EQUIPO DE ELITE -- Por Ernesto Rodríguez III

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Lunes, 21 de Mayo de 2018 17:46

 

 

A 150 días de la inauguración oficial de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, presentamos una investigación realizada por un equipo de la UNLaM que demuestra que los pibes que conforman el equipo olímpico tienen ventajas de clase y preparación con respecto a la media del país.

20180521scasc14

Los olímpicos vienen de hogares más acomodados que los de sus contemporáneos.

Dentro de exactos 150 días, el Obelisco será el epicentro de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, una competencia que, por un lado, ha tenido un crecimiento exponencial de su presupuesto aumentando más de 1.000 %(ver link), ha generado negocios poco claros (ver link) y hasta trajo la amenaza del cierre del Cenard (ver link). Por el otro, la necesidad de contar con un equipo competitivo generó que un cuerpo de más de 60 especialistas deportivos del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard), liderado por Carlos Siffredi (Gerente Técnico Deportivo), estableciera un ambicioso proyecto de búsqueda de talentos para conformar no sólo la delegación que disputará los JJ.OO. Sub 18 sino de la base de competidores que asistirán a los JJ.OO. Tokio 2020, París 2024 y Los Ángeles 2028 (ver link).

El plan, lanzado en 2014, se basó en una triple búsqueda: un registro de todos los deportistas federados nacidos entre 2000 y 2003, una evaluación de la aptitud física, la búsqueda entre los participantes de los Juegos Nacionales Evita 2014 y una encuesta de hábitos deportivos para la población de esa edad. El último de los pasos, enfocado a la detección de adolescentes con características físicas específicas para ser aplicadas a deportes puntuales, era quizás el más revolucionario ya que aspiraba a testear hasta un millón de adolescentes para buscar “tesoros ocultos” que no hubieran ingresado dentro de la pirámide deportiva.

El número de evaluados fue mucho menor al esperado ya que la búsqueda en el sistema federativo registró a unos 50.000 deportistas formados mientras que la Evaluación Nacional de la Aptitud Física recopiló información sobre unos 230.000 de jóvenes nacidos entre 2000 y 2001. No se trató de falta de recursos, ya que el Enard dispensó en estas estrategias un mínimo de u$s 12 millones, sino de los defectos propios de una nación con falencias estructurales.

En febrero de 2017 se reunieron en el Cenard de Núñez los 530 deportistas que pasaron las dos primeras etapas y que conformaron la base de la que saldrán los cerca de 120 que competirán en octubre de este año. La mayoría de esa población adolescente (408, el 77%) fue objeto de estudio del grupo de investigadores de la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM), integrado por Martín Gustavo Farinola, Ianina Tuñón, Fernando Laíño, Mario Marchesich y Martín Pérez Rodríguez, quienes intentaron identificar en ese grupo de jóvenes sus características socioeconómicas a partir de la comparación con la Encuesta de la Deuda Social Argentina (EDSA), que lleva adelante la Universidad Católica Argentina (UCA). Y los resultados fueron llamativos.

Los investigadores descubrieron que los deportistas juveniles exitosos argentinos son diferentes y aventajados con respecto a la población general, es decir, en lugar de ser parte de un tejido social horizontal tal como sucedía en generaciones anteriores, los jóvenes que conforman la nueva elite deportiva está conformada por representantes de las clases más acomodadas de nuestro país.

Los datos del estudio de la UNLaM (que puede conseguirse completo aquí) son concluyentes. El primer dato que salta a la vista es que las provincias más poderosas económicamente tienen mayor presencia: si EDSA establece que la proporción total de jóvenes de 14 a 17 años de Buenos Aires y CABA conforma el 41,3% de su segmento en el país, en el equipo olímpico hay 51,2%. También tienen aumentos significativos los siguientes tres distritos más poderosos económicamente: Santa Fe, Córdoba y Mendoza.

