Opinión
El Gobierno apuesta en 2018 a las sociedades anónimas, la Superliga y el control de Agremiados - Un fútbol a la medida de Macri

PDFImprimirE-mail

 

 

 

Proyectos para las SA en el Congreso. Control de daños con Hugo Moyano. La AFA subordinada a una organización de CEOS. Un sindicato funcional a la política de la Casa Rosada. Recetas de un Presidente que va por todo.

Por Gustavo Veiga

 

20171227Macri en Pagina

El presidente Mauricio Macri, en la cancha de Boca.

El fútbol argentino avanza hacia un desfiladero de salida compleja. 2018 será un año clave por la multiplicidad de conflictos que se acercan. El gobierno nacional presentará en el Congreso un proyecto para que los clubes puedan ser comprados por sociedades anónimas. Intentará reducir todavía más el margen de maniobra de la AFA y mantener cercado a Hugo Moyano, el único dirigente opositor con cierto poder de daño. Irá por la cabeza de Sergio Marchi, el secretario general de Futbolistas Agremiados, hoy procesado por la Justicia. También le quedarán cartas por jugar como un cambio al régimen de Seguridad Social y la causa del Fútbol para Todos. Una imagen vale más que mil palabras: el trazo grueso de la política se define ahora en las oficinas de la Superliga, que queda en Puerto Madero y no en el predio de Ezeiza. Daniel Angelici es el brazo ejecutor de las pretensiones hegemónicas de la Casa Rosada. El presidente de la Nación no se olvida de dónde explotó como figura pública en diciembre de 1995. Mauricio Macri llegó a Boca para hacer lo que hoy está haciendo. El fútbol es la frutilla del postre que espera compartir con sus amigos, los empresarios dispuestos a invertir si él consigue fijar las reglas del juego.

Hay un antecedente en el Senado y un proyecto de ley bien guardado en Diputados que le permitirán al gobierno poner a la venta clubes más que centenarios. Las posibilidades que ofrecen esas instituciones de concretar negocios multimillonarios y las infraestructuras de incalculable valor inmobiliario que levantaron varias generaciones de argentinos, siempre fueron apetecidas por el presidente Macri. En 1993 quiso comprar el Deportivo Español y trasladarlo a Mar del Plata. Le aportó capitales a Marcelo Tinelli cuando adquirió al Badajoz de España en 1998. En el primer caso como empresario. En el segundo ya estaba al frente de Boca. Ahora que conduce el país con represión y leyes a medida para el segmento social que representa, le resultará mucho más fácil imponer las condiciones.

Su delegado para hacerlo es Angelici. Controla la AFA desde la vicepresidencia 1º y tiene un aliado en Alejandro Nadur en la tesorería. El presidente de Huracán maneja las cuentas igual que Matías Ahumada en la Superliga. Es el tesorero de Boca. De manera paulatina la asociación que encabeza Claudio “Chiqui” Tapia fue traspasando funciones a la organización que se creó el 13 de julio de este año. Es en ese conflicto de intereses donde se resolverá quién tiene el poder. En determinados casos todavía existe una duplicidad de funcionamiento.    

En la última reunión oficial del año, la Superliga discutió el régimen de licencias que deberán cumplir los clubes para continuar jugando la edición 2017-2018. La estructura que dirige el CEO Mariano Elizondo –un hombre colocado en el cargo por Marcelo Tinelli– tiene preparado su propio sistema para la competencia local, mientras la AFA conserva las licencias que concede la Conmebol para torneos internacionales. La Superliga, a tono con la profesionalización que declama, promueve la creación de órganos de control para disciplinar a los clubes. El OCEF seguirá la situación económico-financiera de cada uno y el OCI las cuestiones de infraestructura. La AFA continuará con sus propios mecanismos de contralor y conservará por ahora el Tribunal de Disciplina.

