JJ.OO.J 2018 y el pasado que no muere -- Por César R. Torres*

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Martes, 07 de Noviembre de 2017 18:55

 

20171107Werthein

En una reciente reseña de una biografía sobre un predecesor suyo en la Casa Blanca, Bill Clinton cita una famosa frase de William Faulkner en Réquiem para una mujer:“El pasado nunca está muerto, ni siquiera es pasado.”Clinton lo hace para afirmar que varios de los punzantes problemas que influyeron la presidencia de Ulysses S. Grant en la segunda mitad del siglo diecinueve aún siguen irresueltos en los Estados Unidos. Aunque no se repita monótonamente, el pasado,“como un lagarto pesado y ponzoñoso mordisquea al presente”,como dice un personaje deGuillermo Arriagaen El Salvaje. Estas reflexiones sobre el pasado vienen al caso de los terceros Juegos Olímpicos de la Juventud (JJ.OO.J 2018) a realizarse en Buenos Aires en octubre del año próximo, y más precisamente a su costo.

El dossier de candidatura de Buenos Aires para losJJ.OO.J 2018estableció unpresupuesto operativode104.69 millonesde dólares y uno deinfraestructurade126.36 millones de dólares. Por lo tanto, el costo sería de231.05 millones de dólares. Presentado al Comité Olímpico Internacional (COI) en octubre de 2012, ese dossier basaba sus presupuestos en una inflación anual del 5.7% y en un dólar a 4.50 pesos. En su evaluación del mes siguiente, elCOIremarcó que el presupuesto operativo era equilibrado, pero señaló que la inflación anual era mucho más alta que lo estipulado en el dosier y que eso presentaba un riesgo que el futuro Comité Organizador iba a tener que considerar.

Los responsables de la candidatura de Buenos Aires, liderados porGerardo Werthein(foto), presidente del Comité Olímpico Argentino y miembro del COI, insistieron con los presupuestos del dossier de candidatura. Si bien reconocieron ante el COI que, históricamente, Argentina ha tenido una inflación alta, dijeron estar confiados en la capacidad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para solventar el proyecto. En este sentido, lograron que el gobierno porteño garantizara cubrir todo potencial déficit en los presupuestos de los JJ.OO.J 2018. En la evaluación de abril de 2013, elCOIreiteró su preocupación por el riesgo que presentaba la alta inflación. A pesar de esta vacilación, tres meses más tarde el COI eligió a Buenos Aires como sede del evento.

Los presupuestos de los JJ.OO.J 2018 se han transformado radicalmente desde la elección de julio de 2013.Wertheininformó en una conferencia de prensa realizada hace pocas semanas que elpresupuesto operativoes de190 millones de dólaresy el deinfraestructurade260 millones de dólares.Esto representa un incremento del 81.48%y del105.76% respecto de los presupuestos originales.Elcosto se incrementó, en dólares, el 93.62 por ciento.Si los cálculos se hacen al valor del dólar en octubre de 2012 (4.65 pesos) y al actual (17.30 pesos), el incremento del costo de la cita olímpica es de724.60%.Leandro Larrosa, director ejecutivo del Comité Organizador de los JJ.OO.J 2018 (COJJ.OO.J 2018),justificó la modificación presupuestariaargumentando que“durante la campaña se construye un presupuesto teórico con muy poca información”y enfatizando queel actual “es un presupuesto lógico para el COI y barato”.

Lamentablemente, los JJ.OO.J 2018 no constituyen una excepción y se encuadran dentro de una defectuosa tendencia olímpica que lleva más de cincuenta años.Un estudio reciente realizado por investigadores de la Universidad de Oxford indica quedesde 1960 hasta 2016,todos los Juegos, los de la Olimpíada y los de invierno,han incurrido en sobrecostos respecto de los presupuestos establecidos en los dosieres de candidaturas. Elpromedio de esos sobrecostos es de 156% (176% para los Juegos de la Olimpíada y 142% para los de invierno). 

