CENARD: Un poco de historia -- Por Luis Erdociaín*

PDFImprimirE-mail

Ingresé a dirigir el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD) en enero de 1991, durante la gestión como Secretario de Deportes de la Nación de Fernando “Pato” Galmarini, por decisión del subsecretario de deportes de la Nación, Víctor F. Lupo. Le cambiamos el nombre al Centro (CEDENA por CENARD - Resolución de la Secretaría de Deportes de la Nación, el 16 de julio de 1991) y le dimos un nuevo direccionamiento al deporte argentino.

 

20181113cenard01

 

Recibimos las instalaciones sin quejarnos de la herencia recibida.

 

Iniciamos el Programa ”Rumbo a Mar del Plata 95”, junto al director de deporte federado Víctor Groupierre; Dr. Fernando Aren y el “Gordo” Luis Romio, por la Confederación Argentina de Deportes (CAD), trascendental organismo del Consejo Nacional del Deporte (CO.NA.DE), que había comenzado a funcionar al cumplirse la Ley del Deporte 20.655, desde noviembre de 1989. Además ingresaron el Dr. Néstor Lentini y su equipo; Patricia Wightman y Nelly Giscafre armando por primera vez el consultorio de Psicología del Deporte y el de Kinesiología.

 

 

20181113cenard02

 

Allí se inicia todo un proceso de cambio, trabajando desde los juveniles, con el DT de la selección de básquetbol, Guillermo Vecchio, en la construcción de la que sería la “Generación Dorada”, el mítico coreano Young Wan Sohncon los juveniles de voleibol, donde estaban Milinkovic y Quaini; se consolida el plan que habían ideado “Chiche” Mendoza y Luis Ciancia para el Hockey Argentino que culminó en los grandes triunfos de los juveniles que llegaron luego a las Leonas; Horacio Anselmi, asesorando en el camino de la potencia a los diferentes seleccionados nacionales. Surge Carolina Mariani en Judo, en un camino que seguirán después Daniela Krukowery Paula Pareto; Romima Platarotti comenzó a brillar en Gimnasia, Antonio Silio, Carlos Gatz y Andrés Charadía en atletismo. Y muchos más que la memoria traiciona pero que los afectos de golpe recuperan.

Fueron surgiendo las instalaciones. La pista de atletismo sintética (Delfo Cabrera), la cancha de hockey “de agua” – la única en uso en el país en ese momento -, el gimnasio polideportivo (León Najnudel), el de gimnasia artística, las canchas de tenis (Guillermo Vilas), el de box, el de levantamiento (Humberto Selvetti). Las siguientes gestiones incorporaron el nuevo alojamiento, las canchas de pelota paleta, el patinodromo, la pileta de natación y luego su techado. Al mismo tiempo del traslado de la sede de la Secretaría de Deportes al predio.

Un predio que nos impregnaba de su historia. Del Club Arquitectura y Comunicaciones, de los quedan aún instalaciones (el actual gimnasio de box); la UES con su programa masivo deportivo para los alumnos de las escuelas secundarías y el Teatro Auditorio; luego el profesor Ramón Muros (Director Nacional de Educación Física, Deportes y Recreación del Ministerio de Educación)crea el Centro de Educación Física Nª 1, primero en su género y paradigma de los que luego se crearon en todo el país, al que la gestión de Amílcar Casasnovas le dio calidad y servicio comunitario de excelencia. Esa gestión crea también el Instituto del Deporte y se consolida el INEF “Enrique Romero Brest” donde confluyen las ramas femeninas y masculinas.

Hoy, sin embargo no se sabe de su destino, se habla de un futuro emprendimiento inmobiliario.

Algunas reflexiones

La primera, que si de historia se trata, se estaría pasando por alto que dicho predio fue declarado por el Decreto 1272 del 2/10 del 2007 “Monumento Histórico Nacional” estableciendo en su Artículo 1°:

“Declarase monumento histórico nacional a los locales que integran el hall, el foyer, la sala, la escena, la trampa y los camarines del TEATRO AUDITORIO "PRESIDENTE PERON" y CENTRO NACIONAL DE ALTO RENDIMIENTO DEPORTIVO (CE.N.A.R.D.), ubicado en la avenida Crisólogo LARRALDE N° 1050, de la CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES”.

Los Datos Catastrales que menciona el decreto (Circunscripción 16; Sección 27; Manzana 145; Fracción U) corresponde a gran parte de las instalaciones de CeNARD.

Segunda reflexión que me sobreviene es que, ante la manifiesta falta de infraestructura deportiva, desactivar estas excelentes instalaciones aparece, a priori, como un despropósito. Además para un proyecto inmobiliario sería suficiente el que ya se proyecta para las instalaciones del Club Tiro Federal, o ganar terrenos al río como ya lo hizo el vecino Municipio de Vicente López o como lo va a hacer River Plate para el traslado de su estadio. O utilizar el predio del Golf de Palermo donde no hay que demoler nada y ya esta parquizado o la franja del Parque Sarmiento que da sobre la General Paz. Y porque no, las importante instalaciones de la ex Escuela de Mecánica de la Armada. Y podríamos seguir asesorando a los inversores.

Entendemos que el reordenamiento urbano impone a los funcionarios en su gestión el deber de avanzar hacia un modelo tanto deseable como posible, custodio de la memoria histórica y creador de sentidos nuevos y originales, significativos en la dinámica de los contextos sociales sobrevinientes.

*Ex Director del CeNARD

                                                                                                                                                 

Ex Director Nacional de Desarrollo Deportivo

1° Noviembre 2018.

 

 

 

 

 

Banner