MENDOZA: PIDEN DECLARAR LA EMERGENCIA SOCIAL EN MATERIA DE ADICCIONES Y CONSUMO PROBLEMÁTICO EN MENDOZA, ADEMÁS DE HACER CONTENCIÓN Y PREVENCIÓN MEDIANTE LA PRÁCTICA DE DEPORTES Y LA FORMACIÓN ARTÍSTICA

Nov 30, 2016 | MSD

 

 

20161130Pepe y Gustavo

 

Gustavo Arenas con Pepe Di Paola: El cura villero José María Pepe Di Paola –discípulo del papa Francisco– y el senador Gustavo Arenas durante un encuentro del Movimiento Social del Deporte (MSD).

Un proyecto de ley para declarar la emergencia social en materia de adicciones y consumo problemático en Mendoza fue presentado por el senador provincial Gustavo Arenas (FPV-PJ), en sintonía con la Comisión Nacional de Pastoral sobre Adicciones y Drogodependencia de la Conferencia Episcopal Argentina, que en el documento “Emergencia nacional: ni un pibe menos por la droga” –emitido el pasado 6– le solicita lo mismo al Poder Ejecutivo Nacional para todo el territorio argentino.

La iniciativa local ordena facultar a la Subsecretaría de Deportes y a la Secretaría de Cultura de la Provincia para que puedan “celebrar convenios con los clubes de barrio y de pueblo regulados por la Ley N°8.803 de Régimen de Promoción de Clubes de Barrio y de Pueblo”, para asignar docentes de Educación Física y de formación artística, respectivamente, en esas instituciones comunitarias sin fines de lucro con el fin de utilizar el deporte y el arte como espacios “de formación integral y prevención de adicciones”.

Simultáneamente prevé darle facultades “al Poder Ejecutivo provincial a reasignar las partidas de recursos y de erogaciones mediante las correspondientes modificaciones presupuestarias en las jurisdicciones y unidades organizativas que correspondan, dentro del Presupuesto votado para el presente ejercicio, con comunicación al Poder Legislativo, y que sean necesarias para hacer efectiva la atención inmediata de la emergencia mencionada”.

También aclara que sus objetivos son “fortalecer las políticas públicas de prevención, contención y tratamiento de las adicciones y el consumo problemático, aumentar la cantidad de profesionales para la prevención, el abordaje y el tratamiento de las adicciones en los centros preventivos asistenciales de la provincia de Mendoza, y ampliar el horario de atención social y sanitaria en cada centro preventivo asistencial que aborde adicciones y consumo problemático”.

Asimismo, determina que “el Poder Ejecutivo provincial, a través del Plan Provincial de Adicciones, creado por la ley N°7.088/2003, garantizará la disposición de profesionales para la prevención, el abordaje y el tratamiento de las adicciones en todos los departamentos de la provincia”, e invita a los municipios a adherir a la norma.

“No alcanza con perseguir al narcotráfico”

En los fundamentos de su propuesta, el legislador justicialista detalla que el documento difundido por la organización que integran delegados diocesanos de todo el país “hace referencia a cómo cotidianamente llegan a las parroquias en distintos pueblos y ciudades muchos pibes, gurisas, changos y chinitas que pierden su libertad por la falta de sentido y de oportunidades, quedando entrampados en el consumo de alguna droga tanto legal como ilegal”.

Y señala que, “en este contexto, la Iglesia ha asumido el rol de acompañamiento en el sufrimiento de las familias, ya que en algunos pueblos hay que recorrer más de 100 kilómetros para tener una consulta con un especialista de salud mental”.

El trabajo de la Comisión Nacional de Pastoral sobre Adicciones y Drogodependencia de la Conferencia Episcopal Argentina advierte incluso: “La respuesta que se sigue dando es con un acentuado enfoque en la dimensión represiva hacia los sectores más vulnerables. Basta comparar el presupuesto del Ministerio de Seguridad con el de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) para comprender la desproporción de la que estamos hablando”.

