Carta de Lectores
MARIO CABRERA "CON LOS CURAS DE LA VILLA"

PDFImprimirE-mail

 

09092015Pepe con los cantores

En el día de ayer, el amplio salón del Centro Cultural Catulo Castillo, del barrio del Abasto, vio colmadas sus instalaciones para la presentación del nuevo disco de nuestro amigo Mario Cabrera con su grupo "Cantores de Aquí" que integra con Shalo Leguizamòn y Daniel Vaca. El titulo del disco es “Con un Pueblo en la voz” e incluye la canción CON LOS CURAS DE LA VILLA, cuyo video fue grabado con la participación de nuestros amigos de la Parroquia San Juan Bosco del barrio La  Carcova.

Entre los asistentes se encontraba el padre Pepe Di Paola con una ruidosa concurrencia de la feligresía de dicho barrio, acompañado por otros amigos de Generación Francisco.

El disco sin dudas será un gran éxito del autor de Amor Salvaje y Ese niño que ha nacido entre muchas otras canciones de amplia difusión.

Con nuestros deseos de éxitos para Mario y los Cantores de Aquí. Adjuntamos el enlace para ver el video del disco para Con los Curas de la Villa y un reportaje a Mario que publicó el Movimiento Social del Deporte en la página de Mundo Amateur.

Videos:

1) https://www.youtube.com/watch?v=H7s3_XTYxJU

2) https://www.youtube.com/watch?v=SYGSVnuHugo

 


Reportaje

Grabó 14 discos y viajó por el mundo con su música pero no es un rockstar. Conoce muchos rincones escondidos de la Argentina pero no es un agente turístico. Siente un gran compromiso por la causa social. Según él, esto se relaciona con su militancia política desde los 13 años. Hoy es abogado y docente en la UBA. Disfruta ver trabajar a sus alumnos con entusiasmo porque “ellos todavía creen en las palabras: Justicia y Derecho”. Todos estos atributos pertenecen a Mario Cabrera (integrante del MSD) quien, ante todo, se define como un artista popular.

¿Qué significa ser un artista popular?

Un artista popular es alguien que trata de aprender del pueblo para cantar lo más parecido a él. Intenta representar la identidad de éste desde un lugar diferente a la erudición: el paisaje humano. Yo vengo de Tucumán. Por lo tanto, compongo canciones que representan ese gesto. El segundo elemento que utilizo para mantener esa fidelidad es la utilización del lenguaje de todos los días. Las canciones que uno deja tienen que representar la expresión del pueblo, su alegría y su tristeza. Todo esto trasciende el paso del tiempo.

¿Cómo se vinculan la canciónCon los curas de la villay tu impronta personal?

Es una canción escrita por un tucumano para los curas de la villa. Desde esa visión lo hago. Es como tener una cosmovisión amplia con mirada tucumana. La letra sencilla manifiesta una situación de la que formo parte. Por eso, es una canción tucumana dedicada a los curas de la villa.

¿Cómo es el paisaje humano de la villa?

En primer lugar hay mucha gente humilde. Ellos enseñan mucho porque no tienen las distracciones de las cosas materiales. Cuando un rico es amigo quizás está generando una venta. Cuando un pobre es amigo, es amigo en las buenas y en las malas. Cada vez que voy a cantar a la villa del padre Pepe y me encuentro con los muchachos, yo sé que se alegran sinceramente con mi llegada.

Hay más de 600 villas en Buenos Aires, ¿por qué mencionás específicamente La Cárcova en tu canción?

La canción me surgió ahora y Pepe está en La Cárcova. Pero él no es el único. “Con los curas de la villa” también incluye a los de la 21 y los de Caacupé donde me cansé de ir a cantar y de comer el pollo con arroz más rico que uno pueda encontrar. La canción genéricamente menciona un lugar. Yo no vivo ahí, solo me encuentro con mis amigos. Hacer alusión a los curas de La Cárcova también incluye a los de Tucumán y todos los curas villeros.

