Salud: Un impuesto a las bebidas azucaradas en Reino Unido evitó más de 5000 casos de obesidad infantil al año

Feb 16, 2023 | Medicina Deportiva, Últimas Noticias


Luego de que el gobierno británico pusiera en vigencia la norma, investigadores de la Universidad de Cambridge encontraron una disminución en los casos de obesidad en niñas de 10 a 11 años. Qué dicen los hallazgos publicados en la revista PLOS Medicine

Los investigadores de la Universidad de Cambridge sostuvieron: «Se necesitarán estrategias adicionales más allá de los impuestos a las bebidas azucaradas para reducir la prevalencia de la obesidad en general»

Una gran parte de los países del mundo van en la misma dirección: desalentar el consumo de azúcares. Ya sea con leyes que obliguen a anunciar en sus etiquetados y recipientes qué ingredientes poseen los productos, o con impuestos que se aplican por sobre los mismos, el consumidor se ve en la disyuntiva de optar por opciones más saludables.

En este universo entran las bebidas azucaradas que son la principal fuente de azúcares añadidos en la dieta de los niños, y su alto consumo se observa comúnmente en áreas más desfavorecidas donde la prevalencia de la obesidad también es más alta.

En marzo de 2016, se anunció en Reino Unido un impuesto de la industria de refrescos de dos niveles sobre los fabricantes de bebidas, para alentar la reformulación de las bebidas azucaradas. Luego, dicha ley se implementó en abril de 2018. “Examinamos las trayectorias en la prevalencia de la obesidad entre los 4 y los 5 años de edad y 10 a 11 años, 19 meses después de la implementación de la ley, en general y por sexo y privación”, indicaron investigadores de la Unidad de Epidemiología del Consejo de Investigación Médica (MRC) de la Universidad de Cambridge en un estudio publicado en PLOS Medicine.

“Los resultados sugieren que se asoció una menor prevalencia de obesidad en niñas de 6 años, con las mayores diferencias en aquellas que viven en las zonas más desfavorecidas. Se necesitarán estrategias adicionales más allá de los impuestos a las bebidas azucaradas para reducir la prevalencia de la obesidad en general, y en particular en los niños mayores y los niños más pequeños”, indicaron entre las conclusiones del estudio que fue apoyado por el Instituto Nacional de Investigación en Salud y Atención (NIHR) y el Consejo de Investigación Médica.

“Necesitamos urgentemente encontrar formas de abordar el creciente número de niños que viven con obesidad, de lo contrario, corremos el riesgo de que nuestros hijos crezcan y enfrenten importantes problemas de salud. Esa fue una de las razones por las que se introdujo el impuesto a la industria de refrescos del Reino Unido, y la evidencia hasta ahora es prometedora. Hemos demostrado por primera vez que es probable que haya ayudado a evitar que miles de niños se vuelvan obesos cada año”, dijo la doctora Nina Rogers de la Unidad de Epidemiología de MRC en Cambridge, la primera autora del estudio.

Y sumó: “Sin embargo, no es una imagen sencilla, ya que fueron principalmente las niñas mayores las que se beneficiaron. Pero el hecho de que vimos la mayor diferencia entre las niñas de áreas de alta privación es importante y es un paso hacia la reducción de las desigualdades en salud que enfrentan”.

La obesidad se ha convertido en un problema de salud pública mundial. En Inglaterra, uno de cada diez niños de cuatro a cinco años vive con obesidad y esta cifra se duplica a uno de cada cinco niños en el año seis (10 a 11 años). Los niños que son obesos tienen más probabilidades de sufrir problemas de salud graves, como presión arterial alta, diabetes tipo II y depresión en la niñez y en la vejez.

En abril de 2018, para proteger a los niños del consumo excesivo de azúcar y abordar la obesidad infantil, los gobiernos del Reino Unido introdujeron un impuesto al azúcar

En el Reino Unido, los jóvenes consumen significativamente más azúcares añadidos de lo recomendado: al final de la adolescencia, normalmente consumen 70 gramos de azúcar al día, más del doble de la cantidad recomendada (30 gramos). Una gran fuente de esto son las bebidas azucaradas. Los niños de hogares desfavorecidos tienen más probabilidades de correr riesgo de obesidad y de ser grandes consumidores de bebidas azucaradas.