Cuando se analiza el background familiar, los deportistas olímpicos están más escolarizados que la media (97,2% contra 92,7%) pese a sus obligaciones deportivas; viven en una amplia mayoría de familias biparentales (84,3% contra 74,8% del total país) y más de la mitad de sus padres posee instrucción terciaria o universitaria (59,3% los padres y 68,4% las madres), instancia que en el resto del país es sumamente baja (10,4% y 13,1% respectivamente). Además, su nivel de déficit en acceso a bienes y servicios (PC, Internet o TV cable) es de menos del 6% contra el 37,5% del promedio nacional. También son notablemente bajos los números de déficit en el espacio de la vivienda (hacinamiento o falta de acceso a red de agua corriente) ya que los pibes olímpicos promedian menos del 6% de déficit, una cifra bajísima con respecto a sus contemporáneos, ya que uno de cada cuatro adolescentes sufre estos inconvenientes en el resto del país.

La conclusión del equipo de la UNLaM es que los deportistas juveniles exitosos argentinos son diferentes a la población general en cuanto a las dimensiones sociales estudiadas. “Se trata de una población de adolescentes aventajados en términos del clima socioeducativo de los hogares, el tipo de configuración familiar mayormente de núcleo conyugal completo y de nivel socioeconómico medio alto”. Y avisan con vistas al futuro: “Estos resultados pueden ser de suma utilidad para futuros procesos de identificación y desarrollo de la excepcionalidad deportiva en jóvenes con proyección de éxito señalando la necesidad de acompañamiento de poblaciones vulnerables en las que probablemente existe un enorme potencial deportivo que no logra visibilidad y que cuenta con insuficientes recursos y posibilidades de acceso y desarrollo en relación con las demandas y requerimientos que exige el deporte de élite”.

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Fuente: Olímpicos Argentinos

12 Mayo de 2018

https://olimpicosargentinos.com.ar/2018/05/09/equipo-de-elite/amp/?__twitter_impression=true

 

 

 

 

 

 

 
CENARD EN VENTA -- Por Ernesto Rodríguez III

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Miércoles, 09 de Mayo de 2018 18:41

 

 

 

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta quiere cerrar el año próximo el predio que ocupa el complejo de alto rendimiento deportivo en Núñez para realizar el más grande negocio inmobiliario de la historia de la ciudad ya que aspiran a conseguir más de u$s 1.000 millones sólo por la venta de terrenos. El cierre del Cenard afectará no sólo a los deportistas sino a unos 450 trabajadores, quienes ven en peligro su fuente laboral.


20180509cenard

La puerta de ingreso al Cenard. El futuro del deporte argentino tiene precio.

Hace un par de semanas, Julio Velasco delineaba el año del vóley nacional cuando explicitó lo que se venía hablando por lo bajo por las instalaciones de Miguel Sánchez 1050. Al explicar los motivos de su posible salida de la selección masculina tras el Mundial a celebrarse en septiembre próximo, el entrenador platense dejó en claro que uno de los motivos era “porque quieren trasladar todos los deportes a la Villa Olímpica de Villa Soldati (ver link). El cierre del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) es una decisión que se viene madurando desde hace dos años a caballo de un plan global del gobierno porteño para lucrar con tierras que considera “improductivas” lo que no sólo dejaría al deporte nacional sin su principal espacio de entrenamiento, sino que generaría un impacto ecológico de magnitud y generaría la posible salida del mercado laboral de 450 trabajadores.

La gestión que Horacio Rodríguez Larreta encabeza en Buenos Aires aspira a subir la población estable de la ciudad de tres a cinco millones de habitantes, por lo que con “el consejo” de las principales desarrolladoras inmobiliarias reunidas en el Foro de Desarrollo Urbano está buscando espacios para generar unidades habitacionales. Si Mauricio Macri cuando era Lord Major pensó la polémica Villa Olímpica (ver link), Rodríguez Larreta puso la mira en dos predios del norte de CABA en los que consideró que podía hacer jugosos negocios. Tras un tironeo legal que duró casi tres años (ver link), el gobierno logró quedarse con 13 de las 16 hectáreas que el Tiro Federal Argentino (TFA) ocupa en Núñez. Y si bien inicialmente prometió que la mayoría del espacio sería para generar un polo tecnológico, una tercera parte se destinará a desarrollos inmobiliarios de alta gama, por lo que se supone que habría una inversión privada cercana a los u$s 600 millones (ver link).