 

090092015cantando

 

¿Por qué con los curas villeros?

Porque añoro la política que no tenía un interés personal y se dedicaba al mejoramiento de las situaciones de los demás. Extraño esa entrega de generosidad sin cálculos ni especulaciones. Yo he visto eso en los curas de la villa.

¿Qué quiere decir sin cálculos ni especulaciones?

Después de los años de la dictadura, vinieron dirigentes políticos que me llevaron de desilusión en desilusión porque detrás de todo el fin siempre estaba su propio beneficio. Por el contrario, el cura villero acciona con el más bello interés. Lo hace con los demás y por los demás. Comen y viven en la villa. Eso es un gesto maravilloso porque es una visión de querer aprender y compartir todo con los demás ya sean charlas, el frío y las pequeñas cosas.

¿Cuál fue el primer contacto que tuviste con un cura villero?

Fue con el Padre Amado Dip que no era villero. Lo conocí en la época del 70 en medio del Tucumanazo. Yo tiraba piedras de caradura porque no había mucha organización. Entonces, el Padre Dip dio una misa porque muchos estudiantes compañeros habían sido detenidos. Ésa fue la primera vez que tuve vínculo con un cura comprometido con la causa social, es decir, en medio de una protesta.

¿Identificás a los curas villeros con la protesta social?

Están inmersos en una burbuja donde algunos derechos están vulnerados. Yo identifico a los curas villeros con los que conocí en San Gerardo durante mi infancia tucumana. Ahí, vivía dentro de una parroquia donde hice mis primeros amigos y aprendí a jugar al fútbol. Era algo más que un centro religioso. En este punto, los curas de San Gerardo se parecían a los de la villa ya que su espacio lo transformaban en un lugar de encuentro social. Hay sacerdotes que son unos malparidos pero, éstos fueron buenísimos.

¿Cuáles son “los secretos del alma popular”?

Es muy fácil tener fe cuando dormís calentito y siempre tenés para comer. Pero, cuando estás en medio de la orfandad económica, ¿qué es lo que te hace creer? Ese misterio es un secreto que los pobres tienen guardado adentro. Solamente se aprende conviviendo con ellos. A los pobres no hay que enseñarles, sino que hay que aprender de ellos. Yo voy a la villa para aprender y aprehender.

¿Para qué compusiste la canciónCon los curas de la villa”?

Yo hago catarsis cuando compongo. En el inicio de la canción está bien marcado cuando digo que estoy harto de los hombres de saco y corbata que trabajan para un interés antipopular y engañan miserablemente a la gente. También es cierto que hay muchos que desean ser engañados para utilizar esa mentira como defensa de sus argumentos. En consecuencia, ese hartazgo lo traduzco en canción en vez de ir al psicólogo.

¿Por qué cantás?

Me hace bien cantar. En un momento iba a dejar de hacerlo debido a una muy grande desilusión que sufrí por un amigo. Una tarde, me crucé al Tano Petroccelli y me preguntó qué andaba haciendo. Le comenté que iba a dejar de cantar y me respondió: “No podés dejar de cantar porque tu voz no te pertenece, es algo que te fue dado y tenés la obligación de compartirla”. Es por ello que cada canción es una parte de mi vida, un testimonio.

Si te dijera que mañana te quedás sin voz, ¿cómo sería tu última canción?

Trataría de dejar un mensaje para los tiempos de los tiempos: que amen este país porque es hermoso. Por otro lado, para los que viven en este tiempo, me gustaría decirles que aprendan a ser menos egoístas ya que la mayor riqueza está en el otro.

