Opinión de un gran actor nacional: Entrevista al actor Edgardo Nieva - “Gatica era el Maradona de los 50. En este tiempo, él estaría con el pueblo y los trabajadores”

PDFImprimirE-mail

 

 

20180815Edgardo N

Actor comprometido, gestor cultural y militante peronista, Edgardo Nieva, que logró interpretar a José María Gatica en la película “El Mono”, dialogó con Info BLANCO SOBRE NEGRO sobre los despidos en TELAM, la situación del país y el futuro del peronismo. Hincha de independiente, ex pareja de Betiana Blum, logró sobrevivir a la pobreza y erigirse en un afamado actor.

Por Juan Jose Pfeifauf 

@JosePfeifauf

Edgardo Nieva tiene los ojos más rasgados y la nariz más apaisada que cuando nació, el 19 de marzo de 1951. Los lóbulos de las orejas también han sido modificados. La entrada al quirófano, hace casi tres décadas, fue para complacer las exigencias de Leonardo Fabio, el cineasta y músico que logró catapultarlo como un actor de renombre nacional e internacional, merced a su interpretación de José María Gatica en la película “El Mono”, estrenada en 1993.

Nacido en la pobreza y criado en un cuchitril cerca del Congreso, siempre fue un actor comprometido con su barrio. Hincha de independiente, peronista, militante y denunciante de las injusticias sociales, Edgardo Nieva conserva una estricta analogía con la vida del boxeador que logró inmortalizar en la cinta dirigida por Favio. La excepción: “El Mono”, en las postrimerías de su vida, había perdido la mayoría de los amigos que el éxito y el dinero le habían conseguido y murió en un seudo-ostracismo deportivo.

Edgardo, usted acompañó a los despedidos de Télam firmando una solicitud para que los reincorporaran: ¿Por qué lo hizo?

Exactamente. Firmé una nota de apoyo porque creo que fueron despedidos totalmente en forma arbitraria. Creo que la razón de las cesantías se dio por diferencias ideológicas, en líneas generales. También, prescindieron de periodistas que nunca movieron el dedo por nada, pero se trata de un avasallamiento de los derechos de los trabajadores.

¿Qué opina acerca del despido de la radio de “La Negra” Elizabeth Vernaci, que, supuestamente, también, fue por diferencias ideológicas?

En este tema tengo versiones encontradas. Algunos dicen que el despido de ella se produjo porque quisieron echarlo a (Humberto) Tortonese de la radio, y como ella se solidarizó, también, la despidieron. No puedo opinar porque desconozco cuál ha sido el motivo.

Edgardo exhibe confianza en su voz. Su tono alto e impoluto está en armonía con su persona, de aspecto tieso, elegante y de minuciosos gestos. El actor, que estuvo en pareja con Betiana Blum, es tan comprometido socialmente como con sus guiones que debe estudiar: “Para interpretar a Gatica debí aprender boxeo y pasar por el quirófano. Nadie está preparado para comerse esos golpes”, comenta.

20180815Gatica

Gatica, el Maradona de los 50.

A pesar de que nunca siquiera había hecho un “bolo” a finales de los años 80, Edgardo Nieva, ideólogo de la película “El Mono”, llegó a interpretar a Gatica y convertirse en un epítome de la vida del boxeador argentino, que ganó 86 peleas de las 96 que disputó.

La cinta, que contó con el guion de Zuhair Jury, hermano de Leonardo Favio, y la dirección del famoso cantante fallecido en 2012, forma parte indiscutida de los anales de la historia del cine nacional.

Considerando la película “Gatica, el Mono”, un clásico del cine nacional: ¿Cuál sería el papel de él en este momento de la Argentina?

En esta etapa del país, el papel de Gatica sería el que cumple (Diego) Maradona. Recordemos que “El Mono” fue el Maradona de la década de 1950. Indudablemente, hoy estaría con los trabajadores, con la gente, con el pueblo.

Alguna vez declaró que “El Mono”, que llegó a ganar más de 5 millones de dólares en su carrera como boxeador, no se fue de los barrios humildes porque nunca fue un desclasado: ¿Cree que la clase media actúa como explicaba Arturo Jauretche que cuando está bien vota mal, y que cuando está mal vota bien?