Es notorio que se avanza hacia un fútbol argentino superprofesionalizado, al menos en su categoría de élite. Controlado por CEOS y gerentes. Aquellos clubes que no puedan asimilar las estructuras que se les exijan, quedarán relegados. Serán el relleno de los más poderosos o jugarán en el Ascenso. Todo indica que se va hacia el modelo de competencia y desarrollo de las Ligas europeas, cuyas bondades vino a ponderar este año a Buenos Aires el español Javier Tebas. Se necesitan dirigentes que acepten cierta sumisión y futbolistas controlados en sus demandas de mejores condiciones laborales. Está comprobado que un campeonato lo pueden parar los jugadores de los clubes más chicos.

La situación procesal de Marchi es funcional a los intereses de la Casa Rosada. El secretario general de Agremiados irá a juicio oral por el presunto desvío de fondos hacia la Fundación El futbolista. Desde el sindicato se asegura que igual tiene pensado presentarse en las elecciones de octubre próximo. No piensan igual en el Gobierno. El sitio dobleamarilla.com, que maneja información que no abunda en la mayoría de las páginas deportivas, publicó que el presidente de la Nación tiene su candidato para reemplazar a Marchi. Se trata de un ex jugador de Boca, hoy devenido en panelista de la cadena Fox, la misma que controla los derechos del fútbol local junto a Turner. “… el elegido es Raúl Cascini, por personalidad y cercanía al Presidente y su entorno más cercano”, señaló el medio.

El único gremio que podría paralizar por completo la Superliga si decidiera una medida de fuerza debe ser domesticado. Angelici y otros dirigentes le propusieron poner topes salariales a los contratos, algo que fue rechazado por los sindicalistas. Pero si no pudo avanzar el presidente de Boca en ese rubro, sí está a punto de concretar la extensión del cupo para jugadores extranjeros. Se permitirían hasta seis incorporaciones por temporada y cinco de ellas podrían ingresar en forma simultánea a la cancha. Una fuente de Agremiados ratifica una idea que sobrevuela al cronista: “Por supuesto que es porque un futbolista extranjero le sale más barato a un club que pueda pagarlo. Gana menos”. La apertura de un cupo más va contra los semilleros locales. “Fíjese lo que pasó en Italia, eliminado del Mundial por la apertura indiscriminada”, reflexiona el hombre de FAA.

Boca presiona porque hoy es el club más todopoderoso por política y economía. Tiene a Macri y Angelici, pero además las cuentas al día. La mayoría de las instituciones volvieron a endeudarse una y otra vez con sus planteles profesionales. Newell’s es un leading case de tesorería arrasada. Nueva Chicago y All Boys son un clásico de la falta de pago. La lista sigue, pero los mencionados son los tres clubes más comprometidos. En Agremiados aportan un dato más: en el 2018 a punto de comenzar no habrá más pedidos de inhibición. Los reclamos se harán solo por carta documento. Un cambio en las reglas del juego que se sumará a la unificación de los diferentes contratos que solían firmar clubes y futbolistas. Ya no habrá más uno para el cobro de haberes y otro por los derechos de imagen. Todas estas cuestiones deberían definirse en la última semana del año.

En la AFA hacen los deberes

Por Gustavo Veiga

Una AFA con Julio Grondona, con lo malo y lo bueno que suponía su presencia en términos políticos, era una AFA menos vigilada, menos vulnerable a los gobiernos de turno. Claudio Chiqui Tapia sabe que su gestión es mirada con una lupa de laboratorio. La presencia de su suegro Hugo Moyano en la vicepresidencia 2º hace que ese seguimiento desde el Estado nacional se torne más ostensible. El auditor interno y externo es Daniel Angelici. Desde la vicepresidencia 1º y la Inspección General de Justicia, cuyo control ejerce a distancia. Por eso, en la asociación tratan de hacer los deberes para no ofrecer flancos débiles.

Una de las maneras de demostrarlo fue el último balance con superávit. Arrojó una ganancia de 99.852.878,08 pesos. Además, desde que el 29 de marzo asumió la presidencia de la AFA, Tapia lleva aprobados dos ejercicios. El anterior y en una parte considerable, le correspondía a la llamada comisión normalizadora que encabezó Armando Pérez, hoy refugiado en Belgrano de Córdoba.

