Regata: VIENTO, SOL Y REGATA EN EL RIACHUELO

Ene 19, 2015 | Deportes

 

Remeros en la Rampa

 

El Club de Regatas Almirante Brown (CRAB) volvió a sonreír. Luego de muchas idas y vueltas, de problemas con sus terrenos de la calle Manuel Estévez y de luchar para volver a conseguir un predio frente al río para practicar el remo, el pasado 6 de septiembre de 2014 recibió una caricia al alma tras organizar una regata en el Riachuelo. En una tarde soleada pero con demasiado viento, diversos clubes de ciudades como Zárate, Rosario o Campana fueron los protagonistas de un momento para el recuerdo. Mientras los chicos despuntaban el vicio de hacer deporte en el agua de la ribera, Javier Lácovich, presidente de la institución organizadora, charló con Pasión Dockense acerca de todo lo que envolvió a la competencia.

-¿Cuánto significa para ustedes?

-Para la institución, esto es muy importante porque, siendo un club de la zona, nos hemos quedado –desde 1978- sin remar. O sea, teniendo un río, estamos imposibilitados de hacerlo. Hemos tenido un gran apoyo de entes gubernamentales e instituciones, principalmente de los clubes de remo, que han venido hasta de Rosario. Esto demuestra cómo la gente de remo se apoya entre sí para este tipo de cosas. Para el año que viene estamos planeando repetirla, pero esta vez en marco de nuestros 90 años.

-¿Cómo empezaron a organizar la competencia?

-Por los 200 años de la batalla de Montevideo, en donde el Almirante Brown tiene un papel muy importante. Por decreto presidencial, se ha declarado el año browniano. Desde diversos entes nos llegó la propuesta de hacer una regata conmemorativa y nosotros accedimos. Empezamos a ver distintas organizaciones provinciales y nacionales y tuvimos una favorable respuesta.

Remando en el Riachuelo

-Muchos de los vecinos de Dock Sud creen que el club desapareció cuando no es así. ¿Qué es lo que les pasó para que se llegase a ese punto?

-Lamentablemente, desde 1963, cuando Vialidad Nacional nos entuba el Arroyo Maciel para construir la Autopista Buenos Aires-La Plata, comenzaron los problemas para el club. Durante los ’90, la institución continuó su curva descendente. Luego, el hermano de quien nosotros le habíamos dejado la tutela de los terrenos nos usurpó el lugar. El club, al estar en la situación que se encuentra, no tuvo medios para afrontar esa situación. Ahora estamos ordenados, con comisiones formadas y estamos tratando de encontrar la solución con la ley. Ese usurpador hasta está vendiendo las parcelas, algo totalmente ilegal.

-¿Y cómo hacen si no tienen un río para remar?

-Lo que justamente no tenemos es eso. Cuando sucede el entubamiento del Arroyo Maciel, Vialidad Nacional se comprometió en conseguirnos un terreno frente al río para practicar el deporte, algo que aún no hemos adquirido. Hace un año, tuvimos un acercamiento con la Municipalidad de Avellaneda, en donde habíamos tenido un acuerdo que consistía en intercambiar nuestros terrenos de Manuel Estévez por un galpón cerca del río. No se dio. Habíamos invertido mucho dinero en hacer un anteproyecto como corresponde. Mientras tanto, seguimos hablando con diversos organismos para conseguir un predio en Dársena Sur, que no es tan grande pero que nos sirve para remar.

-¿Cuál es la actividad principal en estos momentos?

-Nos estamos reorganizando en cuanto a lo societario. Se han reincorporado viejos socios y han llegado personas de otros clubes de remo y hasta quienes quieren comenzar a practicar el deporte. Además, somos miembros del Buque Museo Fragata Sarmiento, que les otorga el reconocimiento a las entidades náuticas en cualquier rubro. Somos parte de la sociedad y, aparte de entregarnos una mención, participamos de actos protocolares junto a otras instituciones de la ribera para fortalecer la actividad en el río.

-¿Y por qué en el Riachuelo no se organizan más regatas de este tipo?

Por los problemas de la cuenca La Matanza-Riachuelo, si bien no estamos 100% inhibidos, el tema es complejo porque nadie quiere hacerse cargo de un problema. Nosotros hicimos solicitaciones para remar en diferentes conmemoraciones. Nuestro objetivo es afianzar el club. Tratamos de permanecer en el agua, de obtener un predio y blanquear la situación del de Manuel Estévez. Los plazos no son mediatos, pero nuestra idea es devolverle a la sociedad parte de lo que se vive en este deporte. 

Los dirigentes en la largada

.

Fuente: Pasión Dockense (El Periódico del Dock Sud) – Club de Regatas Almirante Brown (CRAB) – Fotos de C. Vázquez

 Año 0, Nº 7

ClubRegatasBrown@gmail.com

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

Artículos

Entre Ríos: UN NUEVO CLUB EN FELICIANO

San José de Feliciano es un municipio distribuido entre los distritos Basualdo y Manantiales del departamento Feliciano, ubicado en el centro norte de la provincia de Entre Ríos, a 251 kilómetros de la ciudad capital, Paraná y cuenta aproximadamente con unos...

leer más