La empresa estatal Playas Ferroviarias S.A. revocó ayer martes 29 de diciembre el Convenio Específico firmado entre Macri y Larreta en 2019 para vender los terrenos de Caballito y Palermo. Con esta decisión, el gobierno nacional recupera la administración del playón ferroviario y abre un nuevo escenario en el conflicto por el futuro de estas tierras.

Este año difícil termina con una noticia auspiciosa para el barrio. El martes 29 de diciembre, Playas Ferroviarias de Buenos Aires S.A. (PFBASA) resolvió por unanimidad revocar el convenio que este organismo -en ese entonces comandado por autoridades del gobierno nacional de Mauricio Macri- firmó, en noviembre del año pasado, con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, para ceder a CABA los terrenos ferroviarios de Caballito y Palermo, con la finalidad de venderlos a privados y fomentar la especulación inmobiliaria. A pocos días de finalizar su mandato como presidente de la Nación, Mauricio Macri entregó las tierras de los playones ferroviarios de Caballito y Palermo. Sin perder tiempo, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó un proyecto de ley en la Legislatura porteña en el que declaraba estos terrenos “innecesarios para la gestión de gobierno” y autorizaba su venta. Sin embargo, una protesta multitudinaria y espontánea durante esos días en Acoyte y Rivadavia hizo caer el proyecto antes de tratarse.

La historia es ya conocida. El gobierno de Rodríguez Larreta profundizó la escandalosa venta de terrenos públicos que había comenzado Macri en sus primeros dos mandatos como jefe de Gobierno porteño. Los resultados son aterradores: en diez años se vendió el equivalente al tamaño del barrio de Núñez.

Apenas asumió, el presidente Alberto Fernández promulgó el decreto 149/2020, que ordenó a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) la revisión de la legalidad de la totalidad de las transferencias de bienes inmuebles realizadas entre el 10 de diciembre de 2015 y el 9 de diciembre de 2019, que supusieron la enajenación de bienes del Estado Nacional, y por ende propiedad de todos los argentinos, en beneficio del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El actual directorio de Playas Ferroviarias se propuso, en base a este decreto, la revisión de todo lo actuado por la gestión anterior y ordenó la realización de una auditoría interna. El resultado de este análisis fue la aparición de groseras irregularidades que llevaron al organismo a tomar la decisión de revocar el convenio firmado entre Nación y Ciudad a fines de 2019.

De esta forma, las tierras del playón ferroviario –foco de conflicto de larga data entre los vecinos de Caballito, la megaempresa IRSA y el gobierno porteño- son recuperadas por la empresa. “La decisión tomada por el Directorio de la empresa es producto del minucioso análisis que hicimos en estos meses sobre las flagrantes irregularidades en las transferencias que habían realizado los directores del gobierno anterior a beneficio de la Ciudad de Buenos Aires y las volvían insostenibles” afirmó a Revista6 la directora de Playas Ferroviarias, Alesia Hurtado, y agregó: “Revocando ese convenio recuperamos las tierras públicas que son patrimonio de todos los argentinos y argentinas e inauguramos un proceso mucho más virtuoso en el que el destino de los playones se construirá con la participación de los vecinos y las vecinas y las organizaciones barriales, porque lo que es de todos y todas no debe servir a intereses o negociados particulares sino al conjunto de la sociedad”.

“Es una gran noticia para todos los vecinos de Caballito, y se da también producto de todos los años de trabajo y resistencia”, comentó al respecto el comunero de Caballito por el Frente de Todos, Osvaldo Balossi, y agregó: “Macri y Larreta intentaron quedarse con las últimas tierras donde se puede construir un Parque para destinarlo al negocio inmobiliario, pero la lucha vecinal y, ahora, la decisión política del Gobierno Nacional lo evitaron”.

Fuente: Revista 6

3 enero de 2021

http://revista6.com.ar/el-playon-ferroviario-estado-nacional/