Opinión de Deportistas sobre el ENARD - Albarracín sobre la llegada del Estado al Enard: “te marcan el árbol como los perros”

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Viernes, 19 de Enero de 2018 17:31

 

 

 

El campeón nacional de equitación no esquivo el tema del manejo del Estado sobre los fondos del Enard y hablo de “degradación del deporte”. Contundente y sin tapujos, no dudó en mostrar su fastidio por la intervención política en el plano deportivo.


20180119c1 matias

   Matías Albarracín


El cambio de paradigma que se produjo cuando el financiamiento del Ente Nacional de Alto Rendimiento paso a manos del Estado nacional empieza a sumar voces de fastidio más allá de lo que declararon representantes de la élite en esta semana a INFOCIELO 

“Tocan esto, tocan las jubilaciones, y después vana tocar otra cosa. Por supuesto genera temor (...) ahora empiezan a tocar cosas que funcionan…yo no sé si mañana no tocan los fondos del deporte


El caso de Matías Albarracín (jinete argentino, ganador de diploma olímpico en Río y  medallista panamericano) en su charla  mano a mano con Cielosports.com dejo en claro que hay miradas de desconfianza sobre el accionar gubernamental “me genera temor. Es algo que era transparente y viable, que funcionaba bien. El temor que tengo es que es algo que funcionaba y tiene otro tinte, es como que quieren marcar la cancha”.

Se sabe que no son pocos los deportistas que eligen no hablar por temor a represalias sin embargo Albarracín no se guardó nada “Lo hacen como diciendo acá estoy yo, acá mando yo o empiezo a mandar yo, eso degrada el deporteTe marcan el árbol como los perros, no hacía falta. Nadie estaba por arriba de nadie. Creo que no era necesario

La lectura del representante olímpico no se queda sólo en el plano deportivo  y apunta al accionar del gobierno “Tocan esto, tocan las jubilaciones, y después van a  tocar otra cosa. Por supuesto genera temor. En una Argentina que siempre esta endeble pero siempre sale a flote ahora empiezan a tocar cosas que funcionan…yo no sé si mañana no tocan los fondos del deporte”

El nacido en Curitiba pero criado y formado en City Bell explica su punto “No hablo del deporte del atleta que va y entrena. Hablo del que entrena, del que es entrenado, del que vende el cono, del que vende la pista, del periodista que te hace una nota y del que los acompaña a Cochabamba para ver cómo les va en el ODESUR (Juegos Suramericanos que se disputarán este año). No me tocan a mí sólo. Esas cosas degradan un poco. Los atletas no vamos a bajar los brazos. La política que se manejó con este tema está salpicando en otros lugares y por lo menos a mí, me genera temor”.

 

La situación del Enard analizada por los deportistas: “tiene que haber gente idónea no acomodados”

Representantes de la élite del deporte nacional estuvieron formado parte de un clínica deportiva y charlaron mano a mano con INFOCIELO. La unión ante la situación del desfinanciamiento, el optimismo para el futuro y la cultura del deporte.



20180119sc2 Crisma



Sebastián Crismanich

A fines de 2017 el deporte argentino estuvo en boca de todos ya que el Enard temía por la pérdida de su autonomía y se corría el rumor de la baja de presupuestos. Los deportistas se unieron y se realizó una fuerte campaña que se extendió a las redes para que cobre masividad bajo el hashtag #BanquemosAlEnard.

Los deportistas y el presidente del comité Olímpico, Gerardo Werthein, se mostraron en disconformidad para con el artículo 124 de la Reforma Tributaria que establece: “Derógase el inciso a del artículo 39 de la ley 26.573". Aquella ley, sancionada el 2 de diciembre de 2009, marcó el nacimiento del ENARD y en ese inciso  se estipula que las actividades del Ente Nacional se financiarán con "un cargo del 1% aplicado sobre el precio del abono que las empresas de telefonía celular facturen a sus clientes, neto de IVA".

Ante la quita del subsidio proveniente de la telefonía y la firme respuesta negativa del mundo del deporte el Ministerio de Hacienda garantizó la continuidad del apoyo, incluso con un aumento (se garantizaron 900 millones de presupuesto para 2018). Ese dinero que llegará recursos del prepuesto nacional. Para eso, en la reforma se incluirá un aumento del 4% al 5% de los impuestos internos de los abonos. De esta forma, no se dejará de percibir el 1% anterior, con la diferencia de que ahora va a las arcas del Estado, encargo de repartir el dinero.

Sobre ese tema y sobre el presente del deporte nacional hablaron en exclusiva con INFOCIELO referentes del deporte nacional como Federico Molinari, Sebastián Crismanich y Jennifer Dahlgren que se hicieron presentes en Pinamar para enseñarles a los chicos sobre sus disciplinas, además transmitirle valores y enseñanzas.

