Carta de Lectores
RESEÑA DE LA SERIE DE TELEVISION EL FUTBOL ES HISTORIA

PDFImprimirE-mail

 

Mucho más que una historia

Desde los inicios en el siglo XIX hasta la actualidad, el trabajo de Christian Rémoli recorre a través de ocho capítulos los 145 años de vida del fútbol argentino, con testimonios e imágenes. Se estrena el próximo jueves por DeporTV.

 

na30fo01

 

 

César Luis Menotti confiesa que dijo “una imbecilidad total” cuando saludó por radio al dictador Videla desde Japón, apenas consagrado como técnico campeón mundial juvenil en el ’79. “Mucho éxito en su gestión”, le deseó. Daniel Passarella revela que no hubiera jugado el Mundial ’78 si sabía de los crímenes del régimen cívico militar del ’76. Carlos Bilardo cuenta cómo lo quisieron echar de la Selección Nacional durante el gobierno de Raúl Alfonsín. Un pibito llamado Lionel Messi habla desde Barcelona a los 14 años. El ex jugador de River Hernán Díaz sintetiza en una frase la verdadera esencia del gran deporte de los argentinos: “La única verdad en el fútbol es que no la tiene nadie”. Y por supuesto, desde el escocés Alexander Watson Hutton –el padre de nuestro juego– hasta Diego Maradona, están todos, o casi todos. Como en un caleidoscopio, 145 años transcurridos entre 1867 y 2012 desfilan a lo largo de casi cuatro horas en El fútbol es historia, la serie de televisión que dirigió Christian Rémoli y produjo Koala. Un trabajo que se estrenará el próximo jueves en DeporTV a las 22.30Ocho capítulos, a razón de uno por semana en el mismo día y horario.

 

“Lo que más orgullosos nos pone es poder contar, desde una productora joven, nuestra versión del fútbol argentino. El hecho de haber trabajado nueve meses de modo maratónico en la búsqueda de archivos y en la composición de las historias y entrevistas, y que ese esfuerzo quede plasmado en esta serie que se verá en todo el país a través de una señal pública, fue una gran responsabilidad”,dice Rémoli, periodista deportivo y documentalista, además de autor de un antecedente similar muy valioso: Mundial 78, verdad o mentira.

 

El fútbol es historia ganó uno de los concursos del Incaa en 2011 y se rodó al año siguiente. Sus imágenes le pertenecen al Bacua (Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentinos) y ahora llegarán a la TV, como también se emitirán por http://deportv.gov.ar. En un formato de ocho capítulos de casi media hora cada uno, registra los hechos más importantes del fútbol nacional, desde el siglo XIX hasta nuestros días. El mérito más evidente que posee es que contextualiza al juego deporte, devenido en industria una vez que ingresa en el profesionalismo a partir de 1931. Los episodios fundantes, el paso del amateurismo al amateurismo marrón y su posterior evolución hacia el fútbol rentado, son narrados con una mirada que no se detiene en la raya de cal de una cancha.

 

Conviven en la serie, el mítico Alumni –reivindicado como el primer equipo criollo– e Hipólito Yrigoyen; Perón y Evita con los cracks de la década del ’40 y ’50; las dictaduras surgidas a partir de 1955 y los equipos más emblemáticos de la década siguiente, el Racing de José Pizzuti y el Estudiantes de Osvaldo Zubeldía. Algunas perlas de archivo completan más en detalle el trazo grueso de una investigación a cargo del propio Rémoli, Ezequiel Fernández Moores, Gustavo Dejtiar, Nicolás Morente y Oscar Barnade (los cuatro primeros también escribieron el guión).

 

Una es la medida de protesta del Huracán de 1924 (capítulo 1), que en repudio a un conflicto mantenido entre la revista El Gráfico y sus trabajadores se solidarizó con estos últimos y no posó para la clásica foto, que en los años ’20 y ’30, salía como poster central en la publicación. O cuando Jorge Piaggio, ex campeón mundial juvenil del ’79 (capítulo 5), menciona que fue arreado a la Casa Rosada junto al resto de sus compañeros para saludar al dictador Videla unas horas después de que una tía suya, y Madre de Plaza de Mayo, era echada a golpes de una de las habituales rondas.