En el caso de los presupuestos para los JJ.OO.J 2018, el sobrecosto, en dólares, es marcadamente menor que ese ominoso promedio. QuizáLarrosahaya tenido en cuenta este dato cuando proclamó sus entusiastas afirmaciones sobre el costo de los JJ.OO.J 2018. De todos modos, el entusiasmo se atempera al considerar que el sobrecosto de los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver 2010 fue de 13% y el de Salt Lake City, ocho años antes, de 24%, ambos muy inferiores al 93.62% de los JJ.OO.J 2018. Los organizadores de aquellos eventos también desarrollaron, como diríaLarrosa,presupuestos teóricos y con poca información, pero parecen haber sido más sagaces que muchos de sus colegas. Por otro lado, el entusiasmo desaparece al considerar el sobrecosto en pesos de los JJ.OO.J 2018, que coloca al evento al nivel de los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, que tuvieron el peor sobrecosto a la fecha:720%.

Larrosa enfatizó recientemente que el proyecto de los JJ.OO.J 2018 es“extremadamente profesional, serio y con sustento”y “está alineado con la Agenda 2020”, un programa de reformas aprobado por el COI a fines de 2014. Entre las reformas figuran la aspiración a reducir el costo de los Juegos Olímpicos y de hacerlos económicamente sustentables.El sobrecosto de los JJ.OO.J 2018, medido en dólares o en pesos, contradice el espíritu de las reformas y amenaza el legado del evento.

Quizá ya no haya tiempo para mejorar esta parte del legado de los JJ.OO.J 2018, pero aún es posible que el evento contribuya a materializar otro de los objetivos de la Agenda 2020: que todas las organizaciones del Movimiento Olímpico cumplan con los principios de la buena gobernanza, de los cuales forma parte la transparencia. Hasta el momento, el COJJ.OO.J 2018 no ha informado periódica y detalladamente a la ciudadanía sobre el costo del evento y su evolución.Larrosaha revelado que “el presupuesto final fue madurando en base al conocimiento: una primera versión la entregamos a fines de 2015, otra en 2016 y a comienzos de año hicimos el definitivo”.Las entregas fueron alCOI,pero, tratándose de fondos públicos, y en nombre de la buena gobernanza, sería conveniente que también se informara adecuadamente a la ciudadanía que indirectamente financia los JJ.OO.J 2018.

La organización de los JJ.OO.J 2018 nos recuerda que modificar los problemas irresueltos del pasado que no muere requiere tomarlos muy seriamente en el presente. La ambiciosa Agenda 2020 lo hace y, con ello, pretende que el pasado ilumine el presente y no lo oscurezca ni lo carcoma.Los JJ.OO.J 2018, enmarcados en complicadas tramas globales y locales, se encuentran en la encrucijada del pasado: que perdure lo noble como fuerza transformadora y perezca lo deleznable. Indudablemente tendrán puntos sobresalientes. Serán, por ejemplo, los primeros Juegos Olímpicos en los que habrá equidad de género: competirá el mismo número de mujeres que de hombres. En su complejidad, ¿podrán los JJ.OO.J 2018 constituirse en un legado que modifique prósperamente el futuro presente que será su pasado? El veredicto es incierto.

* Doctor en filosofía e historia del deporte. Docente en la Universidad del Estado de Nueva York.

 

Fuente: Página 12

1º de noviembre de 2017

https://www.pagina12.com.ar/72955-jj-oo-j-2018-y-el-pasado-que-no-muere

 
ESTADO BENEFACTOR -- POR ERNESTO RODRIGUEZ III

PDFImprimirE-mail

Última actualización el Miércoles, 01 de Noviembre de 2017 20:29 Escrito por Administrator Miércoles, 01 de Noviembre de 2017 20:26

 

 

La Villa Olímpica para los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018 se planeó como un complejo de monobloques que sería utilizado para paliar el déficit habitacional de la zona Sur de CABA. El bloque de 1.100 departamentos, en el que el Estado ya invirtió más de $ 3.460 millones (un 73% por sobre lo calculado hace 20 meses), sólo tendrá una cuarta parte destinada a vivienda sociales; el resto será derivado a entidades bancarias privadas para que gerencien créditos y logren beneficios financieros.

 

 20171101villa-00

 

Para las fotos, Macri y Rodríguez Larreta comieron locro en la Villa Olímpica.