“Estamos contentos con el apoyo del Presidente de la Nación en cuanto a no se deje de financiar el Enard, incluso habrá un aumento para que siga funcionando esta entidad que le ha hecho tan bien al mediano y alto rendimiento”, cerró Sebastián Crismanich.

Fede Molinari, por su parte, agregó: “Lo importante es mantener la independencia del ente que es lo que hizo que funcione también. La gente que está en el Enard sea gente idónea para el cargo. No gente que entra por acomodo o por una cosa política. Ahora hay gente del deporte o que estuvo metida y se resuelve todo más velocidad o más resolución. Estamos felices con lo que se logró”.

 “El presupuesto va a ser mayor. Y eso favorece. Mientras el día a día del atleta sea estable estamos bien.”, comentó Jennifer Dahlgren.

Fuente: INFOCIELO

16-01-2018 y 18 enero 2018

https://infocielo.com/nota/87637/albarracin_sobre_la_llegada_del_estado_al_enard_te_marcan_el_arbol_como_los_perros/

https://infocielo.com/nota/87552/la_situacion_del_enard_analizada_por_los_deportistas_tiene_que_haber_gente_idonea_no_acomodados/

 
SANTA FE: Periferias del deporte -- Por Matías Dalla Fontana (*)

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Viernes, 19 de Enero de 2018 17:08

 

 

20180119Periferias

“Objetivos, como justicia y paz, nos requieren una configuración donde el sistema de instituciones intermedias garantice la presencia de disciplinas -el deporte, entre ellas- en la elaboración y la ejecución de la voluntad de las mayorías”, explica el autor.

Intentaremos aportar elementos capitales a la convivencia ciudadana para el fortalecimiento de una verdadera democracia, partiendo de la experiencia gestada en ámbitos federales del deporte, identificando cursos de acción (funciones) y órganos (estructuras: clubes, equipos de rugby en cárceles, ligas). La energía conducida hacia una finalidad específica, en el encuentro consciente de argentinos en distintos puntos del territorio, vivifica generaciones. Aprehenderlo sin apologismos, puede nutrir el rumbo venidero de la constitución real (quizás también formal) de un orden más armónico. No somos ángeles ni especialistas: estos aportes se han suscitado insertándonos en los intersticios del deporte solidario. Afincan en un conocimiento por connaturalidad de una tierra informada por un nomos singular, quinto-centenaria mestiza. En torno a relativismos que cunden, una doble digresión. Del instante: mientras existen muchas personas -incluidos empleados estatales orgullosos de su misión- que aquí hacen mucho bien, superando la filantropía, decenas de miles están sufriendo carencias graves. Segundo, del topos: referimos a lo local en el plano multiforme del mundo de la vida, donde se opera el crecimiento de las personas que participan de alguna pertenencia, en cualquier nivel que sea del proceso de formación física y espiritual que el juego permite.

Esto a cuento de deslindar lo local de la plétora de teorías de la burocracia municipal, circunscripta a claustros universitarios. El ambiente vital de lo comunitario se opone ontológicamente, diferenciándose, a la idea de sociedad, masa amorfa de individuos agregados. Una propuesta anclada en lo deportivo como organizador social puede aparecerse como un reduccionismo decisionista, un activismo romántico. Interpretamos todo lo contrario. Es la matriz fundamentalmente universalista y multipolar en la que ha ingresado el mundo la que reclama en paralelo a una defensa pacífica en la comunidad de naciones, fundarse en una política interior, en la base una estrategia de desarrollo para los pueblos. Objetivos como justicia y paz, nos requieren una configuración donde el sistema de instituciones intermedias garantice la presencia de disciplinas -el deporte, entre ellas- en la elaboración y la ejecución de la voluntad de las mayorías.

Caso contrario, podemos dedicarnos a seguir leyendo titulares atroces desde la tribuna de la “existencia inauténtica”. Ante un simple cuadro de situación -omnipresencia de la droga, sedentarismo, indigencia- auténticos terrorismos de base inhiben, o ya anulan, la convivencia. Nada nos exime de pensar homólogamente a las naciones como seres vivientes. Como un cuerpo, llevan ínsita en su mínima unidad, la posibilidad de edificarse -coaligándose desde lo micro hacia lo macro- o de enfermarse -como en el cáncer-. En este cuadro: ¿cuánto está pudiendo el Estado en el gran objetivo de vida? El siglo XXI en nuestro terruño nos exigirá un diagnóstico totalizante, reordenando la dirección en que se trenzan las relaciones entre Estado y organizaciones. En el caso palpable del deporte, columna de política interior: ¿cuánto está pudiendo el Estado, máxima instancia de articulación social? Ante lectores desprevenidos, zanjemos aquí la cuestión de que no se trata según nuestro espíritu de separar autónomamente una esfera de la otra, existiendo órdenes de prelación, materiales y simbólicos, en materias indelegables de garantizar el desarrollo de todo el hombre y todos los hombres. Convocando a un estratega insustituible, así como “la guerra tiene su propia gramática, pero no su propia lógica” (1), el Estado tiene ciertas funciones y legalidades gramaticales propias que no alcanzan a recubrir el conjunto del cuerpo social, necesita amoldarse como el traje al cuerpo. La categoría hermenéutica fundamental en estas latitudes, antes que ser una impostura ideológica, se cierne de la más palmaria realidad: aun en la extrema necesidad, las personas en encuentro de proximidades circulares, están resolviéndose en la acción, propiciando diálogo, decisión, recursos y responsabilidad en sus manos. Entendámonos: los pibes nacen, crecen, juegan. Sus padres y madres los protegen y en ese tránsito, canalizan sus anhelos en equipos, que paren clubes, que se ligan. Apoyarlos sería avanzar por la línea de menor resistencia.