 

Rémoli sostiene que “los testimonios más fuertes se dan en los capítulos 4 y 5. Menotti habla como jamás lo había hecho del terrorismo de Estado, con una autocrítica que nos sorprendió. O los diferentes aportes de las entrevistas que tocan la figura de Maradona entre el Mundial juvenil del ’79 y el de 1986”. El director refiere, no sin desazón, que “la búsqueda en los archivos resultó traumática porque la mayoría de los materiales de los años ’60, ’70 y ’80, que pertenecen a canales públicos, están en manos de particulares que los comercializan ilegalmente a precios vergonzosos, e incluso los muestran en programas propios que conducen en los canales privados. Sería bueno que el Estado se proponga recuperar esos archivos para que queden a disposición de todos”.

 

La cálida voz en off del actor Darío Grandinetti narra los hechos en armonía con los testimonios que se intercalan a lo largo de todo el trabajo. En los primeros capítulos, el peso de las referencias y contextualización recaen en especialistas, como el historiador Víctor Raffo o el periodista Ariel Scher, coautor de un libro que guarda mucha relación con la serie: Fútbol, pasión de multitudes y de elites (1988). A medida que avanza el desarrollo de la serie, aparecen los protagonistas de la historia que es objeto de investigación. La razón es obvia: de las primeras décadas del fútbol argentino quedan pocos sobrevivientes.

 

Un episodio ignorado por el periodismo deportivo y al que se desmenuza en detalle es el intento para desplazar a Bilardo de la dirección técnica de la Selección antes del Mundial de México ’86. Rodolfo O’Reilly, muy risueño, cuenta una anécdota protagonizada con Julio Grondonatan partidario como él de la UCR“Cuando lo llamé, me dijo: ‘Michingo, dedícate al rugby, que de esto no entendés un carajo’”. El presidente de la AFA sostuvo al entrenador contra las presiones del gobierno radical de Alfonsín.

 

O’ Reilly, como le espetó el viejo mandamás del fútbol nacional, sabía más de rugby que de fútbol. Había dirigido a Los Pumas. Argentina salió meses después campeón mundial con Maradona, el barrilete cósmico del relato de Víctor Hugo en la apilada y gol a los ingleses.

 

“Nuestro trabajo es entretenido y futbolero, no mira al fútbol por arriba del hombro. Tiene una mirada crítica y logra desentrañar muchos mitos”, cuenta Rémoli, quien además apunta que se vio obligado a dejar afuera de la serie materiales clave: el tratamiento más profundo de la violencia en el fútbol, esa huella indeleble que Panzeri describió como “un negocio de pocos que viven con él, merced a una mayoría que humanamente muere con él”. O un segmento dedicado a la desaparición del Viejo Gasómetro, con testimonio de José Sanfilippo incluido.

 

En el último capítulo, titulado “De vuelta al potrero” (1990- 2012), el montaje acierta en una sucesión de personajes (Menotti, Alonso, Valdano, Marangoni, entre varios más) que se colocan auriculares uno tras otro para escuchar unas sabias palabras de Marcelo Bielsa referidas al juego. También se describe el traspaso del negocio del fútbol televisado desde Torneos y Competencias y su socio, el Grupo Clarín, al Estado nacional. Un acierto que rompió un monopolio de veinticuatro años, pero que todavía –como muestra la serie– mantiene cierta liturgia de los años ’90, en el relato de Marcelo Araujo, el narrador omnipresente que domina la pantalla. Vale la pena ver este trabajo documental, porque como dice Grandinetti en la apertura: “La historia es fútbol, porque el fútbol es historia”.

 

Fuente: Página 12 -Por Gustavo Veiga

 

Domingo, 29 de Setiembre 2013.

 

http://www.pagina12.com.ar/diario/deportes/8-230080-2013-09-29.html

 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 

 

 

 

 
No corras, solo Nada...

