Buenos Aires: En Deportes, se les pinchó la pelota

PDFImprimirE-mail

 

 

La subsecretaría que conduce Ramiro Giménez es cuestionada por el arco opositor y hasta la miran con desconfianza en el propio gobierno. Le achacan desfinanciamiento y falta de presencia del área.

 

20161229Jimenez

 

El primer año de gestión en la provincia de Buenos Aires para Ramiro Giménez, subsecretario de Deportes, no cosecha el mejor de los resultados. Es que el hombre que llegó al gobierno desde su puesto en la Ciudad Autónoma no logró pisar fuerte y es mirado con recelo no sólo por la oposición sino incluso desde las filas del mismo gobierno provincial.

Según pudo saber La Tecla, el organismo se encuentra preso de la interna que existe entre el subdirector y el director de Deportes, Gabriel Kutz, quien fue candidato a intendente de Berazategui por Cambiemos y en el organigrama está justo debajo de la figura de Giménez. Es que los hombres eran número puesto para ocupar un cargo menor en la por entonces Secretaría de Deportes, pero, ante la negativa de otros candidatos para ser las caras visibles, se optó por quitarle independencia a Deportes y ponerlo bajo el esquema del Ministerio de Desarrollo Social.
Además del conflicto que presenta puertas adentro, desde la Legislatura bonaerense cuestionaron el andar de la gestión. La importante disminución de la partida presupuestaria, el bajo nivel de promoción y participación en los Juegos Bonaerenses, más la negativa a acompañar el reclamo de los clubes de barrio, son algunos de los puntos que señalan como déficit del área.
Desde el Frente Renovador, el senador Juan Curuchet indicó: “La Provincia está pidiendo un Presupuesto de 500 mil millones, eso significa que va a destinar un 0,03 por ciento al deporte, el valor más bajo de todo el país. A Misiones, que tiene un ministerio, le merece el 0,64 por ciento; en Córdoba es del 0,27 por ciento; y en Santa Fe del 0,19 por ciento”. En tal sentido, el exmedallista olímpico remarcó que “la Provincia tiene el Presupuesto derivado al deporte más bajo de todo el país”.
A su vez, desde el massismo denunciaron que “de los 197 millones de pesos que se están derivando para el próximo año, no se está invirtiendo absolutamente nada en los deportes para discapacitados, ningún tipo de recurso. Hay una discriminación total hacia los chicos con capacidades diferentes para que puedan practicar alguna actividad deportiva”. 
En la misma sintonía sostuvieron que “del recurso económico que queda, muchos de los ítems están marcados como 20 millones destinados a personas, y no dice de qué forma, ni a quién se estipula; si es para el deporte federado, no federado, de alto rendimiento; no detalla nada”. 
Por otra parte, en el bloque de diputados del Frente para la Victoria apuntaron que “la Provincia no tiene un programa de inclusión social; el deporte es una herramienta para sacar a los pibes de la calle, pero reniegan de eso”; y cuestionaron la poca visibilidad que Giménez le dio al organismo, cuestión que también es criticada puertas adentro en Cambiemos.
El marplatense Juan Manuel Cheppi aseguró: “No lo vimos en el conflicto de los clubes de barrio y los tarifazos; eso y el silencio muestran claramente que no hay un interés en avanzar con políticas sociales deportivas”. El mismo cuestionamiento realizaron desde el Frente Renovador: “No ha inaugurado nada, ni un polideportivo, ni un natatorio, ni una cancha de hockey. Hay infinidad de cosas que podía hacer y no ha podido bajar ni un subsidio, no tienen deportistas becados, no tiene presencia”, disparó Curutchet.
“A veces habría que tomar una determinación y saber para qué hay un funcionario que no da respuestas”, afirmó el exciclista, y agregó: “El subsecretario de Deportes debería estar a la par nuestra pidiendo más derechos para los deportistas”.
Con diferentes cuestionamientos, la Subsecretaría de Deportes cierra un año más complicado de lo esperado, y el 2017 pondrá a prueba a Giménez.

“El deporte está peleando contra alguien que le falta un techo”

Desde diciembre de 2015, el área se convirtió en una de las subsecretarías que forman parte del Ministerio de Desarrollo Social. La medida sigue siendo cuestionada desde las vertientes políticas opositoras.
La decisión de modificar el organigrama bonaerense y, mediante la ley de Ministerios, quitarle autonomía a la Secretaría de Deportes, convirtiéndola en subsecretaría bajo el organigrama de Desarrollo Social, sigue siendo cuestionada por la oposición.
“Haberlo puesto en Desarrollo Social hace que haya otras prioridades; podría estar vinculado a Educación, al menos, como ocurre a nivel nacional”, señalaron desde el massismo. En la misma sintonía agregaron: “Hoy, el deporte está peleando contra alguien que le falta un techo, una casa, que tiene otras necesidades. No tiene nada que ver qué Desarrollo Social y Deportes estén juntos”. 
Desde la Legislatura ejemplificaron: “Un deportista te pide un pasaje para viajar, pero también tenés una familia pidiendo ayuda; no tiene que ver una cosa con la otra”. 
“Entendemos las prioridades, pero si vos tenés políticas de inclusión social no podés quitarle poder a Deportes”, cerraron desde el FpV.

Fuente: La Tecla

27 diciembre de 2016

http://www.latecla.info/4/nota.php?nota_id=80080

 

 

 

 

 

Banner