Tenemos problemas de mayorías. Según el Movimiento los Sin Techo, 3.000 bebés nacen en el año en nuestra ciudad en la marginalidad. Esto puede atravesarse con pasiones e ideologías. Lo que no puede es no asumirse. Kilómetros de estudios académicos (onerosos) y miles de millones invertidos en presupuestos en políticas aplicadas, requerirán en algún momento disipar objetivos segundos y terceros, para concentrarse en explicitar cómo y de qué manera transitarán desde la familia a la escuela y, desde ésta, a una instancia de socialización subsiguiente. Estamos persuadidos de sugerir un club barrial, cultural, social y deportivo, salvo que exista alguna alternativa tan arraigada, eficaz, reconocida, reclamada y masiva. Se dirá que no todo fenómeno llamado deportivo es virtuoso. En aras de echar luz, existen ritos, negocios y costumbres que siendo accidentalmente designados como deporte, cristalizan prácticas que son sustancialmente su antítesis. Homonimias cínicas nos plagan. Desde las élites se pueden soñar transformaciones y con derecho, el sueño de la razón engendra monstruos. Puestos a transitar brotes de sinceramientos: ¿el quiebre de la matriz familia escuela club: ¿ha producido mejores o peores condiciones de desarrollo? ¿Se ha podido generar una alternativa tan simple, masiva, estable y eficaz como dicha matriz de solidaridad intra e intergeneracional para la emancipación? En el mismo sentido, es un avance táctico indirecto en la puja con enemigos estratégicos -tales como narcotráfico o epidemias- que las personas de a pie no podríamos confrontar directamente jamás: “Menospreciar al enemigo estratégicamente, respetándolo tácticamente” (Mao).

Es cosa del futuro esto del deporte. Un rastreo de las fuentes desde las cuales brota nuestra cultura revela un principio activo: la participación en la comunidad, como arquetipo de ecosistema que antecede, sobrepasa y sobrevive variables institucionales y burocráticas. Este principio se desamarra y sustancia en la proximidad de las relaciones familiares, ligadas a la tierra, donde las tendencias inherentes del alma humana se particularizan en una fisonomía local, regional, nacional, en el universal poliedro de la realidad. En los albores pre-psicoanalíticos anticipa Freud, aristotélicamente: “El inicial desvalimiento del ser humano es la fuente primordial de todos los motivos morales”. Mutatis mutandis, en el plano de la emergencia orgánica del jugar, agrupaciones devienen organizativamente en clubes. Ya constatable en el neolítico, en la aldea arcaica, se presentan dos instituciones básicas -afines al deporte amateur, entendiendo a los fines erísticos el jugar por jugar-: la Fiesta y el Don. Excéntrica a la lógica cultural del productivismo eurocéntrico, dicha culpa de instituciones, reunirse en función del ocio y la gratuidad, gira en torno a la naturaleza social humana, trasuntándose en la situación del encuentro del partido y en la actitud de la entrega de sí. Así, el deporte es cultura que defiende la vida. La destrucción de esta forma orgánica tiene efectos deconstituyentes de la subjetividad, con efectos ostensibles de femicidios, adicciones, epidemias sanitarias, abandono escolar. Superar una mirada sintomatológica exige clarificar las operaciones que le dan causa desde una contracultura individualista, materialista y dictatorial: por un lado, el modismo de fin de la historia inficionado por think tanks económicos travestidos de filósofos posmodernistas, ningún origen, ningún destino, ninguna continuidad. Por otro, la idea de homogeneización global, expandida por los nuevos héroes de la comunicación, ningún espacio familiar, ningún prójimo, ninguna contigüidad barrial.

El poder en la democracia verdadera sube, el poder no baja. No existe hombre superespecializado para su gestión. Lo estatal, sus cuadros, pueden ser un eficaz sistema circulatorio, reconociendo que el potencial está en manos de lo que el Papa Francisco interpela como “sembradores del cambio”. Ellos, de un modo u otro se están expresando en esta hora. Después de todo, no ha conseguido jamás la envidia de los sapos acallar el canto de los ruiseñores.

(*) Ex Puma. Psicólogo (UCA). Integrante de Centro de Salud Deporte Solidario.