También pasó de un patrimonio neto negativo a otro positivo. En cambio sigue abajo con los números por la suma millonaria que todavía le deben sus clubes afiliados: 919.753.938,54 pesos. La AFA de Tapia también se rige por un nuevo estatuto modificado el 24 de febrero de 2017. Ese mismo día rescindió el contrato que mantenía con el Estado por el Fútbol para Todos que estuvo vigente desde agosto de 2009. La televisación gratuita de los partidos ya forma parte del pasado.

Sin fútbol y con algo de rating

Por Gustavo Veiga

La pantalla del canal TyC Sports con la hinchada de cualquier equipo de fondo mientras una voz en off describe alguna jugada, volvió a ser la imagen dominante de cada domingo en los hogares que no pagan el pack fútbol. En la señal del grupo Clarín y la productora Torneos y Competencias dicen que ver público en una tribuna, reporta un rating de 4 puntos. “Increíble, pero es así”, señala la fuente. Como en los 90, pero con audiencia. Aunque también tienen convocatoria las invitaciones a ver los partidos desde una pantalla gigante en espacios abiertos y cerrados de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

Un club, una sociedad de fomento o un hogar particular pagan el abono de 300 pesos y después comparten un partido de fútbol entre todos los asistentes. Ya pasó desde Parque Chas a Villa Fiorito. Con la idea de seguir reproduciendo esos espacios de defensa y reivindicación del Fútbol para Todos. El déficit fiscal que esgrime el gobierno para ajustar a los sectores más vulnerables no era alimentado en gran medida por el FPT, con el 0,01 por ciento del presupuesto nacional. Unos 1.800 millones de pesos al 2016. Quedó muy claro en la última semana a quienes había que sacarles más dinero de sus bolsillos.

Fuente: Página 12

24 de diciembre de 2017

https://www.pagina12.com.ar/84834-un-futbol-a-la-medida-de-macri

https://www.pagina12.com.ar/84835-en-la-afa-hacen-los-deberes

https://www.pagina12.com.ar/84836-sin-futbol-y-con-algo-de-rating

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ;

 

 

 

 

 

 

 
RECORDANDO A LEÒN NAJNUDEL - “Hay que medir el puente”

PDFImprimirE-mail

 

20171207leon 1

 

Vermouth tras vermouth, cinco parroquianos discutían sobre la longitud del puente que unía dos pueblos. Y cada uno tenía su medida, que defendía con argumentos contrastados por la propia experiencia en el cruce, ya sea por haberlo caminado, en auto, a caballo o por el cálculo visual que no falla nunca. Pero no se ponían de acuerdo, tras varias horas de discusión. Hasta que el más lúcido propuso “medir el puente”. Y lo midieron. La longitud no era ninguna de las discutidas, era otra.

En distintas tertulias basquetboleras, cada vez que se presentaba una discusión del estilo, León Najnudel, preguntaba: “¿Conocés la anécdota del puente?” Y la volvía a contar. El 22 de abril del año próximo se cumplirán 20 años del fallecimiento del Ruso Najnudel y los dirigentes de la AdC (los de antes y los de ahora, que casi son los mismos), siguen sin medir el puente.

El puente que no mide la Asociación de Clubes es el flujo de espectadores en los estadios. Y, temerariamente, se repite que el ingreso por taquilla no les mueve la aguja a los presupuestos de los clubes.

Veremos. La liga de España dice tener un promedio de 6.500 espectadores, por 19 juegos de recaudación que quedan para el local: si la media de cada entrada fuera de 60 euros, a cada equipo le entran 7.400.000, y luego podría sumar el ingreso por los playoff.

Si cada club de la Liga aspirara a un promedio de 1.500 espectadores, en 19 partidos en su cancha, por $300 cada ticket (menos de lo que se cobra ahora), se aseguraría $8.550.000, algo así como el 50% entre los presupuestos más bajos y el 30% entre los más altos.

Conocer la asistencia de público a las canchas le sirve a la AdC como punto de partida para armar su plan de negocio, qué estrategias usar para mejorar, estimar la venta de productos y poner su economía en blanco sobre negro. De una vez, hay que medir el puente para crecer.