Fuente: Generación Francisco 
7 de septiembre de 2015
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ;

 

 

 

 

 

 
Mundial de Atletismo: CHIARAVIGLIO: 9º EN GARROCHA Y TOLEDO A LA FINAL EN JABALINA -- Por Edgardo Fontana

PDFImprimirE-mail

 

01092015Charaviglio

Los argentinos Germán Chiaraviglio (9º en la final de salto con garrocha) y Braian Toledo (en la ronda calificatoria de jabalina) protagonizaron un día espectacular para el atletismo argentino. Toledo al realizar un disparo inicial en la clasificación del lanzamiento de jabalina que fue formidable: 83.32 metros. Le valió el sexto lugar entre todos los que pasaron a la final y un nuevo récord nacional absoluto y sudamericano sub-23, dejando atrás los 82.90 que había fijado el 29 de marzo en Buenos Aires. “Estoy muy feliz, esto es lo que necesito, competir con los grandes” afirmó el oriundo de Marcos Paz para TyC Sports, quien en esta temporada se viene recuperando de las lesiones que le tuvieron largo tiempo marginado y complicaron su ascenso. Quedaron eliminados el ruso Dmitri Tarabini (bronce en Moscú 2013, ahora con 77.48) y el campeón olímpico Keshorn Walcott, de Trinidad Tobago (76.83). Walcott, el clásico rival de Braian desde la época de juveniles, venía de obtener el oro panamericano y de alcanzar marcas por arriba de los 90 metros hace pocos meses (90.16), pero también arrastra una lesión en el hombro que le complicó en las últimas semanas.
Por su parte, Chiaraviglio atravesó los 5.50 y los 5.65 en segundo intento. Pero de allí, la varilla pasó directo a los 5.80 que fueron infranqueables para la mayoría (Germán tiene 5.75 como mejor antecedente y récord argentino). De este modo, Chiaraviglio terminó en el noveno puesto, mientras sólo los seis de la elite que pasaron los 5.80 se metieron en la pelea por las medallas. Y allí , el canadiense Shawnacy Barber protagonizó la sorpresa al colgarse la medalla de oro, en una prueba en la que el francés Renaud Lavillenie se tuvo que conformar con la medalla de bronce. Barber, de 21 años y ganador del bronce en el Mundial junior hace tres años, superó el listón situado a 5.90 metros, algo que solo lograron él y el alemán Raphael Holzdeppe. Sin embargo, el canadiense lo logró sin intentos nulos y le sirvió para ganar la prueba por delante de Holzdeppe, que se colgó la plata después de que ambos fracasaran en sus intentos sobre 6 metros. Por detrás, el campeón olímpico y plusmarquista mundial Lavillenie se quedó en 5.80 y alargó su particular ¨maldición¨ en los Mundiales, donde nunca ha logrado conquistar el oro, acumulando tres bronces y una de plata. Los polacos Pawel Wojciechowski y Piotr Lisek también lograron sendas medallas de bronce con la misma marca del galo.
La colombiana Caterine Ibargüen revalidó hoy el oro de triple salto en los Mundiales de Beijing y se confirmó como la gran dominadora de la especialidad a menos de un año para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Campeona en Moscú 2013, la colombiana conquistó su segunda corona mundial con una marca de 14.90 metros, su mejor registro de la temporada, que le permitió superar con holgura a sus rivales en la capital china. La israelí Hanna Knyazyeva-Minenko se colgó la plata con 14.78, en la que fue la primera medalla femenina de su país en unos Mundiales de atletismo, y el bronce fue para la kazaja Olga Rypakova, la campeona olímpica, con 14.77.
Un año después de ser madre por primera vez, la kenyana Vivian Cheruiyot, campeona mundial en 2011 (y dos veces de 5000), conquistó su segundo título de 10000 metros en un mano a mano con la etíope Gelete Burka, con quien sostuvo un cerrado sprint en la última recta. Una marca de 31:41.31 dio el triunfo a Cheruiyot, seguida, a 46 centésimas, por Burka. A continuación llegaron dos estadounidenses, Emily Infeld (31:43.49) y Molly Huddle, que se quedó fuera del podio por sólo 9 centésimas. La carrera más larga sobre la pista se resolvió en el último giro, al que llegaron juntas media docena de corredoras. Entre las aspirantes al podio, además de Cheruiyot, estaba la también kenyana Sally Kipyego, subcampeona olímpica y a la postre quinta, y la escuadra etíope encabezada por Burka, líder mundial del año con 30:49.68 y subcampeona del mundo de 1500 metros en 2009.
El también kenyano Ezekiel Kemboi se ha proclamado hoy campeón mundial de 3000 metros obstáculos por cuarta vez consecutiva. Vigente campeón olímpico y mundial de la especialidad, Kemboi reafirmó su autoritario dominio de los últimos años y ganó con un tiempo de 8:12.38 , aunque encontró la resistencia en los últimos metros de Conseslus Kipruto (8:12.38). Sin embargo, el ganador de la medalla de plata pasó con apuros el último obstáculo y dejó el camino despejado para un nuevo triunfo de Kemboi, mientras que Brimin Kipruto (8:12.54) ganó el bronce en una prueba copada por los kenyanos, ya que el cuarto fue el también kenyano Jairus Birech con 8:12.62.
Y en la última final del día, la atleta jamaiquina Shelly-Ann Fraser-Pryce se colgó la medalla de oro en la prueba de 100 metros llanos, logro que consigue por tercera vez en su carrera y que reafirma el control de su país en las pruebas de velocidad, con Usain Bolt dominando en categoría masculina. Fraser-Pryce, doble campeona olímpica de la especialidad en Beijing 2008 y Londres 2012, lideró la carrera en todo momento y ganó con un tiempo de 10.76 -a seis centésimas de su mejor marca personal- pese a la progresión en los últimos metros de la holandesa Dafne Schippers, que ganó la plata con 10.81, nuevo récord de su país. Por detrás, la estadounidense Tori Bowie (10.86) impidió el doblete jamaiquino por apenas cinco centésimas, el tiempo que le sacó a Veronica Campbell-Brown en la pelea por el bronce.

