VOLEIBOL: UNA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL? - El Mundial del 2002, y la Estafa de la Federación Internacional - Por Mario Daniel Goijman*

PDFImprimirE-mail

 

 

 

20170810Goijman

Al fin, Luego de 15 años, logramos que la Justicia Suiza llame a una Conciliación Judicial obligatoria a la Federación Internacional para el 13 de Setiembre, por la deuda impaga.

Todos recordaran que la Federación Argentina de Voleibol organizò el Campeonato Mundial en 6 ciudades de nuestro país.

Todos recordaran la Crisis que sufrimos los argentinos en 2001 y 2002 en el plano social y económico.

Y que pese a que la Federación Argentina consiguió el Sponsoreo y televisación del Mundial, e Ingresos por casi 7 millones de dólares. La Federación Internacional de Voleibol (FIVB) desde Suiza, bajo las ordenes del corrupto Presidente, el mexicano Rubén Acosta, se apropio de lo que le correspondía al Comité Organizador, y se negó hasta hoy, 15 años después a pagarlo. Dicha deuda asciende hoy a 1,5 millones de dólares.

Ante la situación imperante en el país y con la confianza en los contratos firmados con la FIVB, Yo, como Presidente de la Federación Argentina, le preste a dicha organización el dinero necesario para hacerlo en reemplazo de lo que debió hacer el Gobierno, o la FIVB, y avale con mi firma los prestamos necesarios para que Argentina cumpliese en todo con ese compromiso.

Ante el descubrimiento que el corrupto Acosta había falsificado los balances de la Federación Internacional, para encubrir su estafa, lo que supuse eran 8 millones de USD, y que finalmente resultaron 33 Millones USD, lo denuncie penalmente ante la Justicia Suiza. Y logre que Acosta se tuviera que ir de su cargo.

La revancha de la FIVB y Acosta fue suspenderme primero a mí y luego a todos los dirigentes honestos del Voleibol Argentino, creando una Federación ilegitima, obediente y paralela (Hoy FEVA). Y no pagarnos el contrato del Mundial 2002 y la Liga Mundial 2002.

Habiendo usado mi patrimonio para hacer Juicio a Acosta y Financiar el Mundial de nuestro Voleibol, y no habiendo encontrado respuesta a nuestros reclamos, ni eco en la Justicia Suiza, quede arruinado, por confiar en nuestro país, y en los contratos legalmente firmados. Nadie nos defendió a la FAV ni a mí, dentro de la Argentina. Y los dirigentes que reemplazaron a Acosta (ex Vicepresidentes de este), tampoco honraron su deuda.

He perdido mi casa, mi coche, mi empresa, amigos, por defender el “arcaico” principio de la honestidad, la ética y la moral. Me han dado Honores a la MAYOR LUCHA CONTRA LA CORRUPCION EN EL DEPORTE INTERNACIONAL, pero no pude recuperar mi dinero ni el de la FAV.

Ahora esta conciliación lograda, me abre una última esperanza de recuperar lo que es mío, y que aporté por nuestro deporte, y el honor del deporte mundial.



* Ex presidente de la Federación Argentina de Voleibol (FAV)