La Boca: Un club de remo para «no darle la espalda al río»

Sep 7, 2022 | Deportes, Últimas Noticias

Los botes identificados con las siglas del Club Almirante Brown son los únicos que se ven en el Riachuelo, entre La Boca y Pompeya.

Roberto Naone no sólo es vecino de La Boca de toda la vida, sino también uno de los impulsores del resurgimiento del Club Almirante Brown (IG: @regatas_brown) y uno de los pocos porteños que disfruta del Riachuelo.

Recuerda la época en que era habitual acercarse al río e incluso remar cotidianamente y también el período oscuro en el que ya no había remeros y el club estaba fundido.

«En 2007 nos juntamos con algunos vecinos dispuestos a recuperarlo. Veníamos de trabajar en la comuna con varios proyectos para el barrio, como los colegios públicos», recuerda y se queja de quienes conciben a La Boca como «un barrio dormitorio» y no se involucran para mejorar el lugar en que viven.

«Por eso, desde 2008 participamos de la iniciativa en favor de la limpieza del Riachuelo que es una remada que sale de Puerto Madero y termina en La Boca», agrega.

Precisamente los botes identificados con las siglas del club son los únicos que se ven en el Riachuelo además de las embarcaciones de limpieza. «Tramitamos los permisos para remar con la Prefectura y organizamos remadas todos los fines de semana en los que suele haber más de 70 personas disfrutando del río», se enorgullece Naone, quien recuerda que la zona es la cuna del remo nacional, que luego se trasladó a Tigre, cuando La Boca comenzó a convertirse en puerto.

Roberto Naone y remeros del club, entre los que más disfrutan del Riachuelo. 

A partir de su observación cotidiana de las aguas del río, el vecino de La Boca puntualiza: «El agua está bastante limpia. Se nota en que hay muchas aves acuáticas. Se ven gaviotas sobre las mangas de limpieza y eso prueba que ahí también hay peces».

Desde el club, Naone impulsa la navegación tanto deportiva como comercial. Argumenta que es «motor de la economía» y que en países como Estados Unidos no se interrumpió a pesar de la contaminación. «La navegación fluvial comercial es lo más barato que hay para el transporte de productos», sintetiza.

También recuerda el proyecto «Cultura en Villas», en el cual colaboró el Ministerio de Seguridad en la época en que esa cartera era conducida por Nilda Garré, que consistía en un plan de navegación de remos para los chicos y adolescentes de la villa 21 24. 

«Tiene que haber promoción de las actividades náuticas. Nosotros hacemos lo que podemos, incluso promoviendo la formación en tierra, para que luego la gente disfrute del río y no le dé la espalda», propone el vecino con un entusiasmo contagioso.

·         El Riachuelo también alberga al Regatas de Avellaneda, un club de remo fundado en 1910, cuyos socios participaban junto a los del Club de Remo de Almirante Brown, en las clásicas Regatas Internas del Riachuelo.

·         También hay una empresa de catamaranes turísticos que propuso llegar desde Tigre a la Vuelta de Rocha.

En todos los casos quien debe darles luz verde es el Juzgado Federal Correccional N° 2 de Morón, que monitorea el saneamiento.

 “El agua está bastante limpia. Se nota en que hay muchas aves acuáticas”, asegura Naone.

Fuente: El Economista – Télam

5 Setiembre 2022.

Un club de remo para «no darle la espalda al río» – El Economista

Artículos relacionados

Artículos

El papa Francisco tiene su corredor

Por primera vez en la historia de este deporte, el Vaticano contará con un pedalero en el torneo. La relación del ciclismo con el Vaticano se inició en 1989, cuando Juan Pablo II recibió en una audiencia privada a Ivano Fanini, propietario y director del equipo...

leer más