Fuente: Revista Atletismo Argentina

24 agosto de 2015

https://www.facebook.com/edgardo.fontana.5/posts/500882133404618

 

 

 

 

 

 

 
 
Rosario: “Municipio, Iglesia, clubes y escuelas deben trabajar juntos”

PDFImprimirE-mail

 

José María Di Paola, el cura que trabajó con Bergoglio, llegó a Rosario para hablar sobre el problema de la adicción.

 

Por Graciana Petrone

21082015padre Pepe en Rosario

José María Di Paola, más conocido como “Pepe” o “el cura villero”, inició y ejerció gran parte de su sacerdocio como “un vecino más” al frente de la parroquia Caaupé en el asentamiento de emergencia 21-24 de Barracas, Buenos Aires. Promediaba la década del 90 y aún no se veían enfrentamientos armados por la disputa territorial de venta de drogas. Aunque sí había otros conflictos violentos, el narcotráfico no era el centro de los problemas del barrio. Años más tarde, en 2010 y tras denunciar y exponer a los responsables de la comercialización del paco en muchos lugares del conurbano bonaerense, sufrió una suerte de exilio y fue obligado por su superior, por entonces el cardenal Jorge Bergoglio, a trabajar en una iglesia en Campo Gallo, un pequeño pueblo de Santiago del Estero.

“Preferí apartarme de la vida de la villa para no poner en riesgo la vida de la gente que trabajaba conmigo en Buenos Aires”, recordó ayer, en diálogo con El Ciudadano, durante su paso por la ciudad invitado por la comisión directiva del sindicato Asociación Empleados de Comercio para dar una charla, justamente, sobre control y prevención de adicciones.

—¿Cuál debe ser el rol del Estado en materia de drogadicción?

—El Estado tiene un rol protagónico en esto. Tiene que haber más presencia en todas las provincias y creo que en este aspecto hay que fortalecer a los municipios, que tendrían que tener más lugares desde donde apoyar a las instituciones civiles involucradas con la problemática. Es todo un desafío porque se trata de una realidad que fue creciendo y debemos organizarnos mejor, aportando cada uno nuestro granito de arena.

