MSD
Dos dirigentes del MSD en radio Nacional

PDFImprimirE-mail

Por Pablo Layús.

El pasado martes 13 de agosto en el programa Identidad Nacional conducido por Ricardo Acebal estuvieron como invitados los dirigentes de Movimiento Social del Deporte (MSD) Víctor F. Lupo y el Dr. Mario Cabrera.

 

Epígrafe: El cantor Mario Cabrera interpretando sus canciones.

 

Para dar inicio al programa, Ricardo Acebal leyó el prólogo de Pablo Hernández en el libro “100 Ídolos Tucumanos” del Centenario al Bicentenario de la Batalla de Tucumán, escrito por Víctor Lupo, donde demuestra que la mística de los deportistas tucumanos (y de los tucumanos en general) es heredada de aquellos combatientes de dicha batalla conducida por el Gral. Manuel Belgrano.

La canción del deporte (escrita por Antonio Botta en 1933 e interpretada por la orquesta de Francisco Lomuto y cantada por Fernando Díaz) y la Marcha de los Campeonatos Evita (compuesta en 1949 por la música Rodolfo Giamarella y la escritura Carlos A. Petit acompañados por el Coro de Niños Santa Cecilia dirigido por el director Silvio Bernazza) fueron la música de fondo para que Lupo explicara varios capítulos de su libro.

En el transmisión, que se emite martes y jueves de 14 a 15 hs de Radio Nacional FM, su conductor Acebal lo invitó al cantautor Mario Cabrera (autor también de “Amor Salvaje” entre otras de sus bellas canciones) a explicar el porqué de su canción “Clubes de Barrio”.

Durante la entrevista, Cabrera relató: “Lo que me llevó a componer esta canción es el mal final de esa hermosa película ´Luna de Avellaneda´. Allí su director a mi entender no comprendió el espíritu de cualquier dirigente de un club de nuestra patria, que nunca entregaría la llaves de su club como lo hace Darín. Por eso digo en mi canción: ´Algunas cuantas manos de mi pintura le están haciendo falta a las paredes y el agua que se filtra por los  techos, es un mensaje que en el alma duele, pero yo no resigno mis banderas las llaves de mi Club yo no las entrego, tal vez le pongan precio a los ladrillos pero jamás podrán comprar mis sueños....´. Es una mirada totalmente diferente de la vida y del club que yo la había adquirida en mi barrio en la Sociedad Pro Adelanto Ciudadela adonde concurría a jugar al vóleibol en mi juventud”.

Allí intervino Lupo para explicar el porqué de las decadencias de estos clubes sociales, culturales y deportivos. “Para mí, como lo demuestro en mis tres libros, esta decadencia comenzó el 24 de marzo 1976 cuando la Dictadura militar desplazo al gobierno constitucional e implementaron una política basada en el terror. Desde allí con una sociedad que empieza a pensar en el individualismo y ´en salvase quién pueda´ (NR: La ética de los ganadores o la civilización del descarte como la llamaba el actual Papa Francisco, allá por el 2002) sumado al terror de juntarse con otros jóvenes (muy de esa época) se empieza a abandonar los clubes. Más las necesidades económicas y la política militar a favorecer el juntarse en polideportivos construidos y controlados por ellos, llevaron a dicha decadencia” para seguir agregando “pese a los tibios intentos de ayuda o subsidios de los sucesivos gobiernos democráticos estos clubes aún no pudieron reconstruir sus brillos de antaño”, aseguró.

Luego, Mario Cabrera canto en vivo su canción “Clubes de Barrio” y allí los teléfonos de la producción comenzaron a sonar hasta pasado el horario del programa. Varios oyentes recordaron aquellos inolvidables “Campeonatos Evita”, que marcaron a fuego a aquella generación del ’50 en nuestro país. Y ante el éxito del programa, el conductor finalizó la audición con la promesa de invitarlos nuevamente a su emisión radial.

Fuente: Radio Nacional

22 agosto de 2013

Para escuchar completo el programa: https://skydrive.live.com/?cid=d8af673f196edae6&id=D8AF673F196EDAE6%21820&authkey=!AEF8YQLhNxBQSeA

 
NUEVO RECLAMO DEL MSD A MACRI

PDFImprimirE-mail

 

attachment 1

Los integrantes del Movimiento Social del Deporte (MSD), elevaron una solicitud al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, a efectos de que la “parada del nuevo metrobús” frente al estadio Mary Terán de Weiss, ubicado en la Av. Roca de Villa Soldatilleve el nombre de la tenista y no el de Parque Roca.

