Opinión
Clubes SA, un deseo prohibido

PDFImprimirE-mail

 

 

Por Ezequiel Fernàndez Moores


20170510AFA


NO. Armando Pérez no hizo caso a los reclamos de la Casa Rosada.

Juan Carlos Puglieseera el ministro de Economía deRaúl Alfonsín. En 1989, resignado ante una corrida bancaria, lanzó una frase célebre: “les hablé con el corazón y me contestaron con el bolsillo”. “Bueno -dice ahoraLuis Tarrío Gómez, vicepresidente del club Español- yo podría decir que, cuando hablo con los socios del club, me sucede lo mismo que a Pugliese, pero al revés: ‘les hablo con el bolsillo y me contestan con el corazón’”. Estallaron las risas, pero Tarrío, en rigor, graficaba así la crisis que viven los clubes del Ascenso del fútbol argentino. Sobra pasión. Pero falta dinero.
Tarrío contaba la anécdota el último miércoles por la noche en Boedo. El panel especulaba sobre la posibilidad de un nuevo avance del gobierno deMauricio Macripara que los clubes se conviertan en Sociedades Anónimas. Tarrío fue uno de los 200 socios que el 20 de junio de 1993 resistió la oferta de U$S 15 millones que hizo Macri para comprar a Español y llevarlo a Mar del Plata. Macri ni siquiera era todavía presidente de Boca. Ahora es presidente del país. Ya impulsó el fin del Fútbol Para Todos (FPT). Volverá la TV de pago el próximo campeonato. Todos saben que, apenas lo marquen los tiempos, insistirá en su proyecto de Clubes SA.
Es cierto, allí están Atlético y Godoy Cruz. Simbolizan el avance de clubes ya no sólo en el torneo local, sino también en la Copa Libertadores. Ganando espacios que, antes, parecían ser patrimonio de los más grandes. Pero en el ascenso, sabemos, la crisis es galopante. Se juegan menos fechas, no hay hinchas visitantes, las barras no pagan entrada y la policía cobra cada vez más. La crisis quedó expuesta no sólo en el debate de Boedo. Un día antes, se decía algo parecido en la Feria Internacional del Libro.Rodrigo DaskalyVerónica Moreirapresentaban su libro “Clubes Argentinos. Debates sobre un modelo”.José Garriga, uno de los expositores, destacaba que el debate tenía realmente una particularidad: el modelo de clubes argentinos, decía Garriga, no existe casi en ningún otro lugar del mundo.
“¿Cómo ir contra una tradición centenaria? ¿Cómo cambiar la identidad de los clubes de fútbol basada en la idea de que los dueños de las instituciones son los socios?”. Se lo preguntan Daskal y Rodríguez en un tramo de su libro. Contra esa tradición quiere ir el gobierno nacional. Su argumento es que el país eligió un cambio radical. No hicieron lo mismo, sin embargo, los socios. Los que han sido consultados por sus clubes han respondido de modo categórico que no. Igual que lo hicieron los socios de Español cuando en 1993 Macri ofreció llevarse su club a Mar del Plata.