La clase media argentina es profundamente contradictoria. Por un lado, hay que adjudicarle una serie de causas que han hecho crecer a la sociedad en general y que radica en la superación de la clase media, en post de vivir cada día mejor.

Pero, a su vez, tiene fuertes altibajos ideológicos. Creo que no lee bien lo que sucede en el país y se deja llevar por lo que dicen los medios de comunicación. Por ello, hoy puede encontrarse en un supermercado a un abuelo que dice orgullosamente que votó a (Mauricio) Macri y que hay que darle tiempo al Gobierno Nacional. Al mismo tiempo, lo observás que no le alcanza la plata para comer o comprar los medicamentos. Esto se explica en gran medida por el odio que tiene cierto sector de la clase media a todo lo popular.

De aspiraciones poco prosaicas, Edgardo fue secretario de Cultura de las 62 Organizaciones Peronistas y director General de Cultura de la Legislatura Porteña. Además, participó de Convivencia, el programa del ministerio de Justicia de la Nación que brindaba asistencia a los jóvenes que habían tenido problemas con la justicia: “Llegamos a trabajar con 700 chicos de la Villa 31 y Ciudad Oculta en talleres de cine, fotografía, radio y periodismo. Esa es la otra mirada de la realidad”, declaró.

Usted también explicó que la violencia y la inseguridad son producto de la pérdida de valores y del sentido de la vida: ¿esto se puede explicar porque estamos frente a un capitalismo salvaje y porque el hombre se ha alejado de Dios?

Sí, yo lo afirmo continuamente. Acá hace años que se trabaja para que se terminen los clubes de barrio, a pesar de la importancia social que tienen. Las parroquias, también, cumplen una tarea relevante. Pero se han ido perdiendo algunas cuestiones.

Los jóvenes no tienen modelos donde reflejarse. Hay que preguntarse cuáles son los que le vende la televisión. En líneas generales, el que llega a jugar al futbol en primera división y gana dinero primero se compra un auto importado y luego piensa en la casa. El deporte se ha transformado en un negocio, donde sólo importan los tres primeros del podio. Y el deporte tiene que ser una actividad inclusiva.

Como militante peronista: ¿cuál sería el programa de gobierno que debería mostrar el partido para ganar las elecciones el año que viene?

Ya nadie cree en los programas de gobierno. Solamente se cree en lo que transmiten los candidatos. En la última elección presidencial, los ciudadanos votaron por odio contra un proyecto popular. No sé cómo nos hubiera ido con (Daniel) Scioli. Creo que mejor que con Macri sin lugar a dudas.

También, habría que preguntarse por qué Scioli llegó a candidato y por qué la expresidenta Cristina Kirchner jamás le levantó la mano en la campaña.

¿Cómo hace un actor para sobreponerse a la angustia de los obreros que se quedan sin trabajo, a las familias que no llegan a fin de mes, a los abuelos que se quedan sin medicamentos o a los alumnos cuyos padres no pueden enviarlos a estudiar? Digo, porque mucha gente que va al teatro le debe comentar estas cuestiones.

No nos sobreponemos. Hay innumerables cantidades de actores que no son mediáticos, que están muy mal económicamente o enfermos. Es imposible abstenerse a la angustia que provoca el avasallamiento de los derechos de los ciudadanos.

La gente no termina de recomponerse de un tarifazo y le dicen que habrá otro y que, además, su sueldo no superará la inflación esperada. Es patológico lo que hace el Gobierno Nacional.

Además, cada vez menos personas van a los teatros. No podemos guiarnos por cuatro o cinco espectáculos marketineros; el teatro es mucho más que eso.
Desde el 30 de noviembre de 2013, Edgardo está casado con otra actriz: Silvana Beatriz Espada. Asiduo desafiante de sus límites, añora interpretar en algún momento a Juan Manuel de Rosas, un proyecto en el que viene trabajando desde hace años.

 

Fuente: Blanco sobre Negro

14 agosto de 2018

http://infoblancosobrenegro.com/noticias/21507-gatica-era-el-maradona-de-los-50-en-este-tiempo-el-estaria-con-el-pueblo-y-los-trabajadores.

 

 

 

 

 

 

Banner