Carta de Lectores
“A partir de los '70, el deporte dejó de ser deporte”

PDFImprimirE-mail

 

Disertación de Víctor Lupo en la Universidad de Palermo

 

24062015VL21

 

Un recorrido por la historia del deporte, las relaciones “carnales” entre el deporte profesional y la televisión, la necesidad de sumar dirigentes preparados y capacitados para los nuevos desafíos y un periodismo que también sume conocimientos fueron algunos de los temas abordados por el ex subsecretario de Deportes ante estudiantes de periodismo. También alentó una inminente reforma a la Ley Nacional del Deporte.

El escenario fue el auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires. Allí, Víctor Lupo se explayó sobre las cuestiones que más conoce, más ha profundizado y más lo apasionan del deporte. En definitiva, el juego que mejor juega y que más le gusta.

Lupo defendió enfáticamente la reforma de la Ley Nacional del Deporte, que el impulsa con fuerza y tesón. “Hay que aprovechar la gran fuerza política que tiene el deporte y esperar la aprobación de la reforma de su ley”, indicó, en una charla coordinada y moderada por el periodista Alejandro Di Giacomo, coordinador de la carrera de Periodismo y Periodismo Deportivo en esa casa de altos estudios.

“La ley se origina (en 1974) como un intento para institucionalizar el deporte, de darle forma. Estaba dentro de un proyecto político, es democrática y participativa”, detalló. “La idea de actualizarla es porque varios puntos centrales han quedado desactualizados, como por ejemplo, el presupuesto”, deslizó el historiador.

24062015VL41

“Los diez años de las presidencias de Juan Domingo Perón fueron la época dorada del deporte en Argentina. Además, se masificó la práctica deportiva en niños y jóvenes a través del impulso que le dio su esposa a los Juegos Evita”, afirmó Lupo, ante un auditorio integrado por estudiantes de Periodismo y Periodismo Deportivo. “Luego vinieron las dictaduras militares en todo Latinoamérica y el neoliberalismo y comenzó la decadencia deportiva. En 1976, el gobierno de facto destruyó a los clubes de barrio y creó polideportivos para reemplazarlos, polideportivos en donde la gente no iba. Servían para que los intendentes posen en la foto de la inauguración. Esos lugares, en el interior del país terminan actuando como playones para el narcotráfico”, completó el ex secretario de deportes de la Nación, criticando con dureza ese período negro de la historia nacional del deporte.

Ante la consulta de algunos alumnos, Lupo también se refirió al estado del periodismo en Argentina. “Hay una crisis de valores -dijo-, que comenzó con el concubinato del alto rendimiento deportivo con la televisión”, algo que produce “una degradación en el deporte y también en el periodismo”. “De pronto, el deporte, en los años '70 dejó de ser un juego para convertirse en un gran negocio y ahí todo se trastocó. El deporte dejó de ser deporte a fines de los '70”, opinó.

En su charla, Lupo también alentó la capacitación para los dirigentes deportivos.  “Deben formarse, estudiar, investigar y estar a la altura de los nuevos tiempos”, dijo.

Y para cerrar el encuentro parafraseó al papa Francisco, a quien elogió ampliamente, al afirmar ante los estudiantes que deben “hacer lío” como pregona el Pontífice. “Lío en el sentido de objetar, discutir con fundamentaciones, cuestionar. Es a la edad de ustedes que hay que ser rebelde en el sentido de objetar para evolucionar, para transformar, para avanzar y crecer”, concluyó.

Fuente: Universidad de Palermo

Junio 2015.

 

 

 

 

 

 
El deporte se practica para crecer y no para excluir, recuerda el Papa Francisco

PDFImprimirE-mail

Por Alvaro de Juana

22062015Francisco Deportistas Especiales

Foto: El Papa Francisco en el encuentro de esta mañana.

El Papa Francisco abordó en un encuentro con atletas con discapacidad el verdadero sentido de la práctica deportiva frente a la obsesión por ganar y la difusión de una “falsa cultura deportiva, la del éxito económico, la de la victoria a toda costa, la del individualismo”.