La tele de cable volverá a mostrarnos esta semana el formidable espectáculo de la Champions. No hay crónicas, sin embargo, que nos cuenten qué está pasando con los clubes del ascenso de la Europa más rica. El miércoles pasado, la Federación Italiana quitó puntos que condenaron al descenso a Latina. El club caerá de Serie B a Liga Pro (Tercera división) porque no cumple sus deudas. Los jugadores de Mantova no cobran desde diciembre. Y a los de Taranto, ya descendido a Serie D, una veintena de hinchas encapuchados los golpeó en plena práctica. En España, la Segunda B (Tercera) tiene a sus clubes expuestos a “aventureros de fortuna. Carne de cañón para profesionales de los tongos”. Lo escribió el periodistaAlfredo Relañoen el diario AS luego de descubrirse que el club Eldense estaba en manos de mafiosos italianos que vendían partidos combinados con apostadores ilegales. De todo esto, claro, no se habla.
Los clubes SA era uno de los objetivos que había pedido Macri a la Comisión Normalizadora que lideróArmando Pérezen la AFA. “Uno de los miembros de la Comisión -me cuenta un dirigente del ascenso- me dijo directamente que los clubes como los nuestros tenían que desaparecer. Así, sin eufemismos”. Armando Pérez no hizo caso a todos los reclamos que llegaban desde la Casa Rosada. Su desgaste, tiempos políticos que se le complicaron al gobierno y la aceptación de que el nuevo presidente elegido por los clubes era Claudio “Chiqui” Tapia, llevó a frenar el proyecto de las SA.
Pero, tal como van las cosas, todo permite sospechar que los clubes menos poderosos agravarán sus problemas económicos. Y que, consecuencia inevitable, la tentación a aceptar dineros de particulares será cada vez mayor. “No nos lo plantearán como una obligación, sino como algo opcional. Y será para que se hagan cargo sólo del fútbol, no del resto del club”, me dice una fuente. La fuente sabe que acaso algunos cederán. Y que eso podría ser el inicio.
La AFA anunció como nuevo director ejecutivo aGerardo León. Era jefe de Gabinete del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). Mucho antes, León fue director de fútbol del Exxel Group. Es el grupo que controló a Quilmes, hasta que se retiró en 2001, furioso porque la AFA incumplía sus reglamentos que exigían penar a los clubes deudores. Quilmes y la AFA, sabemos, han tenido y tienen sus problemas, es cierto. Los del Exxel Group y su CEO principal,Juan Navarro, son algo más graves. Están al alcance de todos en la web. Y están ante todo en los juzgados donde fueron denunciadas millonarias estafas.

Fuente: La Gaceta

7 de mayo de 2017

http://www.lagaceta.com.ar/nota/728707/deportes/clubes-sa-deseo-prohibido.html

 

 

 

 

 
Deporte y pedagogía: "Hoy los chicos no juegan en la calle"

PDFImprimirE-mail

 

 

Experto en motricidad, el italiano Carmelo Pittera cree en el valor de los juegos centrados en lo cognitivo.

20170424Pittera

Carmelo Pittera, entrenador italiano de voley y experto en formación deportiva.

María Kexel

-Hola, soy el profesor Pittera.

-¿Qué enseña usted?

-Educación física

-Ah…

Cincuenta años atrás, Carmelo Pittera se presentaba para ser profesor de educación física en una universidad de Italia y ante esa respuesta, en la que sintió que se menospreciaba su vocación, decidió dedicar su vida para demostrar que el grado de intelectualidad se desarrolla con el movimiento y que para eso, el rol del deporte y la actividad física no solo es vital, sino esencial.

Pittera nació en 1944 en Catania, Sicilia, y jugó desde siempre al vóley. Con 28 años se transformó en entrenador de su club, Brumi Catania, en 1972, y ascendió a Primera. Ganaron el campeonato 1977/1978. Al poco tiempo se convirtió en el técnico de la selección italiana y marcó un precedente en la historia de su país cuando disputó el Mundial 1978 y fue subcampeón tras perder con Rusia la final. Fue quién convirtió a Italia en potencia mundial y gracias a él, el argentino Julio Velasco triunfó con su selección tras ganar dos Mundiales y la medalla de plata de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. Pittera, además, con sus ideas pedagógicas logró que en Italia el mini vóley sea parte de la currícula de educación física.

“Vayamos abajo de ese árbol que la luz está mejor”, desliza Pittera mientras posa para Clarín, a menos de 24 horas de emprender el retorno a su tierra natal, en una muestra tangible de la pasión, dedicación y obsesión que el entrenador de la selección italiana de voleibol durante 1978 y 1988, destina a cada momento de su vida.

-¿Por qué decidiste implementar tu programa educativo en Argentina?

-Tengo una afinidad especial con este país, un feeling distinto. Cada vez que vine, los profesionales de la educación física y los entrenadores de vóley me recibieron muy bien. Nos interesa particularmente, junto con Enrique Edelstein, el presidente argentino de la Fundación Carmelo Pittera, que sea Argentina la vanguardia en esto. Queremos que los chicos aprender a pensar por sí mismos.

-Cómo sintetizarías el PSICOM?

-Se puede decir que es un método a favor de los chicos. El PSICOM usa como medicina al movimiento. Lo utiliza para mejorar sus aspectos cognitivos, sociales y motrices. Son ocho metodologías que están organizadas correlativamente de acuerdo a los ocho tipos de inteligencia que plantea el científico estadounidense Howard Gardner en su teoría. Básicamente, lo que hace es ensanchar la esfera motora cognitiva y social.

