Tucumán: “Siempre entreno para ser el mejor”

Imprimir

 

Sebastián Orellana es un apasionado por el karate y lo demuestra día a día. El joven oriundo de Villa Luján busca consagrarse en su Tucumán querido.

Por Alejandro Lobo

20160517foto tucuman

Sebastián Orellana junto al sensei Luis Andrada comparten la pasión por el karate.

La ciudad parece tranquila y el calor del pleno otoño dice presente en el Complejo Avellaneda. Mientras los niños se preparan para una nueva jornada a cargo del sensei Luis Andrada, Sebastián Orellana un apasionado por el karate nos cuenta sus inicios. “Esta pasión me la inculcaron desde chico. Mi mamá me llevó al dojo donde estoy desde hace cuatro años y siempre entreno para ser el mejor. Esto es un estilo de vida”.

Las vías de la vieja estación brillan a la espera del nuevo tren con destino a Buenos Aires. Los curiosos comienzan a acercarse al recinto deportivo ubicado en avenida 24 de septiembre 1237. Mientras, Sebas, oriundo de Villa Luján, cuenta cómo son sus entrenamientos. “Los ejercicios se reparten en la parte técnica que la realizamos lunes, miércoles y viernes en un solo turno. Los martes y jueves hacemos físico y los sábados dos turnos de ambas cosas”.

El estudiante de Educación Física, en su corta carrera como karateca, ya posee títulos y va por más. Fue subcampeón por equipos en Lima (Perú). Además, fue campeón Nacional y estuvo mucho tiempo primero en el ranking de la categoría -78 kilos juvenil y hoy se ubica segundo en la categoría -75 kilos mayores.

Mientras las agujas del reloj corren sin parar, el profe del dojo gimnasio Santa Fe confiesa que estuvo cerca de dejar todo y revela sus anhelos: “Uno de los sueños que tengo es llegar a ser titular en la selección de Karate Nacional y creo que para eso tengo que entrenar más duro. Lo que me pasó me dejó la enseñanza que más allá de todo se puede”.

Orellana se prepara para pelear el próximo 14 y 15 de mayo en la segunda fecha del torneo nacional. Tucumán lo verá luchar contra los mejores del país en el Complejo Belgrano y revela que no tiene ningún apoyo de parte del gobierno de turno.

Las actividades siguen su rumbo y Sebastián antes de despedirse hace un punto aparte para agradecerles a sus maestros de la disciplina. “Tengo tres referentes que nunca me dejaron solo. El primero es el sensei Iván Troitiño que es como un padre. Luego, el doctor Juan Pablo Torres, que es el jefe de entrenadores y uno de los que me acompañó. Además, está Luis Andrada a quien más afecto le tengo porque me vio muchas veces llorar y otras reír y estuvo en el duro momento”.

Fuente: VO – VE -COM

24 abril de 2016

http://vo-ve.com/nota/14975-%E2%80%9CSiempre-entreno-para-ser-el-mejor%E2%80%9D

Foto: Facundo Fadda.