Medicina Deportiva
La nueva esclavitud - EL DOPAJE MÁS PRECOZ JAMÁS DETECTADO EN LA HISTORIA DEL CICLISMO: UN CHAVAL ITALIANO DE SOLO 14 AÑOS

PDFImprimirE-mail

 

 

Que el dopaje es una lacra para el deporte no es ningún misterio. Que el ciclismo es una de las disciplinas más castigadas por ello, también. Pero que un joven deportista, un niño de solo 14 años de edad, se convierta en el caso de dopaje más precoz jamás detectado en la historia del ciclismo, va más allá de cualquier duda (o excusa) razonable. Simplemente es incomprensible a la par que imperdonable.

20170707dopaje-en-ciclismo-amateur

El precoz y vergonzante dopaje detectado ha tenido lugar en Italia, durante la celebración de una carrera regional disputada en Sicilia. Un control por sorpresa realizado por la National Anti-Doping Organisation Italia (NADO) sobre un chaval de 14 años de edad dio positivo en mesterolona, un potente esteroide comercializado bajo el nombre de Proviron e incluido en la lista de medicamentos prohibidos por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).


20170707dopaje-en-ciclismo-amateur-1

Con este nuevo caso, más teniendo en cuenta que se trata del más precoz de toda la historia del ciclismo, el dopaje vuelve a convertirse en foco de atención. Y es que en la élite deportiva, donde cada décima de segundo cuenta para llevarse la victoria, hasta cierto punto es comprensible (que no aceptable) que ciertos individuos opten por sustancias ilegales para potenciar su rendimiento. Pero a nivel amateur, en plena infancia y con toda la vida por delante... ¿Qué sentido tiene doparse a esa edad? ¿Quién es cómplice de este atentado contra la salud del chaval y contra el propio deporte? ¿Dónde está el límite?

Fuente: www.todomountainbike.net

30 junio 2017.

https://www.todomountainbike.net/art/el-dopaje-mas-precoz-jamas-detectado-en-la-historia-del-ciclismo-un-chaval-italiano-de-solo-14-anos

 

 

 

 

 
A FAVOR DEL DOPING EN EL DEPORTE: “La prohibición del dopaje es irrazonable y debe ser abolido”

PDFImprimirE-mail

 

Secuestrado en dictadura, se fugo de la Mansión Seré. Tamburrini estudió filosofía y sostiene una posición por la liberación del dóping.


20170704claudio-tambubbini


"¿Así que sos arquero? Atajate está." Claudio Tamburrini escuchó ese latiguillo que anunciaba una golpiza reiteradas veces durante sus 120 días de cautiverio en la Mansión Seré, uno de los más de 400 centros clandestinos que funcionaron durante la última dictadura cívico-militar. A fines de 1977, Tamburrini era arquero de Almagro, estudiante de Filosofía y militante del Partido Comunista. Escapó en una fuga cinematográfica (Crónica de una fuga, de Adrián Caetano). Después de un año en la clandestinidad, salió a Brasil y, desde ahí, se fue a Suecia. En el exilio, se graduó en la Facultad de Filosofía de Estocolmo, donde unió los dilemas éticos con el fútbol. Algunos de ellos los expuso en su libro ¿La Mano de Dios? Una visión distinta del deporte (2001). Por ejemplo, ¿por qué debería prohibirse el doping? Esa pregunta puede retomarse luego de los casos de doping positivo de los jugadores de River Camilo Mayada y Lucas Martínez Quarta. "Es una prohibición tan aceptada que a la mayoría no le interesa escuchar una opinión divergente –dice Tamburrini–. Si se haciera una consulta solo un 20% de la afición estaría de acuerdo con que se levante la prohibición”.

–¿Y cuál es tu posición?

–Después de años de escribir, debatir, justificar, tender hipótesis y recibir respuestas llegué la posición de que la prohibición del dopaje es irrazonable, que debe ser abolida. Empecé a ver los argumentos a favor y los analicé críticamente. En general, son tres los argumentos: el primero, que el dopaje es nocivo para la salud; el segundo, que consigue una ventaja injusta sobre el que se dopa; y el tercero, que doparse es contrario al espíritu deportivo. Son refutables.

–¿Por qué son refutables?