(1) Clausewitz, “De la guerra”.

Fuente: Diario El Litoral – Santa Fe

Foto: ARCHIVO

13 enero de 2018

http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2018/01/13/opinion/OPIN-03.html

 

 

 

 

 

 

 
Alumni Azuleño: la verdadera deuda de los clubes es de lealtad con la comunidad

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Miércoles, 10 de Enero de 2018 21:17

 

 

Por Ezequiel Fernández Moores

20180110asvd14

"Los jugadores de ambos bandos -dice la crónica de El Imparcial del 16 de agosto de 1905- se presentaron al field después de tomar fuerzas con un suculento almuerzo". El primer partido jugado en Azul enfrenta a Ciclista y Atlético Club 3 vs Liga Patriótica 0. Cinco años después, algunos de esos mismos jugadores son parte de Azul Central, el único equipo de la zona. Hay que despedirse de la cancha en Plaza Marte y los jugadores se enfrentan con dos equipos a los que llaman Dubling y Estrella del Sur. Dos años después, 12 de marzo de 1913, la barra del segundo funda el Glorioso Alumni Azuleño Football Club, con camiseta negra y roja y las siglas A.A en el cuello, tan linda que los jugadores la usan para ir a los bailes. En 1921, el club inaugura uno de los primeros estadios de cemento del país. En la sede combaten los hermanos Goyo y Avenamar Peralta y Víctor Emilio Galíndez. En fútbol se inician jugadores como Matías Almeyda y Roberto Nanni. Alumni Azuleño es campeón récord de la Liga local. Pero hoy, el tema no es la pelota.

Jorge Ridao, profesor jubilado de Educación Física, escucha y celebra la frase que el sociólogo David Goldblatt usó una vez para los clubes del fútbol inglés. "Los clubes tienen una deuda de lealtad con una comunidad que los antecede". Le gusta, me dice, porque "sintetiza" lo que él mismo me está contando sobre el club que preside, Alumni Azuleño. Unas décadas atrás, aportes de vecinos salvaron al club de la quiebra. Ahora es Alumni Azuleño el que trata de "devolver lo que la comunidad" le da. "Es lo mínimo que podemos hacer", me dice Ridao.

El club decide abrir sus puertas a los hijos de los más de doscientos trabajadores despedidos de la Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Azul (Fanazul). Becarlos para que puedan usar las instalaciones de las tres sedes. El estadio, el gimnasio cubierto con cancha de pelota y vestuarios y el complejo turístico con pileta. Alumni Azuleño tiene unos 600 socios que pagan 130 pesos mensuales más aranceles por actividad. Fútbol, vóley, básquetbol, pelota, natación, karate, hockey, padel, bochas e iniciación deportiva. Los hijos de los trabajadores despedidos de Fanazul no tendrán que pagar nada. Están becados. "Papá sin empleo, pero no pibe sin club".

La iniciativa puede parecer pequeña ante el drama. Escucho historias de trabajadores despedidos con hijos discapacitados, a punto de ser operados y ahora bajo amenaza de quedar sin obra social. Han despedido al cuatro por mil de la población azuleña. Padres e hijos que unen décadas en una fábrica que, según la explicación oficial, ya "no produce ganancia", aunque otros atribuyen el cierre a una especulación con los millones que generaría la venta de los terrenos. Los trabajadores, que llegaron a ser 400 en tiempos dorados y habían sufrido despidos masivos en 1998, lloraron emocionados el jueves pasado, cuando miles de azuleños marcharon hasta la Plaza San Martín, frente al Palacio Comunal. Gritaban "¡trabajar, trabajar!". Acompañó un apagón masivo. "Ver esta plaza -habló a la multitud el delegado Juan Cacace- sépanlo, es una caricia que nos están haciendo. Grábenselo a fuego". El sacerdote Rafael Díaz pidió por la fuente laboral en la Iglesia Catedral.

La firma Halloween Entretenimiento inició una campaña solidaria. Vecinos juntaron alimentos. Médicos ofrecieron atención gratuita. El Concejo Deliberante aprobó la Emergencia Laboral. Ayer hubo cortes de ruta. "Podemos tener vergüenza de cortar calles, pero cuando no tenés trabajo -dice uno de los trabajadores- no hay vergüenza que valga".

El deporte acompañó la movida. "Me solidarizo con todos los empleados de Fanazul", tuiteó desde Australia el campeón de la Copa Davis Federico Delbonis, azuleño, hijo de una trabajadora social. Se formó en el Club de Remo, el más importante en Azul, seguido del Bancario y, luego, del Alumni Azuleño. "#Ni lo intenten#FanAzulSomosTodas. Mujeres Fabriqueras", decía la bandera con la que posaron las jugadoras del Alumni Azuleño.

