesa mucho. Por eso, el que no pueda estar a las alturas de las circunstancias debe dar un paso al costado”, asegura.
Nieva insiste en que los dirigentes políticos colaboran, pero reconoce que a veces no pueden resolver los problemas. “Muchas veces la situación se les escapa de las manos y se tornan incontrolables. Por eso tendrán que esforzarse mucho más en hacer bien las cosas”, concluye.
Pero la realidad es otra.
Nunca se escucha a un intendente repudiar el accionar de los violentos cuando generan terror en una ciudad. Ni legisladores ni concejales crean leyes u ordenanzas más duras contra los barras. Tampoco hacen nada para mejorar a la División de Seguridad Deportiva de la Policía, que tiene seis hombres y no cuenta con móviles -el Comando Radioléctrico le presta un patrullero- ni cámaras fotográficas ni de video propias para filmar y así poder identificar a los salvajes para que nunca más ingresen a su estadio. ¿Será por eso que en Tucumán nunca hay detenidos ni culpables? Así, luchar contra los violentos es imposible.

 

Cuando ellos están, todo bien, pero cuando se van…”

 

UN LUCHADOR. Daniel Petrella se hizo cargo del fútbol de All Boys. 

 

La irrupción de los políticos en el fútbol tucumano tiene ese no se que… Daniel Petrella, que se hizo cargo de All Boys luego de que el sindicalista Julio Luna se marchara del club es contundente: “Mientras esté uno y ponga el dinero en el club va a estar todo bien. Pero la pregunta que todos se hacen es qué pasa cuando se van, ya que ningún club tiene bases sólidas”. El coordinador general de los “gallegos” no tarda en argumentar su pensamiento. “Fijate el final de UTA. Mientras Roberto Jiménez era titular del gremio hizo un gran trabajo en todas las categorías, pero perdió las elecciones y la entidad desapareció”, recuerda en la charla con LG Deportiva.
Los futbolistas ven la llegada de los dirigentes políticos como una salvación.
“Después de que el ingenio dejó a apoyar al club, vivíamos con problemas. Ahora estamos al día y no tenemos problemas para viajar. Claro que ahora la camiseta ya no tiene espacio para poner los nombres de todos”, bromea Diego Villafañe, uno de los jugadores históricos de Atlético Concepción.
Cristian Díaz, referente de Amalia, coincide con su colega, pero aclara que si no fuera por Germán Alfaro, el “villero” no tendría la más mínima chance de participar en el torneo Federal B. “Para jugar un partido en esta categoría necesitás $ 17.000 y con suerte se recauda $ 3.000. El aporte de la política es clave para que los jugadores estemos bien. No se vive del fútbol, pero tenemos una ayuda extra”, comenta el arquero.

En un fútbol semiprofesional como el tucumano, los planes sociales o un puesto en un organismo público son la moneda en el mercado de pases.José Jiménez, el futbolista de Bella Vista que fue suspendido por seis meses por haber arrojado a un perro a la tribuna en pleno partido, imploró para que le redujeran la pena, ya que al no jugar se quedarían sin el plan social que le habían conseguido los directivos de los “gauchos”.
“Estoy a disposición del club, pero no pido un plan social. Quiero trabajar y se tengo que estar en una oficina, me adaptaré. Me prometieron que me lo darán antes de fin de año como hicieron con
Juan Lubo y Hugo Carrizo”, cuenta Juan Lazo, volante de Lastenia que actualmente es changarín en el Mecofrut.
¿Y qué pasa con los clubes que no reciben el apoyo de políticos? Se la rebuscan.
“Nuestro caso es particular. Nos autofinanciamos con los carnavales. También buscamos recaudar fondos con reuniones de taba y de riñas de gallo (NdlaR: ambas están prohibido por Ley). Con eso crecemos institucionalmente”, informa Alberto Pino, presidente de San Antonio de Ranchillos y ex delegado comunal.

 

Si se llegara a generar un incidente más, Tucumán se quedará sin torneo del InteriorPRPAGANDA OFICIAL - LOS 7 EQUIP

 

La ausencia de valores fruto de la intolerancia, la brutalidad y las ansias por conseguir un triunfo a costa de intimidaciones, deja al fútbol local desprotegido frente a este desorden que, para desgracia, podría derivar en la suspensión del certamen. Sufrirá irremediablemente la pérdida de las plazas asignadas para Torneo Federal C 2015”. Esa es una de las decisiones que tomaron los dirigentes de la Liga Tucumana de Fútbol para frenar esta escalada de violencia.
Para demostrar que eso no es sólo una expresión, se decidió cambiar la programación de los certámenes. El lunes decidieron que se disputen dos encuentros: San Fernando-San Antonio (por la segunda fase del torneo de Primera) y Villa Mitre-Talleres (con público local únicamente). Si se llegaran a producirse incidentes, no se jugará más.
“Todos los sectores que forman parte de la Liga están al tanto de la delicada situación que viven los clubes envueltas en esta desgracia, como así también valoran la dedicación y el esfuerzo que hacen sus dirigentes para erradicar a estos delincuentes de las canchas”, se lee en el documento firmado por el presidente
Darío Zamoratte.

 

Fuente: La Gaceta

 

Domingo 16 de noviembre 2014

 

http://www.lagaceta.com.ar/nota/616315/deportes/hora-politicos.html

 

http://www.lagaceta.com.ar/nota/616313/deportes/cuando-ellos-estan-todo-bien-pero-cuando-se-van.html

 

http://www.lagaceta.com.ar/nota/616314/deportes/si-se-llegara-generar-incidente-mas-tucuman-se-quedara-sin-torneo-interior.html

Artículos relacionados

Artículos

BATALLA CULTURAL EN EL DEPORTE

Por Fernando Luis Spiazzi Es tiempo de explicar que es la batalla cultural en el mundo deportivo y cómo a partir de estos momentos de tormentas, podemos obtener cosas superadoras. Fernando Spiazzi BATALLA De las definiciones de la palabra batalla que son muchas vamos...

leer más

Entre Ríos: Cámara de Diputados

Entrevista de la periodista Susana Heffel en el Programa “Ahora Litoral” de Canal 9 de Entre Ríos, al autor del libro: “El Deporte en la Cultura”, Víctor Francisco Lupo. Lupo presentó su libro con el presidente de la Cámara de Diputados, Dr. Ángel Francisco...

leer más