Entre los numerosos valores que tiene el deporte, está el de “salir de sí mismo y ponerse en juego”. Es una manera de aprender “a participar, a superarse, a luchar juntos” y así ayudar “a superar todas las formas de discriminación y exclusión”.

El Papa Francisco resaltó las virtudes del deporte al recibir en la mañana de hoy en el Vaticano a 150 atletas discapacitados de la “Special Olympics Italia”, que participarán a finales de julio en los Juegos Mundiales de Los Ángeles, en Estados Unidos.

A ellos los animó a “amar la vida” y a “apreciarla con todas sus limitaciones”. “Que nadie se sienta excluido de la práctica del deporte”, pidió explicando después que se debe recuperar “el deporte 'amateur', el de la gratuidad, el deporte por el deporte”.

“El mundo del deporte suele mirar a la Iglesia con confianza y atención porque sabe que es posible trabajar juntos para devolver a la práctica deportiva su sentido verdadero: un sentido educativo, recreativo, de entretenimiento; y también su dignidad cultural y social”, afirmó Francisco.

A su vez destacó cómo estos deportistas eligieron el deporte “como experiencia de promoción y crecimiento en presencia de una condición de fragilidad y limitación”.

En este sentido, “es hermoso y significativo que los jóvenes y los adultos encuentren en el entrenamiento deportivo y la participación en competiciones internacionales un estímulo para vivir con plenitud su vida”.

Se trata de “un reto”, ¡y vosotros lo han aceptado ‘bajando al campo’!”. Por ello los animó “a proseguir este esfuerzo de ayudaros unos a otros a descubrir vuestro potencial y de amar la vida, de apreciarla con todas sus limitaciones, y sobre todo con sus lados más bellos”.

El Pontífice manifestó que “el deporte es un camino ideal para este descubrimiento, para abrirse, para salir de sí mismo y ponerse en juego. Así se aprende a participar, a superarse, a luchar juntos. Todo esto ayuda a convertirse en miembros activos de la sociedad e incluso de la Iglesia; y ayuda a una y otra a superar todas las formas de discriminación y exclusión”.

El Santo Padre les pidió “ser fieles” a “este ideal de deporte” y rechazar cualquier contagio de la “falsa cultura deportiva, la del éxito económico, la de la victoria a toda costa, la del individualismo”.

“Es necesario, en cambio, reencontrar el deporte 'amateur', el de la gratuidad, el deporte por el deporte. Debemos preservar y defender el deporte como experiencia de los valores humanos, de competición, sí, pero con lealtad, con solidaridad. ¡Dignidad para cada persona siempre! Que nadie se sienta excluido de la práctica del deporte. Y para lograr este objetivo hace falta la acción generosa y armónica de las diversas realidades sociales e institucionales”.

Francisco acabó su discurso deseando a los atletas que vivieran los próximos campeonatos del mundo con alegría, entrega y serenidad, para divertirse y entablar amistad con sus hermanos y hermanas de todo el mundo.

La “Special Olympics” es una asociación deportiva internacional fundada en 1968 en Estados Unidos por Eunice Kennedy Shriver para ayudar a las personas con capacidades psíquicas diversas a desarrollar la confianza en sí mismas y sus habilidades sociales mediante el entrenamiento y la competición deportiva.

Fuente: VATICANO, (ACI).-

Foto: L'Osservatore Romano

19 Junio 2015

https://www.aciprensa.com/noticias/el-deporte-se-practica-para-crecer-y-no-para-excluir-recuerda-el-papa-francisco-78378/

 
 
El fútbol y las reglas: pasión, juego, negocio

PDFImprimirE-mail

 

16062015AFA

Visto fríamente el fútbol es solo un juego. Como tal, está compuesto de reglas que establecen las condiciones para que podamos jugarlo. Las hay que dicen cuando se puede tocar la pelota con la mano; o las que determinan los requerimientos para que ocurra eso que llamamos “gol”. Pero el fútbol es, también, una pasión de multitudes. Un entretenimiento que se empecina en evitar que dejemos atrás nuestras reacciones más instintivas. Alegrías y tristezas. Algarabías y desasosiegos. Todas se dan cita en este fenómeno que trasciende barreras generacionales y económicas; sociales e idiosincráticas.