21082015Buena con Pepe

—¿Por qué los municipios?

—Porque el municipio siempre es el Estado más cercano a la gente. Entonces, el municipio, más las iglesias, los clubes y las escuelas pueden hacer realmente una alianza estratégica para poder afrontar el tema.

—¿Qué similitudes hay entre las zonas más vulnerables de Buenos Aires y las de Rosario?

—No sabría decirlo con una sola visita que he hecho a la ciudad. Creo que pueden tener similitudes de marginalidades en sus conurbanos que, por supuesto, hacen que haya algo en común: mucha gente excluida y la droga que se transforma, no en algo recreativo sino en algo problemático y que a raíz de ello tenemos gente que tiene complicada su vida. Partamos de la base de que hay igualdades, más allá de la droga que pueda consumirse. Podría también haber estrategias comunes y, evidentemente, cosas muy particulares que se deben adecuar al cada lugar en el que se trabaja.

—Hoy la droga no ataca sólo a los sectores más vulnerables…

—Creo que ataca a todos. Aunque, en sí, el resultado del consumo de drogas en personas de sectores carenciados puede ser más dañino porque la gente que quizás tenga un nivel de vida más acomodado puede tener otros recursos para afrontar el problema. La realidad es que uno acompaña a muchos hermanos de clase media o alta que viven como un drama la adicción de su hijo y la imposibilidad que encuentran de recuperarlo. Evidentemente, hay una exclusión muy grande de sectores marginales en donde la droga ha entrado y lleva a la muerte, a la destrucción y a la desesperación; y al narco, a inmiscuirse en el tejido social, por lo que es un problema al que debemos darle importancia. No tenemos que asustarnos, sino más bien organizarnos como sociedad civil para trabajar en común.

—¿Cómo se logra el acercamiento a Cristo de un joven que vive en un sector marginal y que no puede salir de la droga?

—En general, los chicos de los barrios más marginales tienen fe. Por eso la responsabilidad de la Iglesia es más grande. No pasa quizás en otras clases sociales pero en los sectores más populares hay mucha fe. Por lo tanto, las parroquias tienen un rol fundamental. Hace unos años un estudio de la Sedronar decía que la mayoría de los chicos de los barrios más pobres recurrían a la Iglesia como primer paso para pedir socorro. Qué importante es entonces que las iglesias estén abiertas y tengan dispositivos, aunque sea para funcionar como nexos o abrir un camino de escucha para establecer vínculos y dialogar con el chico, de modo que no se sienta rechazado sino recibido para iniciar el camino de la recuperación.

—Rosario es una ciudad muy castigada por las drogas, ¿cómo está la Argentina en general con el tema?

—La situación se agravó a tal punto que siempre pongo el ejemplo que cuando fui a Campo Gallo como cura, ocasión en que estuve dos años cuando preferí apartarme de la villa de Barracas para no poner en riesgo la vida de la gente que trabajaba conmigo, pensé que iba a hablar de otros temas. Para mi sorpresa en los pueblos más pequeños de Santiago, en las escuelas o los intendentes comunales, me invitaban para dar charlas sobre adicciones. Yo me preguntaba: “¿por qué?”. La respuesta es que la droga empezaba a ser un problema serio en esos lugares también.

—No hay soluciones mágicas, pero ¿cuál es el método que propone la Iglesia?

—La conclusión es que al haber crecido la droga el problema es más grande. De una vez por todas tenemos que organizarnos y dar respuestas en el camino de la prevención y la recuperación. Es un camino que implica mucha creatividad. El primer paso es la Iglesia de puertas abiertas para establecer el diálogo con los chicos. También romper con el mito de que sólo un ex adicto o un profesional de la salud pueden ayudar a recuperar a un adicto: cualquier persona puede aportar algo, desde un buen terapeuta, a un buen operador, un sacerdote o quien lo acompaña al médico o a hacerse el documento.