PDFImprimirE-mail

 

 

image00131513851

 

 

Fuente: Alejandro Lecot
30 de septiembre de 2013
Entrenador Nacional de Natación
Nadador Olímpico Los Ángeles'84
 
 
SAN JUAN: Celuloide, pasión de multitudes

PDFImprimirE-mail

 

 

roxy25641

 

El fixture de este Sudamericano es muy singular: hay partidos todo el tiempo desde las 11 de la mañana hasta las 10 y media de la noche; son unos 18 por día, lo que da un total de 108 en toda la semana, sin contar las actividades especiales, que son más de 30. Ni en los mundiales pasan tantas cosas. Los encuentros tienen duraciones variadas: 83m, 105m, minipartidos cortitos de 6m, de 12m, de 19m. Casi no se encuentra nada que dure 90 minutos clavados. Y hay para todos los gustos. ¿Querés ver jugar a los venezolanos? Se puede. ¿Querés ver qué pasa con los ecuatorianos? Ningún problema. ¿Querés ver las combinaciones de que son capaces uruguayos y colombianos? Podés. Es tanto lo que hay para ver que tenés que hacer milagros para encontrar un huequito que te permita visitar la casa natal de Sarmiento. Y ni hablar del autódromo El Zonda, alguna cava o el Valle de la Luna, que está como a 300 kilómetros. No hay lugar para los débiles (que no aguanten el maratón de celuloide), dirían los hermanos Joel y Ethan Coen.

La ceremonia inaugural fue el sábado a la noche en una sala del Centro Cívico con capacidad para 300 personas. Más que lleno total. En realidad estaba previsto que la inauguración se hiciera en un teatro al aire libre, la Plaza Seca, con el doble de capacidad, pero el viento y el frío (cinco grados a la noche) obligaron al cambio del escenario. Y lo que se iba a hacer, digamos, en el Monumental, se hizo en el Luna Park. Mejor. El público que cubrió las butacas, las escalinatas y hasta el último rinconcito, le dio calor a la fiesta. Abrió Ernestina Pais, le dio el hilo conductor a Federico Luppi, bajó línea Paula de Luque, la directora técnica; emocionó con los recuerdos de los primeros festivales Liliana Mazure, la directora del Incaa; y entraron a la cancha los artistas: un ballet recreó el Himno Nacional, hubo música, poesía y hasta un momento del fútbol propiamente dicho cuando Nico, el hijo de Favio, cantó aquello de “con cinco medias hicimos la pelota, pero en la misma siesta perdimos por un gol”. El homenaje al gran Leonardo Favio se enriqueció con un cañonazo al corazón de la gente: la proyección de un corto que había filmado un joven Pablo Trapero, colado en la filmación de una de las escenas más significativas de Gatica. Un cortito conmovedor por las paredes que tiraron en un puñado de minutos Favio, Trapero, Gatica y Edgardo Nieva. La fiesta terminó a toda orquesta: la Camerata San Juan, el Coro de la UNSJ, los músicos Pilin Massei, Pocho Leyes y Luis María Serra, interpretando un fragmento de Sinfonía de un sentimiento. Maravilloso.

El sábado a la mañana empezó a rodar la cosa. En el complejo Cinemacentener hay cuatro salas destinadas al festival. Tres tienen cerca de 150 butacas y la más grande, 267. En esta última proyectaron el documental Tiempo extra (nada que ver con el tiempo agregado al reglamentario del que se habla en Fútbol para Todos). Se trata de una mirada profunda sobre el diario más amarillo y de mayor venta en el Ecuador: Extra. La realización transita caminos conocidos para periodistas pero, aun así, sorprende y deslumbra. Una de las máximas del periódico –cuyos responsables aceptan el mote de sensacionalista, pero dicen que nunca miente y no responde a intereses del poder económico– es ésta: “Si tu madre te dice que te quiere, busca dos fuentes más para corroborarlo”.

Menos sangre corre por la tarde. A la hora en que San Martín jugaba con Sarmiento de Junín, el cronista deportivo ya captado por el festival disfrutaba de tres excelentes piezas breves: Alberto’s y La ahora señalada (ambos venezolanos) y La piedra del rayo, un corto de animación argentino dirigido por Aldana Loiseau (la hija e Caloi) y Soledad Fernández. El raíd siguió con la emotiva Venimos de muy lejos, la historia del grupo Catalinas Sur y terminó a la noche con Wakolda, de Lucía Puenzo, que se estrenará el próximo jueves en Buenos Aires.

