Opinión
Juegos y derechos humanos -- Por César R. Torres *

PDFImprimirE-mail

 

COI322541125

En pocos días más comenzará en Buenos Aires la 125ª asamblea general del Comité Olímpico Internacional (COI). La organización del evento es de suma importancia para el olimpismo argentino ya que el país ha aspirado a ocupar un papel destacado en el COI desde poco tiempo después de que Pierre de Coubertin lo fundara en 1894. Ya en 1909 Joaquín V. González anhelaba una Buenos Aires olímpica. Desde entonces, ese anhelo sería compartido por numerosos dirigentes políticos y deportivos, y derivaría en varias postulaciones olímpicas. Nunca estuvo más cerca de cumplirse que en 1949, cuando Buenos Aires perdió por un voto ante Melbourne la elección para organizar los Juegos Olímpicos de 1956. En 1949, Buenos Aires también se postuló infructuosamente para organizar la asamblea general del COI de 1951.

Las aspiraciones olímpicas argentinas tomaron un renovado impulso con la elección de Gerardo Werthein como presidente del Comité Olímpico Argentino (COA) en mayo de 2009. Menos de un año después, el COI designó a Buenos Aires como sede de su 125ª asamblea general. En agosto de 2011, Werthein, quien el mes anterior había sido elegido miembro del COI, anunció junto al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que ésta se postularía para organizar los Juegos Olímpicos de la Juventud (JOJ) 2018. Dos meses atrás el COI informó que la candidatura de Buenos Aires era la ganadora.

Más allá de alguna declaración controvertida, como la reciente en la que afirmó que la organización de la 125ª asamblea general del COI en Buenos Aires “forma parte del plan de reinserción internacional de la Argentina”, es indudable que Werthein ha dinamizado e impelido internacionalmente al olimpismo nacional. No sería de extrañar que en el futuro, el COI lo eligiese como el primer argentino en formar parte de su comisión ejecutiva.

El futuro presidente del COI deberá lidiar con varios temas fragosos. Quizás uno de los más apremiantes sea el de los derechos humanos. No son nuevas las acusaciones de que, poniéndolo en términos apacibles, el COI no enfatiza adecuadamente que las ciudades sedes de los Juegos Olímpicos y sus países respeten los derechos humanos. (Piénsese, por ejemplo, en los Juegos Olímpicos de 1936 celebrados en Berlín durante el nazismo.) Sin ir más lejos, la organización Human Rights Watch ha documentado y denunciado violaciones a los derechos humanos antes, durante y después de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 y en la fase preparatoria de los Juegos Olímpicos de Invierno a realizarse en Sochi, Rusia, el año próximo. Estas violaciones incluían abuso de trabajadores migrantes, desalojos forzados sin compensación e intimidación a activistas y periodistas, entre otras. Como es sabido, Rusia ha aprobado recientemente leyes homofóbicas, lo cual ha generado una ola de reprobación a nivel internacional. Incluso algunas voces han llamado a un boicot, aunque la propuesta no tiene consenso.

El punto central es que al elegir ciudades en países con regímenes políticos represivos o al no demandar reformas una vez que esas ciudades han comenzado el proceso de preparación para albergar los Juegos Olímpicos, el COI contradice su ideario. La Carta Olímpica especifica que el objetivo del olimpismo es “favorecer el establecimiento de una sociedad pacífica y comprometida con el mantenimiento de la dignidad humana”. Por otro lado, rechaza “cualquier forma de discriminación”. Asimismo, establece que el COI debe adoptar “todas las medidas necesarias para garantizar a los Juegos Olímpicos la cobertura más completa por los distintos medios de comunicación y de información”. Lo que se demanda es que el futuro presidente del COI cumpla con el mandato de la Carta Olímpica y lidere los esfuerzos para que los Juegos Olímpicos sean un espacio que respete y promueva los derechos humanos.

En este sentido, los JOJ 2018 que se organizarán en Buenos Aires presentan una excelente oportunidad para que Werthein y el COA lideren un proceso de reforma que resalte la centralidad que los derechos humanos deberían tener en las prácticas del movimiento olímpico. De esta manera, los organizadores de los JOJ 2018 deberían no sólo respetar los derechos humanos, sino también podrían articular, asociar y promover el evento como los Juegos de los derechos humanos. Esto parece íntimamente ligado con la función educativa, social y cultural que la candidatura de Buenos Aires enfatizó durante su campaña. Argentina, con su prestigiosa tradición en defensa de los derechos humanos, la cual es reconocida y elogiada internacionalmente, es un anfitrión ideal para un esfuerzo olímpico juvenil centrado en los mismos.