Fuente: El Ciudadano - Mundo Amateur

20 de agosto de 2015

http://www.elciudadanoweb.com/municipio-iglesia-clubes-y-escuelas-deben-trabajar-juntos/

 

 

 

 

 
 
7de Agosto de 1932: Juan Carlos Zabala - El atleta del Siglo gana la Maratón Olímpica

PDFImprimirE-mail

 

 

12082015Zabala - ganando ya en el estadio

Juan Carlos Zabala (“Zabalita”), nació el 21 de Septiembre de 1912 en la ciudad de Rosario, Santa Fe. Era huérfano desde muy pequeño, ya que a su padre se lo consideró “desaparecido” en 1917, durante la Primera Guerra Mundial. Y su madre, la francesa Ana María Boyer, falleció al enterarse del cruel destino de su marido.

El niño fue internado enseguida en el Reformatorio de Marcos Paz (hoy Hogar Escuela “Ricardo Gutiérrez”), de la provincia de Buenos Aires, por su padrino León Cabal. Allí comenzó a practicar deportes como el fútbol, natación, baloncesto y las carreras, desde muy niño, bajo la preparación del profesor de la Asociación Cristiana de Jóvenes, Alberto Regina.

A los 12 años, ya estaba ganando su primera carrera en 1.500 metros, bajo las órdenes del entrenador de esa “Colonia”, Alejandro Stirling (quien luego fue preparador de varios corredores olímpicos). Sobre la vida en este reformatorio se filmó, en 1939 la película “Y mañana serán hombres”, y parece que la semejanza del protagonista principal con Zabala, no fue una simple coincidencia.

“Zabalita”, como lo llamaban en el atletismo, fue campeón nacional de 3.000 y 5.000 metros en 1929 y 1930, representando al Club Sportivo Barracas. También fue Campeón Sudamericano de 10.000 en 1931 y Subcampeón de 5.000, en la inauguración de la pista atlética del nuevo estadio del Club Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires (GEBA), cuando sólo tenía 18 años.

Zabala también fue el primer corredor del continente en bajar los 15 minutos en los 5.000 metros, con un tiempo de 14 minutos, 55 segundos, 8/10.

Ese año, 1931, viajó a Europa invitado para correr en la famosa prueba de Berlín (Alemania), donde consiguió el segundo puesto detrás del finlandés Paavo Nurmi, conocido ya como “la máquina de correr”, que venía asombrando al mundo atlético. Entonces nació una gran rivalidad entre estos dos corredores.

El “Ñandú criollo”, como lo bautizó a Zabala el diario “Crítica”, durante su estada en Europa, corrió 36 carreras de las cuales ganó 34. Una de ellas fue la clásica “Maratón de Checoslovaquia”, en Kosice,para la cual registró un tiempo de 2h.33m.19s., sobre esta distancia de 42 Km. que corría por primera vez en su vida.

El entrenador Stirling, entusiasmado por la perfomance de su pupilo, se atrevió a solicitar, junto al presidente de la Federación Atlética Argentina, Eduardo Ursini (guionista de películas y periodista de Critica), un permiso especial al Comité Olímpico Internacional (COI) para que lo dejaran participar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1932, porque en ese entonces los menores de 20 años aún no podían competir.

Luego de conseguir el permiso del COI, Stirling y Zabala viajaron urgentemente rumbo a los Estados Unidos, presentándose allá en la prueba de los 10 km. organizada por el diario “Los Ángeles Times”, y que el atleta se adjudicó en forma brillante.

 

12082015Zabala y Delfo Cabrera

 

Su figura ya comenzaba a ser conocida en el mundo cuando, el 7 de Agosto de 1932, Zabalita “aquel niño huérfano, con la camiseta blanca cruzada por una franja celeste y el Nº 12 en su pecho, se convirtió en el primer argentino en conseguir una medalla de oro, con récord olímpico en la clásica maratón, cruzando la meta tras lograr un tiempo de 2h.31m.36s., cayendo desvanecido a los pocos metros.