-Si el movimiento es la medicina, ¿Cuál sería la enfermedad?

-Hoy el problema que tenemos es que desapareció la estructura de la educación física informal. Hoy los chicos no juegan en la calle, no se relacionan entre ellos en forma aleatoria, las estructuras son siempre de grupos fijos, y desgraciadamente, los padres, conscientes de que los chicos necesitan movimiento, los llevan a los clubes donde encuentran escuelas deportivas, y no es eso lo que necesitan los chicos. Necesitan jugar en actividades que les permitan prepararse para cuando psicológica, social y físicamente estén en condiciones de entrar en el mundo del deporte.

-¿Y qué edad es esa?

-Hasta los 10 años, no es el mundo del deporte lo que necesita un chico. Un niño de 5 años hace tenis en una escuelita y está mal. ¿Qué interés puede tener? No es que un chico de 5 años no tiene que ir a un club. Tiene que ir, pero deben darle a los chicos lo que antes le daba la calle: el juego.

-¿Cómo le explicas a un padre que quiere que su hijo sea el próximo Juan Martín del Potro?

-Puede ser Del Potro, pero le damos herramientas para que desde chico aprenda a pensar y entienda no sólo el tenis, sino el deporte en general. Y así aprender a expresarse, a desarrollar sus capacidades, para que cuando llegue el momento de jugar al tenis, esté preparado.

-¿Cómo hacen los padres, entonces, para decidir qué deporte deben practicar sus hijos?

-Los padres no deben decidirlo. Son ellos mismos. La propia sabiduría de los chicos asegura que esa elección que después van a hacer es la correcta.

Pero claro, en una sociedad aprisionada en el afán desmedido del éxito, con padres inmersos en la búsqueda de notoriedad para sus hijos, pensar en una educación deportiva que no está relacionada con la inmediata gloria, sino más bien con el ensanchamiento de la pirámide de desarrollo deportivo desde las bases, suena, tal vez, demasiado utópico e ilusorio. Eso sí, Carmelo Pittera no emprende proyecto que no crea poder alcanzar, y este, precisamente, no es la excepción.

Fuente: Clarín

20 abril 2017

https://www.clarin.com/deportes/polideportivo/hoy-chicos-juegan-calle_0_H1QPoyERl.html

Foto David Fernández

 

 

 

 

 

 
 
Instituciones y leyes del deporte -- RODRIGO DASKAL

PDFImprimirE-mail

 

 

20170421deportes carrera maraton

Analizar, pensar y proyectar políticas públicas deportivas debería implicar a sus diversas dimensiones y actores, particularmente en la historia reciente en la que, como suele ocurrir, se condensan algunas nuevas -y otras no tanto- situaciones y escenarios.

En una entrevista de tiempo atrás Gerardo Werthein, titular del Comité Olímpico Argentino (COA), analizando las perspectivas de entonces del deporte de cara a los Juegos Olímpicos de Río 2016, realizaba interesantes comentarios. Allí destacó las políticas del ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) creado en el año 2009 como responsable del financiamiento y la política estratégica del deporte de ‘alto rendimiento’, expresando cuáles son algunas de las necesidades y carencias que el mismo requiere saldar: obra social y seguro médico para los deportistas ampliando la base de beneficiarios del seguro de salud, la construcción de "un ENARD de interior" y un plan de desarrollo federal del deporte, entre otras.

Al respecto, resulta importante destacar que se trata en todos los casos, de cuestiones que fueron (al igual que muchas otras, como la democratización de las instituciones deportivas, el empoderamiento de la mujer en el deporte o la implementación de la Asignación Universal por Hijo en el Deporte) discutidas e incorporadas en 2014 y 2015 durante el tratamiento y sanción de la ley 27.201 de creación del ENADED (Ente Nacional de Desarrollo Deportivo) y la ley 27.202, actualización de la Ley del Deporte, de autoría del diputado nacional Mauricio Gómez Bull y otros.

La ley 27.201 dispuso todas las condiciones necesarias para desarrollar el deporte con un sentido federal, así como en la ley 27.202 se reconocieron las nuevas y diversas expresiones deportivas, se organizó nuestro sistema deportivo federativo y se otorgaron espacios representativos a deportistas, directores técnicos y árbitros.