En "Alumni Solidario", el club apoya comedores y al hospital municipal. Ofrece su pileta a niños de una escuela especial. Pibes carenciados acceden al complejo. "Inclusión e igualdad de oportunidades", me dice Ridao. El gesto hacia los trabajadores de Fanazul -seguido por Azul Rugby Club- tiene algo más. Al Alumni Azuleño no le sobra nada. Es uno de los tantos históricos clubes argentinos agobiados por el tarifazo. Decenas de estos clubes marcharon en 2016 a la Plaza de Mayo. La reducción de un 40% no alcanza cuando los aumentos han sido de 1000 por ciento. Acumulan deudas que, saben, serán impagables. Unos resisten hasta utilizando la manguera de un vecino. Esperan la tarifa social según una ley ya aprobada, jamás reglamentada.

Alumni Azuleño, con su administración al día, se anotó en el régimen de apoyo "Clubes Argentinos" de la Secretaría de Deportes. Pero hace cinco meses que no recibe devolución de dinero. "Y para nosotros -me dice Ridao- 50.000 pesos es una fortuna". Hay miles de clubes parecidos a Alumni Azuleño que no quieren terminar como Luna de Avellaneda. Ni convertidos en una SA.

Fuente: La Nación

10 enero de 2018

Foto: Sebastián Domenech

http://www.lanacion.com.ar/2099206-alumni-azuleno-la-verdadera-deuda-de-los-clubes-es-de-lealtad-con-la-comunidad

 

 

 

 

 

 

 
 
EXPEDIENTE SOCIEDADES ANÓNIMAS -El subcampeón de Primera que puede convertirse en Sociedad Anónima

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Miércoles, 03 de Enero de 2018 18:21

 

 

Racing de Córdoba está en la mira de dos grupos empresarios que esperan la aprobación del marco legal. Los seduce que cuenta con un muy buen estadio, rivales de peso e inferiores prestigiosas. El club está concursado y necesita recursos diferenciales. Doble Amarilla y una investigación a fondo.

 

20180103RacingCordoba estadio

 

 

POR MATÍAS MUZIO

@MatiasMuzio22

Las SAD no son tres letras sueltas o una sigla que deambula sin que nadie le preste atención. Las SAD -Sociedades Anónimas Deportivas según reza su DNI- son el proyecto fetiche de Mauricio Macri, su capricho inoxidable, y amagan con desatar un terremoto en el fútbol argentino.

Las SAD son obsesión y también espina para el Presidente de la Nación, que cree que ante el maremoto de deudas que arrastran muchos clubes está ante el escenario ideal para imponerlas. Son la esencia de un libreto que ya cuenta con candidatos para los roles protagónicos; favoritos que DOBLE AMARILLA irá revelando uno por uno. El primero: Racing de Córdoba.

Para entender la fascinación de Macri con las SAD hay que anclar en el fracaso y no en el éxito. Hay que remitirse a su intento de comprar al Deportivo Español a comienzos de la década del ’90 y chocar contra un no rotundo. Hay que avanzar y verlo estrellarse cuando su idea fue sometida a escrutinio por Julio Grondona en 1999 y el deseo cayó 38-1. Sí, a Macri no le cantaron zapatero porque votó su propia propuesta. Pero… persevera y triunfarás.

Quizás sus pasos olvidados en cuanto a la incursión de capitales privados en el planeta de la redonda hayan sido los consejos que le brindó al Exxel Group, una empresa que gerenció a Quilmes y que lejos estuvo de regalarle alegrías al “Cervecero”; y un aporte similar cuando se dio la llegada de su amigo y hoy funcionario Fernando Marín a Racing, a través de Blanquiceleste. Una aventura que si bien le reportó una estrella al club tras la mayor sequía de su historia, también lo depositó en una zona tambaleante en lo económico-financiero.

Macri es un empresario reconocido e influyente y con lazos en todo el mundo. Se asesoró sobre los marcos legales para inversores en el fútbol y delegó en sus hombres de confianza la creación del molde que estableciera el desembarco de las SAD en Argentina. Sabe que deberá atravesar filtros legislativos y eludir barreras en la AFA y en los clubes, pero guarda la carta del decreto. Es por esa decisión y convicción que hoy, más que nunca, las SAD tienen todo para aterrizar, pisar y dejar huella indeleble en nuestro país.

DOBLE AMARILLA está en condiciones de adelantar que una serie de clubes ya recibieron señales. Algunos las han rechazado vehementemente y otras, por necesidad o por genuina atracción, abrieron los brazos.

Uno de los primeros apuntados es Racing de Córdoba, subcampeón de Primera División en 1980 y permanente animador cuando los torneos de la máxima categoría se bifurcaban en Metropolitanos y Nacionales. Racing fue un ejemplo de elegancia y eficacia futbolera de la mano de “Coco” Basile y hoy, pese a haber logrado el ascenso al Federal A, se viste con retazos: durante años lo hicieron caminar por un campo minado.