Cristina y el libro de Mary- Buena foto

Los firmantes entre los que se encuentran el gran esgrimista Fulvio Galimi, el ex subsecretario de deportes de la nación y escritor, Víctor Lupo, el básquetbolista Jorge Becerra, el actor Alberto Benegas y el embajador Eduardo Cavadini, le reclaman nuevamente a Mauricio Macri (“pedido que le hicimos en varias oportunidades en los últimos años” ) para que cumpla con la Ley 2502/07, aprobada el día 8 de noviembre del año 2007 por la Legislatura porteña, y en este Polideportivo (donde se disputa la Copa Davis de tenis), se coloquen en lugares visibles el nombre del estadio, como asimismo una gran placa donde se explique para las nuevas generaciones, quien fue MARY TERÁN DE WEISS.

En la solicitud va una largo comentario sobre la figura de la tenista que fuera victima del “Genocidio Deportivo”, junto a casi 400 deportistas, aplicado en 1956 por la Dictadura Militar de ese entonces y el Comité Olímpico Argentino intervenido por el Gral. Huergo. Mary Terán de Weiss fue una deportista muy olvidada hasta que en el año 2006 se instituyera el “Premio Dignidad” con su nombre, que luego se instituyera al estadio, por proyecto de la legisladora Ana Suppa. Al libro sobre su vida del periodista Roberto Andersen, publicado por Ediciones Fabro, distinguido por la diputada Pilatti Vergara en la Cámara de Diputados de la Nación el pasado año, con el pedido de perdón por los agravios a su nombre, en dicho acto, realizado por el Pte. de la Asociación Argentina de Tenis, Arturo Grimaldi, se sumo la reivindicación de la misma Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández, el pasado febrero con el libro en sus manos.

Ciudad de Buenos Aires, 18 julio de 2013.

Libro Mary Cristina- Marín Pilatti y D Antonio -

 

NOTA PRESENTADA:

 

Nota a Macri x Metrobus

Nota a Macri x Metrobus2

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

 
 
El libro de Jorge A. Becerra en el Diario de la Universidad de Mendoza

PDFImprimirE-mail

Hay un buchón en la causa nacional

Por Eva Guevara.

 

msdbecerra1

 

 

Una postal de la juventud peronista en los 70

 

El humor equívoco de un “servicio” abre paso a los avatares de la juventud de Línea Nacional-Mendoza. Lejos de tratarse de una ficción política ambientada en el convulsionado mundo del peronismo de comienzos de la década del 70, el ejercicio de escritura apuntala la memoria histórica y hace resplandecer la alegría de la militancia juvenil.

Dice Jorge Aníbal Becerra que siempre hay un disparador para empezar a relatar lo que sabemos que ha sucedido, situaciones y anécdotas cuya narración, pasados más de 40 años, será tan limitada como la memoria misma de los que participaron. En su caso, dicho disparador  fue una película de Leonardo Favio en donde una toma permite ver el cartel “Perón al Poder” con letras grandes, y más abajo, a los pies del palco,  otro que decía: “Línea Nacional Mendoza”. 

¿Quiénes fueron los insensatos que llevaron ese gran cartel hasta ese punto neurálgico del poder? ¿Por qué rigores y penurias pasaron? ¿Acaso se los recordará por ese arrojo colectivo que solo da la militancia juvenil? Las preguntas derivaron en una respuesta: el libro Línea Nacional. Informes de una militancia juvenil mendocina (Ediciones Fabro), escrito con el objetivo de recuperar experiencias personales como esta del cartel pero, fundamentalmente, impedir la pérdida de la memoria colectiva de aquella época. 

Y es que ese es el riesgo detrás de los rótulos y simplificaciones: a los militantes de la Línea Nacional se les decía “fenicios”, al producirse la alianza FEN (Frente Estudiantil Nacional), y a los pocos años prácticamente se los tuvo a todos como parte de la agrupación Guardia de Hierro; no obstante, pese a ese nuevo armado, Jorge Aníbal Becerra viene a sacar a la luz una personalidad propia, además de una identidad provincial. 

Becerra no solo es un ex compañero del grupo, tuvo una destacada actuación como básquetbolista en el Club Barrio Cano, en la Selección Mendocina y en la Selección Argentina donde llegó a ser su capitán. También es un referente del Movimiento Social del Deporte y autor de ocho libros de cuentos y relatos. 