–La prohibición del dopaje es probable que incremente los efectos nocivos para la salud, como toda práctica que se hace oculta e ilegal. Obligan a que se haga de manera menos segura, con menos recursos médicos, con mayores riesgos de salud. Si quieren preservar la salud de los atletas, podrían permitir cierto nivel de dopaje bajo estricto control médico para que no haya lesiones graves. Y está el argumento filosófico de la autonomía individual. Un corresponsal de guerra va a la primera línea de fuego para sacar la mejor foto y nadie le cuestiona que esté arriesgando la vida. Más o menos conscientemente, acepta los riesgos de la profesión. En el deporte no: se intenta, casi de manera paternalista, que el atleta no decida por él mismo los riesgos que quiere correr. La ventaja de quien se dopa también la discuto. ¿Qué significa una ventaja injusta? Si hablamos de factores económicos sociales o políticos, hay países más adelantados en la técnica deportiva, en los medios y los recursos, que pueden invertir en la producción de atletas exitosos. Esa es una inequidad en las chances deportivas. A los atletas de los países menos favorecidos, entonces, les deberían permitir doparse para equiparar las condiciones.

–No suena muy deportivo.

–En el deporte, el atleta más exitoso no es el que más se sacrifica, el que más entrena, el que más trabaja. Esa es la última pieza de un rompecabezas que hace que un atleta llegue a ser una estrella del deporte. Lo que está en la base, es la lotería genética. Si naciste con los genes adecuados para una disciplina, y te entrenás, te cuidás y no dilapidás tu material genético, vas a brillar en esa disciplina. En ese punto de vista, es injusto que haya atletas que nazcan con una superioridad evidente sobre otros. Así, el dopaje sería una manera de equiparar a aquellos que no nacieron tan favorecidos como aquellos que se sacaron la lotería genética. En cuanto al espíritu del deporte, pienso que en general se lo interpreta como competir por medios naturales. Hasta 1920, estaba prohibido entrenar. El atleta debía competir como lo ha hecho la naturaleza, con sus condiciones y solamente a través de sus condiciones naturales. Una discusión que se asemeja a la que se da hoy en el dopaje. Sin embargo, subsiste ese mito, esa idea errónea de que el mejor atleta es aquel que no necesita entrenarse sino que supera a los demás por sus condiciones naturales. Esa es una confusión de paradigmas deportivos: se está partiendo del paradigma del deporte de recreación, de diversión, y el dopaje se produce fundamentalmente en el deporte de elite, que son dos fenómenos distintos.

–En el caso de los cuatro jugadores argentinos que dieron positivo por diuréticos en este año fue, al parecer, por un suplemento que ingirieron por orden médica sin saber qué era.

–La prohibición lleva a que la práctica se haga sin el conocimiento de ellos. Como está prohibido no se les puede abrir el juego, aunque habrá algunos jugadores que acepten ese riesgo de manera más consciente. Muy probablemente a algunos de esos jugadores les han dado esto sin que se enteraran. Esos son los efectos de una práctica prohibida, que se hace oscuramente y sin control. Así, quien se dopa tiene menos posibilidades de decidir.

–A un año de organizar el Mundial, se conoció que Rusia tuvo durante el Mundial de Brasil 2014 casos de dopaje masivo. ¿Cuál es la postura del doping libre en estos casos?

–Hay indicios claros, que podrían convertirse en pruebas en el futuro inmediato, de que ha sido una práctica implementada por el Estado. No han sido casos de atletas individuales. El dopaje masivo implementado desde el Estado se ha dado históricamente en países no democráticos. El ejemplo clásico es Alemania del Este. Se habló mucho de China hasta hace algunos años y ahora se habla de Rusia. Ahí ya no es la decisión de una persona de correr riesgos y aceptarlos para su salud en función de una inversión profesional. Posiblemente estamos viendo es al individuo cohesionado por el aparato estatal, con peligro de que se dope. Es un antecedente peligroso. Si yo subordino un proyecto deportivo en función de un proyecto político, ¿con qué fundamento me puedo oponer a lo que pasó en Berlín '36 y la subordinación del proyecto deportivo al proyecto político Nazi? Ahí está más claro que era algo negativo. Pero en la política, en general, siempre juegan los grises. El deporte debe tener una dimensión social y política y la debe expresar en forma clara porque la tiene. Pero hay que cuidarse de usar el deporte en función de un proyecto político.

Fuente: Tiempo Argentino - Germán Arena

1º Julio 2017.

https://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/68677/la-prohibicia-n-del-dopaje-es-irrazonable-y-debe-ser-abolida

 

 

 

 

 

 
 
Tucumán: La burocracia ensombrece la ilusión de construir un club en Los Vázquez

PDFImprimirE-mail

 

 

Ellos quieren un lugar para jugar al fútbol y olvidarse de las drogas. La política y sus tiempos.