El domingo, mientras celebraba el triunfo en las legislativas,Horacio Rodríguez Larretasubió al escenario del bunker de Costa Salguero y en su euforia no se olvidó de Buenos Aires 2018: “Nuestro plan es integrar todas las villas de la Ciudad. Y en ese sueño de desarrollar la zona Sur, el año que viene tenemos una gran chance de mostrar lo que podemos hacer los argentinos cuando trabajamos en equipo con la organización de los Juegos Olímpicos de la Juventud”.

El jefe de gobierno tiene gran interés en la competencia que reunirá a casi 4.000 deportistas Sub 18 en la capital argentina. No se trata de fascinación deportiva sino de otro estilo: a partir de su llegada al poder, el plan de trabajo de los YOG (por su sigla en inglés) sufrió un golpe de timón que generó un notable cambio en el perfil de las sedes (ver link) así como un aumento exponencial en el presupuesto original (ver link).

Pero el archivo no sabe de globos de colores ni papel picado. Pasaron cuatro años desde queMauricio MacriyGerardo Wertheinencabezaron a la delegación de Buenos Aires que ganó la elección por los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 (YOG por su sigla en inglés). Varias de las promesas realizadas en aquella jornada en el Palais de Beaulieu de Lausana no fueron cumplidas: ni el dólar cotiza $ 4,50 como previó el think tank del ahora presidente de la Nación, ni quedan en pie las fechas inicialmente pedidas y ni siquiera se mantiene adelante el plan de sedes que sedujo a los electores del Comité Olímpico Internacional (COI).

Otra de las frases del plan encabezado por el dúo de empresarios que se perdieron en el viento tiene que ver con la Villa Olímpica que se está levantando en Villa Soldati. “Tras los Juegos, como parte de un proyecto de desarrollo urbano planificado por la ciudad de Buenos Aires, la Villa Olímpica (YOVpor su sigla en inglés) se convertirá en un complejo de viviendas sociales de calidad para los miembros de bajos ingresos del área en donde sea levantada”. Es decir, que las prometidas 6.895 camas de la YOV, divididas en 32 bloques de edificios de seis o siete pisos, se convertirían en1.200 departamentospara brindar alivio habitacional a los casi 200.000 habitantes de la Comuna 8, una de las que más problemas de vivienda tiene en la Capital: el 70% de la población se ubica en villas o en complejos habitacionales superpoblados como Lugano 1 y 2 y Piedrabuena, aun cuando un informe excesivamente optimista del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) planteaba que sólo el 10% de las viviendas (unos 500 inmuebles) tenían características deficitarias.

El plan inicial que había seducido al electorado olímpico en Suiza parecía mantenerse al llegar como proyecto de ley a la Legislatura porteña. El Expediente Nº 3257-D-2012 de autoría de los diputadosMaría Karina SpallayCristian Ritondofue aprobado en primera lectura el 5 de diciembre de 2013 y contemplaba en su capítulo octavo al Área Olímpica. Allí establecía un concurso de proyectos para su desarrollo y que el IVC sería el órgano que debería adjudicar las viviendas a través de tres operatorias: 1/3 para habitantes de villas reubicados (en la zona están los barrios de emergencia Villa 20, Papa Francisco y otros asentamientos de menor magnitud), 1/3 para inscriptos/as en la Ley 341 (una normativa del año 2000 para acceder a primera vivienda enfocada a inquilinos de bajos recursos u ocupantes que inicialmente tenía tasa cero y, con el paso del tiempo, subió al 4% anual, aunque continúa siendo el precio más bajo del mercado. Además, este programa no exige bancarización previa, porque se apunta a sectores marginales de la producción) y 1/3 para los Créditos de Primera Casa, privilegiando a los habitantes de la Comuna 8 aunque abriendo el juego a ciudadanos de otros barrios de CABA. Finalmente, la Ley terminó siendo sancionada el 11 de diciembre de 2014 y promulgada de hecho el 16 de enero de 2015 con el Nº 5.325 y el pomposo título de Ley de la Promoción de las Actividades de la Producción e Industria Deportiva en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sin poner en claro cuál sería el destino de la YOV y cómo se repartiría.

