CHACO: Semana de la Cultura Peronista - Charla “El Peronismo y el Deporte”

PDFImprimirE-mail

 

20161028Foto 1

 

El pasado 20 de octubre, durante la Semana de la Cultura Peronista, organizadas en conjunto entre el Instituto Juan Domingo Perón y la Fundación P.J.de la provincia de Chaco, tres dirigentes del Movimiento Social del Deporte (MSD) participaron en la charla “El Peronismo y el Deporte”.

Los chaqueños, diputado Hugo Sager y el dirigente Raúl G. Bittel, con el historiador tucumano Víctor F. Lupo, más el Presidente del Instituto del Deporte Chaqueño(IDCh), Juan Carlos “Juanca” Arguello, quienes fueron presentados por el Presidente de la Liga chaqueña de fútbol, Miguel Ángel Solís, ante un numeroso público, entre quienes se encontraban el legendario dirigente Lorenzo Pepe, el intendente de Resistencia Coqui Capitanich y el presidente del Instituto. Julio René “Lili” Sotelo, dieron sus puntos de vista sobre el tema.

Bittel, que es actualmente el Vicepresidente del  Instituto Juan Domingo Perón, fue el primero en hablar y expuso sobre su trabajo en los últimos 8 años como subsecretario de deportes primero y luego como Presidente del Instituto del Deporte Chaqueño, con presupuesto propio y autonomía administrativa, creado durante su gestión. También se refirió a la creación de la Ley de Sponzorización y de cómo se estableció un fondo fijo mensual de Lotería Chaqueña para apoyar al Deporte Federado, destinado principalmente a garantizar la presencia chaqueña en todos los campeonatos argentinos e internacionales oficiales, de las distintas federaciones asegurando el viaje y algunos gastos más, acabando así a la venta de pollos, empanadas y rifas, que los deportistas y dirigentes organizaban para poder participar.

Rescato el importante crecimiento de participación de jóvenes en los Juegos Evita, donde más del 95 % de las localidades participaban en la etapa local, con apoyo económico y de elementos e indumentaria. En la instancia final en Mar del Plata, se cubrían todos los cupos en convencionales, discapacidad y adultos mayores, quienes eran acompañados por 4 médicos y 4 enfermeras, y un equipo de logística.

El máximo logro para el deporte provincial fue la construcción de la pista de atletismo sintética en el Polideportivo Fontana, sumado a los 2 Polideportivos en Resistencia y 4 canchas de hockey sintéticas (no había ninguna en el 2007). El gran mérito de todo esto fue el gobierno del Coquí Capitanich, cuando también se conformo el COPROSEDE, Consejo Provincial de Seguridad Deportiva.

20161028Foto 2

A Bittel, le siguió en la palabra el actual Presidente del  Instituto Juan Domingo Perón (IDCh), Juan Carlos Arguello, un ex ídolo del fútbol local, quien recorrió sus primeros diez meses de gestión detalladamente. Contó su sueño para llegar a que cualquier niño y joven de todo el territorio pueda practicar algún deporte para esto pusieron en práctica  los torneos Barriales “Copa Chaco Futuro” y están trabajando arduamente para tener 1200 educadores nuevos en las "Escuelas Deportivas". Hablo de los Juegos Evita disputados en la mayoría de los municipios y las distintas instancias locales para llegar a las finales nacionales que se desarrollaran en los próximos días en la Ciudad de Mar del Plata. También de los clubes deportivos y la visita del Secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister, quien se mostro muy interesado en la Ley de Sponzorización local para aplicarla en la Nación.

El siguiente orador fue el jefe de bloque del peronismo en la legislatura, diputado Hugo Sager, quien hizo un detallado informe sobre las distintas leyes nacionales y provinciales realizadas por el movimiento creado por el General Perón, en sus distintos gobiernos, especialmente en la Ley del Deporte Nacional Nº 20.655, sancionada en el tercer gobierno constitucional de Perón en 1974, cumplida solo en un corto periodo de tiempo, cuando Lupo era subsecretario de la nación. Esta Ley fue reformada en octubre del 2015 y como la anterior tampoco se la está cumpliendo por el gobierno macrista, encontrándose en situación judicial actualmente.