Además, el fútbol es un negocio. Mueve millones de dólares. Los derechos de espectáculo y los ingresos por publicidad importan sumas dinerarias astronómicas. Porque en el fútbol intervienen nuestras pasiones más básicas, el fútbol es un juego millonario. Por eso existen reglas que fijan las condiciones que debe cumplir para desarrollarse legalmente. Así, imponen las condiciones elementales a las que deben sujetarse las transacciones comerciales y económicas vinculadas a este negocio. Los objetivos aquí son: evitar las imperfecciones en el mercado, regular de modo no arbitrario y justo las condiciones contractuales y, por fin, sancionar hechos corruptos. Si estas reglas no son respetadas, el futbol termina siendo un negocio para unos pocos. Cuando unos pocos se enriquecen a costas del entusiasmo de muchos, tarde o temprano, el esplendor del espectáculo decae, enturbiándose la pasión que este genera.

En nuestro país, somos conscientes de todo esto. Sometemos a la pasión por el fútbol, al juego del fútbol y al negocio del fútbol a reglas bien estrictas. Estas disposiciones tienen claros objetivos: i) prevenir la violencia y sancionar a los violentos; ii) permitir que el juego sea un juego sometido a condiciones imparciales y neutrales respecto del poder relativo de los participantes; y, por último, iii) fijar pautas de transparencia y control público. En especial, cuando existe dinero público financiando el juego, la pasión y el negocio del fútbol.

Pese a que seamos conscientes de esto, hay oportunidades en las que se dificulta hacer efectivas estas reglas. En estos casos las consecuencias son desastrosas. Así somos espectadores de la violencia del fútbol. Los protagonistas ya no son quienes juegan el juego; sino los violentos de siempre y los dirigentes cómplices. Estos dirigentes, también, hacen negocios a nombre propio para lo que emplean el nombre del futbol. El escándalo en la FIFA es, tan solo, una pequeña muestra de esto.

Y, mucho más cercano a nosotros, pero no menos vinculado, los negocios impuros en los que la protagonista es la AFA y sus dirigentes. Además, existen oportunidades en las que la efectividad de estas reglas se obstruye por la deliberada decisión de algunos de sus protagonistas. El caso del tratamiento del informe de la  Auditoría General de la Nación respecto de la gestión del Programa Fútbol Para Todos es un claro ejemplo. Debemos comprometernos con la sujeción del fútbol a las reglas. Se trata, en definitiva, de evitar que la política y el dinero actúen de modo descontrolado sobre el fútbol. Que los violentos, los tramposos y los corruptos no nos arrebaten el juego que tan felices nos hace.

Alejandro Nieva

Auditor General de la Nación

Fuente: Clarín

8 de junio de 2015

http://www.clarin.com/opinion/FIFA-AFA-Futbol_Para_Todos-Corrupcion-Violencia_0_1372062816.html

 

 

 

 

 

 
 
AGRADECIMIENTO AL MSD DE UN DIRECTOR DE DEPORTE

PDFImprimirE-mail

 

05062015Pocho

Señores de

Movimiento Social del deporte

S                       /                      D

De mi mayor consideración:

                                                    Me dirijo a Uds. y por su digno intermedio a todos quienes trabajan por el deporte social en cada lugar de nuestra Nación con el objeto de hacer llegar el agradecimiento por todo el apoyo recibido a través de más dos décadas de gestión en la Dirección de Deportes Municipal,  tanto en la realización y puesta en  marcha de proyectos deportivos comunitarios, capacitaciones docentes y deportivas, como en tantas otras manifestaciones deportivas realizadas en la comunidad de Benito Juárez.

                                              Luego de 37 años de labor docente en las provincias de Formosa y Buenos Aires, ha llegado el tiempo de la jubilación docente y el retiro obligatorio de la función pública municipal como Director de Deportes.

                                                     Las etapas se cumplen, y es momento de  pausa y análisis, de recambio generacional; seguros de haber llevado a cabo una gestión transparente, profesional, con compromiso y dedicación,  con aciertos y errores, tratando de alcanzar los objetivos propuestos,  “crear una cultura por la actividad física, el deporte y la recreación”.