El 30 de diciembre de 2014 se llamó a licitación para la licitación inicial de la construcción del primer módulo de monobloques, ganada el 18 de febrero de 2015 por Cavcom con una oferta de $ 154.853.714. En los siguientes dos años habría otras 20 compulsas para generar expendios oficiales por $ 3.461.971.314, un aumento del 73% por sobre los $ 2.000.000.000 que había calculado Claudio Mónaco, el director de la obra, en febrero de 2016 (ver link). Y la cifra podría haberse incrementado en $ 334.701.133 si Franco Moccia (ministro de Desarrollo Urbano y Transporte de GCBA y uno de los principales actores en la evolución del proyecto de Buenos Aires 2018) no hubiera dado de baja dos licitaciones preadjudicadas: una por el edificio más alto de los proyectados (13 pisos) y otro por un monoblock de 126 unidades funcionales.

En el Sur se dieron comienzo a las obras de laYOVen febrero de 2016. La ceremonia de instalación de la piedra fundamental (en realidad, un bloque de plástico reciclado), el6 de mayo de 2016, fue una gran puesta en escena del entrante jefe de gobiernoHoracio Rodríguez Larretajunto conMacri–ya presidente de la Nación- secundándolo yWertheincasi en segundo plano.

La obra general avanzó con una velocidad pocas veces vista. De hecho, la premura por construir hizo que el obrador concentrara toda la maquinaria existente en CABA para poner pilotes y cimientos, lo que paralizó por un par de semanas al resto de los nuevos emprendimientos inmobiliarios porteños. Tal apuro trajo consecuencias luctuosas: el 20 de abril, justo una semana antes de que el alemán Thomas Bach (presidente del COI) llegara a Buenos Aires para una visita de inspección a las obras, murió por un accidente laboralHernán Cardoso,uno de los obreros de la construcción, en un episodio que la prensa en su momento casi no consignó y que tampoco reclamóGerardo Martínez, secretario general de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA) en el locro que compartieron en el obrador de laYOVen julio último. Tampoco se habló demasiado de que los desechos líquidos y detritos de las obras fueron derivados a la cuenca del Riachuelo que limita con el partido de Lanús en el GBA ya que no existía un caño maestro de cloacas.

 20171101Villa licitaciones1

El gasto pasó de $ 2.000 a $ 3.460 millones.

Las torres iban creciendo en Soldati pero no quedaba claro cómo se socializarían las unidades habitacionales una vez que terminaran los Juegos. El misterio se develaría casi dos años más tarde,el 24 de noviembre de 2016,en otra sesión de la Legislatura en la que pactaron sus votos PRO, ECO, Coalición Cívica, Partido Socialista, Frente Renovador, Confianza Pública, Bloque Peronista, Sindical Peronista y Corriente Nacional de la Militancia para conseguir una victoria por 41 a 12 (con seis abstenciones). Allí se aprobó laLey N° 5.704que generaba elDistrito Villa Olímpicay sentaba los lineamientos a seguir. En el texto de la normativa había desaparecidoel tercio de viviendas para relocados. Y, contrariamente a lo que repite el discurso oficial,el mínimo de viviendas sociales bajó al 25%.

La exclusión que temían los vecinos del Sur de CABA comenzó a hacerse realidad cuando en septiembre se hizo el anuncio que se pondrían a la venta1.100 departamentos, un centenar menos que lo prometido inicialmente. El IVC, que lideraJuan Ignacio Maqueyra, reconoció que si bien la prioridad de compra sería para residentes de la Comuna 8,“apuntamos a gente de clase media para la Villa Olímpica”(ver link). Como un paliativo, y a partir de la existencia de una mesa de negociaciones con la Villa 20, sobre la línea edilicia que da a la Avenida Cruz se inició la construcción de nuevas viviendas, aunque no se garantizó que una vez terminada esta fachada sigan las obras hacia el interior de las 48 hectáreas de este barrio de emergencia.

Si bien no fue anunciado aún, en los pasillos del IVC se da como un hecho que la gestión de los créditos no será potestad de la banca pública (Banco Ciudad) sino que se vehiculizarán por entidades privadas. Y que sólo una cuarta parte (o menos) se venderá bajo el Plan Primera Casa. El resto se pondrá a disposición del mercado a partir de la tasa UVA (que se indexa por la variación del índice de precios), con números gratos para el inversor medio pero que exige una serie de requisitos formales (bancarización, trabajo en blanco) que pocos de los trabajadores eventuales o en negro que componen la masa crítica de la Comuna 8 puede cumplir, según un profundo informe elaborado en septiembre último por el equipo de la legisladora Andrea Conde.

