Un 24 de abril de 1980, con el santiagueño Miguel Cortijo, Argentina se clasificaba a una cita olímpica después de 28 años. La dictadura militar, en apoyo a EE.UU, le impediría viajar a los juegos.

Argentina, con Cortijo (Nº11), consiguió su boleto en San Juan, tras el 3º puesto en el Preolímpico

Hoy es un día especial para el básquetbol nacional, especialmente para los que fueron contemporáneos a esta gran camada de jugadores que vistieron la celeste y blanca. Es difícil encontrar en la historia del deporte que un logro tan anhelado, se transforme a las pocas horas en una tristeza. Y eso ocurrió hace exactamente 40 años.

El 24 de abril de 1980, la selección argentina, con Miguel Cortijo en sus filas, conseguía la clasificación a los Juegos Olímpicos de Moscú, que se realizarían ese mismo año.

El elenco que era dirigido por Miguel Angel Ripullone, en el Coliseo Roberto Clemente de la ciudad de San Juan, superó por 118 a 98 a Brasil, resultado que le permitió alcanzar uno de los tres cupos pautados por el certamen continental para la competencia olímpica.

Ese triunfo y el siguiente alcanzado ante Cuba para cerrar el certamen le permitieron al combinado argentino obtener el tercer puesto, detrás de Puerto Rico y Canadá, con lo que logró la clasificación a los JJ.OO.

Argentina vivía años de un gobierno de facto. El básquet nacional, no lograba un boleto para una cita olímpica desde hace 28 años, pero esa misma noche, llegó la comunicación que cambiaría la felicidad a impotencia.

Cuando terminó el partido, los jugadores y el cuerpo técnico festejaban merecidamente uno de los grandes hitos del básquet argentino y el momento más importante de sus vidas deportivas. No sospechaban que paralelamente en despachos gubernamentales oscuros personajes de la historia argentina preparaban la decepción más grande de sus carreras.

El 8 de mayo, Cancillería emitió un comunicado en el que “recomendaba” a los deportistas no asistir a Moscú para que su presencia “no sea interpretada como una demostración de apoyo político a la intervención soviética en Afganistán”. El mismo se publicó horas después de una reunión que José Martínez de Hoz, Ministro de Economía, mantuvo con Zbigniew Brzezinski, consejero de Seguridad de la Casa Blanca, y Lloyd Cutler, asesor del presidente Jimmy Carter y que estaba muy vinculado con el boicot a los Juegos Olímpicos que impulsaba Estados Unidos.

Paralelamente al boicot olímpico, el gobierno estadounidense también había llamado a un aislamiento comercial para la URSS, al cual la dictadura argentina no había adherido por considerar que no era “un mecanismo apto de presión”. Un dato no menor es que Argentina era uno de los proveedores de granos más importantes con los que contaba la URSS.

Es decir, el gobierno militar jugaba un doble juego: por un lado quedaba bien con Estados Unidos al impedir la participación argentina en Moscú 80; por el otro continuaba teniendo como socio estratégico y comercial a la Unión Soviética. Por supuesto que nadie tuvo en cuenta ni a la selección de básquet ni al resto de los deportistas, en su mayoría amateurs, que vieron cómo años de esfuerzo se iban por la borda y, quizás lo más frustrante, era no poder quejarse por la injusticia.

El recuerdo de “Chocolate” Raffaelli: “Fue la decepción más grande de mi carrera”

El escolta santafesino Carlos Raffaelli, máximo goleador de ese equipo, resultó la principal vía de ataque en ese éxito. Raffaelli, hoy agente de basquetbolistas, evocó la dificultad que tenía, por esos años, Argentina ‘para ganarle a Brasil’ en las distintas competencias internacionales que asumiera. ‘Los habíamos derrotado en el Sudamericano de Bahía Blanca el año anterior y nada más’, recordó.

Para el ex jugador de Obras, la clave del triunfo consistió en ‘que todos sabíamos que era el partido más importante de nuestras carreras’.