 

 

msdbecerra2

 

Entre dichos relatos, hay uno escrito para conmemorar un aniversario del 17 de octubre. En él está contada la anécdota de cuando salieron de pintada y pegatina un 16 a la noche para que al día siguiente, Lanusse  y su gobierno en Mendoza encontraran toda la ciudad llena de mensajes. Ocurrió que el compañero a cargo de la conducción del grupo se subió descalzo sobre los hombros del basquetbolista –más de 2 metros– pero su olor a pata hizo que la “operación” tuviera que parar unos minutos antes de que llegara la policía y se produjeran las corridas de rigor, con “el jefe” descalzo ya que había perdido sus zapatos. Y cuando todo terminó, se cantó la marcha vivando a Perón a unas pocas cuadras del patrullero. 

Según Becerra, pese a que el relato pudo ofender al protagonista en su vida profesional adulta (a nadie le gusta que digan que tenía olor a pata) la consecuencia fue positiva; este no solo se emocionó con el cuento, sino que le sugirió al compañero que escribiera otras anécdotas de esa época con la misma impronta: sucumbiendo a la tentación de resolver una historia entretenida y real a la vez.

Como en esa época había muchos “informantes” (burdos infiltrados que se auto-delataban), Becerra se valió de Tito, un nombre real escrito en el prontuario de uno de los compañeros para inspirar a “su relator”. A lo que le agregó un invento: Asdrúbal Azcárate, el Jefe que controla el espionaje de Tito.

A través de los informes de Tito y de los contrapuntos con el Jefe, el lector verá alumbrar la peronización de unos jóvenes que buscaban su identidad antes de que aparecieran las diferencias de proyecto dentro del peronismo y se profundizaran enormes contradicciones ideológicas. Sin la pretensión de ser un compendio de crecimiento político, salen a la luz anécdotas de la conducción, como aquella que transcurre a largo de una cena en la casa de Pedro Cámpora (mendocino, hermano de Héctor J. Cámpora) donde estuvieron “el Cabezón” y la “Gringa” (o sea, Alberto Flamarique y Cristina Zuccardi), para cuyo relato el autor se vale de la fotografía aparecida en la edición del 9 de abril de 1973 del diario Los Andes. 

 

msdbecerra3

 

 

En dicha cena ocupa un lugar destacado el presidente electo y odontólogo peronista de San Andrés de Giles, Héctor J. Cámpora, así como también Ignacio Rucci, Rodolfo Galimberti, y los dos Pedro Cámpora, padre e hijo. Justamente este último fue el primero de la familia en militar en la Juventud Peronista y, de tanto mencionarlo a Héctor por el lazo sanguíneo, le quedó el mote de “tío”. Lo curioso es que el más destacado en la fotografía del periódico es el Cabezón, sobrado de actitud porque ya estaba decidido ir a discutir con Cámpora el rumbo que estaba tomando el peronismo. 

Se trataba pues, de una “operación de alto vuelo” que terminó con un duro cruce en la pieza matrimonial con el delegado para la juventud Rodolfo Galimberti. “Los voy a hacer echar del peronismo", le gritó Galimberti a Flamarique. A lo que este contestó: “Y a vos te va a echar Perón”. Otras tantas situaciones no son menos relevantes en cuanto a su aporte histórico documental, por ejemplo, en la que se narra cómo fue que tuvo lugar en el Hogar y Club Universitario un juicio al rector Julio J. Herrera. Desde Línea Nacional se lo acusaba de “asociación con empresas extranjeras, con organismos financieros internacionales y con el estado neo-colonial para acentuar y afianzar la dependencia y la penetración imperialista en nuestro país” así como también de asociación ilícita “por reprimir a los estudiantes con la Policía Federal y con la Policía Provincial”. 

En ese tramo del relato surge de inmediato la amarga sensación de frustración de aquel régimen de alianza entre las autoridades universitarias y la dictadura-militar. Las respuestas pasaban siempre por el plano de la represión; de hecho, se habían desplegado todas las fuerzas de choque y anti-tumulto para impedir la realización de ese juicio, pero todo salió según lo planeado por la muchachada, de ahí la impotencia. Para peor, el informe Tito resultaba ser una copia textual de lo publicado en la crónica que hizo el diario El Andino. Era lo último que les faltaba: que además de constatar la ineficacia de los métodos represivos, perdieran la pulseada ante los jóvenes estudiantes que veían cómo sus actividades salían retratadas en el diario "tal como efectivamente habían ocurrido".   