El Estado (ansioso de recuperar cuanto antes el monto devengado para pagar las obras) exhibe su perfil benefactor al pasarle a las entidades privadas la gestión del negocio financiero y ponerlas en el rol de gerenciadores de la deuda, otorgándoles ganancias por ser prestamistas a costas del erario público por propiedades en las que el único inversor fue la Ciudad. Elplan de Rodríguez Larreta y Cía.es comenzar la entrega de los departamentos en el primer trimestre de 2019, menos de cuatro meses después de terminados los YOG. Queda casi como anécdota el dato de que en los departamentos no hay gas. Por ser inicialmente pensados para ser habitados por menores de edad, el COI no permitió que tuvieran tendido de gas para evitar accidentes. La premura con la que se estima su cesión y la falta de un plan de licitaciones que contemple el tendido de la red de gas hacen pensar que los futuros pobladores deberán gastar fortunas en electricidad para cocinar, calefaccionarse o tener agua caliente o bien florecerán conexiones clandestinas de gas envasado, convirtiendo al complejo en una virtual bomba a punto de explotar.

También habrá que seguir la evolución de las obras en elHospital Cecilia Grierson,que porLey Nº 5.704 debe estar finalizado para la inauguración de los Juegos, aunque nada dice la reglamentación de que deba estar en funciones.Inaugurado dos veces(una porMacri en 2013y otra porRodríguez Larreta, ennoviembreúltimo), elinforme de Andrea Condeestablece que elGriersoncarece de los servicios que establece la ley para ser considerado algo más que una salita de primeros auxilios: no posee guardia médica de 24 horas, camas de internación, servicios de mediana complejidad y ambulancias propias. Para sumar pesares para los pobladores de los barrios adyacentes, a la fecha de la publicación de este reporte aún no comenzaron las obras en las dos salas pactadas por la Ley (Quirófanos y Diagnóstico por imágenes).

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Fuente: OLIMPICOS ARGENTINOS

28 de octubre de 2017

https://olimpicosargentinos.com.ar/2017/10/28/estado-benefactor/

 

 

 

 

 

 
LOS CLUBES DE BARRIO "PASADO, PRESENTE Y FUTURO"

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Miércoles, 18 de Octubre de 2017 19:37

 

 

La Revista Fonres del pasado mes de Setiembre entrevistò al dirigente político deportivo Víctor Francisco Lupo, a Claudio Rial (Presidente de la Unión Nacional de Clubes- UNCB) y a Graciela Lazaroff (Secretaria General del Club Tres de Febrero) de San Martín (Buenos Aires) sobre estos temas.
20171018Face 1
20171018Face 2
 
 
20171018Face 3
 
20171018Face 4
 
20171018Face 5
 
20171018Face 6
 
20171018Face 8
 
20171018Face 9
 
 
20171018Face 10
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La otra mirada: "Selección vs periodistas" - cantitos fuertes, repiten vestuario del Mundial, México´86.

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Martes, 17 de Octubre de 2017 16:46

 

 

 

Por: José Luis Ponsico (*)

Especial para "Mundo Amateur"

20171017eliminatorias



"Oh, oh, oh hay que alentar a la selección. Oh oh oh hay que alentar a la selección. Hay que alentar hasta la muerte porque a la Argentina yo la quiero. Porque es un sentimiento y lo llevo en mi corazón. Oh oh oh", volaban las camisetas en el vestuario de Quito.

"Y no me importa lo que digan ésos <putos< periodistas, la puta que los parió. Oh oh oh", entonaron veintena de futbolistas, dirigentes y allegados al término de la clasificación en el Estadio "Atahualpa" de la capital de Ecuador. Inolvidable.

"Novela" repetida en "patria futbolera": la victoria en Ecuador, las dificultades -2.850 metros, altura; un triunfo allá en 20 años; gol de ellos, 40¨- el seleccionado de Jorge Sampaoli, que había equivocado el rumbo, ubicando jugadores en posiciones "desconocidas", brindó muestra de carácter y tuvo al "crack", Lionel Messi, imparable. 