20170619Tucuman Adicciones

GOL A LA DROGA. El fútbol ayuda a arrancarlos de los dealers.-

La burocracia tira abajo toda la esperanza que habían logrado construir a lo largo de tres años. “¿Por qué juegan así con nuestros sentimientos?” se pregunta Víctor “Yor”, mientras fuma un cigarrillo que prende con la colilla del otro. Mira con pena la cancha que hace más de un año sus compañeros del grupo “Con esperanza nos fortalecemos”, del barrio Los Vázquez -donde era el vaciadero de la ciudad- desmontaron a golpes de hacha. “La cancha y el club que nos han prometido ya tendrían que estar en construcción hace un año. Pero no sabemos lo que pasa. Se tiran la pelotita entre la provincia y la Nación. ¡Y nosotros meta esperar...! ¿Para qué nos hacen ilusionar?”, suspira con desaliento.

Víctor integra un grupo de 28 jóvenes que hacen grandes esfuerzos por no volver a consumir drogas. “No queremos que a los más chicos les pase lo mismo que a nosotros, que estuvimos perdidos por consumir”, dice. Por eso abrieron un merendero en la casa de Víctor, que funciona tres veces a la semana, con apoyo de un grupo de operarios de la Secretaría de las Adicciones. Allí meriendan 80 chicos. Los que amasan son los más grandes, junto con algunas vecinas.

Después nació la ilusión de construir una cancha, un club deportivo y un Salón de Uso Múltiple (SUM) para que funcionen una escuelita de fútbol y otra de boxeo. Consiguieron interesar al Centro de Estudios del Territorio y Hábitat Popular (Cetyap) de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNT, que dirige Claudia Gómez López. El año pasado, a través de un proyecto de voluntariado universitario con estudiantes de las carreras de Arquitectura, Trabajo Social y Comunicación Social, lograron que se hicieran diseños alternativos para la cancha y para el club deportivo. Todo parecía llegar a buen puerto.

La Nación, por medio de la Secretaría de la Juventud, se comprometió a financiar el proyecto. Se hicieron todos los estudios pero la gestión no llega a su fin. “El tiempo pasa e impacta en las ilusiones de los chicos. Ellos son muy frágiles psíquicamente, el adicto tiene poca tolerancia a la frustración y corre riesgo de una recaída”, explica el psicólogo Emilio Mustafá, responsable del trabajo en el territorio en cinco barrios.

“El proyecto surgió para recuperar a los chicos de las adicciones. Una vez que se estabilizaron en esta estrategia de prevención comunitaria los alentamos a que sean protagonistas en su propio barrio, con una idea reparatoria. Así surgió la idea del club y la canchita. Costó mucho porque la misma gente del barrio los discriminaba por su situación de consumo. Esta espera es muy penosa para ellos, y cuesta mucho remarla”, admite Mustafá.

A dos voces

“El proyecto de construcción está en proceso, no está detenido”, afirma Sara Alperovich, titular de la Dirección de la Juventud. Lo que sigue es una larga explicación sobre los pormenores de una gestión interminable. “El año pasado enviamos el proyecto de los arquitectos de la Universidad a la Secretaría de la Juventud de la Nación y la apertura de la cuenta para recibir los fondos del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación. Pero en septiembre nos devolvieron un mail diciendo que los pedidos estaban mal dirigidos y que debíamos incluir montos de materiales. Tuvimos que cambiar y arrancar todo de nuevo. Hasta que pedimos cotización en dos empresas, el estudio del suelo se hizo noviembre. En febrero seguimos con las gestiones y recién en marzo mandamos todo, con los nuevos presupuestos de las constructoras, pero había cambiado el valor final de la obra. En abril nos pidieron un informe hídrico del predio que determina que la zona es altamente inundable, nos piden que lo enviemos a la Dirección del Agua para que ellos también den su opinión. Todavía no nos respondieron”.

Un llamado a la Secretaría de la Juventud de la Nación presenta un panorama totalmente distinto. Off de récord un funcionario explica: “no se puede enviar ningún dinero a la Provincia, porque esta es deudora de la Nación. La única forma de sortear ese paso es que la Provincia done el terreno a la Municipalidad. Sólo así se podrá enviar los fondos, vía municipio, que no tiene deuda”. Mientras la burocracia crece, la esperanza no se fortalece con nada.