Fuente: Diario OLE - Por Marcelo Nogueira //twitter.com/@mnogueira14" target="_blank" rel="noopener noreferrer" title="Seguir a @mnogueira14 en Twitter" style="outline:none">@mnogueira14 - Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ;

1º diciembre de 2017

https://www.ole.com.ar/opinion/francotirador-medir-puente_0_1916208365.html

 

 

 

 

 
 
El deporte habla -- Por Ezequiel Fernández Moores

PDFImprimirE-mail

 

 

20171207para nota de Ezequiel

Faltan apenas unas horas para el inicio de la carrera. Los atletas, que llegaron desde Buenos Aires el día anterior en el tren Estrella del Norte, caminan entre bromas y risas por la "Casa Histórica". Son cerca de 20. Ya habían visitado la Casa de Tucumán por la mañana, pero la caminata sirve para aflojar músculos y nervios antes de la prueba "Día de la Independencia", que será trasmitida a todo el país por la "Oral Deportiva" de Radio Rivadavia, que conduce el "Gordo" José María Muñoz. Estamos en setiembre de 1976. Se cumplen seis meses del golpe del 24 de marzo. De repente, camiones y camionetas de la policía rodean a los atletas. Todos contra la pared. Manos arriba. Los atletas siguen tranquilos. Saben que nadie ha hecho nada y que no hay nada qué temer. Alberto Páez, el más grande del grupo, explica que son atletas. Que deben correr en unas horas. 

"¿Así que ustedes son atletas?", los patean los policías en los tobillos. Los llevan a la comisaría. Páez pide que llamen al gran Osvaldo Suárez. El tricampeón de la San Silvestre, que fue el encargado de la convocatoria en Buenos Aires, llega rápido a la comisaría y logra sacar a los atletas. A sólo minutos del inicio de la carrera. Miguel Benancio Sánchez, nacido el 6 de noviembre de 1952 en el "Barrio de Las Moras", en Bella Vista, cabecera del Departamento Leales, se entera del episodio apenas antes de la largada. Viajó con sus compañeros desde Buenos Aires, con chapa de candidato al triunfo. Pero al llegar a San Miguel se abrió del grupo porque, obviamente, quería saludar a su familia. Sus comprovincianos, enterados de los progresos, habían recibido a Miguel casi como "una estrella de cine". Y Miguel quería ganar ante los suyos. Pero la noticia de la detención masiva de sus compañeros lo impacta. 

Miguel había hablado mucho sobre la generosidad de sus comprovincianos. En la carrera, ganada por el tucumano Héctor Córdoba, Miguel estuvo lejos de su nivel. Al regresar a Buenos Aires, siguió deshaciéndose en disculpas. "De esa manera -concluye su relato Manuel Bazán-, mostraba una vez más la personalidad del querido 'Tucu' Miguel Sánchez, querido amigo y compañero siempre estarás en la memoria de quienes te conocimos y disfrutamos de tu amistad. Que Dios te tenga en la gloria". 

El texto de Bazán forma parte del hermoso libro que el historiador, dirigente y exfuncionario deportivo Víctor Lupopresento  en el Anfiteatro de la Casa de Tucumán en Buenos Aires. El colega Guillermo Monti contó un mes atrás en las páginas de La Gaceta sobre la presentación en San Miguel del libro "Deportistas y Hazañas Deportivas. 100 Ídolos Tucumanos"(1912-2012), del Centenario al Bicentenario de la Batalla de Tucumán"

Recojo la historia de Miguel Sánchez seguramente porque es la que siento más cercana. Víctor menciona las palabras que el periodista Valerio Piccioni, organizador de "La Carrera de Miguel" en Roma, dice a un documental: "tenía coraje cuando hablar era la cosa más peligrosa del mundo". Y Piccioni cita a Segundo Correa, amigo de Miguel: "no es peligroso el hombre que piensa, sino el que con su pensamiento llega a los otros". "Y Miguel -cierra Valerio- se interesaba en los otros, creía que toda persona tiene algo que enseñarte. Y ese es el sentido más profundo del deporte. Lo admiro". Participé activamente dos años atrás en la realización de ese documental, que dirigió el colega Christian Rémoli y que fue difundido por la TV pública, uno de los ocho capítulos de una serie llamada "La Patria Deportiva". Y todavía recuerdo la emoción que produjo encontrar a Javier Casaretto

