Mendoza: El senador Arenas con vecinos de Km 8 en la defensa de un club

PDFImprimirE-mail

 

23092015Gustavo Arenas

El presidente del bloque de senadores provinciales del FPV-PJ, Gustavo Arenas, se reunió con una treintena de vecinos de Kilómetro 8, de Guaymallén, que están muy preocupados y buscan apoyo inmediato para recuperar al Club Defensores de Escorihuela, cuyas instalaciones son pretendidas por un particular que desde hace algunos meses construye un emprendimiento inmobiliario en ese predio deportivo.

La solicitud de los habitantes de esa zona semirural surgió a raíz de que necesitan formar urgentemente una nueva comisión directiva en vista de hacer valer los derechos que le corresponden a la institución comunitaria, actualmente avasallada por un ocupante que está edificando departamentos.

El predio del club se ubica en Ángel Rodríguez 874, del distrito Kilómetro 8, y durante la década del ’50 fue cedido por Industrias Vitivinícolas Escorihuela a un grupo de vecinos y personal de la firma con el objeto de recrear un espacio para el deporte y el encuentro social.

En ese entonces, según denunciaron los vecinos afectados, la comisión directiva encaró la construcción de canchas de fútbol y bochas, y una pista de baile, y destinó una casa antigua para que sirviera como vivienda del encargado, sede social y cantina. El club funcionó regularmente hasta principios del 2000, cuando la comisión directiva de ese momento fue desapareciendo con el tiempo.

Los vecinos perjudicados afirmaron que en esa casa sigue viviendo actualmente el último encargado de cuidar las instalaciones, quien alquila las canchas de fútbol para solventar los gastos de mantenimiento, pero que además pretende adueñarse del predio barrial, al igual que otro habitante de ese distrito.

Es así que se han involucrado firmemente en la causa y han encarado gestiones para recuperar el Club Defensores de Escorihuela, con el fin de volver a fomentar la práctica deportiva, recreativa y social de numerosos vecinos en forma libre y gratuita, además de volver a utilizar la antigua infraestructura como un ámbito donde se puedan realizar reuniones comunitarias para abordar tema de interés, dictar de cursos y talleres sumamente necesarios para los pobladores de la zona y organizar encuentros sociales.

En este marco, en el encuentro mantenido con el legislador justicialista a pedido de los vecinos, éstos expresaron que esperaban con mucha expectativa y ansiedad la colaboración de aquél para que los orientara acerca de cómo encarar correctamente la recuperación del club para llegar a buen puerto con las gestiones que deben desarrollar.

Al respecto, el senador Gustavo Arenas –creador del Movimiento de Recuperación de Clubes de Barrio– les explicó que deben realizar todos los actos administrativos para regularizar la institución. Acerca de las instancias legales que deben seguir los vecinos para recuperar el club, les explicó que él y su equipo de trabajo los asesorarán y acompañarán en todos los trámites a realizar.

Asimismo, Gustavo Arenas recalcó la importancia y la gran responsabilidad que conlleva recuperar un club, y que los sinsabores que depara esa noble acción se superan con mucho trabajo y tiempo dedicado. Señaló incluso que, a veces, ese esfuerzo no es reconocido por la comunidad y que eso hace aún más valiosa la intención de salvar las instituciones, una acción que a la larga retribuye una enorme gratificación.

Posteriormente les entregó una carpeta que contenía los textos de los proyectos de leyes creados por él –algunos ya fueron sancionados como normas y están vigentes– para proteger y salvar a las entidades barriales sin fines de lucro que enfrentan situaciones legales promovidas por terceros para quedarse con los terrenos en busca de hacer negocios inmobiliarios, una práctica que pasó a ser muy común en nuestro país a partir justamente de los años ’90, en el auge de la avanzada de las políticas neoliberales sobre los recursos del Estado y los derechos populares.

Los proyectos de leyes provinciales aludidos en la ocasión son el destinado a crear el Programa de Acceso Universal al Deporte y la Cultura (falta la aprobación del Senado), el que estableció la inembargabilidad e inejecutabilidad de bienes de instituciones barriales sin fines de lucro (ya es una norma vigente), el que crea el Programa de Promoción del Tenis de Mesa en toda la provincia (también está rigiendo como ley), el de adhesión de Mendoza a la ley nacional que instituyó el Registro de Clubes de Barrio y Pueblo para ayudar económicamente a instituciones comunitarias de todo el país (otra norma vigente), y el que instituye el 30 de abril como el Día Provincial del Dirigente Deportivo (en tratamiento legislativo).

