LOS DEPORTISTAS NACIONALES OPINAN:Un mensaje unido - Quince atletas olímpicos argentinos hablan sobre el dóping

PDFImprimirE-mail

 

 

Los deportistas quieren que la lucha contra la trampa sea con sanciones rápidas y defienden la honestidad y el deporte limpio. Consultados por Clarín, los testimonios de Andrés Nocioni, Germán Lauro, Federico Molinari, Germán Chiaraviglio, Braian Toledo, Belén Pérez Maurice, Mariano Mastromarino, Ana Gallay, Nicolás Córdoba, Sabrina Ameghino, Marita Peralta, Laura Ábalo, Juan Manuel Cano, Belén Casetta y Jennifer Dahlgren. 

20170127Foto doping

Muestras de sangre en el laboratorio de Epalinges, cerca de Lausana, Suiza. Foto: REUTERS

Por Hernán Sartori

Hablar de deporte de alto rendimiento sin dóping es políticamente correcto, pero si las palabras vienen de15 atletas olímpicos argentinos, conviene prestar más atención a sus miradas, porque ellos son los que ponen el cuerpo y la mente en pos de buscar logros. En diálogo conClarín, los deportistas se mostraron de acuerdo con que se rastreen dópings retroactivos, pero sostienen quehay que afinar los controles en el presente para que sanciones rápidas les eviten daños a los perjudicados.

“Revisar las muestras de Juegos Olímpicos anteriores está bien, porque en ese momento quizás no había reactivos necesarios para ciertas sustancias. Pero saberlo ahora es complicado para quien quedó cuarto y ahora gana una medalla después de haber perdido contratos o sponsors”, diceGermán Lauro, sexto en lanzamiento de bala de Londres 2012.

“Lo agarren hoy o en 10 años, un atleta que se dopa es dañiño para el deporte. Si no lo agarran en el momento, se sube al podio y gana dinero y prestigio. El daño está hecho, pero vivió la medalla durante 10 años”, enfatizaJennifer Dahlgren, cuatro veces olímpica en lanzamiento de martillo.

HablaSabrina Ameghino, debutante olímpica en el canotaje de Río 2016: “No me parece mal que se revise el pasado. Quien no tenga algo para esconder, no va a tener problemas. El tema es que nada más se castiga al tramposo, pero se olvidan de los que quedaron en el camino porque existieron esos tramposos”.

Andrés Nocioni, oro en Atenas 2004 y bronce en Beijing 2008 con laGeneración Dorada, y la remera Laura Ábalo, olímpica en Londres 2012, coinciden: “Queda claro que hubo dópings, pero también es cierto que pasaron un montón de años”. ParaAna Gallay, oro panamericano en el beach volley de Toronto 2015, “estas cosas deberían definirse más cerca de la fecha, ya que hay que ser firmes cuando no hay juego limpio”. YBelén Casetta, debutante en Río en 3.000 metros con obstáculos, se suma: “Es necesario ser más estrictos con los controles de ahora, para estar más atentos al presente, que es lo que más importa”.

El apoyo a la sanción de casos de dóping es unánime en más atletas nacionales. “Me parece increíble que lo hagan de manera retroactiva. Es un paso firme y marca que algo está cambiando”, opina la maratonistaMarita Peralta, dos veces olímpica. Y amplía su colegaMariano Mastromarino, debutante en Río y medallista de bronce en Toronto 2015: “Hay que descubrir a todo aquel que hizo trampa porque siempre le encuentran la vuelta para que no salte el positivo”.

La esgrimistaBelén Pérez Maurice, olímpica en 2012 y en 2016, también va por ese rumbo: “Siempre se dice que el dóping está un paso adelante de los controles y esto es excelente para defender a los atletas honestos”. Se sumaBraian Toledo, finalista en el lanzamiento de jabalina de Río: “Que sigan revisando es perfecto, ya que siento que los descubrimientos científicos van más tarde que quienes se están dopando o haciendo trampa”. Y coincide el marchistaJuan Manuel Cano, tres veces olímpico: “Siempre se dijo que lo prohibido iba más rápido que la ciencia. Está perfecto que las cosas no queden en la nada para quienes les quitaron una medalla o un lugar a otros y ganaron muchísimo dinero”.

El cierre sobre este tema le queda aGermán Chiaraviglio, finalista olímpico en el salto con garrocha de Río 2016: “A la hora de penalizar a los que hacen trampa, es mejor tarde que nunca. Pero si pasa tanto tiempo, se genera una situación complicada para el que quedó detrás y se pregunta por lo que perdió esos años como damnificado”.

El mensaje de los argentinos es único: honestidad y deporte limpio. Y reflexionan sobre las razones que llevan a un atleta a doparse en pos de buscar la gloria, dentro de un contexto que impulsa siempre a quebrar barreras.

“Puede haber casos de errores al tomar una medicación prohibida, pero por lo general el dóping se da por dinero, ego y prestigio en juego -sostiene Nocioni, quien se sometió a un control luego de uno de los partidos en Río-. Perodetrás de un deportista que se juega su carrera en el dóping, hay un sistema armado por personas, laboratorios proveedores y dinero para que el atleta llegue a tener la oportunidad de doparse. Si no, un atleta solo no lo conseguiría".