“Mucho se habló de ese desmayo, pero la verdad de lo ocurrido es que el boxeador argentino Carmelo Robledo (ganador del oro como Alberto Lowell en esos Juegos), por el entusiasmo, me arrojó un banderín que tenía empuñadura de bronce y me pegó  en la cabeza”, ha dicho “Zabalita”. Fue el vencedor más joven de la historia en ganar esta prueba y el primero en subir a un podio, método que se estableció recién en estos Juegos. En la maratón (prueba en la que no participó el finlandés Nurmi al ser declarado profesional unos días antes) también participaron los argentinos José Ribas, quien abandonó cuando iba en el 7º lugar de la prueba y Fernando Ciarelli.

“Zabalita” que medía 1,62m de estatura y pesaba 50 kilos cuando competía, se casó con Magdalena Lafrancone, con quien tuvo tres hijos.

En el mejor momento de su carrera deportiva tuvo en su poder los récords mundiales de 20.000 m (logrado el 19 de abril de 1936 en Munich, Alemania, con un tiempo de 1 h 4m 02/10) y el de 30.000 m (que consiguió el 10 de octubre de 1931, con 1h 42m 30s 4/10, en una prueba de Viena, Austria).

A los cuatro años de su máximo triunfo en Los Ángeles, en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, Zabala logró el sexto puesto en la prueba de los 10.000 metros con un tiempo de 31’ 22”, aunque debió abandonar la maratón, cuando recorría ya los 35 Km.

Luego de ganar más de 300 competencias se retiró de la práctica activa en el año 1939. Pero siguió muy cerca del atletismo, siendo un excelente consejero de los nuevos atletas y entre 1946 y 1955 trabajó intensamente para el histórico desarrollo que experimentó nuestro deporte nacional.

Actuó en la película “Campeón a la fuerza” (1950) junto a los deportistas: Delfo Cabrera, Carmelo Robledo, Raúl Landini y Cosme Saavedra. Con guión de Eduardo Ursini y la dirección de Enrique Ursini y Juan Sires actuaban en esta película nacional: Alberto Closas, Pedro Quartucci, Diana Maggi y el periodista Borocotó. 

Emigró a los Estados Unidos luego del golpe militar de 1955, sufriendo graves problemas económicos. Cuando regresó al país, de su casa “unos ladrones” que la habían desvalijado, se llevaron su mejor recuerdo: la medalla dorada olímpica que había conseguido en Los Ángeles ‘1932. Con la bonhomía y humildad habitual en este gran campeón, expresó: “Si éso sirve para calmar el hambre de alguien, el robo me duele menos”. Sin embargo cuánta grandeza había en este pequeño gran hombre, que marcó el camino grande del atletismo argentino.

“Zabalita”, falleció el 24 de enero de 1983 a causa de un paro cardiaco en el Hospital de San Isidro, Buenos Aires.

La Confederación Argentina de Atletismo (CADA) lo nominó como el Atleta del Siglo a fines de 1999, pero su mayor reconocimiento es la gloria con que permanece aún en la memoria del deporte nacional.

Fuente: Libro “Histórica Política del Deporte Argentino” de Víctor Lupo

Capítulo XIV – Ediciones Corregidor

7 agosto 2015.

 

 

 

 

 

 
 
El deporte camino a la era del desarrollo

PDFImprimirE-mail

 

scioliPanam

Por Alejandro Rodríguez (*). 

Culminada la participación de la delegación Argentina en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 se impone un balance que exceda únicamente la obtención de medallas. Una mirada sesgada arrojaría una conclusión errónea si sólo direccionamos nuestro análisis a la exaltación desmedida del éxito que sólo puede traducirse en la obtención de premios.