Es el único testigo que recuerda haber visto por última vez a Miguel. Lo vio en El Vesubio, el centro de detención y torturas que la dictadura instaló cerca de la Autopista Ricchieri. A Miguel, que tenía 25 años, lo secuestró una patota militar el 9 de enero de 1978. Nunca más se supo algo de él. Elvira Sánchez, hermana de Miguel, se enteró de Casaretto por el juicio que en 2011 dictó condenas para siete represores de El Vesubio, el centro por el que también pasaron, entre tantos otros, el escritor Haroldo Conti, el historietista Héctor Oesterheld y el cineasta Raymundo Gleyzer. En un café de Avenida de Mayo, y con Piccioni de acompañante, Elvira pudo escuchar, 33 años después, de qué modo Casaretto recordaba a Miguel vital hasta sus últimos días. "Miguel -le contó Casaretto- protestaba diciendo que él venía de representar al país. Aún encapuchado les gritaba a los carceleros". Miguel, efectivamente, venía de correr la San Silvestre. Acaso relajado, sintiéndose ingenuamente más seguro, porque estaba afuera del país, Miguel, militante peronista, habló con la prensa en Brasil sobre la dictadura. Su desaparición, presumen muchos, pudo formar parte del "Cóndor", el siniestro plan de las dictaduras del Cono Sur de intercambio de información para reprimir cualquier disidencia. La Carrera de Miguel, que comenzó en Roma, ya es una tradición anual en Buenos Aires, aunque el PRO de Mauricio Macri la organice a desgano y la vacíe de contenido. Y se corre en otros numerosos puntos del país. Se corre para recordar. 

Para recordar, y agasajar, escribió también Lupo su libro que homenajea a otros numerosos deportistas tucumanos. Desfilan desde Rafael Albrecht hasta Humberto Delgado, una leyenda que pudo haber sido oro en el maratón de los Juegos Olímpicos de Los Angeles 1932 que terminó ganando Juan Carlos Zabala y que tuvo una vida cinematográfica, de esas que confirman que el deporte sigue siendo una formidable máquina narrativa. Aparecen, por supuesto, el "Turco" Nasif EstéfanoMercedes PazLucas Victoriano y el más nuevo Emmanuel Lucenti. Y, entre muchos más, Pablo GarretónSantiago Mesón y Martín Terán, algunos de los nombres de "La época dorada del rugby tucumano" (así se llama otro capítulo del libro). Tiempos que incluyen la mención de Alejandro Petra, entrenador formidable. Cuando yo era más joven y cubría rugby para la revista "El Gráfico", Petra, pícaro, me decía que en Buenos Aires estaban preocupados por el avance del rugby tucumano. Y que lo mismo había sucedido en Nueva Zelanda cuando el rugby había dejado de pertenecer a una élite. Porque aparte de ser una gran máquina narrativa, el deporte es, ante todo, inclusión. Bien lo sabe Lupo, que, en tiempos en que todo se privatizaba en este país, él siguió incluyendo como funcionario nacional del deporte. Ahora incluye recordando y escribiendo.

Fuente: La Gaceta

http://www.lagaceta.com.ar/nota/550705/deportes/deporte-habla.html

 

 

 

 

 

 
 
Amores y vericuetos: el ENARD y los Juegos

PDFImprimirE-mail

 

 

El aumento del presupuesto para los JJ.OO. de la Juventud, la Reforma Tributaria y las acusaciones a Mac Allister dejan muchos interrogantes.


