Ludopatía, obsesión y terror: el infierno personal del futbolista italiano adicto a las apuestas

Oct 24, 2023 | Información General, Últimas Noticias

«Me dijeron: paga o te rompemos las piernas», relató Nicolo Fagioli, de 22 años. Pidió préstamos a sus compañeros, a los que les mintió. La Federación Italiana de Fútbol lo suspendió por haber realizado apuestas en plataformas clandestinas y el futbolista ahora realizará un tratamiento de «recuperación psicofísica» para volver a las canchas.

Nicolo Fagioli | AFP

El futbolista italiano Nicolo Fagioli, mediocampista de la Juventus, sintió que tocó fondo cuando sus deudas de juego alcanzaron los tres millones de euros. Desde entonces, sufrió amenazas de sus acreedores, no pudo dormir y el estrés comenzó a afectar su desempeño en la cancha. Ahora, el joven de 22 años fue suspendido por siete meses por la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) a causa de sus apuestas ilícitas.

Todo comenzó, explicó el joven de 22 años al procurador de la FIGC, en 2021, durante una convocatoria de la selección sub-21 de Italia. Fagioli, siguiendo los consejos de su gran amigo Sandro Tonali, se inscribió en una plataforma clandestina que no debería dejar ninguna pista. «Fue Tonali, un amigo mío cercano, quien me sugirió un sitio ilegal», dijo.

Fagioli empezó apostando en partidos de tenis y rápidamente adquirió el gusto por los juegos de azar que involucraron apuestas de dinero: «Tenía tanto tiempo libre, era una forma de matar el aburrimiento», reconoció el futbolista, que por ese entonces jugaba en la Cremonese, club de 2ª división en el que se convirtió en una de las grandes esperanzas del fútbol italiano.

Por entonces ganaba un millón de euros anuales pero ni siquiera esta increíble cifra le permitió hacer frente a su adicción. Apostaba en cada momento del día, en todas las competiciones deportivas alrededor del mundo, también en los partidos de fútbol, pero no en los de la Cremonese y de la Juventus, aclaró.

El centrocampista de la Juventus Nicolò Fagioli fue suspendido siete meses de cualquier actividad relacionada con el deporte por participar en apuestas deportivas.

Llegó a perder mucho dinero en el peor momento de su adicción, cuando estaba inscrito en cinco plataformas de apuestas diferentes. En septiembre de 2022, luego de reincorporarse a Juventus tras un préstamo en Cremonese, el futbolista ya acumulaba una deuda de 250 mil euros. Fagioli reveló que incluso llegó a perder 3 millones de euros, el triple de lo que percibe al año según su contrato con Juventus.

Consciente de que estaba perdiendo el control y siguiendo los consejos de su madre, única persona que sabía de su adicción, Fagioli acudió a la ayuda del SerT, servicio italiano de acompañamiento y de prevención a las adicciones, pero solo durante unas semanas. «Cuando estaba en Cremonese, mi mamá me aconsejó internarme en la Sert para tratarme, y yo fui algunas veces», relató Fagioli, quien admitió que luego dejó de ir «por la ilusión de que no lo necesitaría».

Como su madre lo vigilaba de cerca, se las arregló para conseguir dinero y poder apostar, mintiendo a sus compañeros Federico Gatti y Radu Dragusin, que le prestaron cada uno 40.000 euros. «Les decía que era para comprar un reloj y que mi madre me había bloqueado las cuentas», explicó el futbolista. Y aclaró: «Mis amigos y compañeros no sabían el motivo por el cual pedí prestado el dinero».

Para ese entonces, el agobio por sus deudas lo afectaron en la cancha: en abril de 2023, durante un partido que enfrentó a la Juve en Sassuolo, Fagioli cometió varios errores. Ese fue su «peor momento»: «Comencé a llorar cuando me senté en el banquillo, pensando en mis deudas y mis problemas con las apuestas», relató.

