Se lanzó una propuesta para el Deporte y la Cultura

PDFImprimirE-mail

 

20190925UPCN Cultura  8

El pasado 2 de setiembre en un restaurante de San Telmo artistas y personalidades del deporte se dieron cita para rubricar un documento denominado “Declaración de la Cultura y el Deporte”. Entre los presentes se encontraban Juan Sasturian, Castiñeira de Dios, la escritora Elsa Osorio, los pintores Maggie Koenigsberger, Dulio Pierri y la actriz Carolina Silvestre junto a los campeones del mundo Ubaldo Fillol (fútbol), Daniela Krukover (judo) y los ajedrecistas Pablo Zarnicki y Diego Pereyra Arcija.

Esta iniciativa colectiva que fue propiciada por el secretario de cultura de la nación, Jorge Coscia, junto a los ex funcionarios de deportes, Fernando Galmarini y Víctor Lupo, el periodista y guionista Julio Fernández Baraibar y el cineasta Víctor Bassuk, contó con una gran concurrencia de personalidades del ámbito artístico y deportivo

En el encuentro se dio lectura a las propuestas y recomendaciones a tener en cuenta en las áreas de cultura y deporte que serán entregadas a los integrantes de la fórmula Fernández - Fernández y a los candidatos del Frente de Todos, con miras al próximo gobierno.

20190925sdf02 205005

Declaración de la cultura y el deporte

“Sin el deporte y la cultura los pueblos no llegan jamás a tener un alma perfeccionada”

Juan Domingo Perón

La cultura y el deporte son, sin duda, esenciales para la creatividad, el disfrute de la vida y su trascendencia. Las comunidades y naciones son tan exitosas como sus logros culturales y deportivos.

Por sus características, el arte y el deporte requieren de un proyecto nacional, un proyecto de país, inclusivo, justo y autónomo.

Somos conscientes que en la hora por venir, la cultura y el deporte serán reparadores, en un país arrasado por la voracidad del neoliberalismo y las minorías egoístas que lo sostienen.

El viejo lema latino mens sana in corpore sano adquiere hoy una renovada significación, con niveles de pobreza y de exclusión como en las peores horas de nuestra historia. Muchos de nuestros deportistas y artistas solo encuentran en  la emigración la única manera de concretar sus sueños y su destino. Pero solo la celeste y blanca les es y será propia. No alcanza “ser los mejores” si solo podemos serlo alejándonos de nuestra Patria, nuestras familias y nuestros amigos.

Queremos crear y jugar de locales y comprendemos que podemos aportar mucho en la reconstrucción de nuestro tejido social maltratado, hoy en riesgo terminal. Los ámbitos de creación y juego colectivo son una opción formativa a los riesgos de marginalidad y disolución que, con la miseria, el desempleo, la precarización y la droga, amenazan a nuestros jóvenes.

Proponemos una inmediata puesta en marcha y valor de políticas culturales y deportivas en el país que emprenderá la recuperación nacional. No nos conforma recordar a los grandes cracks o estrellas solo como excepción y no como expresión de un potencial colectivo. Soñamos con ese héroe grupal que es un club, una filmación, un equipo de fútbol de barrio, una editorial independiente, un campeonato de ajedrez juvenil, una peña musical, unas chicas jugando al fútbol o al hockey, una obra teatral, una regata, un centro cultural municipal o barrial y todos los ámbitos y expresiones de la solidaridad grupal y social que da sentido a la amistad y a la vida. Este ha sido siempre un rasgo distintivo del pueblo argentino.

20190925IMGasd

Sólo así se multiplicarán los nuevos campeones que la Argentina bien sabe producir cuando existe un Estado solidario que reconoce e impulsa el alto rendimiento del proyecto colectivo. Por eso, deportistas y artistas, en esta coyuntura, jugamos juntos en el común equipo de la Argentina que busca salir definitivamente del atraso, la pobreza y la dependencia.

Miramos hacia el pasado y recordamos sonriendo las multitudinarias experiencias de los torneos Evita, del nuevo cine argentino o de Teatro Abierto. Un joven jugando o creando es una semilla para el futuro de la Argentina. Queremos fertilizar ese futuro con el estímulo a un talento que sabemos está y se dispara masivamente cuando el Estado no mira para otro lado. Reivindicamos a nuestros ídolos del deporte y nuestros talentos del arte. Sus logros y trascendencia nos animan a pensar en ellos como ejemplos de lo que podemos ser y no solo como estrellas inalcanzables.

No hay goles suficientes en un país que pierde por goleada ante el FMI y los bancos extranjeros.

No hay Oscar que valga en una Argentina dónde la gente no puede permitirse una salida al cine con sus hijos.

No hay campeones del mundo que valgan cuando nos tiran la toalla por ser el país con mayor riesgo económico.

No hay Borges ni Marechal, ni valores literarios que surjan  con una actividad que ha perdido más de la mitad del mercado y ve cerrar librerías y editoriales.

¿Qué moda podemos diseñar cuando cierran las Pymes textiles?

¿Qué meta es posible alcanzar cuando solo encabezamos el ranking de inflación?

¿Qué vamos a aplaudir cuando nuestros talentos musicales no se escuchan en las radios que suenan en otras lenguas?

¿Qué  maratón correr si nuestros jóvenes no alcanzan ni siquiera a una alimentación digna?

Creemos que es posible recuperar la Argentina para que juguemos todos. Solo un proyecto nacional, popular y democrático puede valorar la cultura y el deporte dándoles la jerarquía que merecen en la estructura del Estado nacional, provincial y municipal. No será un gasto sino la mejor inversión para el alma y el cuerpo maltratado de nuestra comunidad.

Por ello, referentes de ambos campos, la cultura y el deporte, nos convocamos en la actual encrucijada que definirá nuestro  futuro y apoyamos la fórmula de Alberto y Cristina y de los candidatos del Frente de Todos.

Lo hacemos abrazando un proyecto de país en el que se pueda expresar, sin exclusiones, nuestro gran potencial creativo y nuestras grandes tradiciones y valores.

Banner