¿Además del potencial ABL que pagarán los nuevos propietarios, saca algo con esto la Ciudad? Claro que sí. Porque inicialmente se debe ganar la subasta por los terrenos. Un solar cercano de 5189,15 m² que ocupaba un complejo de Futsal cito en Campos Salles y Arribeños fue comprado por la desarrolladora Raghsa, propiedad del empresario Moisés Khafif, quien le pagó al Estado nacional u$s 42 millones. Pocos recordaron entonces que Khafif es uno de los integrantes del foro que aconseja a Rodríguez Lareta (ver link).

La cuenta que hacen en el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de CABA, a cargo de Franco Moccia, es que el producto que genere el terreno disponible del TFA podría multiplicar por diez la cifra que consiguió la Agencia Administradora de Bienes del Estado (AABE) por las canchitas de fútbol ubicadas a dos manzanas de allí. Pero las actuales autoridades de CABA van por más y lo que planifica el team Rodríguez Larreta-Moccia es el cierre del Cenard a partir de 2019 para usufructuar sus 115.000 m² en el más grande negocio inmobiliario de la historia de la ciudad.

El predio ganado al río con los escombros producidos por la construcción de la línea B del subte, fue en la primera mitad del siglo XX un espacio destinados a los clubes Arquitectura y Comunicaciones que, a partir de 1954, fue la sede de la Unión de Estudiantes Secundarios (UES). La furia de la Revolución Libertadora, que quemó casi todas las instalaciones, no pudo quebrar el espíritu del solar que fue reciclado para albergar el Centro de Educación Física N° 1. A comienzos de los 80, el gobierno militar decidió establecer el Centro Deportivo Nacional (Cedena), que pese a sus limitaciones y fallas de mantenimiento fue el primer enclave deportivo nacional. La cercanía de los Juegos Panamericanos de Mar del Plata 1995 hizo que se reciclara y fuera rebautizado como Cenard, reuniendo a la elite del deporte argentino en el último cuarto de siglo. La finca cuenta con un instituto educativo secundario y uno terciario, un hotel con capacidad para 320 personas, dos pistas de atletismo, un complejo de canchas de tenis, un campo de fútbol, una pileta olímpica cubierta y una de clavados, un patinódromo, una cancha de hockey de césped sintético, palestra de escalamiento, frontón de pelota, dos complejos de pesas, gimnasios equipados para entrenamientos de deportes de conjunto, un complejo de gimnasia deportiva, laboratorios y consultorios médicos, un polideportivo con capacidad para 2.000 personas y las oficinas de la Secretaría de Deporte de la Nación.

Sin embargo, toda esa estructura está a punto de cerrar sus puertas para beneficiar a los peces gordos del real estate. El gran cebo para la administración de Cambiemos es que, prorrateando lo conseguido en el terreno de Campos Salles y Arribeños y teniendo en cuenta las amplias posibilidades del vasto lote del Cenard (la ubicación es estratégicamente privilegiada, se puede construir en altura, no hay edificios en la cercanías, y la vista al río está garantizada), se estima que el producto de la venta del Cenard le aportaría a las arcas porteñas una cifra cercana a u$S 1.000 millones una vez que se vendan las 11 hectáreas, un volumen nunca visto en CABA en un solo negocio.