20171127macri cenard

Mauricio Macri en una visita al CeNARD, con diferentes atletas olímpicos. / DyN


Imposible resulta separar a la política del deporte. Desde tiempos inmemoriables, el deporte como acto lúdico ha servido a fines políticos: evitando una contienda bélica o ganando una elección democrática apalancándose en un éxito. Es común verlos comportarse como amantes ocultos: que se cruzan en privado pero buscan evitarse en público. Pocas veces, el fuego es tan fuerte que blanquea una realidad patente. Momentos como el actual, donde todos hablan del ENARD y del affaire de Moccagatta con las piletas pero ¿qué está primero el huevo o la gallina?

Hace más de cuatro años, más específicamente el 4 de julio de 2013, en la sede del Comité Olímpico Internacional  (COI) en Suiza, la delegación argentina vibraba euforizada. Mauricio Macri, por entonces jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, y Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentino (COA), festejaban la elección de la capital Argentina como sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2018. Unos Juegos relucientes pero supuestamente austeros, que costarían “solo el 1% del presupuesto anual de la Ciudad”.

Hace dos años, el presupuesto original que proyectado para la realización de los Juegos Olímpicos de la Juventud (YOG) pegó un salto descomunal y superó lo planificado. De los 10.787.175 pesos invertidos en 2014 y los $297.190.24 en 2015, llegó a $1.217.690.417 en 2016 y están proyectados más de $2.500.000.000 durante el corriente 2017. El gasto del gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para los YOG ya cuadriplica lo estimado y todavía falta el último año que siempre es el que más inversión demanda.

Hace un casi un mes, más específicamente el 31 de octubre de 2017, el Gobierno Nacional presidido por Mauricio Macri, presentó públicamente la Reforma Tributaria, que ahora está en discusión en el Congreso. En uno de sus puntos, elimina la cláusula recaudatoria que financia al Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (comúnmente conocido como ENARD), al quitarle la alícuota del 1% de la facturación por telefonía celular, de cada uno de los contribuyentes de la Argentina. Con esta decisión, la elite deportiva perdería una fuente de ingreso que lleva aportado casi 3000 millones de pesos desde su implementación en 2010.

Hace una semana, haciendo salir a la luz lo que aparentaba ser una puja interna política, el sitio “Olímpicos Argentinos” del destacado periodista Ernesto Rodríguez tituló “La muerte del ENARD”. En el portal se notificaba que “el artículo 124 de la Reforma Tributaria disponía la derogación del inciso A del artículo 39 de la Ley 26.573”, lo que virtualmente dejaba al Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo sin financiación genuina. Recién unas horas después, Gerardo Werthein tuiteó “Estamos todos trabajando en la búsqueda de una solución para todos nuestros deportistas” y se solidarizaron un sinfín de atletas en las redes sociales bajo el Hashtag #BanquemosAlEnard.

Hace unos días, el programa de Jorge LanataPeriodismo para todos, llamativamente se involucró con el deporte como nunca antes. El informe presentado sobre la gestión de Carlos Mac Allister como secretario de Deportes de la Nación, hizo hincapié en presuntas contrataciones irregulares, discrecionalidad de subsidios (como los aportes económicos recibidos por la Sociedad Colombófila Paloma Mensajera de Pergamino, la Lucila Polo Club y el Mercedes Golf Club de Buenos Aires) como si fuesen clubes de barrio, y/o el tráfico de influencias, principalmente en manos del subsecretario Orlando Moccagatta (ex entrenador de José Meolans) quien estaba detrás de la proliferación de piletas de natación Myrtha Pools en distintas partes del país.

¿Esta concatenación de eventos, desde el 2013 a antes de ayer, es casual? ¿Realmente tomó por sorpresa al Grupo Werthein la decisión de quitar el aporte al ENARD, cuando son ellos quienes manejan un conglomerado importante de Telecomunicaciones argentinas y deberían estar advertidos y notificados de cualquier variación en los cánones impositivos? ¿El Estado está realmente en condiciones de solventar lo necesario para el desarrollo de deporte de alto rendimiento, si no existiese el ENARD? ¿Argentina, como Nación aquejada por una epidemia de obesidad (asociada al sedentarismo y la malnutrición) debe priorizar los gastos esporádicos para un evento mundial juvenil o los constantes e imperiosamente necesarios vinculados al ínfimo 0,5% de los deportistas de alto rendimiento, por sobre los de iniciación deportiva recomendados en el 99,5%? A su vez, ¿una inversión invalida o potencia la otra? Preguntas a las que siempre debemos darle respuesta y no tienen una única opción como válida. Preguntas para reflexionar pero cómo verá, entre estos amantes, el amor no es fortuito y la relación no es casual. Bienvenido sea el debate.