                                                  Un gran abrazo a todos con quien compartí la hermosa y grata tarea de trabajar por la educación física y el deporte.

                                            Atentamente

  Prof. Oscar “Pocho”  D’Anunzio

  Benito Juárez – Bs. As.   

 

  Benito Juárez, junio de 2015.-

 

 

 

 

 

 
 
El padre de la criatura -- Por Ezequiel Fernández Moores

PDFImprimirE-mail

27042015leon

Ver aLeón Najnudelen cine produce una emoción especial cuando hoy mismo se cumplen 30 años exactos de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB). “Nunca un deporte estuvo tan ligado a una persona”, dice en la pantalla grandeVíctor Hugo Morales. Lo dice en “León, reflejos de una pasión”, un documental deJosé Glusmansobre la vida de Najnudel, una de las pocas cintas de deporte de la nueva edición del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI) y que desde el jueves se exhibe también en el cine Gaumont, a metros del Congreso. Glusman presentó también su documental ante 700 personas en el gimnasio “Héctor Etchart”, escenario central de la obra de Najnudel. Y lo hizo el 22 de abril pasado, a 17 años exactos de la muerte del hombre que ayudó a nacer a la mejor generación de jugadores de básquet de Argentina. La generación cuya máxima hazaña, el oro de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, León no pudo alcanzar a ver, consumido en 1998 por una leucemia cuando tenía apenas 56 años de edad.

“Is coming León” (Está llegando León). Así anunciaban la llegada de Najnudel, por altavoces, en los play grounds del Harlem. “Eran todos afroamericanos allí, absolutamente todos menos nosotros dos”. Lo cuenta otro periodista,Adrián Paenza, al recordar de qué modo buscaba jugadores Najnudel en los semilleros del básquet de Estados Unidos, donde ni los taxistas querían llegar y donde él sí era recibido con todos los honores. Se sentaba en el banco de los suplentes “en medio de una nube de marihuana”, como cuenta Paenza. Buscaba jugadores donde fuere. Si estaba en “El Greco” o “El Dandy”, alguno de sus “cafés-oficina” porteños, y veía que pasaba por la calle un pibe alto, salía disparado a preguntarle dónde jugaba. Si era alto tenía que jugar al básquet. Volvía con sus amigos a la mesa del “café-oficina”. Renovaba whisky y cigarrillo. Y seguía hablando de básquet.

Alguna vez contóHernán Montenegro, “el Loco Montenegro”, una anécdota que describe como pocas lo que significaba la Liga Nacional para Najnudel. León acababa de conquistar una hazaña. Campeón de la Copa del Rey en España con el modesto Zaragoza. Era 1984. Retornaba la democracia en Argentina y el básquet, por fin, se atrevía a su sueño de federalización, masividad y competencia, la Liga Nacional. “Un mediodía fuimos al club y le arrimaron a León un telegrama en el que desde la Argentina le confirmaban que se iba a crear la Liga Nacional. Me quedó grabado porque para él fue como ver nacer a un hijo. Fue la única vez que lo vi llorar. León había salido campeón de la Copa del Rey, hecho histórico para el básquet español de aquel momento, y no se emocionó. (‘¿Qué voy a ser? ¿Hincha del Zaragoza?’, se reía). Rescindió su contrato con Zaragoza y volvió enseguida”. A León le ofrecieron además dirigir a la selección argentina. Ese trabajo le duró poco porque no aceptó condicionamientos. La Liga Nacional, aún con problemas, sigue vigente. Cumple hoy 30 años de vida.

