28042015Luis Nicolao

Luis Alberto Nicolao, una de las máximas figuras de la natación argentina de todos los tiempos, nació el 28 de junio de 1944 en el barrio de Boedo. Su casa familiar estaba en Independencia y Dean Funes, a pocas cuadras de la mítica esquina de San Juan y Boedo. Es el único nadador argentino que batió dos veces el récord mundial de 100 metros mariposa, cuando a los 17 años lo repitió en una misma competencia, el Campeonato Mundial en Brasil. Fue representante olímpico en tres oportunidades (Tokio 60, Roma 64 y México 68) y ganador, entre otras cosas, de 3 medallas de bronce en Juegos Panamericanos.

Su historia está marcada por el increíble episodio que le ocurrió en la final de 100 m mariposa en los Juegos Olímpicos de México, cuando un embotellamiento de tránsito dejó trabado al ómnibus que lo trasladaba a la competencia y no pudo llegar a tiempo.

“Hay dos momentos que marcaron mi carrera deportiva, el 29 de junio de 1955, un día después que cumplir 11 años, cuando participé en mi primera competencia, y aquel desgraciado hecho que me dejó al margen de la final los Juegos de México en mi mejor momento físico”, contó años después Nicolao, cuando se desempeñaba como asesor en la Secretaría de Deporte de la Nación. “Ese día dejé de nadar y tenía sólo 24 años. Fue por un decepcionante error del Comité Argentino, los demás competidores llegaron al lugar de destino por un camino alternativo; yo sin saber de esta medida pero previendo que podía haber problemas con el tránsito, tomé el ómnibus cuatro horas antes, y fue de no creer, estuvimos tres horas y media demorados con el micro”. La decepción continuó luego, cuando no consiguió que se reviese la eliminación, una vez comprobada la razón de su ausencia, porque pese a la buena voluntad de los fiscales de la prueba, la delegación dirigencial argentina no estuvo a la altura de las circunstancias.

El Club de Nicolao fue el Ateneo de la Juventud, a cuyas piletas se animó cuando ya tenía 9 años, ya que “hasta entonces le tenía mucho miedo al agua”. Su primera prueba fue en el club Gimnasia y Esgrima en 50 mts, que pese a su edad no lo querían dejar participar, pero la terminó ganando a chicos más grandes.

A los 14 viajó al exterior para competir por primera vez y ganó el Campeonato Sudamericano en Cali, Colombia.

Figura de la natación nacional durante la década del ’60. Entre sus máximos logros se destaca la gran victoria ante el campeón olímpico Mark Troy en Japón, en 1961. Ganó cuatro medallas panamericanas entre los Juegos de San Pablo ’63 y Winnipeg ’67. Participó además de los Juegos Olímpicos de Roma ’60, Tokio ’64 y México ’68.

Máxima atracción en los Sudamericanos de 1962, ’64 y ’67, torneos donde consiguió récords sudamericanos de 200 metros libre, 100 y 200 mariposa, y argentinos en 100 y 200 libre y mariposa, y 200 y 400 medley.

En EE. UU. donde vivió un tiempo al ser  becado en la Universidad de Stanford por sus dotes deportivas, ganó los Campeonatos nacionales de ese país del ’63 al ’67 y los torneos Universitarios del ‘64 al ‘68. También ganó el Campeonato de Hawai ‘61 y el de Alemania en el ‘66.

Además fue campeón nacional de todas las categorías (menores, cadetes y mayores) y dejó en el recuerdo las memorables jornadas del 24 y 27 de abril de 1962 en la pileta del club Guanabara de Río de Janeiro, cuando mejoró dos veces el récord mundial de los 100m mariposa, al alcanzar una marca de 57s, registro que duró hasta julio de 1967.

Ganador del Olimpia de Oro en el año 1961 y del Konex de la década en 1980..

Nicolao, un icono del deporte argentino, jurado permanente del diario Clarín para elegir las revelaciones del deporte argentino, actualmente vive en la ciudad de Mar del Plata. Durante el año 2004 fue Director de Deporte en la gestión de Roberto Perfumo como Secretario de Deportes de la Nación. En el año 2006 / 07 fue asesor junto a Romina Plataroti y Osvaldo Suárez, de la Dirección de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires, en el programa Juanito Laguna y en el año 2007 se le entregó el premio “Dignidad Mary Terán de Weiss”.

Fuente: Libro “100 Ídolos Porteños” de Horacio del Prado y Víctor F. Lupo

Página 158

Editorial Corregidor

27 abril de 2020

victorflupo@gmail.com;