Parte del periodismo pegó duro cuando la Argentina no pudo ganar el Mundial de Brasil 2014 -mejor Alemania en medio siglo; 1-0, tiempo suplementario, tres minutos para el final-; luego cayó dos veces con Chile, de Sampaoli, que no jugó mejor que Argentina pero obtuvo ventaja en los penales. Ahí se conoció la sentencia: "Hay que terminar con la bandita de Messi"

Periodismo hiriente carece de valor ético. Se puede decir "tal jugador está bajo; no rindió en tal posición". Pero <Hay que terminar con la bandita...< explicando que el grupo involucrado no había pedido por Carlos Tévez, Brasil´14. Al tiempo que se ensañaban con Gonzalo Higuaín y Javier Mascherano, daba punta al viejo ovillo: <Boca versus River<
En 1985 Argentina no pudo con Paraguay, amistoso en River. El seleccionado de Carlos Bilardo jugó mal. Hubo un gol en contra de Oscar Garré -700 partidos en Ferro; lateral experimentado, acción "desgraciada"- y un movimiento para voltear al DT desde la <Coordinadora Radical<, alfonsinista. 

A partir de ahí el diario "Clarín" obstinadamente atacó al técnico, luego campeón del mundo. Durante más de dos años. Un despropósito donde se mezcló hasta la ideología: el Flaco (César) Menotti <el fútbol champagne, de izquierda<; Bilardo, la derecha, <ganar a cualquier precio<. Otro disparate.

Argentina ganó en México´86, jugadores, cuerpo técnico -a Bilardo, lo acompañaban Carlos Pachamé, Raúl Madero, el profesor Ricardo Echeverría, campeones con Estudiantes de La Plata, fines los´60- salió del vestuario argentino con Diego Maradona, genio del Mundial, como bastonero, entonó cánticos fuertes contra "Clarín" y la prensa deportiva, adversa.

Bilardo, en el regreso, entre allegados, dijo: "Si un técnico se equivoca, lo rajan. Si un jugador anda mal, no le renuevan el contrato. Cuando un periodista, o varios, se equivoca durante dos años, no pasa nada?", preguntó. 
"No rajen a nadie, pero en vez de estar en la Redacción los pasen a Maestranza, por el mismo tiempo que nos pegaron y erraron", ironizó el "Narigón". Ahora, el comentarista "Gringo" Cingolani martirizó al seleccionado, pidiendo por C5N "Hay que terminar con la <bandita de Messi<. Todo se repite. 

Su colega Gabriel Anello, denunciando a Ezequiel Lavezzi, de consumir "marihuana", en el predio de Ezeiza. Luego el periodista denunciado, por ex esposa. Daniel Mollo despotricando a los gritos. Asimismo, famosos recorrieron el camino: Mariano Cross y Martín Liberman. Todo se parece mucho a México´86

20171017Messi Tapia

Un "prócer" del periodismo vernáculo Enrique Macaya Márquez "TyC", disparó: "Yo no tolero el ataque a los periodistas". Lo que debe saber el hombre que cultiva el periodismo deportivo desde 1958, Mundial de Suecia, es que los cantitos no eran contra él. 

Un <vanguardista< siempre, don Enrique, gobiernos civiles y militares, como José María Muñoz -mañana se cumplen 25 años de su deceso; 14 de octubre del´92; tenía 68 años- hombre del periodismo serio, Enrique, no debe enojarse. Apenas comprender: los jugadores tienen familia, esposas, hijos, hermanos. 

A lo sumo, durante Mundial´82, hubo tira de "Caloi" y Alejandro Dolina, bromas en la tevé con una serie, cantitos y rima: "El que talla es Macaya ..." O también: "Borombonbón, yo soy el hincha de Camerún" un <negrito< simpático, en imagen con <huesito< en la cabeza. Dibujos animados, apenas. Ahora, es otra cosa.

"Los futbolistas son corporativos", dicen  mentores de la "prensa amarilla". A veces "canalla". Los futbolistas responden: "Los periodistas también son corporativos. Nada hace cuando alguno de ellos no respeta, de mínima, la ética periodística que todos deben tener", se escuchó

Una opinión de riesgo: ¿Qué puede ocurrir si en Rusia 2018, cuatro semifinalistas que en los papeles perfilan chance, aparecen en el cierre del Mundial, siendo Alemania, Brasil, Rusia, por orden alfabético... Y... la <célebre "bandita de Messi<". Se hacen apuestas.