 

 

msdbecerra4

 

Fuente: Edición Un Cuyo

17 DE JULIO 2013

http://www.edicionuncuyo.com/novedades/index/hay-un-buchon-en-la-causa-nacional

 
 
SAN LUIS: 1º Congreso de Educación Física y Deporte

PDFImprimirE-mail

 

Senador

El 5 y 6 de julio pasado en la Villa de Merlo; San Luis, se llevaron a cabo las Jornadas del Congreso de Educación Física y Deporte.

El viernes 5 de julio,  en el Anfiteatro del Centro educativo Gob. Santiago Besso, se realizó el lanzamiento  del 1º Congreso Provincial de la Educación Física y Deporte, transformando a la Villa de Merlo en la Capital Provincial, acto que contó con la participación de más de cien personas ligadas a esta profesión entre ellos, profesores, dirigentes y alumnos de profesorados.

Al acto inaugural de este Congreso organizado por la Consultora AVANZAR asistió la Ministra de Deportes de la Provincia Doctora María Adelaida Muñiz, en representación del Gobernador CPN Claudio Poggi, el Secretario de deportes del Municipio de la Villa de Merlo, Lucas Liendo, y el ProfesorJorge Omar Torres, (principal organizador del Congreso) quien fue el encargado de dar el discurso de bienvenida a todos los presentes.

La intendenta de la Villa de Merlo, Gloria Petrino, quien cumplía con una apretada agenda en la ciudad de San Luis, hizo llegar una carta de salutación deseándoles éxito y buenos augurios a todos los participantes de este Congreso. De la misma manera, hizo llegar sus palabras alusivas el Vice Gobernador de la Provincia Ing. Jorge Díaz, quien destacó la importancia de dicho evento.

Acompañaron la Bandera Nacional la abanderada Tamara Cotrina Oliva, 1º escolta: Rosario Núñez y 2º escolta Stefani Douglas, mientras comenzaba a sonar el Himno Nacional Argentino.

El Profesor Jorge Omar Torres brindó un cálido discurso  y agradeció el apoyo incondicional del Municipio de Merlo y de la Provincia a la realización del Congreso.

DSC00864

Finalizado el acto protocolar, el profesor Javier Ferrari, Miembro de la FIEF (Federación internacional de Educación Física) fue el encargado de abrir la disertación hablando sobre la revalorización de la profesión. Luego de un coffee break, el ex Sub Secretario de deportes de la Nación, dirigente del Movimiento Social del Deporte (MSD), escritor e investigador Víctor F. Lupo se refirió a la “Ley de Deporte y el funcionamiento del Consejo Nacional del Deporte (CO.NA.DE.)”. El cierre de esta 1º jornada estuvo a cargo del Dr. Jorge Omar Fernández quien se refirió a la responsabilidad Civil del Profesor de educación Física y Entrenador.

El sábado los disertantes fueron: la Lic. Mercedes Vigil con el Sedentarismo “Un problema a resolver”; el senador provincial Dr. Jorge Omar Fernández sobre el “Proyecto del Ley del COPEF” y sus beneficios para los profesores de Educación Física; Prof. Javier Ferrari : “El niño campeón”; el Lic. Eduardo Storti (del IPEF de Córdoba) sobre el tema: “Deporte y Escuela”; el Contador Bartolomé Abdala (Pte de la Federación de fútbol de San Luis): “La organización del fútbol en la provincia”; el presidente del COPEF, Prof. Carlos Funes, sobre el tema de la Colegialización de los profesores; los profesores Héctor Urquiza y Jorge Syriani disertando sobre el deporte en la Universidad de San Luis (UNSL) y el profesor Silvio Leyría (del Ministerio de Deporte provincial) con el tema de “los Juegos Intercolegiales”;

publico en San Luis

Este evento tuvo el “Reconocimiento Oficial”  del Ministerio de Educación otorgado por la RESOLUCIÓN N° 102 – PESyCS – 2013, es decir que el Certificado de Asistencia que recibirán los participantes será valorado por la Junta de Clasificación Docente de acuerdo a lo establecido por el DECRETO N° 2090 – ME- 2010.-

Fuentes: Info Merlo - Mundo Amateur

11 julio de 2013

Fotos: Mundo Amateur

http://www.infomerlo.com/deportes/5830-merlo-mas-de-100-personas-participaron-del-1o-congreso-de-educacion-fisica-y-deporte

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 
 
El libro de Jorge A. Becerra destacado en esta nota:

PDFImprimirE-mail


MENDOZA.