La decisión cuenta con el consentimiento de Carlos Javier Macallister –secretario de Deporte de la Nación (cartera que recibiría un porcentual de lo producido por la venta de los terrenos)– quien si bien no lo ha comentado de manera oficial ya comenzó a avisar a los delegados gremiales de ATE y UPCN que quienes cumplen funciones en el Cenard tendrán que aceptar la relocalización en el sur de la Ciudad, en las instalaciones que quedarán como herencia de los Juegos Olímpicos de la Juventud (ver link), o adherirse al retiro voluntario. Eso sí, la última opción sólo le cabría a menos del 30% de los 450 trabajadores que cumplen horario laboral, ya que la inmensa mayoría son contratados quienes, una vez que cierre el Cenard, se quedarán sin fuente laboral. La medida también cuenta con la venia de Gerardo Werthein –presidente del Comité Olímpico Argentino– quien ya dio su aprobación a la mudanza en una entrevista a La Nación hace dos años (ver link)y lo confirmó en 132º Sesión del Comité Olímpico Internacional realizada en febrero último en PyeongChang (Corea del Sur) cuando dijo “Our Olympic Center todeay is in the core of the city. Valuable land. So, maybe in the future, this can have another aplications [Nuestro actual centro olímpico –Cenard– está en una zona central de la ciudad. Tierras caras. Tal vez en el futuro tenga otras aplicaciones] (link al video desde 2h51m05s).Werthein, opositor de Macri en las elecciones provinciales en La Pampa, tampoco puso reparos a la pérdida de autarquía del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard), cuando pasó a depender del gobierno central a partir de la reforma tributaria propiciada por el gobierno nacional en noviembre último (ver link).

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Fuente: Olímpicos Argentinos

30 abril de 2018

https://olimpicosargentinos.com.ar/2018/04/30/cenard-en-venta/amp/?__twitter_impression=true

 

 

 

 

 

 
EL DÍA QUE UN JERARCA DE LA DICTADURA AMENAZÓ DE MUERTE AL PATO FILLOL

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Lunes, 23 de Abril de 2018 15:55

 

 

Después de ser Campeón del Mundo en 1978, el arquero tenía que renovar su contrato con River. “Usted desaparece”, le advirtió Lacoste para que firmara el acuerdo Ubaldo Matildo Fillol cuenta el hecho en su flamante libro, Mi Autobiografía, que edito Planeta con la realización del periodista Sergio Renna.

 

20180423Fillol

 

Un día vino a buscarme «el Flaco» Rafael para hacer una nota para la revista El Gráfico. Eran unos reportajes que reunían a los campeones del 78 justamente con el presidente del EAM 78. La cita fue en el Edificio Libertador, de la Marina, detrás de la Casa Rosada. Llegué antes que los periodistas y me hicieron pasar a una sala en la que había militares armados y gente que iba y venía haciendo sonar sus tacos marciales. Unos minutos después me hicieron pasar a la oficina del almirante Alberto Lacoste.

 

Cuando se presentó, después de unas palabras de rigor, se dio un diálogo que no olvidaré jamás. A cuarenta años de haberlo protagonizado, considero que fue lo peor que me pasó en esta vida ligada al fútbol. Fiel a mi ingenuidad, desconocía en absoluto quién era ese personaje y por qué tenía el poder suficiente como para hablarme de algo tan importante, así que no di demasiadas vueltas y le pregunté:

 

—Con todo respeto, pero ¿qué función cumple usted en el club?

 

—Vea, Fillol, soy socio honorable del club y tomé la decisión, en nombre de los dirigentes, de asumir el compromiso de que usted firme el contrato que le han ofrecido.

 

—Mire, señor Lacoste, no voy a firmar ese contrato porque no se corresponde con lo que acordamos con los dirigentes. 

 

—Fillol, usted entienda que no tiene alternativa. ¡Fírmelo porque, de lo contrario, el único perjudicado será usted!

 

Era una situación realmente surrealista. El tipo me estaba apretando en una oficina militar, con una impunidad que asombraba. A medida que avanzaba la charla mostraba, cada vez más, las formas unilaterales que tenían los militares en esos años de plomo a la hora de resolver los conflictos. Ante mi nueva negativa, empezó a ponerse cada vez más nervioso y, para amedrentarme, no tuvo mejor idea que apoyar sobre la mesa una pistola.

