Fábrica de jugadores: Qatar fabrica cracks foráneos rumbo al Mundial de fútbol 2022

Feb 19, 2015 | Información General

 

Igual que en el balonmano, el fútbol copia el modelo y busca jóvenes jugadores extranjeros para ir formándolos como materia prima propia. En este certamen ecuménico, el proyecto está dando resultados positivos.

 

 19022015foto Catar

 

Las impecables instalaciones donde el ahora anfitrión del mundial de balonmano comienza a formar juveniles con vistas al Mundial de Fútbol 2022. |@ Archivo / Los Andes

 

Fabián Galdi – Enviado especial a Catar

 

Mundial de balonmano 2015, Qatar semifinalista con la mitad de sus jugadores foráneos. Mundial de fútbol 2022, quién sabe cuántos jugadores que vistan la camiseta catarí estarán nacionalizados para ese entonces.

 

El modelo en balonmano es de probada eficacia. El mismo metro patrón puede aplicarse para la máxima competencia futbolística. La globalización en marcha, aunque en clave polémica: a más recursos económicos, las identidades nacionales se disuelven.  

 

Para la actual Copa del Mundo de handball, el entrenador español Valero Rivera desembarcó en este suelo con la premisa de correr los límites adelante en el por entonces balonmano catarí apto para principiantes.

 

Los números aprueban esta gestión del DT campeón del mundo con España en 2013: en un año y medio, ganó la Copa de Asia en mayores y menores; ahora, la formación que conduce definirá contra Polonia a uno de los finalistas del torneo en disputa.   

 


En su primera evaluación, Rivera tuvo en claro que no le alcanzaba para su proyecto el tener que arreglárselas con el plantel de la casa. Si algo no falta en estas tierras es el dinero fresco para invertir en deporte. Así, en pocos meses llegaron el arquero bosnio Daniel Saric, al cubano Capote, el español Borja Fernández, el francés Roine y los montenegrinos Stojanovic, Damjanovic y Markovic.

 

Los resultados están a la vista: Qatar es la primera selección asiática en clasificarse dentro de las cuatro primeras de un Mundial. Quizá, pueda conseguir otro registro histórico: convertirse también en la primera finalista surgida del continente asiático.

 

El fútbol observa bajo la lupa qué resultados está produciendo la representación de balonmano. Cuenta, además, con otro proyecto serio y desarrollado a mediano y largo plazo.

 

Otra coincidencia es que al igual que en el handball se contrató a otro cabeza de grupo nacido en España, Josep Colomer. A éste, se lo recuerda en Barcelona cuando acercó un niño prodigio a La Masía: Lionel Messi.

 

¿Cómo hace Qatar para ir insertándose en el lote de los países que apuestan a ser potencias futbolísticas? A falta de tradición y antecedentes, el Estado catarí buscó crear condiciones para generar una cultura deportiva permanente en la incipiente población local.

 

Así nació Aspire Academy, un modelo de gestión para la captación, desarrollo y perfeccionamiento de jóvenes futbolistas de entre 6 y 18 años de edad.

 


No sólo Doha fue la sede del proyecto futbolístico, sino que se abrió una filial en Senegal con la intención de generar un espacio para chicos de países africanos. 

 


El avance de este emprendimiento se potenció con la llave de acceso al sistema, la AFD (Aspire Football Dreams). Ésta creció en una doble dirección: se prueban futbolistas principiantes en 15 países, distribuidos entre América Latina, África y el sudeste asiático hasta llegar a una eliminatoria rumbo a la fase final de la selección.

 

Sólo quedarán 20 elegidos después de un proceso profundamente selectivo: de 50 futbolistas por país se seleccionan 3 y en la fase definitoria – en Catar – se llega a la veintena de ingresantes a la Aspire Academy.

 


El nivel de exigencia en la formación de los chicos cuenta con parámetros altísimos y los primeros resultados así lo demuestran. La AA compró un club de fútbol que participa en la segunda división de Bélgica y lo nutrió de jóvenes valores que hoy promedian los veinte años.

 

El equipo se llama Königliche Allgemeine Sportvereinigung Eupen y se lo conoce popularmente como “Los Pandas”. La liga belga se eligió porque en ésta no hay límite para jugadores no comunitarios, siempre y cuando sean mayores de 18 años.

 

Muchos de estos jovencitos, que en su mayoría son africanos, llegarán al Mundial 2022 con alrededor de 25 y 26 años, una edad ideal para formar parte de una Selección mayor.

 

Se cae de maduro que la Aspire Academy no hace filantropía, sino que está modelando a jugadores que en el futuro mediano podrían obtener la doble nacionalidad y así estar aptos para ser convocados al seleccionado adulto que competirá en suelo propio dentro de sólo siete años.

 


En la actualidad, AA supervisa las pruebas de cerca de 500 mil chicos futbolistas en 15 países, otra señal que Catar está dando al mundo en la búsqueda de alta excelencia deportiva. Y en silencio, al menos por ahora.

 

 

19022015Fabian Galdi

Fuente: Diario Los Andes – Mendoza

 

           30 enero 2015.

http://www.losandes.com.ar/article/catar-fabrica-cracks-foraneos-rumbo-al-mundial-de-futbol-2022

Artículos relacionados

Artículos

1978 – 8 de Enero – 2024. A 46 AÑOS DE UN SECUESTRO: Miguel Benancio Sánchez / El Atleta Poeta – Emblema de la Memoria, Verdad y Justicia (Del Libro “100 Ídolos Tucumanos”)

    “El atleta tucumano desaparecido Miguel Sánchez junto a la tenista rosarina Mary Terán de Weiss son hoy íconos de la lucha por la Memoria, Verdad y Justicia en el ámbito deportivo de nuestro país”reflexiona la senadora nacional chaqueña e integrante del...

leer más