Fuente: PERFIL - Juan Manuel Herbella

23/11/2017

http://442.perfil.com/2017-11-23-571837-amores-y-vericuetos-entre-el-enard-el-deporte-y-los-juegos/

 

 

 

 

 

 
 
JJ.OO.J 2018 y el pasado que no muere -- Por César R. Torres*

PDFImprimirE-mail

 

20171107Werthein

En una reciente reseña de una biografía sobre un predecesor suyo en la Casa Blanca, Bill Clinton cita una famosa frase de William Faulkner en Réquiem para una mujer:“El pasado nunca está muerto, ni siquiera es pasado.”Clinton lo hace para afirmar que varios de los punzantes problemas que influyeron la presidencia de Ulysses S. Grant en la segunda mitad del siglo diecinueve aún siguen irresueltos en los Estados Unidos. Aunque no se repita monótonamente, el pasado,“como un lagarto pesado y ponzoñoso mordisquea al presente”,como dice un personaje deGuillermo Arriagaen El Salvaje. Estas reflexiones sobre el pasado vienen al caso de los terceros Juegos Olímpicos de la Juventud (JJ.OO.J 2018) a realizarse en Buenos Aires en octubre del año próximo, y más precisamente a su costo.

El dossier de candidatura de Buenos Aires para losJJ.OO.J 2018estableció unpresupuesto operativode104.69 millonesde dólares y uno deinfraestructurade126.36 millones de dólares. Por lo tanto, el costo sería de231.05 millones de dólares. Presentado al Comité Olímpico Internacional (COI) en octubre de 2012, ese dossier basaba sus presupuestos en una inflación anual del 5.7% y en un dólar a 4.50 pesos. En su evaluación del mes siguiente, elCOIremarcó que el presupuesto operativo era equilibrado, pero señaló que la inflación anual era mucho más alta que lo estipulado en el dosier y que eso presentaba un riesgo que el futuro Comité Organizador iba a tener que considerar.

Los responsables de la candidatura de Buenos Aires, liderados porGerardo Werthein(foto), presidente del Comité Olímpico Argentino y miembro del COI, insistieron con los presupuestos del dossier de candidatura. Si bien reconocieron ante el COI que, históricamente, Argentina ha tenido una inflación alta, dijeron estar confiados en la capacidad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para solventar el proyecto. En este sentido, lograron que el gobierno porteño garantizara cubrir todo potencial déficit en los presupuestos de los JJ.OO.J 2018. En la evaluación de abril de 2013, elCOIreiteró su preocupación por el riesgo que presentaba la alta inflación. A pesar de esta vacilación, tres meses más tarde el COI eligió a Buenos Aires como sede del evento.

Los presupuestos de los JJ.OO.J 2018 se han transformado radicalmente desde la elección de julio de 2013.Wertheininformó en una conferencia de prensa realizada hace pocas semanas que elpresupuesto operativoes de190 millones de dólaresy el deinfraestructurade260 millones de dólares.Esto representa un incremento del 81.48%y del105.76% respecto de los presupuestos originales.Elcosto se incrementó, en dólares, el 93.62 por ciento.Si los cálculos se hacen al valor del dólar en octubre de 2012 (4.65 pesos) y al actual (17.30 pesos), el incremento del costo de la cita olímpica es de724.60%.Leandro Larrosa, director ejecutivo del Comité Organizador de los JJ.OO.J 2018 (COJJ.OO.J 2018),justificó la modificación presupuestariaargumentando que“durante la campaña se construye un presupuesto teórico con muy poca información”y enfatizando queel actual “es un presupuesto lógico para el COI y barato”.