Los JOJ 2018 también deberían erigirse, como ya hemos dicho, en un evento que funcione como catalizador de una política deportiva que provea a toda la juventud porteña, y por qué no del país entero, de oportunidades para la práctica deportiva sistemática en un ambiente seguro y saludable, y bajo la guía de personal capacitado. Valga recordar que según la Carta Olímpica, “la práctica deportiva es un derecho humano”. Unos JOJ 2018 que giren en torno de los derechos humanos serían ejemplares y continuarían el renovado impulso del olimpismo argentino.

* Doctor en filosofía e historia del deporte. Docente en la Universidad del estado de Nueva York (Brockport).

 

Fuente: Página 12 - EFE

3 setiembre 2013

http://www.pagina12.com.ar/diario/deportes/8-228171-2013-09-03.html

 
Básquetbol - Premundial: Y un día..se nos cayó la realidad encima…

PDFImprimirE-mail

 

ste baño de realidad nos pone frente al inicio de un proceso de recambio, de transición donde la Argentina no debe perder el lugar entre las 10 mejores selecciones del mundo.

maldonado

Todos sabíamos que Dominicana era un equipo fuerte casi sin bajas, ya había mostrado su potencial probable en Mar del Plata, en el Preolímpico; y confirmó todo eso con un juego veloz, efectivo y con la fórmula que querría tener en todos los juegos cualquier entrenador: dañar al rival en todos lados, castigarlo en B cuando te cierra A, y eso no es fácil….

Las noches como la de ayer me recuerdan mucho a la final del mundial de básquet Argentina 90 entre la Yugoslavia de Petrovic, Kukoch y Divac frente a la URSS de Timonenko cuando los yugoslavos se floreraron y le dieron un baile a Rusia con una diferencia pocas veces vista en finales mundiales. La anécdota dice que promediando el tercer cuarto estando Yugoslavia 25 puntos arriba, el técnico ruso seguía parado gesticulando frente al “toque” que se comía su equipo, entonces su asistente lo tiró de atrás del saco le señaló la silla y le dijo ”sentate hoy no se puede, imposible..”, hoy con este Dominicana imposible….

Arrancamos fríos y estábamos 9-2 a los 4 minutos de juego y con un Scola errático en el aro rival, lo que sería una constante toda la noche, perdonado, cualquiera tiene un mal juego pero sabemos cuánto contamos con los puntos del Luifa siempre. En el segundo cuarto el recambio de ambos equipos favoreció a Argentina, apretó mas, defendió mejor.

Pero bastó que el coach dominicano volviera su quinteto inicial a la cancha para poner las cosas en orden, un tercer  parcial de 9 a 0 en 3 minutos y ahí empezó la debacle, corrían, tiraban, penetraban, jugaban, reboteaban y encima tapaban. El último cuarto sobró, hay que decirlo con todas las letras  nos bailaron!!  en ese período hubieran usado el oleeee si hubiéramos estado aquí.

Bueno, es nuestra realidad. Pero que es Domincana? Anoche, un perímetro a velocidad cohete con una mano infernal en su base, Coronado (18), su escolta Feldeine (21), un tremendo juego interno de Martínez y Vargas  que son dos bestias que saltan como monos de árbol a árbol y cuando alguno anda por ahí y cree que rompió una defensa para tirar, aparecen estos tipos y volando te ponen el techo mas impresionante y te dejan en ridículo con el oooohh de la tribuna; Lapróvittola y hasta el mismo Luifa lo sufrieron, y sumarle a García, un alero de dos metros, atlético y con una mano de aquellas, mientras el resto acompaña….

En definitiva, este baño de realidad nos pone frente al inicio de un proceso de recambio, de transición donde la Argentina no debe perder el lugar entre las 10 mejores selecciones del mundo y suficiente. Veníamos muy dulces, campeones olímpicos, sub campeones del mundo, siempre entre los cuatro mejores, pero esto va a ir cambiando. La generación dorada fue un proceso que llevó seis años construir y que está finalizando, otro se inicia y espero que llevado a buen puerto….

Pero es otro proceso y hay que dejarlo andar, las cosas que vayan sucediendo será buenas y malas; paciencia, todos sabíamos que clasificar acá iba a ser muy difícil, y lo será; Puerto Rico, México y Dominicana pican en punta, queda muy poco para repartir en el resto, espero nos toque.