En abril de 2018, para proteger a los niños del consumo excesivo de azúcar y abordar la obesidad infantil, los gobiernos del Reino Unido introdujeron un impuesto al azúcar de dos niveles sobre los refrescos: el impuesto de la industria de los refrescos. El impuesto estaba dirigido a los fabricantes de bebidas para incentivarlos a reducir el contenido de azúcar de los refrescos.

El estudio por dentro

El equipo descubrió que la introducción del impuesto al azúcar se asoció con una reducción relativa del 8 % en los niveles de obesidad en niñas de seis años, lo que equivale a prevenir 5234 casos de obesidad por año solo en este grupo. Las reducciones fueron mayores en las niñas cuyas escuelas estaban en áreas desfavorecidas, donde se sabe que los niños consumen la mayor cantidad de bebidas azucaradas. Las que viven en las áreas más desfavorecidas vieron una reducción del 9%.

Sin embargo, el equipo no encontró asociaciones entre la entrada en vigor del impuesto al azúcar y los cambios en los niveles de obesidad en los niños de la clase de recepción. En los niños de 6 años, no hubo cambios generales en la prevalencia de la obesidad.

Aunque los investigadores encontraron una asociación en lugar de un vínculo causal, este estudio se suma a los hallazgos anteriores de que el impuesto se asoció con una reducción sustancial en la cantidad de azúcar en los refrescos.

El autor principal, el profesor Jean Adams, de la Unidad de Epidemiología de MRC, dijo: “Sabemos que consumir demasiadas bebidas azucaradas contribuye a la obesidad y que el impuesto a los refrescos del Reino Unido provocó una caída en la cantidad de azúcar en los refrescos disponibles en el Reino Unido, por lo que tiene sentido que también veamos una caída en los casos de obesidad, aunque esto solo lo encontramos en las niñas. Los niños de entornos más desfavorecidos tienden a consumir la mayor cantidad de bebidas azucaradas, y fue entre las niñas de este grupo donde vimos el mayor cambio”.

Hay varias razones por las que el impuesto al azúcar no condujo a cambios en los niveles de obesidad entre los niños más pequeños, dicen los investigadores. Los niños muy pequeños consumen menos bebidas azucaradas que los niños mayores, por lo que el impuesto a los refrescos habría tenido un efecto menor. De manera similar, los jugos de frutas no están incluidos en el impuesto, pero aportan cantidades similares de azúcar en las dietas de los niños pequeños que las bebidas azucaradas.

El problema central está en el consumo de productos industrializados y en las bebidas azucaradas, indican los expertos

Sin embargo, no está claro por qué el impuesto al azúcar podría afectar la prevalencia de la obesidad en niñas y niños de manera diferente, especialmente porque los niños son mayores consumidores de bebidas azucaradas. Una explicación que propusieron los investigadores es el posible impacto de la publicidad: numerosos estudios han encontrado que los niños a menudo están expuestos a más contenido publicitario de alimentos que las niñas, tanto a través de niveles más altos de visualización de televisión como en la forma en que se enmarcan los anuncios.

El estudio fue una colaboración entre investigadores de la Universidad de Cambridge, la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, la Universidad de Oxford, el Instituto de Salud Infantil Great Ormond Street y la Universidad de Bath.

Fuente: Infobae

13 febrero de 2023

Un impuesto a las bebidas azucaradas en Reino Unido evitó más de 5000 casos de obesidad infantil al año – Infobae

Artículos relacionados

Artículos

ADIOS AL AMIGO

Por José Luis Ponsico * A las 8.30 del miércoles 21 de febrero recibí la triste noticia. Leandro, mi hijo; me escribió: "Tristeza, murió Jorge Risi". Llamá a Víctor Lupo.    Algo fuerte me atravesó. Se estaba yendo un gran amigo de la vida. Un...

leer más