En cambio, si pretendemos un análisis serio, debe proponer un contexto. Para ello es necesario explicar que la delegación Argentina contó con 467 representantes y que afrontó esta edición panamericana con una de las mejores preparaciones colectivas de la historia.

Desde los Juegos que se realizaron en Buenos Aires en 1951 que no se conformaba una representación tan valiosa en lo cualitativo y cuantitativo como en sus dos últimas ediciones (Guadalajara 2011 y Toronto 2015). Si bien falta por hacer, el deporte nacional goza de buena salud.

Un dato: la inversión y la competencia deportiva del Estado Nacional alcanzó picos de rendimiento que no se conseguían desde la presidencia de Juan Domingo Perón. Por caso, la mejor performance compitiendo en el exterior de una delegación nacional se alcanzó en los Panamericanos de México 1955, con 83 medallas. En Canadá, el medallero argentino cosechó 75 (15-29-31) preseas, misma cifra que en Guadalajara 2011 (21-19-35)

En estos Juegos, Argentina obtuvo mayores accesos a finales en distintas disciplinas y resultó, por caso, muy alentadora la recuperación de la natación –marcas A de Federico Grabich (50m y 100m libre) y Santiago Grassi (100m mariposa)–; además de la gran cantidad de pasajes obtenidos a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Lo de Grabich es una gran noticia: su marca podría clasificar a un nadador en la final de los Juegos de Río 2016.Párrafo aparte merece la participación del marplatense Mariano Mastromarinoque en la prueba de maratón quebró una racha de 64 años sin que un atleta nacional subiera al podio panamericano en esta prueba y se quedó con el bronce. Histórico.

Estas bases no se asientan, como ocurría antes, sobre el mero voluntarismo de deportistas y entrenadores que en situación de absoluta orfandad y aislamiento entregaban todo de sí por amor a su deporte, sino que deviene de la profunda convicción de que el Estado debe y puede acompañarlos. Así es que la  decisión política se manifiesta de manera unívoca a partir de la sanción de la Ley 26.573, el sistema de financiación del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo ENARD. En este sentido, la articulación entre el ENARD, el Comité Olímpico Argentino –COA–, y el Estado han sido vitales para el desarrollo del deporte como política de Estado prioritaria.

En la provincia de Buenos Aires el deporte ha sido incluido en la agenda de gobierno como un área fundamental. En estos panamericanos 131 atletas son bonaerenses, más del 25% del total. Nuestro aporte a la realidad del deporte argentino actual ha sido determinante y se hizo posible a través de una política deportiva integral que reúne a Clubes de Barrio, Federaciones deportivas y contempla la participación de las Direcciones de Deportes de los 135 municipios de la provincia.

La herramienta utilizada son los Juegos BA, el programa deportivo más inclusivo de Latinoamérica que se ha constituido en el semillero de donde surgen muchos de los deportistas que hacen flamear nuestra bandera en los podios del mundo entero. Cada año incluye a más de un millón de participantes de todo el territorio bonaerense y desde 2008 a la fecha esa cifra se acerca a los ocho millones.

Este modo de gestionar tendrá continuidad a largo plazo. A eso se refiere Daniel Scioli cuando expresa que va a avanzar sobre lo construido, para poder ingresar a la etapa del desarrollo. El deporte seguirá siendo una piedra angular para fortalecer el entramado social; un eje que nos permita construir una sociedad más unida, más sana, que defienda el sacrificio y el trabajo en equipo. La experiencia de Toronto demuestra que el deporte argentino camina hacia la era del desarrollo. Un sueño desde el cual Daniel Scioli convoca a todos los argentinos. Un sueño, que cada vez está más cerca.

(*)Secretario de Deportes la Provincia de Buenos Aires.

Fuente:

27 julio de 2015

http://seccion8.com.ar/el-deporte-camino-a-la-era-del-desarrollo/

 

 

 

 

 

 

 
 

Página 7 de 14