(*) Columnista de la Agencia Télam, La Señal Medios y "Mundo Amateur"

 

 

 

 

 

 

 
Nota para Reflexionar -- LOS JUEGOS PARA CHICOS TIENEN NÚMEROS MUY GRANDES

PDFImprimirE-mail

Escrito por Administrator Lunes, 09 de Octubre de 2017 17:53

 


Por ERNESTO RODRIGUEZ III 


Dentro de un año, a estas horas, se estarán inaugurando en el Obelisco los terceros Juegos Olímpicos de la Juventud, la máxima competencia planetaria Sub 18. Olímpicos Argentinos comienza una serie de investigaciones para poner en perspectiva a Buenos Aires 2018. En la primera entrega, un alarmante análisis a los costos que ya se multiplicaron por cuatro y llegarían a 9.000 millones de pesos, un 766% con respecto a la propuesta hecha en 2013 por Mauricio Macri y Gerardo Werthein.

20171008macri-villa-olc3admpica

Macri, Werthein y Rodríguez Larreta en la puesta de la piedra fundamental.

El 4 de julio de 2013, un verdadero Dream Team daba saltos de alegría en la sede del Comité Olímpico Internacional (COI) en Lausana (Suiza). Todo era abrazos en el grupo que encabezaban Mauricio Macri (por ese entonces, jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires) y Gerardo Werthein (presidente del Comité Olímpico Argentino, COA). La Reina del Plata le había ganado en la pulseada a Medellín y Glasgow para albergar los Juegos Olímpicos de la Juventud (YOG, por su sigla en inglés) a celebrarse en 2018.

En la foto oficial con el belga Jacques Rogge (presidente del COI por esos tiempos), además del tándem de empresarios puestos a la función pública se sumaron Agustín Pichot (el exrugbier, de zapatillas blancas y sin corbata, había sido vital exhibiendo su poder de lobby), Claudio Morresi (secretario de Deporte de la Nación puesto pour la galerie para demostrar que entre el líder PRO y el gobierno nacional de Cristina Fernández de Kirchner había algún acuerdo) y la Leona Florencia Habif (participante de la primera edición de los YOG en Singapur 2010).

En el sueño personal de Werthein (uno de los empresarios que más creció en la Década Ganada) de albergar en Argentina una cita multideportiva, Macri fue una pieza clave. En los 15 minutos de fama olímpica que tuvo la delegación argenta, el Ingeniero prometió ante los 102 miembros presentes organizar unos Juegos sustentables, sin excesos que costaran “solo el 1% del presupuesto anual de la ciudad”.

El plan original (escondido con celo de la prensa pero que puede verse en este link) explicaba que los Juegos se harían con la base del “Corredor Olímpico” (la frustrada apuesta menemista por conseguir los JJ.OO. 2004 utilizando la franja de clubes y espacios verdes que se extiende en las cercanías del Río de la Plata, desde Puerto Madero, pasando por los bosques de Palermo hasta la General Paz) y se agregarían nueve emplazamientos existentes. Como gran inversión, y fiel a lo que fue un caballito de batalla de la gestión de Macri en la Ciudad, se urbanizaría una porción del Parque Roca en la región Sur y se levantaría allí una pista de atletismo. El presupuesto operativo se calculaba en u$s 104,69 millones; además se presentaba un plan de gastos adicional por u$s 126,4 millones para alzar el complejo habitacional de los deportistas (al que se prometía relocar a los pobladores de la Comuna 8 tras la competencia), lo que hacía una cuenta total de u$s 231,09 millones, una torta intermedia entre los u$s 170 millones que calculaba la candidata colombiana (con infraestructura heredada de los Odesur 2010) y los u$s 441 millones que pretendían dispensar los escoceses.