SUPRIMEN EL CUPO DE 120 ASPIRANTES A MEDICINA A PARTIR DEL 2014

Universidad con inclusión


Tras la histórica decisión que modifica el régimen del ingreso, la Universidad Nacional de Cuyo se convirtió en epicentro de la FUA. Este año reunió a más de 200 centros de estudiantes y agrupaciones de todo el país.


Las más apasionadas luchas estudiantiles del pasado fueron en reacción a proyectos autoritarios instaurados en el país así como también ante la arbitrariedad de decisiones tomadas en el interior de la universidad pública. Hablamos de autoridades académicas que así como avalaban y facilitaban la represión de las protestas, celebraban las exigencias al aspirante a la hora de rendir un examen de ingreso. En los nuevos tiempos democráticos se ejerce la expresión sobre cualquier problema económico o académico, sin temor a esa barbarie represiva hacia adentro o afuera de los claustros. Y lo que resulta más interesante: la política de ingreso pasa a ser una materia flexible y en debate ante una explícita voluntad de cambio.

El cambio de paradigma no es menor y hace recordar una experiencia de comienzos de los ’70, pocas veces reseñada, a excepción del libro Línea Nacional. Informes de una militancia juvenil mendocina, de Jorge Aníbal Becerra. Consistió en una comisión abocada al estudio del problema de la admisión en la universidad formada por profesores del Servicio de Planeamiento de Organización Universitaria –entre ellos el destacado intelectual Ezequiel Ander-Egg– y estudiantes.


En ese ámbito participativo se abordó por primera vez una política de ingreso a la universidad, con todas las aristas que hacen al problema. En primer lugar, cómo es que una nivelación de conocimientos de la escuela secundaria con los de la universidad puede resolverse en un curso de 20 días. Además están las complicaciones que hacen a la lógica interna de facultades que anteponen razones de índole económica a la hora de establecer cupos en función de sus reales capacidades de enseñanza, lo cual puede entrar en directa contradicción cuando esas mismas carreras ven bajar año a año la cifra de ingresantes.

El otro argumento que viene de antaño y encierra un poderosa fuerza reivindicativa es el de aquellos estudiantes que no pueden traspasar el preuniversitario por carecer de recursos económicos, en contraste con la capacidad de los estudiantes de clase media o alta para prepararse todo un año en institutos privados expresamente dedicados a la aprobación del curso de ingreso. Históricamente, ha sido la carrera de Medicina la máxima expresión de esta selectividad económica, con un agravante: suponiendo que el ingresante se ha preparado e invertido todo el año para el examen y lo aprueba, aun así podía quedar fuera de la facultad de sobrepasarse el cupo de 120 ingresantes por año.

¿Cuál es el argumento que justifica esto? Desde hace más de 50 años viene siendo la defensa de una educación personalizada donde al cabo de los 5 años de cursado egresan los mismos 120 alumnos que ingresaron. Digamos que un modelo sin ese “desgranamiento” que sí se verifica en otras carreras que carecen de cupos o bien tienden a facilitar el ingreso con un curso sencillo de carácter presencial.

A todo esto, se suman otras lógicas como la de los consejos profesionales, de ahí la existencia de regulaciones de ingresantes a ciertas carreras con el objeto de no dejar crecer una determinada cantidad de matriculados en Mendoza. ¿Hasta qué punto esta lógica, como la que esgrimen los administradores de recursos escasos en el interior de las facultades, es tan implacable como adversa al debate? Es la gran pregunta que quedó flotando tras la creación de la nueva carrera de Arquitectura en la Universidad Nacional de Cuyo con un cupo limitado y exigencias selectivas en Dibujo. No bien se realizó el anuncio, el Colegio de Arquitectos puso sobre la mesa la difícil correspondencia entre la oferta y la demanda de profesionales. De aumentar esta última, manifestó, se corre el peligro de la competencia desleal en cuanto a los honorarios.