El primer partido oficial se jugó el viernes 26 de abril de 1985. San Lorenzo de Almagro-Argentino de Firmat en el estadio de Obras Sanitarias. Lanzamiento formal en Buenos Aires, aunque por cuestión de minutos comenzó antes Pacífico-Atenas de Córdoba en la cancha de Independiente de Bahía Blanca, una plaza inicialmente hostil a la Liga, porque temía perder poder. León participó del salto inicial, según recordó alguna vez el periodista Osvaldo Ricardo Orcasitas(ORO), recientemente fallecido, y también impulsor central de la Liga desde las páginas de la revista El Gráfico. “La única forma de competir es con los mejores y contra los mejores. Todos nos haremos mejores”, cuenta ORO en el documental que decía León. Una de las mejores anécdotas es cuando se enoja con un funcionario de la dictadura, un militar a quien él debía explicarle por qué era necesario crear la Liga. “De básquet con usted no discuto, porque de básquet usted no entiende nada”, despachó al burócrata. Igual, hablaba con quien sea en su misión pro-Liga. “Me voy a boxear con fulano”, decía a sus amigos. Y lo “boxeaba”. Y escribía. No eran tiempos de Internet. Intercambió 800 cartas en un año. Siempre por la Liga.

Conocí a León en 1984, apenas recuperada la democracia. Una entrevista para la revista El Periodista (en la que trabajaba) junto con otros entrenadores que también luchaban por un deporte más democrático, comoOsvaldo Arsenio, en natación, yJuan Carlos Enseñat, en vóleibol. Fue fascinante. Aprender de especialistas que solo buscaban “socializar el conocimiento”, como cuenta Paenza en el documental. Adelantado y obstinado, León, dice en otro tramo el jugador Andrés Nocioni, viajaba 400 kilómetros en su auto para ver jugar a un pibe que prometía. No decía nada. Hacía fila y pagaba su entrada como uno más. Y le bastaban dos minutos. “Ahora me voy a comer pescado a un lugar que me recomendaron”. Esos dos minutos sirvieron para armar años. Porque a Nocioni le habló no sólo de que se iría a jugar a Buenos Aires. Le habló de su futuro en la Selección.

“Los hijos de la Liga”, tituló Orcasitas en la revista oficial del Premundial Neuquén 2001, antes del primer título de lo que terminó siendo “La Generación Dorada”. Por supuesto que también participa del documental el símbolo máximo de ese equipo,Manu Ginóbili, hoy todavía vigente, figura del equipo histórico de los Spurs que buscan un nuevo anillo de la NBA. Hay quienes dicen que ni Manu ni el oro de Atenas tienen más valor que la Liga Nacional que impulsó Najnudel. “León –dice el entrenadorJulio Lamas, acaso su principal heredero- fue la persona más importante del básquetbol argentino, porque provocó que se cambie la forma de competición”.

Sin la Liga Nacional, acaso no habríamos tenido esos cracks y esos títulos. Ni el subcampeonato mundial en Indianápolis 2002 ni el bronce olímpico de Pekín 2008 ni todo lo que sucedió con el fabuloso equipo de La Generación Dorada. “Cuando lo conocí tenía apenas 15 años, todavía no tenía noción de lo que significaba”, cuentaLuis Scola, el otro gran símbolo de ese equipo.

Hasta 1984, el básquet argentino tenía una competencia interna mediocre y dispersa, con el Campeonato Argentino como única disputa nacional, apenas 10 días en todo un año. La selección jugó cuatro de los ocho Mundiales entre 1954 y 1982. Sin apariciones olímpicas. Un estudio de las selecciones menores argentinas entre 1955 y 1982 -cuenta el periodista Alejandro Pérez-, mostraba que el 43 por ciento de esos juveniles llegaban a la selección mayor luego de pasar por equipos de Buenos Aires y el 14 por ciento desde un equipo del interior. La Liga Nacional cambió todo.

La Liga, que en 2013-14 tuvo un movimiento de más de 120 millones de pesos, hoy sufre problemas. La Generación Dorada está en retiro. Y hasta sus jugadores han tenido que intervenir para exigir una nueva conducción, decepcionados porque sienten que no se han aprovechado sus éxitos para que su deporte crezca. Lo han hecho por amor a su deporte. Por el amor que acaso aprendieron de León Najnudel, un entrenador carismático y didáctico, de 455 partidos dentro del país, que ganó Ligas Nacionales, Copas del Rey, Sudamericanos de Clubes. Y cuyo triunfo más importante cumple hoy 30 años: La Liga Nacional

Fuente: La Gaceta

26 abril de 2015

http://lgdeportiva.lagaceta.com.ar/nota/635120/deportes/padre-criatura.html

 

 

 

 

 
 

Página 7 de 14