 "Cuatro operadores nos repartimos en cinco barrios" 

No es fácil entrar a un barrio en el que impera la droga. El acercamiento de un operador es lento y estratégico. “Primero hay que ir al barrio, hacer que te conozcan, que te tengan confianza, que se convenzan de que no sos policía. Hasta que el psicólogo logra llegar al chico puede pasar entre un año y un año y medio. Tardás entre dos y tres años en lograr que la comunidad te tenga confianza y poder empezar a ver los cambios”, cuenta Emilio Mustafá, psicólogo de la Secretaría de Prevención de las Adicciones. Coordina un equipo en el que trabajan - sin cobrar- la psicóloga Gabriela Morales Perrone y el licenciado en Ciencias para la Salud Gustavo Cortés. Eran 10 operadores y se fueron cayendo los contratos hasta quedar sólo cuatro para cinco barrios: Antena, Santa Inés, La Costanera, Los Vázquez y El Sifón.

“Es muy difícil trabajar en estas condiciones, cuando el propio operador no está contenido”, reconoce Mustafá. Los equipos de la Secretaría de las Adicciones trabajan de manera integral en asistencia terapéutica y clínica. “Lo primero es asistir al chico en consumo, llevarlo a los lugares adecuados para su desintoxicación, crear comunidades terapéuticas y -esto es lo más fuerte de nuestro trabajo - crear grupos terapéuticos para cuando los chicos vuelven al barrio, porque ahí está la madre de las batallas. Cuando el joven vuelve al barrio debe tener un proyecto de vida, porque de lo contrario se hace una puerta giratoria: el chico se desintoxica, pero después vuelve al barrio, consume y no termina nunca de recuperarse”.

Fuente: La Gaceta

16 junio de 2017

http://www.lagaceta.com.ar/nota/733846/actualidad/burocracia-ensombrece-ilusion-construir-club-vazquez.html?utm_source=facebook

 

 

 

 

 

 
 
Atletismo: Doping - Afuera de las pistas

PDFImprimirE-mail

 

20170428Mayorova-DOPING

El atletismo de su país fue marginado de toda competencia oficial como castigo por la existencia de un sistema masivo de consumo de productos prohibidos para mejorar el rendimiento deportivo, ahora ella recibió una severa sanción por incurrir en doping. La maratonista olímpica rusa Albina Mayorova fue suspendida cuatro años por utilizar testosterona tal como se constató en un control médico de sangre y orina que le efectuaron la temporada pasada.

De acuerdo a lo informado por la Federación Rusa de Atletismo, el Tribunal de Arbitraje del Deporte suspendió a Mayorova hasta mediados de 2020, un plazo que prácticamente se convierte en un retiro anticipado dado que la fondista ya tiene 39 años, una edad en la que se dificulta regresar al alto rendimiento después de tanto tiempo de inactividad competitiva.

De cincuenta kilos en 1,67 de altura, Mayorova arribó novena en el maratón olímpico de Londres 2012.

Dueña de una mejor marca personal de 2h23m52s en los 42 kilómetros, la fondista rusa Mayorova sobresalió en el circuito World Marathon Major, una suerte de Grand Slam del running, finalizando en el Top-10 femenino de Chicago, Boston y Londres.

Según el comunicado oficial emitido a la prensa, el control antidoping constató que Mayorova empleó testosterona, la hormona sexual masculina que –a nivel deportivo y en forma ilegal- se usa para conseguir el efecto anabólico que genera en el organismo.

Considerado como un procedimiento ilícito por la Agencia Mundial Antidopaje, la WADA según sus siglas en inglés, la testosterona es utilizada por los fisicoculturistas ya que incrementa tanto la fuerza como la masa muscular pero también proporciona mayor resistencia, un aspecto clave para correr largas distancias.

Este caso de doping se suma al registrado hace apenas diez días cuando se descubrió que la campeona olímpica del maratón de Rìo 2016, la corredora keniata Jemina Sumgong, consumió eritroproyetina EPOque está expresamente prohibida y le valdría, además de la pérdida de la medalla dorada, una suspensión de dos a cuatro años impidiéndole competir en el mundial a celebrarse en agosto próximo en la ciudad inglesa de Londres.

Fuente: El Depornauta

25 abril de 2017

http://www.eldepornauta.com.ar/maraton-running-doping/

 
 
ALIMENTOS: Expertos en nutrición advierten que la población es víctima de un "efecto engordadero"

PDFImprimirE-mail

 

 

“En 2005, el 14,6% de la población argentina era obesa; ocho años después, la proporción ascendió a 20,8%, lo que representó un incremento porcentual de 42,5%”, explico Sebastián Laspiur, Director de Promoción de salud y control de enfermedades no transmisibles del Ministerio de Salud de la Nación hasta diciembre de 2015.



20170421galletitas


El aumento de la obesidad, diabetes, cáncer y enfermedades cardiovasculares, entre otras no transmisibles, responde a la elevada ingesta de productos industriales y ultraprocesados, aseguraron especialistas en nutrición, que parafrasearon el concepto de "efecto invernadero".