Lamentablemente, los JJ.OO.J 2018 no constituyen una excepción y se encuadran dentro de una defectuosa tendencia olímpica que lleva más de cincuenta años.Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de Oxford indica quedesde 1960 hasta 2016,todos los Juegos, los de la Olimpíada y los de invierno,han incurrido en sobrecostos respecto de los presupuestos establecidos en los dosieres de candidaturas. Elpromedio de esos sobrecostos es de 156% (176% para los Juegos de la Olimpíada y 142% para los de invierno). 

En el caso de los presupuestos para los JJ.OO.J 2018, el sobrecosto, en dólares, es marcadamente menor que ese ominoso promedio. QuizáLarrosahaya tenido en cuenta este dato cuando proclamó sus entusiastas afirmaciones sobre el costo de los JJ.OO.J 2018. De todos modos, el entusiasmo se atempera al considerar que el sobrecosto de los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver 2010 fue de 13% y el de Salt Lake City, ocho años antes, de 24%, ambos muy inferiores al 93.62% de los JJ.OO.J 2018. Los organizadores de aquellos eventos también desarrollaron, como diríaLarrosa,presupuestos teóricos y con poca información, pero parecen haber sido más sagaces que muchos de sus colegas. Por otro lado, el entusiasmo desaparece al considerar el sobrecosto en pesos de los JJ.OO.J 2018, que coloca al evento al nivel de los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, que tuvieron el peor sobrecosto a la fecha:720%.

Larrosa enfatizó recientemente que el proyecto de los JJ.OO.J 2018 es“extremadamente profesional, serio y con sustento”y “está alineado con la Agenda 2020”, un programa de reformas aprobado por el COI a fines de 2014. Entre las reformas figuran la aspiración a reducir el costo de los Juegos Olímpicos y de hacerlos económicamente sustentables.El sobrecosto de los JJ.OO.J 2018, medido en dólares o en pesos, contradice el espíritu de las reformas y amenaza el legado del evento.

Quizá ya no haya tiempo para mejorar esta parte del legado de los JJ.OO.J 2018, pero aún es posible que el evento contribuya a materializar otro de los objetivos de la Agenda 2020: que todas las organizaciones del Movimiento Olímpico cumplan con los principios de la buena gobernanza, de los cuales forma parte la transparencia. Hasta el momento, el COJJ.OO.J 2018 no ha informado periódica y detalladamente a la ciudadanía sobre el costo del evento y su evolución.Larrosaha revelado que “el presupuesto final fue madurando en base al conocimiento: una primera versión la entregamos a fines de 2015, otra en 2016 y a comienzos de año hicimos el definitivo”.Las entregas fueron alCOI,pero, tratándose de fondos públicos, y en nombre de la buena gobernanza, sería conveniente que también se informara adecuadamente a la ciudadanía que indirectamente financia los JJ.OO.J 2018.

La organización de los JJ.OO.J 2018 nos recuerda que modificar los problemas irresueltos del pasado que no muere requiere tomarlos muy seriamente en el presente. La ambiciosa Agenda 2020 lo hace y, con ello, pretende que el pasado ilumine el presente y no lo oscurezca ni lo carcoma.Los JJ.OO.J 2018, enmarcados en complicadas tramas globales y locales, se encuentran en la encrucijada del pasado: que perdure lo noble como fuerza transformadora y perezca lo deleznable. Indudablemente tendrán puntos sobresalientes. Serán, por ejemplo, los primeros Juegos Olímpicos en los que habrá equidad de género: competirá el mismo número de mujeres que de hombres. En su complejidad, ¿podrán los JJ.OO.J 2018 constituirse en un legado que modifique prósperamente el futuro presente que será su pasado? El veredicto es incierto.

* Doctor en filosofía e historia del deporte. Docente en la Universidad del Estado de Nueva York.

 

Fuente: Página 12

1º de noviembre de 2017

https://www.pagina12.com.ar/72955-jj-oo-j-2018-y-el-pasado-que-no-muere

 
 

Página 4 de 18

Banner