“Esto le hace mucho mal al Deporte, especialmente en las provincias más chicas de nuestro país” comenzó expresando Sager para seguir recordando de como salió la Ley de Fideicomiso (Ley25.284) en el año 2000, que logró salvar de su desaparición a clubes como Racing de Avellaneda, Ferrocarril Oeste y nuestro Chaco For Ever, entre tantos otros”. En ese tiempo Hugo Sager era senador nacional, titular de la Comisión de Deportes de la Cámara alta del Congreso y fue uno de los legisladores firmantes del proyecto. "Ante la crisis económica que estaban padeciendo las instituciones deportivas, el proyecto procuró y lo logro preservar la recreación y, en especial, la contención social que los clubes brindan en las ciudades del interior. La novedad que introdujo la norma fue la derogación de la ley de quiebras sobre las instituciones deportivas en situación de crisis económica y financiera", explicó el legislador Sager.

Luego hablo sobre otro proyecto por él presentado en el año 1999, Ley de Derecho Deportivo, que pese a ser aprobado por el Senado por 5 veces, a partir de esa fecha, se caía el proyecto porque la Comisión de Deportes de Diputados nunca lo trataba.

En el año 2015 la diputada santafesina Claudia A. Giaccone, con asesoramiento de ALADDE y el MSD, lo presento mejorado y luego de que la Cámara Baja lo aprobara fue sancionada por el Senado y está ya en plena vigencia. Por esta Ley lo clubes a partir de ahora recibirán su porcentaje por cada contrato o venta de un deportista profesional en cualquier actividad deportiva.

Cerro esta mesa el dirigente Víctor F. Lupo, quien hizo un largo recuento histórico de nuestro deporte nacional, desde el Pato para llegar a estos días. Explico de como: <el Juego (El juego es más viejo que la cultura”, definición del holandés Johan Huizinga en su libroHomo Ludens) se sistematizó para convertirse en el Deporte, que hoy todos conocemos,  y como éste con el paso del tiempo se convirtió en: “Deporte sólo como Negocio”, con sus graves consecuencias que se está viviendo actualmente en el mundo: Violencia, Dóping, Apuestas y Corrupción, flagelos que lo mantienen muy alejado del “Deporte como Escuela de Vida”, como sostenían los clásicos griegos>.

Lupo, que además de Subsecretario de Deportes de la Nación fue dos veces Director de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), actualmente integrante de la Comisión de Adicciones de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y autor de 5 libros sobre la historia del deporte argentino: “Historia Política del Deporte Argentino” 1610-2004; “100 Ídolos Porteños; “100 Ídolos Tucumanos”; “FRANCISCO, la alegría que brota del Pueblo” y “FRANCISCO habla de Política”, contó como se fue masificando nuestro deporte en el siglo XX a través de los clubes hasta llegar al Peronismo.

La aparición del peronismo en la vida política y social de la Argentina produce en el deporte un cambio revolucionario. Hasta entonces éste no había sido tomado seriamente como política de Estado. Perón pensaba y expresaba que el ser humano debía tener un equilibrio en sus tres aspectos fundamentales: el hombre vale cuanto representa cualitativa y cuantitativamente su alma, su inteligencia y su cuerpo>. A partir de entonces miles de personas en todo el territorio nacional tuvieron la posibilidad de acceder a la práctica deportiva hasta llegar que un tercio de ella realizara alguna actividad física. Para que ello fuera posible se organizó una programación  con incidencia directa del Estado, ya sea creando formaciones apuntadas a tal efecto o apoyando a las organizaciones libres del pueblo.Desde lo organizativo, se planificó un sistema dividido en tres áreas bien delimitadas. La juventud escolarizada, la no escolarizada y los adultos. A cada una de éstas le correspondía una cobertura trazada desde el Estado y llevada adelante por medio de distintas organizaciones”, comenzó historiando el tucumano para seguir narrando:

“Desde el Ministerio de Educación se propició la actividad deportiva para todos los chicos que se encontraban atravesando la etapa escolar.Para esto aumentó el presupuesto de educación (incorporaba al deporte) del 5,6 % en 1943, al 13, 5 % en los años 1953-1954.A su vez, se organizaron certámenes, como los campeonatos intercolegiales y las olimpiadas universitarias. Pero, sin ninguna duda, la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) fue una de las organizaciones de mayor significación del peronismo. Para los no escolarizados se promovieron para ello los famosos Campeonatos Deportivos Evita, a partir de 1949 (organizados por la Fundación Eva Perón creada en esos años), y donde se disputaban distintas actividades.  También se realizaban distintos torneos entre los clubes organizados por la Federación de Entidades Culturales, Sociales y Deportivas Amateurs (FECSYDA). Asimismo se crearon los Ateneos Deportivos femeninos Eva Perón para las jóvenes. Del deporte para los adultos se encargaba la Confederación Argentina de Deportes (CAD) a través de sus respectivas federaciones con sus torneos nacionales. Asimismo merecen destacarse las Olimpíadas de los Trabaja­dores organizadas por la Confederación General del Trabajo (CGT) para disponer del tiempo libre u ocio de los 

trabajado­res sindicalizados”.

“Luego vino la revolución fusiladora y con ella el Genocidio Deportivo”, fue la expresión más dura pronunciada por el conferenciante quien entrego una cantidad de elementos de pruebas muy difícil de rebatir.

“A partir de setiembre de 1955, Con la suspensión de deportistas e intervenciones de Instituciones deportivas más la bruta desaparición de algunas de estas instituciones libres del pueblo, la actividad física y el deporte entraron en una decadencia que aún no se pudo detener. Aquella frase de Perón, hecha realidad en los años ’50, que afirmaba: <Yo prefiero que 22 personas miren jugar a 100 mil y no que estos miren jugar a 22> comenzó a dejar de tener sentido y del 33% de la población practicando deportes y actividad física en 1955 cayó a niveles de gran preocupación sanitaria actual. La CAD a partir de ese momento, al ser intervenida dejo de ser la conducción del deporte nacional que empezó a quedar en manos del Comité Olímpico Argentino (COA) como la economía nacional empezó a quedar a cargo del Fondo Monetario Internacional (FMI), con los resultados ya conocidos. Todo esto se agravó con el golpe de estado de 1976. Y los gobiernos democráticos que lo siguieron no supieron como revertir la decadencia”, explicó el invitado especial.

Lupo desarrolló así su riguroso informe histórico de como el deporte argentino paso de tener una práctica masiva de su población durante la mitad el siglo pasado a la actualidad con una ínfimo porcentaje de practicantes. La mejor muestra de esta afirmación, manifestó: es la investigación realizada en el período 2005- 2009 en todo el país por el Ministerio de Salud de la Nación en la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, la cual concluyó con esta tremenda frase del propio ministro de salud de la nación, Dr. Juan Manzur: “En la Argentina hay una bomba sanitaria que es el sedentarismo, y culpable de muchas enfermedades que podrían prevenirse con el ejercicio físico. En cuatro años la inacti­vidad física subió de 46,2% a 54,9%”  advirtió para seguir expresando: “Internet, televisión, autos, falta de tiempo y ganas, suelen ser los causantes de la vida sedentaria de millones de argentinos. En la Argentina hay una bomba sanitaria que es el sedentarismo, y culpable de muchas enfermedades que podrían prevenirse con el ejercicio físico y el deporte”. En el año 2014, con datos más actualizados de la misma Encuesta, Manzur expresaba: “Más de la mitad de la población argentina está excedida de peso y el 18 por ciento es obeso”.

Los encendidos y extendidos aplausos cerraron una noche espectacular sobre el Deporte y el Peronismo.

Otro integrante del MSD que fue ovacionado en el cierre de esta gran Semana de la Cultura Peronista chaqueña, fue el cantautor Mario O. Cabrera, quien con sus canciones de “Canción de Gesta Argentina, Historia de una Pasión Nacional”, lleno de emoción al público que se había dado cita al festival musical en la esquina de Mitre y Rivadavia, sede del Partido Justicialista.

Fuente: Instituto Juan Domingo Perón

27 octubre de 2016

 

 

 

 

 

Banner