"Lo que somos, lo que los médicos llamamos el fenotipo, es el producto de la interacción entre los genes y el ambiente. Hoy sabemos que hay cada vez más obesidad, diabetes, cáncer, alzheimer y otras muchas enfermedades no transmisibles, es decir, que no se contagian", explicó el médico nutricionista Julio Montero.

"Estas enfermedades y respuestas inadecuadas en el organismo no pueden ser atribuidas a cambios genéticos ya que según estudios de especialistas, la posibilidad de que haya cambios genéticos en 2000 años es del 0,005%, mientras que los cambios ambientales son evidentes".

Montero disertó en la Cátedra de Soberanía Alimentaria de la Escuela de Nutrición de la Facultad de Medicina de la UBA con motivo del Día Mundial de la Salud.

El especialista, asesor científico del Centro de Asistencia, Docencia e Investigación de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos de la Alimentación (SAOTA), describió que "en los últimos 200 años con la revolución tecnológica e industrial se produjo una modificación tremenda de la alimentación".

"Pasó de una alimentación natural en base a tejidos orgánicos a los productos industriales, mezclas y polvos ultraprocesados a los cuales nuestros genes no están acostumbrados", agregó.

Montero se refirió a la influencia cultural, al explicar que "el año pasado en una revista que viene con un diario de tirada nacional, había una nota sobre 'colaciones sanas y al paso' y cuando uno miraba la foto lo que veía eran todos productos industrializados, que no guardan la armonía ni la relación con nuestros genes como para que nuestro organismo pueda responder adecuadamente".

"Hemos pasado del 'efecto invernadero' al 'efecto engordadero' porque somos cautivos. Es muy difícil alimentarse distinto cuando el modelo alimentario nos impregna, nos persigue y se refuerza con mala información", sostuvo.

En Argentina se consumen 185 kilos de productos ultraprocesados por habitante por año, según los últimos datos difundidos por la OPS/OMS, mientras Montero precisó que cada persona ingiere anualmente un promedio de 18 kilos de galletitas con carbohidratos y grasas agregadas, además de aditivos.

"Esta combinación de grasas no se encuentra en ningún producto de la naturaleza por lo que su consumo no está contemplado en nuestros genes, además de que los aditivos no tienen ninguna función nutricional", concluyó el especialista.

En 2005, el 14,6% de la población argentina era obesa; ocho años después, la proporción ascendió a 20,8%, lo que representó un incremento porcentual de 42,5%.

Sebastián Laspiur, consultor sobre Enfermedades no Transmisibles de la OPS/OMS, advirtió que hay "un incremento acelerado de la obesidad con todas las consecuencias que esto implica desde lo metabólico, pero también desde lo psicológico y social, de hecho en Argentina un estudio determinó que las personas obesas tiene doble de chance de tener depresión".

El especialista afirmó que "el origen causal de la obesidad es el consumo de productos ultraprocesados" e introdujo la responsabilidad del Estado y organismos internacionales como reguladores de la oferta ya que, aseveró, "el consumo de los ultraprocesados aumenta a medida que los países tienen menos regulación".

"Es por esta causa que se habla de que la obesidad es una 'epidemia comercial'; hay influencias muy claras del mercado para el consumo de productos ricos en azúcar, grasas, sal, muy adictivos, que pueden permanecer mucho tiempo en góndolas y tienen mucha rentabilidad", afirmó.

En este contexto, "los patrones de consumo no tienen que ver sólo con la decisión individual sino con las intervenciones efectivas en la regulación del mercado que puedan hacer los Estados. Si dejamos al mercado sin regulación, nada dice que vamos a detener esta curva creciente de obesidad", apuntó Laspiur.

En relación a las medidas que el Estado puede tomar para mejorar la alimentación, tanto Montero como Laspiur mencionaron el sistema de colocación de "sellos" negros en el frente del producto que adviertan a los consumidores sobre si contiene exceso de azúcar y grasas, tal como está implementado Uruguay, y cuya experiencia fue expuesta en la charla por María Rosa Curuchet, presidenta de la Asociación Uruguaya de Dietistas y Nutricionistas.

"El sistema de sellos frontales permite, además de alertar al consumidor, una clasificación clara de los productos. Por ejemplo, en Chile los productos con estos sellos no pueden ser vendidos en los kioskos escolares ni tener publicidad destinada a niños", describió Laspiur.

Fuente: Télam

13 abril 2017.

http://www.telam.com.ar/notas/201704/185500-malnutricion-alimentos-ultraprocesados-engordan.html

 

 

 

 

 

 
 

Página 1 de 7