Pero ninguna de ambas ha sido puesta aún en funcionamiento pese a las expresiones del Jefe de Gabinete de Ministros Marcos Peña reconociendo su vigencia en el Congreso de la Nación, lo que sería vital no sólo por imperativo legal, sino para asegurar un camino estratégico de desarrollo para el deporte nacional en todos sus aspectos y con todos sus protagonistas participando.

Así como el Comité Olímpico Argentino representa al deporte olímpico, la Confederación Argentina de Deportes (CAD) incluye en su seno a la totalidad de los deportes organizados y reconocidos en nuestro país. Ambas entidades fueron fundadas en la década del 20 del siglo pasado y se constituyeron en verdaderos actores institucionales del deporte nacional.

LA CAD reformó sus estatutos en los últimos años adecuándolos a parámetros de mayor inclusión y amplitud, pero focalizada también en el deporte como industria frente a las corporaciones en (y del) deporte, y tiene próximamente un acto eleccionario que la puede colocar en el camino de constituirse en lo que otrora fue: una institución vital para un deporte que ensanche su base social, de la mano de una política pública que, por decisión de Estado, así lo fomente.

*Autor en coautoría con Verónica Moreira del libro
"Clubes argentinos. Debates sobre un modelo", UNSAM edita, Buenos Aires, 2017

 Fuente: El Cronista

12 de abril 2017

http://www.cronista.com/columnistas/Instituciones-y-leyes-del-deporte-20170412-0012.html

 

 

 

 

 
 
La Mafia en el fútbol italiano: La Juve, la mafia y viejos fantasmas judiciales

PDFImprimirE-mail

 

 

La investigación al presidente, Andrea Agnelli, por supuestos vínculos con la Ndrangheta trae a la memoria el ‘Moggigate'.

 

20170403Agnelli

 

 Andrea Agnelli, en marzo de 2016 en Múnich. ALEXANDER HASSENSTEIN GETTY

 

Franco prepara la última copa en una coctelería del centro de Roma y exhala su conclusión tras un largo debate con dos parroquianos rezagados: que pierda la Juve. Los dos clientes asienten con la cabeza y piden la cuenta. Hablan del cruce de cuartos de final con el Barcelona en Champions, pero también del partido de Liga de la siguiente jornada contra el Nápoles y del resultado final del scudetto,que ahora lidera con ocho puntos sobre la Roma. En realidad a Franco solo le interesa la Nazionale, dice, pero tratándose de la Juve no tiene dudas. La Vecchia Signora es, según una encuesta, el equipo con más seguidores de Italia. Pero también el que más antipatía levanta: el 51% quiere siempre que sea derrotada. Hay muchos motivos, principalmente geográficos, económicos y políticos. Pero él insiste en el mito de las ayudas arbitrales: “Mire ahora lo que ha vuelto a pasar”.

 

Lo que ha pasado no tiene nada que ver con el escándalo de 2006. Pero resucita inevitablemente los viejos fantasmas judiciales del Moggigate —un sistema para tener arbitrajes favorables que desembocó en el descenso a la serie B y la pèrdida de dos títulos de Liga— en un momento crucial de la temporada. Hace una semana, el presidente de la Juve, Andrea Agnelli admitió que la fiscalía deportiva le investiga por presuntas vinculaciones con clanes de la ‘Ndrangheta. El caso explora un posible trato de favor en la venta de entradas a sectores de la curva juventina cercanos a grupos mafiosos. Se acusa al presidente de haberse reunido con algunos de ellos y de tratos con uno de sus capos, Rocco Dominello.

 

Ayudas arbitrales

 

Hay escuchas, informes y cierta confusión en un caso en que la Fiscalía y la Magistratura se contradicen. Pero los partidos políticos se han lanzado en tromba y anuncian investigaciones sobre lo que era una sospecha lógica: la infiltración de clanes mafiosos en el fútbol italiano. Un fenómeno con el que ya se relacionó el presunto suicidio del líder ultra Raffaello Ciccio Bucci el pasado 7 de julio. El hincha apareció muerto bajo un viaducto un día después de que testificase en comisaría por un caso de fútbol y mafia. En realidad, la antesala de lo que se investiga ahora. Agnelli niega en redondo todas las acusaciones. Pero más allá de lo que sucediese realmente, la música y la letra de sus argumentos suenan como siempre en estos casos: todo responde a la habitual campaña para dañar el buen nombre del club, que se querellará con quien lo mancille.