 

—Mire, Fillol, se la voy a hacer corta porque no tengo mucho tiempo. Si yo quiero, levanto un teléfono y en menos de lo que tarda en enfriarse el café que está tomando, usted desaparece y no lo encuentran nunca más. O, en el mejor de los casos, lo encontrarán en un baldío. Sepa bien que no tengo problema en hacer lo que digo que haré…

 

No sé si fue por los nervios o qué, pero de repente empecé a reírme y eso lo enfureció todavía más. No era un hombre de achicarme en las difíciles. Redoblé la apuesta y la pateé para adelante.

 

—Y dígame algo, señor Lacoste, ¿acaso me va a pegar un tiro ahora mismo si no firmo? ¿Sabe una cosa? ¡Esta charla se acabó!

 

El tipo se quedó mudo y me miró fríamente. Cuando arranqué caminando para la puerta, me habló de una manera cínica y amistosa:

 

—No, hombre, no se vaya así. Venga, Fillol. Escúcheme. Venga, hombre, ¡no sea terco!

 

Cuando escuché esa frase, me di vuelta y me acerqué nuevamente a su escritorio. Me invitó a sentarme. Una vez que lo hice, el muy hijo de puta gritó:

 

—¡Bueno! Ahora que está sentado, levántese de la silla y mándese a mudar. ¡Porque acá mando yo! Y usted se retira cuando yo lo ordeno. Váyase de acá ya mismo. ¡Le voy a enseñar quién manda en este país!

 

Muchas veces el futbolista, por las concentraciones y la dinámica de la profesión, vive en una especie de burbuja. La ingenuidad en temas por fuera del fútbol suele ser nuestra moneda corriente. Por eso, desde un primer momento, desconocí que, después del Mundial 78, era el almirante Lacoste quien manejaba el fútbol. Para colmo, era hincha de River, pensaba en ser presidente del club, y se creía todopoderoso. Tiempo después, cuando empezamos a conocer la historia de los desaparecidos, las fichas me empezaron a caer en efecto dominó. A medida que fuimos sabiendo acerca de los asesinatos que habían cometido en la ESMA (y en otros centros clandestinos), sentí el miedo en la piel. Lo sentí como quizás debí sentirlo antes, cuando discutí de esa manera con un tipo así. Este hijo de puta nos podría haber matado a mi papá y a mí. De hecho, estoy seguro de que lo había pensado seriamente. Podría habernos matado por no firmar un contrato entre un futbolista y un club de fútbol.

 

En septiembre de 1983, la situación llegó a un punto de no retorno. Como era de esperar, Lacoste hizo que me suspendieran de por vida tanto en el club como en el fútbol argentino. Entiendo que los dirigentes de esa época también estarían amenazados. Tras las elecciones, Lacoste desapareció de la vida pública para siempre. Cuando en 1983 por fin llegó la democracia y empezó a saberse que los militares habían secuestrado, matado, torturado y tirado gente desde los aviones, entendí que Lacoste era el claro ejemplo de cómo esos tipos habían sido los dueños de la vida y la muerte de millones de argentinos.

 

Por eso me duele tanto cuando dicen que fuimos «el equipo de los militares». Lo dicen sin saber que estuvieron a punto de matarme.

Fuente: Tiempo AR

Sábado 7 de Abril de 2018

 

Edición 2164

https://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/75789/el-da-a-que-un-jerarca-de-la-dictadura-amenaza-de-muerte-al-pato-fillol#.Wsy9Eiy-F7c.facebook

 

 

 

 

 
 
L.I.D.E.R.E.S. Barriales tendrá su segunda edición

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Jueves, 19 de Abril de 2018 17:06

 

 

El programa de capacitación, que durante el 2017 tuvo gran convocatoria, renueva sus contenidos y apuesta al trabajo de campo. Se presentó en el Estadio Kempes.