Prof. José María Maldonado

Especial desde Caracas

Fuente: Solamente Básquet

1º Setiembre 2013

http://www.solamentebasquet.com/premundial-y-un-dia-se-nos-cayo-la-realidad-encima/

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 
 
La gran falta de respeto

PDFImprimirE-mail

Por Guillermo Monti.

Real Madrid adquirió el pase de un futbolista inglés llamado Gareth Bale en 90 millones de euros. "Es un buen jugador, pero los números me parecen casi una falta de respeto para el mundo en general", opinó Gerardo Martino, entrenador de Barcelona.
El apunte de "Tata" Martino, un entrenador mesurado que no suele hablar de más (de la escuela de Marcelo Bielsa para más datos), provocó una polémica. Las voces a favor subrayan que en un país en crisis como España, con millones de desocupados y servicios esenciales que se caen a pedazos, gastar esa fortuna en un futbolista es una obscenidad. Desde la otra vereda tachan a Martino de hipócrita, teniendo en cuenta que Barcelona pagó 57 millones de euros por Neymar hace un par de meses. Y que el propio "Tata" embolsa cinco millones anuales de sueldo.
En un artículo publicado ayer en "Olé", Martín Caparrós se pregunta: ¿cómo sería un mundo sin fútbol? Cita un trabajo del intelectual británico Terry Eagleton, quien planteó la lisa y llana abolición del fútbol profesional. "Si todos los cerebros de la derecha buscaran un truco para distraer al pueblo de la injusticia política y compensarlo por sus vidas de mierda, la solución siempre sería la misma: fútbol. Nadie nunca soñó una forma mejor de resolver los problemas del capitalismo..."
Los debates son apasionantes y necesarios, y a medida que se avanza en ellos las posturas dejan de ser descabelladas. Vale apuntar que el respeto al mundo se perdió desde hace rato, y no sólo desde el fútbol, ex hermoso deporte devenido en negocio desmadrado. Pongamos el foco en nuestro país, un ejemplo de que en materia de fútbol siempre se puede estar peor, y desde todo punto de vista: acá se mata, se roba, se defrauda, se improvisa y se maltrata en nombre de la inocente y querida pelota.

                          

Fuente: La Gaceta – Por Guillermo Monti

Domingo, 25 de agosto de 2013

http://www.lagaceta.com.ar/nota/557494/sociedad/gran-falta-respeto.html

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 
 
Batalla cultural del deporte

PDFImprimirE-mail

Por Jorge Becerra *

El deporte debe enfrentar hoy una nueva batalla cultural. Ha perdido, bajo las luces del espectáculo, bastante de sus valores primordiales, su capacidad de formación masiva de niños y jóvenes, su espíritu solidario, su capacidad de construcción de nuevas estructuras de la sociedad. Esta tarea no es imposible, vale entonces recordar otra batalla que libró el deporte contra costumbres firmemente aferradas en la sociedad: la de los pantalones cortos.

En el pueblo que me crié los niños siempre usábamos pantalón corto. Daba igual que hiciera calor o frío, las infantiles piernecillas siempre iban desnudas apenas cubiertas por unos calcetines eternamente caídos.  Eso que estoy hablando de frío de verdad, ese frío castellano que por la noche helaba los charcos y sembraba de carámbanos las faldas de los tejados. Daba igual, esta prenda no se relacionaba con la climatología sino con una cosa menos tangible como la madurez. El paso de pantalón corto a largo era el momento en que uno dejaba de ser niño y se convertía en hombre.

No había una fecha fija en tan trascendental cambio, para unos era la primera comunión, un tanto prematuro, pero ese día, muchas veces el primero, todos íbamos “de pantalón largo”. Para la mayoría era ese momento de aparición del primer vello en cara y sobre todo en piernas. Un día cualquiera y sin avisar, nuestra madre se fijaba en nosotros de distinta forma de la habitual, a partir de entonces y sin mediar palabra los pantalones nuevos serían ya y para siempre pantalones largos. Digo para siempre porque a nadie se le ocurría una vez conseguido el estatus de “hombre” retroceder a los infames pantalones cortos.

Esta resistencia fue fuerte el deporte soportó por mucho tiempo la incomodidad de los pantalones largos para realizar la actividad, y tal vez en los sectores menos pudientes, aferrados al orgullo de no parecer ridículos lo fue aún más.

“Hubo un tiempo en el que al tenis se jugaba con falda y pantalón largos. Días en los que los campeones no lucieron al aire sus gemelos, y en los que el decoro y las buenas maneras se impusieron por encima de la comodidad y la lógica de la práctica deportiva... En 1947, cuando Jack Kramer alzó la Copa de campeón de individuales en shorts, se armó un buen revuelo”.