Abriendo puertas. El debate del ingreso recién comienza. Si bien hay muchas situaciones diversas, hay una novedad en común que es la idea de inclusión, contenida como eje prioritario del Plan Estratégico de la universidad. De acuerdo a los señalamientos del rector Arturo Somoza, reafirmados por el flamante vicerrector José Rodríguez, si quienes ingresan a la universidad tienen menores posibilidades de egresar de las poblaciones vulnerables, entonces lo que hay que hacer es fortalecer los dos primeros años, donde se verifica una deserción del 45% de la matrícula universitaria. Pero la medida no se queda allí. A su vez cada facultad ha debido poner en discusión la eterna y aparentemente irresoluble contradicción entre calidad y masividad.

Es en el marco de este proceso reflexivo de los últimos dos años que aparecen dos medidas de impacto. La primera fue la flexibilización de los requisitos del examen de ingreso para el 2014 en la Facultad de Derecho, aprobada por el Consejo Directivo y el Consejo Superior. Con esta modificación se permitirá a los aspirantes acceder al recuperatorio de los exámenes exigidos de Historia y Derecho, sin necesidad de llegar al 50% de los puntos, tal como se pedía anteriormente.

La segunda medida, por su carácter simbólico, ya es considerada histórica. Por fin se dejará de limitar el cupo de 120 aspirantes a la carrera por año. La resolución fue anunciada el pasado 26 de junio por la Facultad de Ciencias Médicas. Entrará en vigor a partir del año 2014, o sea que en adelante podrán acceder a la casa de estudios todos los que aprueben el examen de ingreso. Como se advierte, el tan mentado argumento de la educación personalizada no jugó más en contra de la idea de inclusión, al menos desde los círculos académicos y de gobierno de la facultad.

Tal como se expresó desde el claustro académico la decisión se tomó en “aplicación de una política de inclusión e igualdad de oportunidades en el tratamiento de las condiciones de admisibilidad a las distintas facultades” y se buscó “ayudar a quienes provienen de sectores vulnerables”. En consonancia, también se comunicó que “la política que marca el Consejo Superior de la universidad es tener otro sistema de selección de aspirantes, introducir un cambio positivo, ya que si bien en general la cantidad de alumnos que quedaba fuera del cupo no era mucha, sí era de carácter injusto”.

La delgada línea de la FUA. En un marco más político que reivindicativo se confirmó en Mendoza la escisión de la Federación Universitaria Argentina, histórica institución creada en 1918 tras el famoso Manifiesto Liminar que oponía la luz a la opacidad de una realidad adversa a quienes buscan producir reformas tanto universitarias como sociales.

El proceso de ruptura ya se había iniciado en el 2010 en ocasión de denunciarse el vaciamiento institucional bajo la conducción de Franja Morada, brazo político de la Unión Cívica Radical en la Universidad y fuerza que ha conducido la Federación Universitaria Argentina la mayor cantidad de ocasiones desde 1970, ocupando la presidencia ininterrumpidamente desde 1983 hasta la actualidad.

Hacia noviembre de 2012 la idea generalizada es que la FUA “oficial” se había convertido en una cáscara vacía. En consonancia, se celebró un Congreso Nacional de Centros de Estudiantes según un nuevo Estatuto gremial con la participación de 3 mil estudiantes. Este momento fundacional tuvo su corolario el pasado 29 de junio en ocasión de elegirse las nuevas autoridades.

Según la agencia oficial Télam, hacia las instalaciones de la Universidad Nacional de Cuyo llegaron representantes de más de 40 universidades, más de 200 centros de estudiantes y alrededor de 5 mil alumnos universitarios. Era ostensible su carácter de militantes encolumnados en dos alternativas: por un lado los nucleados en el FENA (Fuerza Estudiantil Nuestra América) y por el otro, el frente de agrupaciones kirchneristas de Unidos y Organizados, fuerza que se quedó con la presidencia.

La elección realizada bien entrada la noche en la Federación Argentina de Box arrojó los siguientes resultados: Joaquín Cortez, estudiante de la Universidad Nacional de La Plata, ganó la presidencia por 367 votos a favor, contra los 266 obtenidos por el FENA.

La novedad de la organización estudiantil estuvo dada por el mecanismo de acreditación de delegados. Tal como destacó Alan Sini, de la Agrupación AETES (Agrupación de Estudiantes Tecnológicos del Sur) por primera vez es un sistema electrónico de huella digital el que va a transparentar la elección, garantizando que la persona que figura en la base de datos confeccionada con las actas sea la misma que vota en su carácter de congresal. Esta mínima garantía, sostuvo el dirigente de la UTN-San Rafael, “no podía surgir del sistema representativo de la FUA cuestionada porque allí justamente la cosa pasa por que no se sepa exactamente quiénes son los delegados acreditados ni a qué fuerza responden”.

