La otra mirada: «Selección vs periodistas» – cantitos fuertes, repiten vestuario del Mundial, México´86.

Oct 17, 2017 | Opinión

 

 

 

Por: José Luis Ponsico (*)

Especial para «Mundo Amateur»

20171017eliminatorias



«Oh, oh, oh hay que alentar a la selección. Oh oh oh hay que alentar a la selección. Hay que alentar hasta la muerte porque a la Argentina yo la quiero. Porque es un sentimiento y lo llevo en mi corazón. Oh oh oh», volaban las camisetas en el vestuario de Quito.

«Y no me importa lo que digan ésos <putos< periodistas, la puta que los parió. Oh oh oh», entonaron veintena de futbolistas, dirigentes y allegados al término de la clasificación en el Estadio «Atahualpa» de la capital de Ecuador. Inolvidable.

«Novela» repetida en «patria futbolera»: la victoria en Ecuador, las dificultades -2.850 metros, altura; un triunfo allá en 20 años; gol de ellos, 40¨- el seleccionado de Jorge Sampaoli, que había equivocado el rumbo, ubicando jugadores en posiciones «desconocidas», brindó muestra de carácter y tuvo al «crack», Lionel Messi, imparable. 

Parte del periodismo pegó duro cuando la Argentina no pudo ganar el Mundial de Brasil 2014 –mejor Alemania en medio siglo; 1-0, tiempo suplementario, tres minutos para el final-; luego cayó dos veces con Chile, de Sampaoli, que no jugó mejor que Argentina pero obtuvo ventaja en los penales. Ahí se conoció la sentencia: «Hay que terminar con la bandita de Messi»

Periodismo hiriente carece de valor ético. Se puede decir «tal jugador está bajo; no rindió en tal posición». Pero <Hay que terminar con la bandita…< explicando que el grupo involucrado no había pedido por Carlos Tévez, Brasil´14. Al tiempo que se ensañaban con Gonzalo Higuaín y Javier Mascherano, daba punta al viejo ovillo: <Boca versus River<
En 1985 Argentina no pudo con Paraguay, amistoso en River. El seleccionado de Carlos Bilardo jugó mal. Hubo un gol en contra de Oscar Garré -700 partidos en Ferro; lateral experimentado, acción «desgraciada»- y un movimiento para voltear al DT desde la <Coordinadora Radical<, alfonsinista. 

A partir de ahí el diario «Clarín» obstinadamente atacó al técnico, luego campeón del mundo. Durante más de dos años. Un despropósito donde se mezcló hasta la ideología: el Flaco (César) Menotti <el fútbol champagne, de izquierda<; Bilardo, la derecha, <ganar a cualquier precio<. Otro disparate.

Argentina ganó en México´86, jugadores, cuerpo técnico -a Bilardo, lo acompañaban Carlos Pachamé, Raúl Madero, el profesor Ricardo Echeverría, campeones con Estudiantes de La Plata, fines los´60- salió del vestuario argentino con Diego Maradona, genio del Mundial, como bastonero, entonó cánticos fuertes contra «Clarín» y la prensa deportiva, adversa.

Bilardo, en el regreso, entre allegados, dijo: «Si un técnico se equivoca, lo rajan. Si un jugador anda mal, no le renuevan el contrato. Cuando un periodista, o varios, se equivoca durante dos años, no pasa nada?», preguntó. 
«No rajen a nadie, pero en vez de estar en la Redacción los pasen a Maestranza, por el mismo tiempo que nos pegaron y erraron», ironizó el «Narigón». Ahora, el comentarista «Gringo» Cingolani martirizó al seleccionado, pidiendo por C5N «Hay que terminar con la <bandita de Messi<. Todo se repite. 

Su colega Gabriel Anello, denunciando a Ezequiel Lavezzi, de consumir «marihuana», en el predio de Ezeiza. Luego el periodista denunciado, por ex esposa. Daniel Mollo despotricando a los gritos. Asimismo, famosos recorrieron el camino: Mariano Cross y Martín Liberman. Todo se parece mucho a México´86

20171017Messi Tapia

Un «prócer» del periodismo vernáculo Enrique Macaya Márquez «TyC», disparó: «Yo no tolero el ataque a los periodistas». Lo que debe saber el hombre que cultiva el periodismo deportivo desde 1958, Mundial de Suecia, es que los cantitos no eran contra él. 

Un <vanguardista< siempre, don Enrique, gobiernos civiles y militares, como José María Muñoz -mañana se cumplen 25 años de su deceso; 14 de octubre del´92; tenía 68 años- hombre del periodismo serio, Enrique, no debe enojarse. Apenas comprender: los jugadores tienen familia, esposas, hijos, hermanos. 

A lo sumo, durante Mundial´82, hubo tira de «Caloi» y Alejandro Dolina, bromas en la tevé con una serie, cantitos y rima: «El que talla es Macaya …» O también: «Borombonbón, yo soy el hincha de Camerún» un <negrito< simpático, en imagen con <huesito< en la cabeza. Dibujos animados, apenas. Ahora, es otra cosa.

«Los futbolistas son corporativos», dicen  mentores de la «prensa amarilla». A veces «canalla». Los futbolistas responden: «Los periodistas también son corporativos. Nada hace cuando alguno de ellos no respeta, de mínima, la ética periodística que todos deben tener», se escuchó

Una opinión de riesgo: ¿Qué puede ocurrir si en Rusia 2018, cuatro semifinalistas que en los papeles perfilan chance, aparecen en el cierre del Mundial, siendo Alemania, Brasil, Rusia, por orden alfabético… Y… la <célebre «bandita de Messi<«. Se hacen apuestas.

(*) Columnista de la Agencia Télam, La Señal Medios y «Mundo Amateur»

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

Artículos

BATALLA CULTURAL EN EL DEPORTE

Por Fernando Luis Spiazzi Es tiempo de explicar que es la batalla cultural en el mundo deportivo y cómo a partir de estos momentos de tormentas, podemos obtener cosas superadoras. Fernando Spiazzi BATALLA De las definiciones de la palabra batalla que son muchas vamos...

leer más

Entre Ríos: Cámara de Diputados

Entrevista de la periodista Susana Heffel en el Programa “Ahora Litoral” de Canal 9 de Entre Ríos, al autor del libro: “El Deporte en la Cultura”, Víctor Francisco Lupo. Lupo presentó su libro con el presidente de la Cámara de Diputados, Dr. Ángel Francisco...

leer más