El Papa recibió al equipo de Cricket sin Fronteras

PDFImprimirE-mail

 

La historia de un puñado de jóvenes de barrios humildes argentinos que encontraron una oportunidad en un deporte rarísimo para su país como el cricket y que cumplieron su sueño de ver al Papa en el Vaticano

20171024m1 La mejor

El papa Francisco recibió el pasado 11 de octubre a un equipo de Cricket Sin Fronteras, integrado por jóvenes de la Villa 21-24, del barrio porteño de Barracas, y de Villa La Carcova, de José León Suárez, partido de San Martín, que viajaron a Roma para disputar un partido contra el St. Peter’s Cricket Club, el equipo de la Santa Sede. El Santo Padre animó a los presentes a “seguir trabajando por el futuro de los jóvenes”.

El equipo es parte del proyecto Cricket Sin Fronteras, y llegó a Roma por invitación del Santo Padre, con la intención de enviar un mensaje de inclusión educativa a todo el mundo. 

Durante el encuentro, el Pontífice animó a los jóvenes de las parroquias Virgen de los Milagros de Caacupé, de la Villa 21-24, y San Juan Bosco, de Villa La Cárcova, a seguir adelante con el trabajo que realizan por el futuro de los jóvenes. También forman parte del equipo jóvenes de las escuelas Nº39 y Nº51, de José León Suárez. 

20171024k2


Francisco saludó a los jugadores y a los coordinadores en la plaza San Pedro, luego de su catequesis semanal, y bendijo al equipo "que hace mucho bien", según expresó. En ese marco, el pontífice bendijo dos de los bates del equipo, fabricados por un grupo de presos del Penal Nº46 de San Martín, con el apoyo del Hogar de Cristo, Centro de Recuperación de adicciones impulsado por el presbítero José María Di Paola, uno de los padrinos del equipo. 

“Nos dijo: ¡ahh es el famoso Cricket sin fronteras! Ya lo conocía, ya sabía sobre nosotros. Nos invitó a seguir trabajando por la inclusión, vio nuestro banderín que tiene una frase de él, se lo regalé y refleja el compromiso de trabajar para que no haya excluidos en el mundo. Después hablamos del bate, que está hecho por los reclusos del penal 46 de San Martín, los bates están hechos a mano y serán entregados a cada chico que quiera entrenar cricket”, contó Daniel Juárez, coordinador del proyecto. 

20171024sdc3

 

El sábado 7 de octubre, el equipo argentino se midió con el San Peter’s Cricket, el conjunto oficial del Vaticano. Ambos comenzaron a jugar un partido normal en el campo Capannelle de Roma. Pero, al final del primer inning, los jugadores “papales” hicieron una propuesta fuera de lo común: pidieron a sus contendientes mezclarse y así compartieron todos juntos, sin distinciones. El resultado fue lo de menos. 

Cricket sin fronteras. No es un simple club. Es un proyecto integral, un espacio de futuro. El proyecto surgió como una idea lejana y empezó su vida en 2009. En ese tiempo muchos dudaron de su éxito. El deporte era prácticamente desconocido, implantarlo se antojaba imposible. Pero Juárez tenía en mente otra cosa. Él quería usar el cricket como una herramienta de inclusión para los jóvenes de las villas. Conocido como “el deporte de los caballeros”, él estaba convencido que sería ideal para transmitir valores como el respeto y formar en la disciplina.  

20171024km4 otra

“En ambos barrios donde practicamos trabajan dos sacerdotes apreciados por Jorge Mario Bergoglio. Son los curas “villeros” Lorenzo “Toto” De Vedia y José María Di Paola, el “padre Pepe”. Así pusieron en valor los tres entrenamientos que realizan cada semana, afirma Juárez.  

Para la mayoría de los jóvenes, la gira significó la primera vez que viajaron fuera del país. Como Franco Trabojeti, de 17 años, que vive en Barracas. “La pelee para estar acá y la luche”, dice satisfecho en entrevista. Reconoce que el cricket le enseñó muchas cosas, y le permitió conocer a gente nueva. Con emoción recordó cuando, de pequeño, veía al cardenal Bergoglio llegar a su barrio. Ahí incluso el cardenal, hoy Papa, le dio la confirmación a su mamá. “Llegaba, era todo humilde, te hablaba normalmente, muy buena persona”, aseguró. En cierto sentido, Franco y los otros chicos del cricket son parte de la “gran familia” que Francisco había construido en las villas de Buenos Aires. Sus vidas son la prueba concreta del mensaje del Papa argentino. 

Daniel Juárez, el profesor Hernán Ríos y Franco Sivila son los encargados de preparar a los chicos que viajaron al Vaticano

Fuente: Aica - Mundo Amateur – La Stampa -Misión Padre Pepe

Ciudad del Vaticano (AICA): 

17 de octubre de 2017

http://www.aica.org/30649-el-papa-recibio-al-equipo-de-cricket-sin-fronteras.html#