 

Hace dos semanas corría el minuto 97 del Juve-Milan en Turín. El 1-1 apretaba la clasificación en la cabeza de la Serie A. Lichtsteiner pisó área, se fue hacia al fondo y centró. Pero el árbitro vio una mano dudosa de un defensor del Milan y concedió el penalti que supuso el 2-1. El Milán jugó mal y la Vecchia Signora mereció ganar, incluso con el penalti a Dybala que el árbitro no vio en la primera parte. Pero Massimo Allegri, entrenador del equipo turinés, tuvo que entrar al trapo y recordar que 70 puntos no se consiguen con ayudas arbitrales. El problema es que su equipo será ya para siempre el primer gran club europeo que demostró que algunos mitos del fútbol, en ocasiones, pueden ser realidad.

 

DOS ‘SCUDETTI’ PERDIDOS Y CAÍDA A LA SERIE B

 

La presidencia de Andrea Agnelli, a partir de 2010, supuso el fin de la condena moral y deportiva del club. La inauguración de un nuevo estadio, una racha de incontestables victorias, una final de Champions y la fuerza necesaria para pedir la revisión de las sentencias de Calciopoli, el mayor caso de corrupción en la historia del fútbol italiano.

 

El 26 de julio de 2006 un juez despojó a la Juventus de los dos últimos scudetti y la mandó a la serie B con 30 puntos de penalización. Quedó probado que durante años, en sus victorias había algo más que fortuna o dedicación. Luciano Moggi, el director general del club, había ideado un calculado sistema de corrupción que le permitía elegir árbitros dispuestos a ayudar. En adelante, sería muy complicado que nadie volviera a confiar en la honradez de una institución que, sin embargo, a base de títulos y buena gestión económica salió del infierno y es hoy el único equipo que todavía responde a la vieja gloria del calcio italiano en Europa.

 

Fuente: El País – Por Daniel Verdù

 

28 marzo 2017.

http://deportes.elpais.com/deportes/2017/03/28/actualidad/1490721993_710849.html?id_externo_rsoc=TW_CC

 

 

 

 

 

 
 
24 de marzo del ´76: El golpe militar y la utilización política del fútbol

PDFImprimirE-mail

 

 

Por: José Luis Ponsico (*)
 Especial para Mundo Amateur

 

 

20160328Carrascosa


  Al cumplirse 41 años del triste acontecimiento conocido como "Golpe militar" 24 de marzo del 76 entre actos y recordaciones, varias generaciones debaten hasta dónde las Fuerzas Armadas, al cabo utilizaron el fútbol, "fiesta popular por excelencia" e instrumento político para perpetuarse. 

  La ratificación del Mundial´78, una de las pruebas. El "Golpe cívico militar" instaló a los jefes de las distintas fuerzas, llamado "Proceso de Reorganización Nacional", luego "dictadura genocida". El general Jorge Rafael Videla, el almirante Emilio Eduardo Massera y el brigadier Orlando Ramón Agosti ratificaron la organización del mundial. Enseguida.

 Llamó la atención José Alfredo Martínez de Hoz, hombre del "establishment" económico, en abril instalado como Ministro de Economía de la Nación, ajeno totalmente "a la fiesta popular" del juego de la redonda -con cría de caballos "pura sangre" y adicto al Polo- que fuera uno de los voceros. 

 El periodista Dante Panzeri se opuso en medio de la crisis política, social y luego lo que redundó en tragedia por la represión brutal de las FF. AA y alertó sobre los costos del Mundial´78, dos años antes. "El dinero debería emplearse en construir hospitales, escuelas, caminos, rutas, puentes, obras públicas", opinaba.

  El Mundial´78 costó 620 millones de dólares. España organizó el suyo en el´82 y los costos no superaron 220 millones de la misma moneda. El deporte en la dictadura sintió el impacto de la represión brutal. 