Poderoso caballero es Don Dinero. “Se arriesgan por contratos millonarios, porque no es lo mismo ser campeón olímpico que no serlo. Nesta Carter se arriesgó, no lo encontraron, fue oro y ahora lo encuentran. Disfrutó casi diez años de esa medalla olímpica -analiza Lauro-. En otros casos, el dóping pasa a ser una cuestión de Estado, donde hay una estructura que trabaja en función del dóping del atleta. Muchos se desgarran las vestiduras señalando con el dedo a un país y si los ponés bajo la lupa, no sé qué tan limpio estarían”.

Ábalo, a quien le hicieron un control antidóping apenas se clasificó a Londres 2012 junto a María Gabriela Best, va hacia el lado del materialismo: “La ambición deportiva y económica los puede más que las normas del deporte. En lugar de pensar en ellos,piensan en la codicia material de ganar como sea". ¿Cómo se protege ella? "Soy muy cuidadosa y más cuando no competís sola, porque si me salta algo, lo pagaría mi compañera. Siempre consulté por los suplementos y por las dudas llevo el número de lote del suplemento que tomo por si hay que hacer una contraprueba".

ParaNicolás Córdoba, gimnasta olímpico en 2016 a quien le hicieron un control antes de competir en Río, “no todos los casos son iguales. A veces pasa por ignorancia, a veces por ir contra las reglas y a veces por tomar un fármaco sin consultar”.

El marchista Cano, al igual que Lauro, estuvo en un programa de la Agencia Mundial Antidóping en el que debía informar cada paso que daba y hasta dónde dormía, para estar siempre expuesto a controles sorpresa. “Un dóping es una mancha que no te quitás nunca. Es un fraude al deporte y una violación a las reglas -define con claridad-. Todo pasa por la calidad del ser humano. Todo depende de cómo te criaron y en el otro lado existen quienes dicen que'esto no es para cagones'o que 'sin eso no se puede ganar'. Muchos creen que la falopa es un atajo y seguramente lo sea, pero el riesgo biológico es muy grande. Me canso de ver atletas que niegan a muerte el dóping, pero la ciencia te va a agarrar.Y cuando te descubren, se acaba la mentira”.

Claro que quizás esa mentira dura mucho tiempo y provoca que los de abajo, los que no utilizaron sustancias prohibidas, hayan quedado relegados. "En el canotaje ha habido muchos casos de dóping -recuerda Ameghino-. Llevo 16 años, toda una vida, entrenándome para tal vez no llegar nunca.Y ese no llegar implica que nunca me drogué. Siempre tuve un buen rendimiento, pero no soy la mejor. Y afuera nos parten en mil pedazos. Es triste, pero estoy tranquila porque adonde llegué lo hice a pulmón, a vitamina C y a hierro”.

No entender al que se dopa también es parte del discurso de los atletas argentinos consultados. "No sé qué se les cruza por la cabeza.No entiendo que puedan ir tan al límite", comenta Gallay, a quien le hicieron un control dos días antes de debutar en Río 2016. "El dóping es engañar, es robar, es no respetar las reglas. Quienes toman sustancias no permitidasno creen en ellos y tienen que recurrir a eso para cumplir sus metas", agrega Pérez Maurice. "Siempre decidí llegar hasta donde podía con mi físico y con mi cabeza. Por ahí el hambre de gloria es más fuerte que otra cosa para quienes se dopan”, concluye Dahlgren.

Trampa.Una palabra que los maratonistas Peralta y Mastromarino y la también marplatense Casetta repiten sin cesar cuando se habla de dóping. “No entiendo la trampa. Es por la ambición de querer resultados ya.¿Cómo festejás ser tramposo?En cada logro que he conseguido me emocioné porque sé cuánto me costó el camino que recorrí. No sé cómo hacen los que se acuestan después de lograr algo grosso con trampa", dice Marita, madre de dos nenas. "Son mentirosos desde el vamos -aporta elColo-. Se mienten a ellos mismos por usar esas sustancias para dar marcas mentirosas.Y si te mentís a vos mismo, es fácil mentirles a los demás”. Y Belén, estudiante de Medicina, cierra: “No entiendo a los atletas que se arriesgan a competir sabiendo que lo hacen de una forma indebida y haciendo trampa. No sé qué les debe pasar por la cabeza”.

Mientras esperaba saber si se había clasificado a la final en Río, Toledo tuvo que orinar en un control antidóping en el estadio. Luego llegaría la buena noticia. “Cualquier persona honesta no se doparía, porqueno hay nada mejor que ganar limpio. Pensar que competís con personas que te sacan ventajas no naturales es feo cuando vos dejás todo durante cada día para conseguir algo”.

El santafesino Chiaraviglio lo analiza desde la ética personal. “Para mí es un tema muy claro. Tiene que ver con la ética. Los que van por ese camino hacen trampa como si violaran cualquier regla de juego de cualquier deporte -argumenta-. Como si un maratonista cortara camino o como si un garrochista le quebrara la garrocha a un rival. Es infringir las normas más allá de que te agarren o no".

Y el gimnastaFederico Molinari, finalista olímpico en anillas en Londres 2012, concluye: “Les pasa a quienes están envueltos en la vorágine del éxito y hacen lo que sea con tal de ganar. No les importa nada. Pero esto sucede en muchos ámbitos de la vida. No tiene que ver con el deportista sino con el ser humano”.

Quince testimonios de atletas olímpicos argentinos. Quince voces autorizadas a hablar de dóping. Quien quiera oír, que oiga.

Fuente: Clarín

26 enero 2017.

http://www.clarin.com/deportes/polideportivo/quince-atletas-olimpicos-argentinos-hablan-doping_0_SJiLMtPDx.html#cxrecs_s