El club está concursado bajo una figura clásica. No se le aplicó la Ley de Salvataje mediante la cual se beneficiaron su homónimo de Avellaneda, Belgrano o Talleres. Al de Nueva Italia, todo le costó más, pero no tuvo el respaldo mediático que reflejara a nivel nacional su vía crucis.

Racing pasó de contar sus socios por decenas de miles a no llegar al millar. Hoy, según datos oficiales, registra apenas 881 afiliados y, obviamente, no todos están al día. Menos de mil personas que, si todo marcha según lo establecido por el juez Carlos Tale y gracias a la notable labor del interventor Gustavo Rubín, podrán elegir nuevas autoridades en marzo próximo, pero siempre con un ojo puesto en los inversores.

 

20180103Rubin in

 

 

Ricardo Rubín, interventor de Racing de Córdoba / Foto: Mundo D - La Voz

 

Si bien Racing mejoró ostensiblemente su cuadro de situación respecto a cuando se concursó y dispone de inmuebles y un buen estadio (el Miguel Sancho, con capacidad hasta para 18.000 espectadores), lo cierto es que el contexto competitivo lo obliga a estar atento al interés empresarial. Los torneos federales, por distancias a recorrer y por falta de recursos para hacerlo y a la vez mantener plantes de jerarquía, se convierten en verdaderos agujeros negros donde el ascenso a la B Nacional es la única esperanza de un crecimiento a la par en lo deportivo e institucional.

 

Por eso, para Racing, que un inversor se interese es, al menos hoy, una excelente noticia. Es más, ha sido una directiva del juez, durante los últimos tres años, el promover la entrada de capitales que nutran al club. Para una entidad que supo estar en la cumbre del fútbol argentino, caer tanto es mucho más duro y no hay efecto rebote.

 

El interventor Rubín reconoce muchas llamadas en el último tiempo. También reuniones cara a cara en los cuales los inversores conocieron en detalle el estado de la institución, que aún mantiene un pasivo millonario y deuda post-concursal.

 

Por su parte, DOBLE AMARILLA pudo averiguar que dos grupos empresarios mexicanos con currículum frondoso en los clubes de su país han averiguado por la situación de Racing para iniciar una experiencia similar a la del Grupo Pachuca con Talleres.

 

¿Qué los seduce? La provincia, su vínculo con el fútbol, disponer de un estadio propio y otro que se puede utilizar mediante gestión (el Kempes), una base importante de hinchas, rivalidades marcadas e inferiores con prestigio. En síntesis: empezar muy por arriba de cero.

 

Rubín detalló que el club ha recibido sondeos tanto para ser gerenciado en su totalidad como exclusivamente en el aspecto futbolístico. El juez Tale no se cierra a ninguna propuesta. Para Racing, que también cuenta con un área educativa, no poder fugarse de los Torneos Federales se volvió una suerte de corset que no lo deja respirar. Los gastos en los traslados, las imposibilidad de mantener un plantel y hasta de pensar su futuro en tiempos y formas concretas  derivan en un combo que lo erosiona más allá de la fidelidad de sus seguidores.

 

Parte de su deuda está estructurada para ser cancelada en ocho años, en tiempos en los cuales cumplirá su centenario de vida. Tiene acreedores privilegiados como la AFIP y ha logrado solucionar demandas muy importantes bajo la gestión de Rubín, entre ellas la iniciada por Luis Islas, campeón del mundo en México 1986 y ex DT de la institución, pero necesita ingresos que marquen la diferencia.

 

Es por eso que Racing de Córdoba no solo está atento a la creación del marco legal para la llegada de las SAD, sino que se ve seducido y las espera pese a que ya fue gerenciado a comienzos de siglo por Fútbol 10 S.A., una firma vinculada al empresario Jorge Petrone, en una gestión que no resultó satisfactoria.  Con la salida de la empresa en 2006, el club vio sus deudas en alza y sufrió la pérdida de un predio. Aún con esos antecedentes, hoy se ilusiona con el aterrizaje de inversores para volver a ser lo que fue a fines de los ’70 y principios de los’80: esa Academia que peleaba títulos de Primera División y nada le tenía que envidiar a su homónima de Buenos Aires, aún cuando la aparente solución se parezca, al menos de lejos, a parte del problema del cual hoy lucha por escapar.

 

Fuente: Doble Amarilla

 

27 diciembre de 2017

 

https://www.dobleamarilla.com.ar/rosca/el-subcampeon-de-primera-que-puede-convertirse-en-sociedad-anonima_a5a4398fc3f0522647ecf2d8e

 

 

 

 

 

 

 
El Gobierno apuesta en 2018 a las sociedades anónimas, la Superliga y el control de Agremiados - Un fútbol a la medida de Macri

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Miércoles, 27 de Diciembre de 2017 19:02

 

 

 

Proyectos para las SA en el Congreso. Control de daños con Hugo Moyano. La AFA subordinada a una organización de CEOS. Un sindicato funcional a la política de la Casa Rosada. Recetas de un Presidente que va por todo.

