Buenos Aires, 11 de mayo de 2020

LA UNIÓN NACIONAL DE CLUBES DE BARRIO APOYA LAS MEDIDAS DEL GOBIERNO NACIONAL DESTINADAS A NUESTRO SECTOR, COMO ASÍ TAMBIÉN AQUELLAS DESTINADAS A PROTEGER LA SALUD Y LA
ECONOMÍA DEL PUEBLO ARGENTINO.

En el marco de la pandemia por la que está atravesando gran parte del mundo y que ha generado, por un lado, el lamentable saldo de miles de muertos e infectados a diario, como así también, la peor crisis económica del siglo, la Unión Nacional de Clubes de Barrio de la República Argentina
manifiesta su apoyo a las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional tendientes a proteger la salud y la economía del pueblo argentino.

Reconocemos el esfuerzo y el trabajo que está llevando adelante el Estado Nacional en conjunto con los Estados Provinciales y Municipales con el fin de generar políticas públicas de asistencia directa a todos los sectores que conforman nuestra sociedad, especialmente a los más
vulnerables.

Sabemos que la pandemia de COVID-19 es un hecho excepcional que afecta a la salud de la sociedad en su conjunto, sin distinción de clases sociales, que requiere la colaboración y solidaridad de todos y todas para salir adelante. Por este motivo, los Clubes de Barrio nos hemos puesto a disposición de las autoridades gubernamentales de todos los niveles del Estado, desde el primer día y de manera solidaria, con el objetivo de auxiliar en los diferentes dispositivos desarrollados para afrontar la pandemia. Alrededor de 3.000 clubes en todo el territorio nacional
comenzamos a colaborar de diversas maneras; algunos, en la realización de ollas populares con la finalidad de acercar la ayuda social a quienes más lo necesiten. Otros, en cambio, nos hemos convertido en Centros de Aislamiento Preventivo para dar alojamiento a posibles infectados de COVID-19.

Todas estas acciones solidarias llevadas adelante en el marco de la emergencia social y sanitaria implican para los clubes un enorme esfuerzo, producto de la crisis económica y administrativa que venimos atravesando, principalmente a partir de los últimos cuatro años, en los cuales se ejecutaron una serie de políticas públicas, fundamentalmente en
materia de tarifas de servicios, que lejos de fortalecer nuestras instituciones fomentaron el deterioro estructural de las mismas.

Hoy vemos que los Clubes de Barrio volvemos a estar presentes en la agenda del Gobierno Nacional. El anuncio de programas y acciones destinados a nuestro sector, como el Programa de Apoyo en la Emergencia para Clubes, la Resolución 173/2020 (la cual establece que Clubes de Barrio y Sociedades de Fomento no sufrirán el corte de los servicios públicos en caso de mora o falta de pago), la inclusión de clubes y Federaciones Deportivas en el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (Plan que contempla la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales y el apoyo del
Estado para pagar hasta el 50% de los salarios), el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que se dispuso para trabajadores informales y monotributistas de las primeras categorías, entre otros.

Sabemos que a pesar de la voluntad política de la actual gestión de jerarquizar políticas públicas destinadas a nuestro sector (ejemplo de lo señalado es la creación del Ministerio de Deporte), muchas Instituciones no van a poder acceder a ser beneficiadas por estas medidas, ya que acarrean desde hace varios años la difícil problemática de la falta de documentación, hecho que amerita trabajar de manera urgente un viejo anhelo de la Unión Nacional de Clubes de Barrio: la Amnistía
Administrativa para instituciones barriales. En este mismo sentido queremos señalar que desde el inicio de la actual gestión hemos sido escuchados y convocados a trabajar en conjunto.

Gobierno Nacional e Instituciones representativas trabajaremos en pos de ir mejorando día a día las políticas públicas destinadas a los clubes. Estamos convencidos de que las condiciones están dadas para comenzar a construir la Reglamentación de la Ley Nacional de Clubes de Barrio. Es un derecho que reivindicamos desde que la creamos y estimamos fundamental para la nueva etapa de reconstrucción del tejido social que se avecina.

Queremos expresarles al señor Presidente de la Nación, Alberto Fernández, y al Ministro de Deportes de la Nación, Matías Lammens, que cuenten con el apoyo y el acompañamiento de la Unión Nacional de Clubes de Barrio, para trabajar en todo lo referido al progreso, crecimiento y desarrollo sostenido de los Clubes de Barrio y de Pueblo de la República Argentina.

UNIÓN NACIONAL DE CLUBES DE BARRIO.

Alberto Fernández – Matías Lammens