El legislador también les entregó a los vecinos de Kilómetro 8 la resolución N°355 del Senado, que declaró de interés el Plan Estratégico en Materia Deportiva elaborado por todas las asociaciones y federaciones que integran la Confederación Mendocina del Deporte (Comede).

Las normas de protección

El proyecto de ley para crear el Programa de Acceso Universal al Deporte y a la Cultura fue presentado por Gustavo Arenas en la Legislatura en el 2011, cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados y está en tratamiento en el Senado provincial. Establece que los menores de 18 años viajen gratuitamente en el transporte colectivo los fines de semana y feriados, cuando se dirijan a practicar deportes o a participar en actividades culturales.

Así, promueve el cumplimiento efectivo de un derecho que se complementa con el del acceso a la salud y la educación públicas amparado por la Constitución nacional, para extender los beneficios a sectores más vulnerables de la población para que los jóvenes puedan formarse y recibir contención.

Por su parte, la ley provincial N°8.509 de inembargabilidad e inejecutabilidad de bienes, y de condonación de deudas de instituciones barriales sin fines de lucro, sancionada en noviembre del 2012 y promulgada por el Poder Ejecutivo en diciembre del mismo año, fue creada por el legislador justicialista a partir de la recuperación del Club Social y Deportivo Juventud Pedro Molina, de Guaymallén.

Esta norma establece que a las instituciones barriales sin fines de lucro que desarrollen actividades abiertas a la comunidad no se les pueden embargar ni ejecutar bienes y se les deben condonar deudas contraídas con anterioridad. Para esto, modifica los artículos 1, 2 y 3 de la norma previa Nº6.858 con el fin de ampliar hacia las entidades comunitarias los beneficios con los que antes sólo contaban los clubes de fútbol.

A su vez, la ley provincial N°8.766, vigente desde diciembre del 2014, crea el Programa de Promoción de Tenis de Mesa en toda la provincia, destinado a instrumentar la práctica libre y gratuita del ping-pong en esas clubes, espacios públicos y escuelas.

Simultáneamente, la norma provincial N°8.803 –sancionada en julio por la Legislatura y promulgada en agosto por el Poder Ejecutivo– adhiere a la ley nacional Nº27.098, que instituye el Régimen de Promoción de los Clubes de Barrio y de Pueblo, destinado a que las instituciones comunitarias sin fines de lucro que brindan actividades deportivas y culturales libres puedan recibir ayuda económica de la Nación.

La norma nacional fue promulgada en enero y, entre otras consideraciones, incorporó la prohibición de embargar o ejecutar bienes y la posibilidad de condonar deudas de instituciones barriales sin fines de lucro, idea tomada de la norma provincial N°8.509/12, del senador Gustavo Arenas. Para lograr esos beneficios, los clubes deben inscribirse en el Registro Nacional de Clubes de Barrio y de Pueblo, en el ámbito de la Secretaría de Deportes del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Promotor del deporte social

El senador Gustavo Arenas es vicepresidente del Club Social y Deportivo Juventud Pedro Molina, de Guaymallén; forma parte de la mesa nacional de coordinación del Movimiento Social del Deporte (MSD) y es el creador del Movimiento para la Recuperación de Clubes de Barrio, que colabora directamente con los vecinos que trabajan para evitar los cierres de las instituciones de ese tipo.

Desde noviembre pasado ocupa su cargo en el MSD, una organización político-deportiva creada en el 2006 por militantes y dirigentes políticos, sociales, deportivos, gremiales y religiosos que trabajan para reconstruir un proyecto colectivo del deporte y la cultura. Esta actividad la despliega también en el ámbito provincial a través del Movimiento para la Recuperación de Clubes de Barrio.

Este espacio les brinda asesoramiento legal y administrativo gratuito a quienes estén interesados en salvar entidades barriales que estén en riesgo de desaparición, e incluso releva datos para confeccionar un registro de entidades sociales y deportivas de Mendoza que estén en precarias condiciones y necesiten recibir colaboración de algún tipo para no dejar de funcionar.

De esta manera, es uno de los principales promotores del deporte social como herramienta de contención y formadora de valores de quienes lo practican, especialmente al crear proyectos –perfectamente aplicables a la realidad– en vista de lograr la participación activa de personas con menos posibilidades y de sectores más vulnerables en clubes barriales y demás instituciones comunitarias sin fines de lucro.

 

Fuente: Guaymallén 24

19 septiembre, 2015

http://guaymallen24.com.ar/el-senador-arenas-con-vecinos-de-km-8-en-la-defensa-de-un-club/#.Vf8xjtJ_Okp

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Banner