Para Alan, que tuvo la oportunidad de participar en dos Congresos de esta gremial nacional, es obvio que “el sistema de cartones que esgrime cada fuerza o frente a la hora de decir estos son mis votos, fue lo que la llevó a la ilegitimidad. De ahora en más, este sistema no corre más, y la forma de votar ha de ser nominal, admitiéndose únicamente la presencia de cada congresal”. Como prueba de lo dicho expresó que “hay fuerzas que han tenido dos años consecutivos la misma cantidad de votos pero diferente cantidad de congresales, lo cual obedece a esta explícita falta de transparencia”.

En cuanto a la impronta política de esta FUA de los estudiantes, es punto de llegada de distintos itinerarios y búsquedas políticas. Alan, por ejemplo, es uno de los estudiantes de ingeniería electro-mecánica que ha visto crecer de manera formidable la matrícula de la UTN además de sentir la enorme satisfacción de ver mejoradas las instalaciones. Empezó como participante de una fuerza independiente y hoy se ha integrado al MUE (Movimiento Universitario Evita), fuerza integrante de Unidos y Organizados. Entre las razones que esgrime cuenta “la admiración por el proceso que se está dando en el país desde el 2003 hasta la fecha que tiene que ver con una universidad más inclusiva, con un cambio de políticas hacia la universidad donde se les ha dado prioridad a los recursos económicos  para la educación”.

Por su parte, Juan José Vich, del FENA, proviene de una militancia más independiente que busca nucleamientos del mismo signo, es decir, apuntados a la adhesión de estudiantes que aún no están encolumnados políticamente si bien sí tienen una idea de la política y buscan darle alguna forma a través de la discusión y el debate. “Joche”, como estudiante de comunicación, es el que hace punta de su agrupación en materia de proporción de datos: “El año 2010 vivimos los procesos fraudulentos y las actitudes poco democráticas, ya sea aprietes, insinuaciones violentas o tráfico de congresales, por lo que la ruptura de la FUA dirigida por el brazo universitario del radicalismo ya es un hecho. Ahora el tema pasa por la legitimidad. Nosotros creemos que la dan los centros de estudiantes, y somos las agrupaciones las que además de conducir este proceso de organización le estamos dando un contenido y este es de carácter latinoamericano. Creemos que el hecho de borrar las fronteras entre países, lo que llamamos Patria Chica, induce a generar la Patria Grande, para volver a restablecer esta idea, trabajamos desde la universidad”.

Dicho esto, remarcó la existencia de los 18 puntos en contra de la Ley de Educación Superior que casualmente lleva 18 años vigente pese a su caducidad conceptual –sostienen los movimientos estudiantes que no es consecuente con el proyecto de país que tenemos hoy, y sí con el de destrucción de las instituciones públicas que avanzó en los ’90, y la existencia de la Marcha: “Esa ley fue un golpe muy fuerte a las universidades y a las autonomías universitarias, y ese es el punto que estamos reviendo ahora que nos preguntamos qué tipo de autonomía tiene que tener la universidad. ¿Tiene que ser autónoma de los procesos sociales nacionales que se viven hoy en la Argentina? ¿Tiene que considerarse la vanguardia del iluminismo argentino o tiene que ser una universidad que de cobijo a la calidad educativa e integre cada vez más para formar los nuevos cuadros técnicos sociales y políticos que se han involucrar en la marcha del país?”.

Pese al ímpetu de este proceso de reconstrucción político, gremial, democrático y participativo, un comunicado de la Mesa Nacional de la Juventud Universitaria Peronista difundido antes de la elección de autoridades puso de manifiesto que había otra lista (Frente Unidos o Dominados) que decidió no presentarse ante el entendimiento de que la instancia carece de legitimidad. Entre las razones que apuntaron se afirmó que la Junta Electoral no dio a conocer con antelación las actas validadas ni abrió una instancia de diálogo ante recursos de impugnación y observación de parte de dicha agrupación.

Fuente: Revista 23

03.07.2013

http://veintitres.infonews.com/nota-7038-sociedad-Universidad%20con%20inclusi%C3%B3n-rss.html

 
 

Página 20 de 20

Banner