Por Gustavo Veiga

 

20171227Macri en Pagina

El presidente Mauricio Macri, en la cancha de Boca.

El fútbol argentino avanza hacia un desfiladero de salida compleja. 2018 será un año clave por la multiplicidad de conflictos que se acercan. El gobierno nacional presentará en el Congreso un proyecto para que los clubes puedan ser comprados por sociedades anónimas. Intentará reducir todavía más el margen de maniobra de la AFA y mantener cercado a Hugo Moyano, el único dirigente opositor con cierto poder de daño. Irá por la cabeza de Sergio Marchi, el secretario general de Futbolistas Agremiados, hoy procesado por la Justicia. También le quedarán cartas por jugar como un cambio al régimen de Seguridad Social y la causa del Fútbol para Todos. Una imagen vale más que mil palabras: el trazo grueso de la política se define ahora en las oficinas de la Superliga, que queda en Puerto Madero y no en el predio de Ezeiza. Daniel Angelici es el brazo ejecutor de las pretensiones hegemónicas de la Casa Rosada. El presidente de la Nación no se olvida de dónde explotó como figura pública en diciembre de 1995. Mauricio Macri llegó a Boca para hacer lo que hoy está haciendo. El fútbol es la frutilla del postre que espera compartir con sus amigos, los empresarios dispuestos a invertir si él consigue fijar las reglas del juego.

Hay un antecedente en el Senado y un proyecto de ley bien guardado en Diputados que le permitirán al gobierno poner a la venta clubes más que centenarios. Las posibilidades que ofrecen esas instituciones de concretar negocios multimillonarios y las infraestructuras de incalculable valor inmobiliario que levantaron varias generaciones de argentinos, siempre fueron apetecidas por el presidente Macri. En 1993 quiso comprar el Deportivo Español y trasladarlo a Mar del Plata. Le aportó capitales a Marcelo Tinelli cuando adquirió al Badajoz de España en 1998. En el primer caso como empresario. En el segundo ya estaba al frente de Boca. Ahora que conduce el país con represión y leyes a medida para el segmento social que representa, le resultará mucho más fácil imponer las condiciones.

Su delegado para hacerlo es Angelici. Controla la AFA desde la vicepresidencia 1º y tiene un aliado en Alejandro Nadur en la tesorería. El presidente de Huracán maneja las cuentas igual que Matías Ahumada en la Superliga. Es el tesorero de Boca. De manera paulatina la asociación que encabeza Claudio “Chiqui” Tapia fue traspasando funciones a la organización que se creó el 13 de julio de este año. Es en ese conflicto de intereses donde se resolverá quién tiene el poder. En determinados casos todavía existe una duplicidad de funcionamiento.    

En la última reunión oficial del año, la Superliga discutió el régimen de licencias que deberán cumplir los clubes para continuar jugando la edición 2017-2018. La estructura que dirige el CEO Mariano Elizondo –un hombre colocado en el cargo por Marcelo Tinelli– tiene preparado su propio sistema para la competencia local, mientras la AFA conserva las licencias que concede la Conmebol para torneos internacionales. La Superliga, a tono con la profesionalización que declama, promueve la creación de órganos de control para disciplinar a los clubes. El OCEF seguirá la situación económico-financiera de cada uno y el OCI las cuestiones de infraestructura. La AFA continuará con sus propios mecanismos de contralor y conservará por ahora el Tribunal de Disciplina.

Es notorio que se avanza hacia un fútbol argentino superprofesionalizado, al menos en su categoría de élite. Controlado por CEOS y gerentes. Aquellos clubes que no puedan asimilar las estructuras que se les exijan, quedarán relegados. Serán el relleno de los más poderosos o jugarán en el Ascenso. Todo indica que se va hacia el modelo de competencia y desarrollo de las Ligas europeas, cuyas bondades vino a ponderar este año a Buenos Aires el español Javier Tebas. Se necesitan dirigentes que acepten cierta sumisión y futbolistas controlados en sus demandas de mejores condiciones laborales. Está comprobado que un campeonato lo pueden parar los jugadores de los clubes más chicos.

La situación procesal de Marchi es funcional a los intereses de la Casa Rosada. El secretario general de Agremiados irá a juicio oral por el presunto desvío de fondos hacia la Fundación El futbolista. Desde el sindicato se asegura que igual tiene pensado presentarse en las elecciones de octubre próximo. No piensan igual en el Gobierno. El sitio dobleamarilla.com, que maneja información que no abunda en la mayoría de las páginas deportivas, publicó que el presidente de la Nación tiene su candidato para reemplazar a Marchi. Se trata de un ex jugador de Boca, hoy devenido en panelista de la cadena Fox, la misma que controla los derechos del fútbol local junto a Turner. “… el elegido es Raúl Cascini, por personalidad y cercanía al Presidente y su entorno más cercano”, señaló el medio.