20180419asdd30629508 1848

La nueva edición de este ciclo de capacitaciones está dirigida a líderes barriales y tiene el objetivo primordial de brindarles herramientas para que, quienes trabajan en sectores sociales, promuevan la inclusión de manera efectiva.

El programa es articulado a través del área de deporte social y comunitario de la Agencia Córdoba Deportes y la Fundación WACALES. Mediante el mismo se intenta potenciar a la organización social y comunitaria de los líderes deportivos a través de los valores, habilidades y conocimientos esenciales del ser social, desde el deporte hacia el espacio donde se desarrolla el mismo: el barrio.

Quienes no accedieron durante el 2017 a Líderes I, tendrán un curso nivelatorio de 45 días para poder participar de la edición de este año. La segunda parte se denominará “Experiencia en movimiento”, donde los aspirantes van a participar a través de prácticas vivenciales en distintas instituciones.

 

20180419lideres-barriale

 

La gran apuesta de este año es fortalecer el aprendizaje de la gente que está trabajando en barrios, clubes y organizaciones sociales en general, utilizando la modalidad participativa como eje central. De las experiencias vividas durante las actividades, los alumnos organizarán un trabajo final que consistirá en la organización integral de un evento.

La presentación fue encabezada por el presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Medardo Ligorria, acompañado por funcionarios de sendas instituciones que organizan dicha capacitación.

Para más información sobre el programa, descargar aquí: Programa L.I.D.E.R.E.S.

Fuente: Agencia Córdoba Deportes

11/04/2018 

http://deportes.cba.gov.ar/l-i-d-e-r-e-s-barriales-tendrasu-segunda-edicion/

 
LA XIII CONVENCIÓN NACIONAL DEL DEPORTE COMENZÓ EN TIERRA DEL FUEGO CON UN HOMENAJE A LOS CAIDOS EN MALVINAS

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Martes, 03 de Abril de 2018 20:05

 

20180403m12

La XIII Convención Nacional del Deporte y con la participación de las máximas autoridades del país, llegó a Tierra del Fuego. Además, los secretarios de deportes participaron por primera vez de la vigilia (el domingo por la noche) y del acto central por el 36º aniversario del desembarco argentino en las Islas Malvinas que contó con la presencia del ministro del Interior, Rogelio Frigerio; la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; y el titular del Centro de ex Combatientes de Ushuaia, Carlos Latorre, entre otras autoridades. La provincia de Chaco estuvo presente  a través  del Pte del Instituto del Deporte Chaqueño (Idch), Juan Carlos Arguello.

20180403vasv2

La Convención, organizada por las Secretaría de Deportes de la Nación y de Tierra del Fuego, se realiza en la ciudad de Ushuaia. Allí se analizan diversos temas: la próxima organización de los Juegos Nacionales Evita (Juveniles, Mayores y Adaptados), los Juegos de Playa e Invierno (que se harán en Tierra del Fuego), entre otros temas. El principal objetivo de las convenciones es diseñar una política deportiva federal y trabajar en equipo con cada provincia para implementar los distintos programas nacionales.

Javier Mac Allister, secretario de Deportes de la Nación, señaló que es la “primera vez que esta gran reunión de trabajo federal llega a la provincia más austral del país y en una fecha tan emotiva e importante para todos los argentinos. A partir de estas convenciones, que ya llevan más de dos años, ejecutamos cada uno de los programas y políticas públicas del deporte nacional. El 2018 será otro año muy intenso de actividades en todo el país”.

Las Convenciones Nacionales comenzaron en diciembre de 2015 y se realizaron en distintas ciudades de la Argentina como San Juan, Salta, Neuquén, Puerto Madryn (Chubut), Corrientes, Resistencia (Chaco), Termas de Río Hondo (Santiago del Estero), San Fernando del Valle de Catamarca, Mar del Plata y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La próxima reunión se hará en Formosa los días 5 y 6 de junio.

Fuente: Ceremonial Prensa Instituto

2 de abril de 2018

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ;

 

 

 

 

 

 
 

Página 1 de 22