  El periodista Gustavo Veiga en una investigación compiló una nómina de 35 deportistas secuestrados y asesinados. La mayoría de los casos de los crímenes de jóvenes deportistas se conocieron por el colega de "Página 12"

 Un equipo completo de La Plata Rugby Club vivió ola de secuestros. El atleta Miguel Sánchez, tucumano, residente en Berazategui, en los primeros días del´78, secuestrado por militancia peronista de Base. Llevado por un "Grupo de Tareas"

 La jugadora de hóckey Adriana Acosta, promesa en Lomas de Zamora, secuestrada en Capital Federal. El caso Daniel Schapira, estudiante universitario en el´77. Asesinado poco después. El estudiante Universidad de Buenos Aires. Lo bajaron de un colectivo de línea en Boedo.

 El futbol, sus protagonistas, vivía como "alejado" de lo que ocurría con los militantes universitarios y activistas políticos de los lugares fabriles. Sólo algunos sabían por su formación política. O intelectual

 Uno de ellos César Luis Menotti, desde el´74 director técnico, exitoso, de la selección nacional. Antes, DT. de Huracán campeón en el Metropolitano´73. En un tiempo donde todo el plantel con el Flaco a la cabeza firmó una solicitada de época

 "Cámpora al gobierno, Perón al Poder". Huracán exhibía pancartas con las consignas del "Peronismo Revolucionario". Lo de Menotti, sus ideas, tenía una historia lugareña

 Florindo Moretti, obrero ferroviario, maquinista, caudillo de luchas obreras de Arroyo Seco, Santa Fe, con prestigio militante, integraba la conducción nacional del Partido Comunista. En 1958 César Menotti se afilió al Partido Comunista -en rigor, a la "Fede"- llevado por Moretti. 

 El "Flaco", 19 años. hijo de padre peronista que había <guardado< a compañeros perseguidos durante la Revolución Libertadora, no repitió la experiencia. Menotti siempre se enorgulleció de su padre -fallecido siendo César apenas adolescente- tiempos de la "Resistencia Peronista".

 La muerte de Perón 1º de julio´74 modificó abruptamente el escenario político signado por la guerrilla y la represión <paramilitar< desatada por la organización criminal conocida como <la Triple A<. En ese momento Menotti asumía en la selección nacional en eventual <acuerdo< político con la AFA.

 El interventor saliente Baldomero Gigán, antiguo militante <nacionalista< años´50 y Argentina venía de un duro fracaso en el Mundial de Alemania. Menotti debutaba el 12 de octubre ante España y el partido finalizó 1 a 1. Exigió cuatro años de contrato y la selección permanente.

 Juan José Sebreli, escritor y ensayista, en su libro "La era del fútbol" (1998) describe plan <macabro< de la dictadura militar "utilizando el Mundial de fútbol instrumento de consolidación del Poder". 


 También Sebreli alude a Menotti y comienzos en el barrio de Fisherton (Rosario) como militante comunista. Lo curioso: Sebreli en los´50 reconocido marxista en su paso por la Universidad, graduado como sociólogo.
      
 A fines del´76 ya se conocían las primeras cifras de la represión: el diario "La Opinión" de Jacobo Timerman, decía: "Fueron ultimados 4.000 activistas en lo que va del año", un parte oficioso.

  En abril del´77 resultaba secuestrado el propio Timerman e intervenido el matutino "La Opinión". Recién en el´79, Menotti firmó una solicitada con personalidades de la cultura reclamando por los "desaparecidos" en la Argentina. 

  Menotti sabía lo que pasaba, los jugadores -salvo Jorge Carrascosa- no. Ellos, ignoraban todo. El "Lobo" Carrascosa nunca hizo pública "su deserción" dos meses antes del Mundial´78, siendo capitán del equipo. Uno de los grandes secretos de ese tiempo nefasto. 

 Varios ex compañeros comentaron que "la dignidad" suya lo llevó a dimitir. Quedó un gran interrogante. Antes, trascendió la reunión del futbolista campeón con Rosario Central y Huracán, reconocido por su calidad humana: 

 "Flaco, me bajo ... No estoy de acuerdo con todo esto", dijo. Cuando le preguntaron a Menotti, tema "tabú", sólo decía: "Jorge Carrascosa un hombre digno". A sus amigos, el futbolista les

dijo: "La dictadura hizo del fútbol su plataforma política; no tenía más nada que hacer ahí".

(*) Columnista de la Agencia Télam, La Señal Medios y Libre Expresión

 

 

 

 

 

 

 
 

Página 1 de 13