Ante los miembros del COI, el task force de Macri y Werthein, informó en su presentación oficial que, a la hora de hacer los números finales en 2018, el total gastado por la comuna de Buenos Aires sería de $ 1.040 millones ya que se comprometieron a que en la Argentina hubiera un dólar cotizando en ese momento a $ 4,50. La propuesta exhibía absoluta candidez o una terrible falacia: en aquel mismo jueves 4, mientras el secretario de Comercio Guillermo Moreno mantenía a capa y espada un dólar oficial a $ 5,36, el Blue (el valor del dólar que movía el compás de la producción nacional, con un aumento de casi un 25% en los primeros 185 días del año), se cambiaba a $ 7,95 y en franca tendencia alcista ya que cerraría 2013 tocando los diez pesos. Es decir, en los hechos, el presupuesto prometido por Mauricio & Gerardo casi se había duplicado antes de que se bajaran del escenario del Palais de Beaulieu lausanés.

De regreso a CABA, se generó la Unidad de Proyectos Especiales (UPE) Juegos Olímpicos de la Juventud, un joint venture entre el COA y la Ciudad que actualmente tiene a Santiago Mancini como titular por parte del gobierno PRO y a Leandro Larrosa (la mano derecha de Werthein) como CEO del Comité Organizador. En los siguientes cuatro años nunca se publicó ni se presentó el business plan o el organigrama de actividades a los ciudadanos que debían soportar con sus impuestos la mayoría de los gastos que generaran los Juegos. De manera espasmódica, eligiendo con cuidado los canales de comunicación, se fueron dando a conocer por parte el cambio de rumbo, las modificaciones de las locaciones y las novedades de fondo. Así, con respecto al plan original de 2013, sólo cuatro deportes conservan a la fecha su sede original; el plan de urbanización en Villa Soldati cambió de objeto (ya no será para los pobladores menos favorecidos de la zona sur sino que se proyecta como un negocio inmobiliario global), y hasta se pidió un crédito de u$s 160 millones a la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) para eventuales gastos.

Todos estas mutaciones se hicieron sin demasiada publicidad. Y, a medida que el proyecto mutaba, las cuentas engordaban aunque sin publicar aún cuál será el gasto final. El presupuesto de la Ciudad proyectó en 2014 un gasto operativo de $ 10.787.175 para los YOG 2018, cifra que subió de manera exponencial a $ 297.190.24 en 2015. Con la llegada de Horacio Rodríguez Larreta a la Ciudad, el nuevo Plan Plurianual 2016/2019 generó una notable modificación en el proyecto del UPE Juegos Olímpicos para autorizar aumentos en los dispendios. La canilla de plata oficial se abrió a chorros y desde las arcas públicas se derramaron $ 1.217.690.417. Número que quedó chico este año, ya que hay dos partidas oficiales: una destinada a obras por $ 2.035.559.214 y otra, el llamado Programa 73, que reserva $ 470.868.696 del erario público para diversos gastos organizativos. Hasta aquí la cifra dispensada por el gobierno de CABA se eleva a $ 4.032.095.840, casi cuatro veces más que lo que se había comprometido el ahora presidente de la Nación cuando era Lord Mayor porteño, sin contar que los antecedentes de otras sedes demuestran que el año de realización de los Juegos es el de gastos máximos.

¿Hasta cuánto avanzará la cuenta? Hace dos semanas, Werthein ofreció una conferencia de prensa en la casona recoleta del COA en la que sin dar grandes detalles afirmó que el presupuesto global alcanzaría los u$s 450 millones, dividido en tres módulos. “Hay uno de u$s 190 millones, otro de u$s 80 ó 90 millones. Y el tercero, por la Villa Olímpica, de u$s 170. El COI aportará u$s 15 millones; el resto lo pagará la Ciudad”. Si se dan por buenas las palabras de quien manejó los destinos de Telefónica Argentina, La Caja y Cachamai, y se cree en las previsiones del Proyecto de Ley de Presupuesto 2018 que sitúan al dólar en una línea cercana a los 20 pesos, la cifra que insumiría Buenos Aires 2018 llegaría a $ 9.000.000.000, un aumento del 766% con respecto a la propuesta hecha por Macri y Werthein en Suiza. ¿Será ese el número final o las cifras serán mayores?

ERNESTO RODRÍGUEZ III
@EPHECTO

Fuente: OLIMPICOS ARGENTINOS

6 de octubre de 2017

https://olimpicosargentinos.com.ar/2017/10/06/juegos-para-chicos-numeros-muy-grandes/

 

 

 

 

 

 
 

Página 1 de 15