Las clases pudientes empezaron a usar pantalones cortos, tenían más espalda para soportar el ridículo.

Hasta entonces el vóleibol había sido en Puerto Rico un deporte social, jugándose con pantalones largos. El "Pittsburgh YMCA" trajo a Puerto Rico el pantalón corto en el vóleibol, a la usanza del jugador de baloncesto. El primer voleibolista de Puerto Rico que usó pantalones cortos fue Facundo Bueso, que como era jugador de baloncesto, los tenía. Pero después de la serie con el "Pittsburgh YMCA", el uniforme del vóleibol cambió al uniforme de pantalón corto. Dicho sea de paso, esto motivó el retiro de unos cuantos jugadores que prefirieron retirarse a jugar con pantalones cortos, pensando que se verían ridículos vestidos así.

Hasta finales de los años 50 comienzo de los 60 (depende del lugar y las familias) era casi una ley inexorable que los niños que comenzaban a hacerse adolescentes cambiaran el pantalón corto por el largo. Esto ocurría entre los 13 a 15 años, dependiendo de las familias y del crecimiento del niño (por lo general era cuando se comenzaba a mostrar los pelos en las piernas). Era un momento (un día) importante, porque antes de esa fecha los niños casi no estaban autorizados a usar los pantalones largos (en mi familia ni aún en invierno) y después del "día D" ningún varón volvía a los cortos”

Este ejemplo, de las cosas que puede hacer el deporte, puede servirnos como aliciente para ayudar en este cambio cultural que los tiempos de hoy están exigiendo.

* Dirigente del Movimiento Social del Deporte (MSD

 
 
"Los tenistas son lo peor del deporte argentino"

PDFImprimirE-mail

El doblista Lucas Arnold le pidió a Del Potro que recapacite y gane la competencia.

DURO. Arnold jugó la Davis y sabe lo importante que sería para el deporte nacional. FOTO TOMADA DE DAVISCUP.COM

BUENOS AIRES.- El experimentado doblista argentinoLucas Arnold hizo una dura crítica a los tenistas, a los que definió como "lo peor del deporte argentino", al tiempo que hizo un llamado aJuan Martín del Potropara unir fuerzas y jugar la Copa Davis, la gran asignatura pendiente del país sudamericano.

A la hora de revisar su carrera, Arnold subrayó que "la Copa Davis fue lo más lindo de todo".

"Por eso hay veces que me pongo mal con el tema de Del Potro, que se está perdiendo una oportunidad y no lo entiendo, es una picardía que no esté", declaró en una entrevista que publica hoy el diario "La Nación".

Argentina nunca pudo ganar la Copa Davis pese a haber jugado cuatro finales, las dos últimas, en 2008 y 2011, atravesadas por problemas internos en el equipo. En septiembre disputará las semifinales ante República Checa, aunque con pocas posibilidades ya que su máxima raqueta local, Del Potro, decidió este año mantenerse afuera del torneo por naciones y dedicarse en exclusiva a su carrera individual.

"Va más allá de los vínculos con los compañeros. Tampoco creo que David (Nalbandian) sea un santo. Es como la selección de fútbol: el año que viene jugamos el Mundial y si Messi está peleado con Higuaín, no importa, hay que jugar igual y ganar", señaló el tenista de 38 años.

"No se da cuenta Del Potro de lo que se está perdiendo y de lo bien que le haría. Es más, si lo veo en el US Open le pediría que reaccione. Si no es este año, que sea el que viene. Pero que no deje pasar mucho más. Yo nací con el enfrentamiento de Vilas y Clerc; no se ganó la Davis porque no estaban unidos. Y ahora lo mismo: somos el único país con tradición en el tenis que no ganó la Davis", lamentó.

"Siempre digo que del deporte argentino somos lo peor que hay. En el rugby, con las limitaciones que tienen, han hecho cosas increíbles. Las Leonas ganaron todo. El fútbol, ni hablar. No haber ganado la Copa Davis, que se juega todos los años, me da vergüenza. ¡La ganó Croacia! ¡Serbia! Hasta España con problemas. Es algo muy argentino. Unámonos y ganemos la Copa Davis", urgió Arnold, quien señaló que su participación en el Abierto de Estados Unidos podría ser su despedida del tenis profesional.

Fuente: La Gaceta

Jueves 01 de Agosto de 2013

http://www.lagaceta.com.ar/nota/554619/deportes/tenistas-son-lo-peor-deporte-argentino.html

 
 

Página 18 de 18

Banner