El único gremio que podría paralizar por completo la Superliga si decidiera una medida de fuerza debe ser domesticado. Angelici y otros dirigentes le propusieron poner topes salariales a los contratos, algo que fue rechazado por los sindicalistas. Pero si no pudo avanzar el presidente de Boca en ese rubro, sí está a punto de concretar la extensión del cupo para jugadores extranjeros. Se permitirían hasta seis incorporaciones por temporada y cinco de ellas podrían ingresar en forma simultánea a la cancha. Una fuente de Agremiados ratifica una idea que sobrevuela al cronista: “Por supuesto que es porque un futbolista extranjero le sale más barato a un club que pueda pagarlo. Gana menos”. La apertura de un cupo más va contra los semilleros locales. “Fíjese lo que pasó en Italia, eliminado del Mundial por la apertura indiscriminada”, reflexiona el hombre de FAA.

Boca presiona porque hoy es el club más todopoderoso por política y economía. Tiene a Macri y Angelici, pero además las cuentas al día. La mayoría de las instituciones volvieron a endeudarse una y otra vez con sus planteles profesionales. Newell’s es un leading case de tesorería arrasada. Nueva Chicago y All Boys son un clásico de la falta de pago. La lista sigue, pero los mencionados son los tres clubes más comprometidos. En Agremiados aportan un dato más: en el 2018 a punto de comenzar no habrá más pedidos de inhibición. Los reclamos se harán solo por carta documento. Un cambio en las reglas del juego que se sumará a la unificación de los diferentes contratos que solían firmar clubes y futbolistas. Ya no habrá más uno para el cobro de haberes y otro por los derechos de imagen. Todas estas cuestiones deberían definirse en la última semana del año.

En la AFA hacen los deberes

Por Gustavo Veiga

Una AFA con Julio Grondona, con lo malo y lo bueno que suponía su presencia en términos políticos, era una AFA menos vigilada, menos vulnerable a los gobiernos de turno. Claudio Chiqui Tapia sabe que su gestión es mirada con una lupa de laboratorio. La presencia de su suegro Hugo Moyano en la vicepresidencia 2º hace que ese seguimiento desde el Estado nacional se torne más ostensible. El auditor interno y externo es Daniel Angelici. Desde la vicepresidencia 1º y la Inspección General de Justicia, cuyo control ejerce a distancia. Por eso, en la asociación tratan de hacer los deberes para no ofrecer flancos débiles.

Una de las maneras de demostrarlo fue el último balance con superávit. Arrojó una ganancia de 99.852.878,08 pesos. Además, desde que el 29 de marzo asumió la presidencia de la AFA, Tapia lleva aprobados dos ejercicios. El anterior y en una parte considerable, le correspondía a la llamada comisión normalizadora que encabezó Armando Pérez, hoy refugiado en Belgrano de Córdoba.

También pasó de un patrimonio neto negativo a otro positivo. En cambio sigue abajo con los números por la suma millonaria que todavía le deben sus clubes afiliados: 919.753.938,54 pesos. La AFA de Tapia también se rige por un nuevo estatuto modificado el 24 de febrero de 2017. Ese mismo día rescindió el contrato que mantenía con el Estado por el Fútbol para Todos que estuvo vigente desde agosto de 2009. La televisación gratuita de los partidos ya forma parte del pasado.

Sin fútbol y con algo de rating

Por Gustavo Veiga

La pantalla del canal TyC Sports con la hinchada de cualquier equipo de fondo mientras una voz en off describe alguna jugada, volvió a ser la imagen dominante de cada domingo en los hogares que no pagan el pack fútbol. En la señal del grupo Clarín y la productora Torneos y Competencias dicen que ver público en una tribuna, reporta un rating de 4 puntos. “Increíble, pero es así”, señala la fuente. Como en los 90, pero con audiencia. Aunque también tienen convocatoria las invitaciones a ver los partidos desde una pantalla gigante en espacios abiertos y cerrados de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

Un club, una sociedad de fomento o un hogar particular pagan el abono de 300 pesos y después comparten un partido de fútbol entre todos los asistentes. Ya pasó desde Parque Chas a Villa Fiorito. Con la idea de seguir reproduciendo esos espacios de defensa y reivindicación del Fútbol para Todos. El déficit fiscal que esgrime el gobierno para ajustar a los sectores más vulnerables no era alimentado en gran medida por el FPT, con el 0,01 por ciento del presupuesto nacional. Unos 1.800 millones de pesos al 2016. Quedó muy claro en la última semana a quienes había que sacarles más dinero de sus bolsillos.

Fuente: Página 12

24 de diciembre de 2017

https://www.pagina12.com.ar/84834-un-futbol-a-la-medida-de-macri

https://www.pagina12.com.ar/84835-en-la-afa-hacen-los-deberes

https://www.pagina12.com.ar/84836-sin-futbol-y-con-algo-de-rating

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla ;

 

 

 

 

 

 

 
 

Página 1 de 16