Uno se pregunta cómo hacen los críticos de cine para sobrellevar semejantes palizas, aunque recuerda el día de un cierre apurado en el que vio un partido por televisión y escuchó dos por radio, con un auricular en cada oído. Como el sábado a la noche, terminó al borde del desmayo. Ayer fue más descansado. El cronista se apura para mandar estas líneas porque dentro de un rato empieza el mejor partido del día: la exhibición de La propia mirada, historias narradas por vecinos y presentadas por Cristina Kirchner. Otra forma de construir –como bien resumió Paula de Luque en el discurso de apertura– memoria, identidad y futuro.

 
Fuente: Página 12 - Por Juan José Panno
Lunes 16 de Setiembre 2013.
 
 
 
 
 
 
Realzar el valor de la cooperación por encima de la competencia.

PDFImprimirE-mail

 

Messi y Buffon lanzan la nueva red de escuelas promovida por el Papa Francisco

 

Scholas Ocurrentes es una red internacional de Centros Educativos que se ha puesto en marcha con el impulso del Papa Franciscopara fomentar en las escuelas una cultura que facilite el encuentro entre las personas dediferentes culturas, la protección del Medio Ambiente y para realzar el valor de la cooperación por encima de la competencia.Lionel Messiconfía en poder extender a través del fútbol esos valores. 

image1971801

LIONEL MESSI

Capitán Selección de fútbol Argentina

“El fútbol me llevó a muchísimos lados, no solo con la selección Argentina, también con el Barcelona. El fútbol es muy grande y creo que como decíamos antes llega a todo el mundo y es bueno que nosotros demos ejemplo dentro de la cancha porque creo que el fútbol llega a todas partes y puede ser muy bueno”.


Este proyecto que ha puesto en marcha la Pontificia Academia de las Ciencias se inspira en otras iniciativas parecidas que el Papa Francisco había impulsado en Buenos Aires. Los capitanes de las selecciones argentina e italiana inscribieron a los primeros centros educativos.


PROF. JOSÉ MARÍA DEL CORRAL

Coordinador Scholas Ocurrentes

“Ellos son referentes para los jóvenes, como docente, como maestro, represento a muchos educadores que se sienten solos en Argentina, en Italia y en el mundo. Sabiendo que los que les toca llevar es no solo cada vez más difícil sino por momentos imposible. Y sin embargo no podemos tirar la pelota fuera porque en este partido son los jóvenes los que están jugando, por eso, por ellos y en nombre de ellos vamos a seguir jugando el partido”.


La cercanía del Papa Francisco ha animado a los futbolistas a ofrecer su apoyo para lanzar esta nueva plataforma en la que los organizadores esperan integrar a miles de escuelas de todo el mundo.

GIANLUIGI BUFFON

Capitán Selección Italiana

“Creo que es una jornada especial porque tenemos la suerte de tener un Papa especial, creo que finalmente se pueden traducir en hechos concretos las muchas palabras, los propósitos que tantas veces nos proponemos y que después nunca realizamos. Creo que con un Papa así, que nos indica el camino a seguir, que nos llega al corazón, que sacude nuestra alma puede ser más fácil ser mejores y hacer cosas mejores”.


A esta nueva red sin animo de lucro, pueden sumarse todo tipo de centros educativos que quieran compartir el ideario. La inscripción se puede hacer en la pagina web de la red (www.scholasoccurrentes.org) y los asociados recibirán material para implantar programas educativos y sociales en las aulas y podrán ofrecer al resto de asociados sus propias experiencias.

Fuente: ROME REPORTS

13 AGOSTO 2013

Romereports.com;

http://www.romereports.com/palio/messi-y-buffon-lanzan-la-nueva-red-de-escuelas-promovida-por-el-papa-francisco-spanish-10804.html#.UiXdp9IpPSm

www.scholasoccurrentes.org

 

 

 

 

 
 
CENTROS DE EDUCACIÓN FÍSICA

PDFImprimirE-mail

 

CEF

 

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 
 

Página 13 de 14