La FIGC señaló que Fagioli fue sancionado por haber apostado en partidos de fútbol, actividad prohibida a los jugadores profesionales, tras haber reconocido los hechos

Se sentía con «un vacío por dentro, muy malo» y estaba «estresado y asustado», dijo. «Me decían: ‘Te vamos a partir las piernas si no pagas lo que debes’ (…) Por la noche dejaba de dormir. Cuanto más tiempo pasaba, más deudas me perseguían y más me obsesionaba con mi deuda», reconoció, según los documentos obtenidos por Tuttosport La Gazzetta dello Sport.

«Mis deudas seguían aumentando y jugaba sólo para tratar de compensarlas. Tenía tantas deudas que incluso si hubiera ganado, no obtendría nada de ello», dijo Fagioli. «Aposté en partidos nacionales e internacionales, pero nunca en Cremonese o Juventus. Solía apostar en los partidos que estaban en marcha. Aposté por la victoria del Milán esa vez, pero perdí porque el Torino ganó 2-1».

«Había acumulado una deuda de 250.000 euros en septiembre de 2022 y comenzaron las presiones de los gestores de plataformas ilegales», relató. «A veces cubría parte de la deuda yendo a Milán y comprando relojes de lujo. Pagaba mediante transferencia bancaria. A veces yo mismo entregaba los relojes, otras veces los dueños de las plataformas los recogían en la joyería».

Y continuó: «Después de septiembre de 2022, comencé a apostar compulsivamente frente al televisor en cualquier evento deportivo que veía, incluidos fútbol, Serie B y Lega Pro. Ni siquiera recuerdo en cuántos eventos aposté. Nunca hablé de apuestas con directivos, futbolistas o personas contratadas en la Juventus porque no confiaba en nadie».

El nombre de Nicolo Fagioli apareció en una investigación de policía que se interesa en esas páginas webs de apuestas ilícitas, en la que más de 50 jugadores de Serie A estarían involucrados (entre ellos los compañeros de Fagioli en Italia Sandro Tonali y Nicolo Zaniolo), según Fabrizio Corona, ex «rey de los paparazzi»  italiano que destapó el caso.

Fagioli despertó la atención de los investigadores tras reunirse en un bar con una persona que ya estaba siendo seguida por las fuerzas del orden sobre un presunto caso de apuestas en plataformas ilegales.

Los jugadores pueden enfrentar tres años de suspensión, según el artículo 24 del código de la justicia deportiva de la FIGC, que prohíbe a un futbolista profesional apostar en el fútbol. Después de cinco semanas de proceso, la FIGC le impuso una suspensión de doce meses, reducida a siete porque aceptó participar en un programa de cuidados y porque cooperó con la investigación.

El acuerdo alcanzado con la justicia deportiva contempla que Fagioli deberá «someterse a un tratamiento terapéutico de al menos seis meses y participar, en el período de cinco meses, de un ciclo de 10 encuentros públicos organizados por las asociaciones deportivas amateur, los centros federales territoriales y los centros de recuperación de la dependencia de los juegos de azar».

«Con el acuerdo alcanzado se cierra un partido de colaboración activa con los fiscales de la FIGC y se inicia otro, incluso más importante para Nicoló», afirmaron los abogados del futbolista. «Nicoló iniciará un camino que lo llevará hasta su total recuperación psicofísica y le permitirá regresar a las canchas para confirmar su inmenso talento», agregaron los letrados.

«Nicoló es patrimonio del fútbol italiano y, estamos convencidos, sabrá recuperarse y volver a ser centro de su proyecto. Ya está trabajando en eso, se entrena y seguirá haciéndolo con determinación porque no ve la hora de volver a las canchas», completaron los abogados, que afirmaron que el joven tendrá la posibilidad ahora de «convertirse en un ejemplo para muchos jóvenes que se reflejan en él«.

Fuente: Perfil

19 octubre de 2023

Ludopatía, obsesión y terror: el infierno personal del futbolista italiano adicto a las apuestas | Perfil

Artículos relacionados

Artículos

El peligroso camino hacia el abismo

El plan del establishment para quedarse con el deporte argentino. Los funcionarios que lo ejecutan. Las intenciones de cambiar la cultura deportiva desde lo material y lo simbólico. Por Osvaldo Jara El proyecto de las sociedades anónimas deportivas pretende...

leer más