“Me animo a decir que se trató del mejor partido de esa generación de jugadores. Nos salió todo redondo”, agregó.

“Fue la decepción más grande de mi carrera. La juventud no te otorga la dimensión exacta y hoy te das cuenta que esas oportunidades pasan una sola vez en tu vida”, deslizó “Chocolate”, con un dejo de nostalgia.

“En esos momentos tenía 28 años y pensaba que se me iba a dar en la siguiente Olimpíada (Los Ángeles 1984). Pero estás cuatro años más grande, los equipos no son los mismos y esa química que tuvimos para clasificarnos ahí en Puerto Rico, después no pudimos lograrla’, consideró Raffaelli.

“En esa época no se podía protestar”

Adolfo Perazzo, miembro de la selección de básquet, comentó sobre aquel logro que quedó trunco. “En esa época no se podía protestar, no había nada que hacer. Era acatar órdenes. Recuerdo el caso de un jinete que estuvo 6 años preparando esa competencia”, declaró.

Sobre todo para el básquet la ausencia significó un duro mazazo del que costó recuperarse. Ya en democracia, Argentina asistió al Preolímpico de San Pablo en 1984 con la base del plantel de 4 años atrás, pero terminó en la séptima colocación.

La campaña de aquella selección en el Preolímpico

-1ra. Fecha 18/4

Frente a Puerto Rico (93 -99). Formación: Miguel Cortijo 2 puntos; Carlos Raffaelli 9; Jorge Martín 16; Adolfo Perazzo 9; Luis González 3 (F.I). Eduardo Cadillac 13; José Luis Pagella 25; Gustavo Aguirre 6, Carlos Romano 6, Carlos González 0, Gabriel Milovich 4

-2da. Fecha 20/4

Con México (104 -79). Formación: Miguel Cortijo 22; Carlos Raffaelli 18; Pagella 14; Jorge Martín 14; Perazzo 17 (F.I). Mauricio Musso 0, Cadillac 0, Carlos Romano 7, Gustavo Aguirre 2, Luis González 10, Carlos González 0, Gabriel Milovich 0.

-3ra. Fecha 21/4

Con Canadá (86- 89). Formación: Miguel Cortijo 0, Carlos Raffaelli 19, Jorge Martín 7, Adolfo Perazzo 8, Luis González 14 (F.I). Eduardo Cadillac 14, José L. Pagella 9, Gustavo Aguirre 4, Carlos Romano 1, Carlos González 8, Gabriel Milovich 2.

-4ta. Fecha 23/4

Con Uruguay (97-86). Formación: Miguel Cortijo 3; Raffaelli 20, Martín 14, Perazzo 11, González 0 (F.I). Cadillac 8, Pagella 12, Aguirre 16, Musso 2, Milovich 3, Carlos Romano 4.

-5ta. Fecha 24/4

Con Brasil (118 -98). Formación: Cortijo 4, Raffaelli 36, Martín 8, Perazzo 16, González 17 (F.I). Cadillac 14, Romano 0, Pagella 23, Aguirre 0.

-6ta. Fecha 25/4

Con Cuba (86 -75). Formación: Miguel Cortijo 0, Raffaelli 12, Martín 20, Perazzo 3, González 10 (F.I). Pagella 12, Cadillac 11, Aguirre 16, Carlos Romano 2.

Posiciones: P. Rico 6 -0; 2) Canadá 5-1; 3) Argentina 4 -2; 4) Brasil 4- 2; 5) México 2 -4; 6) Cuba 1- 5; 7) Uruguay 0- 6.

Fuente: El Liberal – Santiago del Estero

24 abril de 2020

https://www.elliberal.com.ar/noticia/527028/a-40-anos-conquista-epica-despues-se-transformo-desilusion?utm_campaign=ScrollInfinitoDesktop&utm_medium=scroll&utm_source=nota