El análisis continúa reafirmando: “Pero hay que decirlo: si a nuestros jóvenes no les ofrecemos oportunidades reales para crecer, para descubrir el sentido de la vida, políticas públicas de prevención y un sistema de salud adecuado, van a ser estructuralmente vulnerables. No alcanza con perseguir al narcotráfico; hay que cuidar a los pibes”.

 

20161130MSD con Gustavo

 

Gustavo Arenas con la dirigencia del MSD: El senador Gustavo Arenas con la dirigencia del Movimiento Social del Deporte (MSD), que encabeza Víctor Lupo bajo la premisa de trabajar “por la cultura del encuentro a través de la educación, el deporte y el arte popular”

 

Adhieren municipios, provincias y organizaciones

Desde que fue presentado el documento, distintos municipios, como San Martín y San Isidro, y provincias, como Corrientes y San Juan, han elaborado iniciativas en concordancia con su preocupación por el aumento del consumo problemático y las adicciones en niños, niñas y adolescentes del país, además de sumarse en la exhortación a declarar la emergencia en adicciones, y proponer políticas públicas activas de prevención y abordaje de la grave problemática.

Mientras tanto, el Movimiento Social del Deporte (MSD) –del cual el senador Gustavo Arenas es integrante de la mesa nacional de coordinación desde noviembre del 2014– se sumó a la convocatoria de la Iglesia apoyando la declaración de emergencia, presentando distintos proyectos en los tres niveles de gobierno y, acompañado por los curas villeros, solicitando que se garantice una política de prevención para cumplir urgentemente con lo estipulado por la ley N°27.201, que ordena crear la Asignación Universal por Deporte y Recreación (AUHD) y aún no ha sido puesta en vigencia debido a la falta de voluntad política del Gobierno nacional para aplicarla.

Además promueve la construcción en los barrios más vulnerables, en forma colectiva, de espacios de prevención que tengan como puntales institucionales lo que resume como las tres “C”: el club, la capilla y el colegio.

Prevención desde el deporte y el arte

De esta manera, el proyecto de ley del legislador justicialista reafirma que “la declaración de emergencia debe estar acompañada con políticas que promuevan la prevención y el tratamiento oportuno de las adicciones”, y resalta conceptos del cura villero José María Di Paola –más conocido como el Padre Pepe, discípulo del papa Francisco– al reflejar: “El Estado debe organizarse de manera inteligente para abordar las adicciones. No alcanza con perseguir al narcotráfico: hay que cuidar a los pibes”. Así, asegura que “el Estado presente debe acompañar a niños, niñas y adolescentes haciendo prevención desde el deporte, la educación y el arte, promoviendo hábitos saludables y solidarios”.

Finalmente resalta definiciones del papa Francisco con conceptos derivados del Concilio Vaticano II, referidas a la temática: “El deporte no es solamente una fuente de regocijo, sino también una enseñanza de vida, un modelo. El deporte enseña a trabajar con modestia sin esperar nada de nadie y con el tácito mandato de exigirse todo a sí mismo. El deporte enseña a no darse por vencido jamás, a tolerar las derrotas y ponerse de pie para seguir. Enseña a tolerar el triunfo y ser generoso con el rival. El deporte enseña a amar una bandera y a jugarse por entero. Enseña a negociar con las dificultades, a convivir con los otros, a ser pacientes y a perseverar. El deporte enseña a insistir cuando todo parece estar perdido, el deporte educa al hombre. El deporte es un medio para la cultura física y ésta, un medio para una mejor calidad de vida de la población. El deporte es, en síntesis, la mejor escuela de vida”.

Fuente: Prensa Senador Arenas

25 de noviembre de 2016

 

 

 

 

Artículos relacionados

Artículos

Gran movilización en Rosario

"Ni un pibe menos por la droga" - Participaron dirigentes del MSD El padre “Pepe” Di Paola encabezó una nueva manifestación para exigir respuestas del Estado ante la problemática de los consumos en jóvenes. Distintas actividades en la ciudad y un festival en el...

leer más